Arona: Don Luis González Barroso (1903-1988), comerciante, empresario, inspector de arbitrios, policía armado, empleado de una central telefónica, exportador agrícola, concejal del Ayuntamiento, cofundador y directivo de comunidades de agua, sociedades de recreo, partidos políticos y clubes de fútbol

En su adolescencia, nuestro biografiado emigró a Cuba junto a varios de sus hermanos, y en su madurez lo hizo a Venezuela con su esposa. A su regreso desarrolló una intensa actividad profesional en el municipio de Arona, como propietario del primer vehículo de servicio público del mismo, que actuaba en todo el Sur de la isla, así como de un camión, comerciante, distribuidor de neumáticos, vendedor de gasolina, presidente y vocal de la sociedad de aguas “Salto del Topo y Chija”, inspector de arbitrios, secretario de la comunidad de aguas “El Milagro”, presidente de “Huerta oscura”, guardia de asalto y policía armado, empleado de una central telefónica en Venezuela y exportador agrícola. Además, en la actividad política y social desempeñó a lo largo de su vida numerosos cargos: corresponsal de la revista Hespérides, somatenista, miembro de la comisión organizadora de la Agrupación Local del Partido Republicano Radical Socialista y del Comité Local de Acción Popular Agraria, secretario del “Club Deportivo Arona”, miembro  de la comisión organizadora de la Agrupación local del Partido Republicano Radical Socialista y del Comité local de Acción Popular Agraria, secretario del “Club Deportivo Arona”, presidente del “Atlético Arona”, presidente de la comisión organizadora del Casino de Arona (actual Sociedad “Eugenio Domínguez Alfonso”), concejal del Ayuntamiento de Arona, cofundador y secretario del Comité local de Alianza Popular y presidente de la Comisión gestora del Partido Liberal Canario.

Nació en Arona el 19 de agosto de 1903, siendo hijo de don José Domingo González Hernández y doña Adela Barroso Villarreal. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de San Antonio Abad por el cura párroco propio don Julio Mendoza y Morera; se le puso por nombre “Luis” y actuó como padrino don Miguel González, de dicha vecindad, siendo testigos don Antonio García y don Francisco Villarreal.

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Vilaflor de Chasna-Granadilla de Abona: Don Juan Lozano Fonte García del Castillo (1687-1761), propietario agrícola, capitán de Milicias, alcalde de Granadilla y miembro de seis hermandades

Miembro de una destacada familia de militares chasneros, nuestro biografiado nació en Chiñama, cuando este pago pertenecía a Vilaflor de Chasna, pero contrajo matrimonio en Granadilla de Abona, donde se estableció y vivió el resto de su vida, como notable propietario agrícola y ganadero. Continuó la tradición familiar y alcanzó primero el empleo de teniente capitán de Milicias y luego el de capitán jefe de una de las compañías de Granadilla del Regimiento Provincial de Abona-Adeje. Simultáneamente, fue elegido alcalde de dicho término. Además, fue hermano de seis Hermandades: las de San Francisco y San Agustín, del lugar de Vilaflor; y de la Misericordia, Santísimo Sacramento, Rosario y San Francisco, de Granadilla de Abona.

Nació hacia 1687 en el pago de Chiñama, ahora incluido en Charco del Pino y por entonces perteneciente al amplio término de Vilaflor de Chasna, siendo hijo del capitán don Diego García del Castillo y doña Antonia María (García) Fonte del Castillo y Palacios. Fue bautizado en la iglesia parroquial matriz de San Pedro Apóstol de Vilaflor…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

La parroquia de la Santa Cruz de Lomo de Mena (Güímar)

En un artículo anterior ya nos ocupamos de las antiguas dependencias parroquiales de Lomo de Mena y de la construcción de un Calvario en dicho pueblo, así como de la construcción de la antigua ermita de la Santa Cruz, que fue bendecida en 1932. Inicialmente, ésta dependió de la parroquia de San José de El Escobonal, hasta que en 1967 comenzó a regir la nueva parroquia de San Antonio de Padua del vecino pueblo de La Medida de la que pasó a depender, pues incluiría en su demarcación los núcleos de La Medida, Pájara y Lomo de Mena. En este artículo nos centramos en la elevación de dicha ermita a parroquia y en su trayectoria posterior: la construcción de la nueva iglesia; la inauguración y la bendición de dicho templo y de la nueva plaza; la construcción y la bendición de la cripta; la primera visita de la Virgen del Socorro a la iglesia de Lomo de Mena; otras visitas y acontecimientos ocurridos en la parroquia; las visitas pastorales de los obispos para administrar la Confirmación; la incorporación de Lomo de Mena a la ruta del Hermano Pedro; las imágenes del templo; las principales fiestas y festividades celebradas en la parroquia; y la relación de párrocos de la Santa Cruz, desde 1977 hasta el presente.

Por decreto del obispo don Luis Franco Cascón de fecha 21 de junio de 1975, se creó la parroquia de la Santa Cruz de Lomo de Mena. Pero no comenzó a regir hasta dos años después, el 1 de marzo de 1977, en que se desmembró en su integridad de la parroquia de San Antonio de Padua de La Medida; por tanto sus límites se extendían entre los barrancos de El Calvario (por el Norte) y el de Amea (por el Sur), el mar (por el Este) y la cumbre (por el Oeste), abarcando el núcleo de población de Lomo de Mena, que en el censo de 1970 tenía 476 habitantes y en el momento de la segregación se le estimaba una población de 650 habitantes; y, posteriormente, incluyó el caserío que fue surgiendo en la costa, Balandra-Los Picos. Por ello, con esa misma fecha quedaron rectificados los límites de la parroquia de San Antonio de Padua, que vio reducida su superficie al tener su límite por el Sur a partir de ahora en el Barranco del Calvario (de cumbre a mar). Se nombró como primer cura encargado al sacerdote güimarero don Vicente Jorge Dorta, oriundo de La Medida y cura párroco de Arafo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Candelaria: Don Juan Olivera Fuentes (1913-1959), cofundador y vicepresidente de la Sociedad “Juventud Católica”, árbitro de fútbol, presidente del “C.D. Candela”, directivo del Casino de Candelaria, sargento de Sanidad militar condecorado, sanitario altruista, comerciante, agente de seguros y empresario

Aunque no nació en Candelaria, se estableció desde su niñez en esta villa sureña, que siempre consideró como suya y en la que estuvo domiciliado hasta su prematura muerte. Trabajó durante casi toda su vida como comerciante. Además, en su juventud fue cofundador y vicepresidente de la “Juventud Católica”, árbitro de fútbol, presidente del “C.F. Candela” y directivo del Casino de Candelaria. Prestó su servicio militar por su quinta, como soldado de Sanidad Militar. Luego, tras el inicio de la Guerra Civil fue movilizado y durante ella ascendió desde soldado a cabo efectivo y sargento provisional de Sanidad Militar. Posteriormente pasó como sargento voluntario de Sanidad Militar a la División Azul, con motivo de la II Guerra Mundial en el frente ruso.  Dada su condición de sanitario y a pesar de participar en dos guerras, en las que fue condecorado, nunca estuvo en primera línea de fuego, por lo que tuvo la suerte de no recibir ninguna herida.  Tras obtener su licencia absoluta se estableció en Tenerife, donde ejerció como comerciante en Güímar y Candelaria, agente de seguros y empresario de bares en Santa Cruz de Tenerife. Simultáneamente, en Candelaria desarrolló una intensa actividad como sanitario altruista, cubriendo el papel vacante de un practicante. Se casó en su villa adoptiva, donde dejó descendencia.

Nació en el domicilio paterno de Santa Cruz de Tenerife, en la calle San Roque nº 57, el 10 de marzo de 1913 a las nueve de la noche, siendo hijo del empleado don Juan Bautista Olivera González, natural de La Laguna, y doña María del Carmen Fuentes Díaz, que lo era de dicha capital aunque oriunda de Arico. Dos días después su nacimiento fue inscrito en el Registro Civil de Santa Cruz de Tenerife por el secretario del Juzgado don Agustín Díaz y Casanova, ante el juez municipal don Miguel Díaz Llanos y Fernández, y los testigos don Antonio Quintana y González Rebollo y don Vicente Vázquez López, según manifestación del comerciante don José Izquierdo y Pérez, conocido de los padres y de dicha vecindad. El 24 de junio de ese mismo año fue bautizado en la iglesia de San Francisco de la capital de la provincia por el cura párroco don Juan Batista Fuentes; se le puso por nombre “Juan Bautista” y actuaron como padrinos don Miguel Olivera y González y doña María del Carmen González, de dicha vecindad, siendo testigos los ministros de la parroquia.

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arafo: Don Juan Rafael Pérez Mesa (1894-1975), clarinete de la Sociedad Filarmónica “Nivaria”, emigrante a Cuba, zapatero, barbero, agricultor, sochantre-organista de la parroquia, accionista de galerías, directivo del Casino “Unión y Progreso”, fiscal municipal, concejal del Ayuntamiento, 2º teniente de alcalde y alcalde accidental

Toda la vida de nuestro biografiado, salvo el tiempo que permaneció en Cuba, transcurrió en la villa de Arafo, donde ejerció como clarinete de la Sociedad Filarmónica “Nivaria”, zapatero, barbero, agricultor, sochantre-organista de la parroquia de San Juan Degollado durante 20 años, directivo (contador, vicesecretario, vocal 6º, tesorero y vicepresidente) del Casino “Unión y Progreso”, fiscal municipal a lo largo de más de una década, concejal del Ayuntamiento durante 17 años y medio, en los que actuó como síndico, primer vocal de la Junta Municipal del Censo electoral, 2º teniente de alcalde, alcalde accidental y delegado de limpieza de las vías públicas y de Cementerios. También fue accionista de varias comunidades de aguas.

Nació en la calle Nueva de Arafo el 31 de mayo de 1894, a las cuatro de la tarde, siendo hijo de don Alejandro Pérez García y doña Francisca de Mesa Pérez. El 2 de junio inmediato fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el párroco don Francisco Hernández y González; se le puso por nombre “Juan Rafael del Sagrado Corazón de Jesús” y actuó como madrina doña Julia Arado González, natural y vecina de Santa Cruz de Tenerife, y como testigos don Fabio Vizcaíno, doña Felicia y doña Camila Cuello. A pesar de sus dos nombres, siempre fue conocido entre sus paisanos por “Rafael”…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Vilaflor de Chasna-Arona: Don Juan González del Pino (1671-1748), propietario agrícola y ganadero, alférez y teniente capitán de Milicias

Nuestro biografiado, nacido en el pago de Jama (Vilaflor de Chasna), se estableció después de casado en el caserío de La Hondura (Arona) y una década después regresó a Jama, donde ya vivió el resto de su vida. Fue un notable propietario agrícola y ganadero, lo que le permitió ser nombrado Alférez del Regimiento de Milicias de Abona-Adeje, en el que luego ascendió a Teniente capitán, empleo que ejerció primero en la Compañía de Chasna y luego en la del Valle del Ahijadero (Valle de San Lorenzo) hasta el final de su vida. Dejó una amplia sucesión, repartida por la amplia comarca chasnera.

Nació en el pago de Jama (Vilaflor de Chasna) el 20 de abril de 1671, siendo hijo de don Blas González del Pino y doña María Ramos, casados en Vilaflor. El 26 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia parroquial matriz de San Pedro Apóstol de dicho pueblo de Vilaflor por el beneficiado don Matías Ruiz Alfonso, actuando como padrinos don Pedro de la Sierra y su hija, doña María González…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: