El artículo “Arona y Los Cristianos”, publicado por el Dr. D. Juan Pablos Abril en 1969

El artículo “Arona y Los Cristianos” fue publicado por el Dr. don Juan Pablos Abril en Diario de Avisos el 17 de marzo de 1969 y reproducido en el mismo periódico el 7 de julio de 1972. En él, su autor comienza hablando del Cristo de la Salud, venerada imagen de la iglesia parroquial de Arona, una reproducción de la cual le fue regalada por don Buenaventura Ordóñez Vellar, alcalde de dicha localidad y también médico, que conservaba en su casa de Cáceres. Luego destaca la amplia panorámica de la costa del municipio que se contempla desde El Calvario del pueblo, con sus distintos núcleos de población y los numerosos conos volcánicos que salpican el paisaje, hasta el entorno de la playa de Los Cristianos. A continuación se centra en la cabecera municipal, en la que a pesar de su pequeñez destaca su encanto y limpieza, la flora urbana, el gran almácigo que figura en el escudo de la localidad, la Iglesia parroquial matriz de San Antonio Abad, sus fiestas patronales y los pagos próximos. Asimismo, auguraba que la autopista en construcción y el futuro aeropuerto del Sur revalorizarían este término “en proporciones desconocidas”, como así ha ocurrido.

Posteriormente se ocupa de las parroquias de San Lorenzo Mártir del Valle al que da nombre y Nuestra Señora del Carmen de Los Cristianos, destacando los pagos que dependían de cada una, sobre todo Las Galletas y su ermita, y elogiando al párroco de la localidad. También destaca la variedad de paisajes, los caminos del casco urbano, las zonas boscosas de la zona alta, la vegetación desértica de la costa y los oasis verdes de los cultivos de tomates y plataneras, favorecidos por los canales de agua que iban transformando en fértiles las tierras anteriormente improductivas. Dedica los últimos párrafos a Los Cristianos, haciendo referencias a su hermosa playa de arena blanca, el puerto, el hotel de Reverón, la bahía y sus grandes posibilidades turísticas, apoyadas en el plan de ordenación urbana que daba sus primeros pasos y que según él todos debían apoyar. También señalaba la necesidad de construir los espigones previstos para agrandar la playa e incrementar la extensión de arena, obra que él había apoyado desde su cargo. Asimismo destaca la presencia de bañistas y turistas, los barcos de pesca y la transparencia de las aguas, tan adecuada para la pesca submarina. Concluye apostando con entusiasmo por el desarrollo turístico de Los Cristianos…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora-Arona: Don Antonio Reyes Pérez (1913-1972), bachiller, maestro nacional, sargento de Infantería, miembro de la Junta Municipal de Educación Primaria y 2º teniente de alcalde de Arona, presidente de la Comisión Municipal de Educación y Sanidad y secretario provincial del Sindicato Español del Magisterio (S.E.M.)

Pensionado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, nuestro biografiado obtuvo el título de Bachiller en dicha capital y luego, también subvencionado cursó la carrera de Magisterio en La Laguna. Realizó las prácticas como maestro en Valleseco y Santiago del Teide; luego fue nombrado propietario provisional en la escuela de Los Baldíos (La Laguna). Pero tras el inicio de la Guerra Civil, don Antonio fue movilizado como Soldado en el Destacamento de Infantería del Sur de Tenerife, donde fue aspirante a alférez de complemento y luego alcanzó el empleo de sargento de Infantería. Volviendo a su carrera docente, ejerció como maestro nacional de Santa Cruz de Tenerife, donde fue sustituido por enfermo; se afilió al Sindicato Español del Magisterio (S.E.M.); pasó por traslado a la escuela de niños de Arona, donde también fue representante del S.E.M. en la Junta Municipal de Educación Primaria, 2º teniente de alcalde de su Ayuntamiento y presidente de la Comisión Municipal de Educación y Sanidad; a continuación pasó como maestro nacional a la escuela parroquial de La Candelaria en La Cuesta (La Laguna), donde también estuvo a cargo de un centro de alfabetización. Finalmente, volvió a ejercer en Santa Cruz de Tenerife, primero en la Sección Graduada “Fray Albino” y luego en el Reformatorio de Menores. Además, fue candidato a vocal de la Junta Provincial de la Mutualidad Nacional de Enseñanza Primaria y secretario provincial del Sindicato Español del Magisterio (S.E.M.).

Nació en Guía de Isora el 25 de abril de 1913, a las diez de la mañana, siendo hijo del albañil don Francisco Reyes Delgado y doña Clorinda Pérez Ferrer, vecinos del pago de Guisios. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don José Serret y Sitjá; se le puso por nombre “Antonio” y actuó como padrino su tío don Luis Pérez Ferrer…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arona-Vilaflor de Chasna: Don José Perera de Sarabia (1677-1734), escribano público de Vilaflor de Chasna y tronco de una destacada familia

Natural de La Victoria de Acentejo, nuestro biografiado se estableció en Vilaflor de Chasna al ser nombrado escribano público de la extensa comarca de Abona-Adeje, que abarcaba por entonces a los actuales municipios de Vilaflor de Chasna, Adeje, Arona, San Miguel de Abona, Granadilla de Abona y Arico; y ejerció dicho empleo durante 24 años, hasta su muerte. Contrajo matrimonio en Vilaflor con doña María Matías Borges, miembro de una destacada familia local de militares, alcaldes y propietarios agrícolas; fijaron su residencia en el Valle de San Lorenzo, donde ambos fallecieron. Gozaron de una desahogada posición económica y dejaron una descendencia que daría lugar a una de las sagas más distinguidas del actual municipio de Arona.

Nació en La Victoria hacia 1677, siendo hijo de don Juan Simón Pérez Morcón y doña Victoria de los Santos Perera de Sarabia, casados en dicho pueblo el 10 de mayo de 1672. Recibió el bautismo en la iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación de dicho lugar. Fue el tercero de cinco hermanos, siendo los restantes: doña Juana Díaz de los Santos, casada en 1704 con don Agustín Ferrera Rodríguez, natural de La Orotava y oriundo de El Hierro por su padre, con sucesión; doña María; don Juan; y don Simón. Fueron sus abuelos paternos: don Simón Pérez Morcón y doña Juana Díaz, naturales de La Victoria, donde contrajeron matrimonio el 3 de octubre de 1644; y los maternos: don Juan Perera, natural de Madeira, y doña Juana Sarabia, nieta del asturiano don Juan de Sarabia, casados en La Victoria el 3 de noviembre de 1632…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Adeje-Granadilla de Abona-Arona-Vilaflor de Chasna: Don Bartolomé Alfonso Montesdeoca (1679-1761), alférez de Milicias, emigrante a América, alcalde real de Vilaflor de Chasna y hermano de la Hermandad del Rosario de la parroquia de San Pedro

Miembro de una familia adejera, distinguida y acomodada, al igual que muchos de sus parientes nuestro biografiado siguió la carrera militar en el Regimiento de Abona-Adeje, en el que alcanzó el empleo de alférez de Milicias, en el que permaneció hasta su retiro. Emigró a América, de donde regresó, dejando allá a dos de sus hijo. Además, ejerció como alcalde real de la amplia jurisdicción de Vilaflor de Chasna que por entonces también incluía a los actuales municipios de Arona y San Miguel de Abona, así como el pago de Chiñama (hoy integrado en Charco del Pino -Granadilla de Abona-); y fue hermano de la Hermandad del Rosario de la parroquia de Vilaflor, al igual que su esposa. Ésta testó en solitario, pues él ya estaba privado de razón, declarando que su esposo había derrochado una gran parte de la dote que ella había aportado al matrimonio.

Nació en el pago de Tijoco (Adeje) el 4 de junio de 1679, siendo hijo del alférez don Melchor Alfonso de Montesdeoca, de la misma naturaleza, y doña Gregoria de Segovia del Castillo, nacida en Buenavista. El 15 de dicho mes fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula de la villa de Adeje por el beneficiado Br. don Bernardo Delgado de Llerena; se le puso por nombre “Bartolomé” y actuaron como padrinos sus tíos don Francisco Afonso de Montesdeoca y doña María de Montesdeoca, vecinos de dicha villa.

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arona: Don Eladio Almeida Brioso (1912-2004), agricultor, soldado de Ingenieros condecorado y guardia civil de 1ª clase, encargado del Depósito de Armamento de la Comandancia de Tenerife

Nuestro biografiado inició su actividad laboral en Arona, como jornalero agrícola. Luego, perteneciente al reemplazo de 1933, prestó su servicio militar como soldado de Ingenieros en el Grupo Autónomo Mixto de Zapadores y Telégrafos nº 3, de guarnición en Santa Cruz de Tenerife. Después de licenciado fue movilizado con motivo de la Guerra Civil y destinado a su Grupo anterior, con el que pasó meses después a la Península, prestando sus servicios de campaña en el frente durante casi dos años con la Compañía de Transmisiones del Grupo de Ingenieros nº 1, siendo licenciado al finalizar la Guerra con dos condecoraciones. Posteriormente solicitó su ingreso en la Guardia Civil, que se le concedió, por lo que estuvo destinado como guardia 2º en los Puestos de Buenavista del Norte, Fasnia y San Cristóbal de La Laguna. Tras ascender a guardia civil de 1ª clase, continuó destinado inicialmente en el Puesto de La Laguna, del que pasó a Santa Cruz de Tenerife; además, estuvo concentrado en tres cortos períodos en el Destacamento de la I.P.S. de Los Rodeos y otro en el Destacamento de Las Cañadas. Finalmente, después de realizar un curso en la Jefatura de Madrid, quedó encargado del Depósito de Armamento de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, a cuya plana mayor fue destinado luego por oposición. En este destino obtuvo su retiro, a los 50 años de edad, 21 de ellos en la Guardia Civil.

Nació en Arona el 21 de julio de 1912, siendo hijo de don Eladio Almeida Montesdeoca, natural de Las Palmas de Gran Canaria, y doña Adela Brioso Morales, que lo era del pago de Túnez (Arona). El 6 de agosto inmediato fue bautizado en la iglesia de San Antonio Abad por el cura ecónomo don Nicolás Torres Carballo; se le puso por nombre “Eladio” y actuaron como padrinos don José y doña Luisa Almeida Brioso, hermanos del bautizado, solteros y de la misma naturaleza…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Adeje-Arona-Vilaflor de Chasna: Don Julián García del Castillo (1657-1722), capitán de Milicias, fundador de una capellanía y tesorero de la Santa Bula

Nuestro biografiado nació en Taucho, pero luego vivió en Arona y Vilaflor, donde murió. Casó dos veces y tuvo destacada sucesión de su primer enlace. Como muchos de sus parientes siguió la carrera militar en el Regimiento de Abona-Adeje, en el que ocupó las plazas de alférez y capitán de Milicias, quedando al mando de la compañía de San Miguel hasta su muerte. Además, fundó una capellanía y fue tesorero de la Santa Bula en la comarca de Abona, así como propietario agrícola.

Nació en el pago de Taucho (Adeje) en agosto de 1657, siendo hijo de don Hernando García (del Castillo) y doña Catalina Leonor (Siverio), vecinos de dicho pago en la “jurisdicción de la Villa de Adeje”. El 1 de septiembre fue bautizado en la iglesia parroquial de Santa Úrsula de Adeje por el beneficiado y Bachiller don Juan García del Castillo, su tío abuelo; se le puso por nombre “Julián” y actuaron como padrinos el entonces alférez don Gonzalo Delgado Llarena y doña María García…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arona: Don José González Hernández (1838-1920), maestro interino, secretario interino del Ayuntamiento, concejal, teniente de alcalde, alcalde constitucional y juez municipal en dos etapas

Nuestro biografiado desarrolló una vida intensa en su pueblo natal, pues inicialmente fue maestro interino de la escuela de niños de Arona, vocal de la Junta local de Instrucción Pública y secretario interino del Ayuntamiento. Asimismo, como uno de los mayores contribuyentes del municipio, figuró entre los electores de diputados a Cortes y compromisarios para senadores. Además, a lo largo de su vida desempeñó los principales cargos de dicho municipio: concejal, teniente de alcalde, alcalde constitucional y juez municipal, este último en dos etapas; también fue vocal suplente de la Junta Municipal del Censo Electoral de Arona. Como curiosidad, sin duda tenía una incontrolada atracción por el sexo femenino, pues contrajo dos matrimonios y tuvo hijos con otras dos mujeres, una de ellas su propia cuñada.

Nació en el pago de Vento (Arona) el 4 de agosto de 1838, siendo hijo de don Agustín González García, natural del mismo pago, y doña Tomasa Hernández Montesino y Marrero, que lo era de Altavista. Tres días después fue bautizado en la iglesia de San Antonio Abad por el cura propio don Miguel Rodríguez Guillama; se le puso por nombre “José Domingo” y actuó como madrina doña Feliciana Tacoronte, de dicha vecindad…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arona-Vilaflor de Chasna: Don José Antonio Sarabia González (1752-1832), propietario agrícola y ganadero, sargento de Milicias, alcalde de Vilaflor de Chasna, promotor de la segregación de Arona y su alcalde real, causante de un escándalo y graves disturbios al fugarse con su novia para contraer matrimonio

Nuestro biografiado, que era miembro de una de las familias más destacadas de Arona, saltó a la fama con motivo del escándalo y los graves disturbios que se vivieron en toda la comarca al fugarse con su novia, pues el padre de ésta, el poderoso capitán don Agustín González Bethencourt, se oponía a la boda por considerar que Sarabia perseguía la rica herencia que su hija había recibido de un tío sacerdote; pero tras la boda, autorizada por el obispo, se produjo la reconciliación familiar y los novios se establecieron en la casa del citado capitán, en Altavista (Arona). A partir de entonces don José Antonio comenzó a destacar como propietario agrícola y ganadero, como tal, arrendó tierras a la Casa Fuerte de Adeje y aguas al Heredamiento de Vilaflor, con el que luego sostuvo un pleito. Además, fue sargento 2º de Milicias y alcalde real de la amplia jurisdicción de Chasna. Desde ese último cargo fue uno de los principales promotores de la segregación religiosa y civil de Arona, siendo uno de los vecinos que se comprometieron al mantenimiento económico de la nueva parroquia y resultó elegido comisario elector del primer Ayuntamiento de dicho pueblo, del que luego fue elegido alcalde real en dos ocasiones.

Nació en el pago de Arona el 20 de octubre de 1752, siendo hijo del entonces alférez don Bartolomé Agustín de Sarabia y doña Beatriz González (o Alonso Domínguez). Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol de Vilaflor, a cuya jurisdicción pertenecía por entonces dicho lugar, por el presbítero don Antonio García del Castillo, con licencia del párroco don Salvador Xavier López; se le puso por nombre “José Antonio Javier” y actuó como padrino el capitán don Mateo García Fonte del Castillo, por entonces alcalde de la amplia jurisdicción chasnera…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arona-Adeje: Don Juan García de Frías (1794-1884), sargento 2º de Milicias, síndico personero del Ayuntamiento de Adeje, depositario de los fondos municipales, propietario agrícola y elector contribuyente

Miembro de una destacada familia de militares, descendiente de distinguidos linajes prehispánicos y peninsulares, nuestro biografiado también siguió una modesta carrera militar en el Regimiento Provincial de Abona, en el que ingresó como soldado y fue ascendiendo a cabo 2º, cabo 1º y sargento 2º de Milicias, empleo éste con el que obtuvo su licencia absoluta. Además, asumió diversas responsabilidades públicas en la villa de Adeje, donde había contraído matrimonio y residió la mayor parte de su vida, hasta su muerte, pues fue procurador síndico del Ayuntamiento en dos etapas, depositario de los fondos municipales y elector contribuyente, con derecho a participar en las elecciones de diputados a Cortes, al figurar como propietario entre los mayores contribuyentes de dicha villa.

Nació en el pago de Arona el 23 de febrero de 1794, siendo hijo de don Lorenzo Agustín García Estévez, natural del Realejo Alto, y doña Petra de Frías Domínguez, que lo era del citado pago sureño, vecinos de Las Casitas de Altavista. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia matriz de San Pedro Apóstol de Vilaflor de Chasna, de donde por entonces dependía dicho pago, por el beneficiado servidor don Luis Cabeza y Viera; se le puso por nombre “Juan Antonio Abad” y actuó como padrino don José Agustín Domínguez, vecino también de Arona…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arona: Don Manuel de la Granja González (1746-1790), cabo 1º profesional o “de sueldo continuo”, instructor de las Milicias de Abona y tronco del apellido Granja en el Sur de Tenerife

En este artículo recordamos a un modesto militar profesional nacido en un pueblo de León, pero establecido en el Sur de Tenerife al ser destinado como cabo 1º “de sueldo continuo” a la instrucción de las Milicias del Regimiento Provincial de Abona. Contrajo matrimonio en Arona, donde ejerció su actividad profesional y vivió hasta su prematura muerte, que le impidió ascender al empleo de sargento 1º, como ocurrió con los otros cabos primeros profesionales de dicho cuerpo. Dejó sucesión en los municipios de Arona y Vilaflor.

Nació hacia 1746 en el lugar de Quilós, en el “Obispado de Astorga” del entonces denominado “Reino de León”, siendo hijo de don Francisco de la Granja, natural del mismo pueblo, y doña Dominga González, que lo era de Asturias. Probablemente fue bautizado en la iglesia parroquial de Santa Colomba, de dicha localidad.

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: