Candelaria: Don Juan Franqui Llarena (1798-1826), clérigo subdiácono y sochantre de la parroquia de Ntra. Sra. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife, ahogado en plena juventud

Juan Franqui Llarena     Este breve artículo está dedicado a uno de los numerosos candelarieros que siguió la carrera eclesiástica, en la que recibió las órdenes sagradas hasta el Subdiaconado y, como tal clérigo subdiácono, fue nombrado sochantre de la parroquia matriz de Ntra. Sra. de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife. Pero la que pudo ser una larga y brillante carrera se vio truncada por una muerte prematura, al morir ahogado en el mar en la capital de la isla, con tan solo 27 años de edad.

     Nació en Candelaria el 20 de septiembre de 1798, siendo hijo de don Juan de Franquis Morales, natural del Valle de Ortega (Fuerteventura), y de doña Isabel María Feo de Llarena y García, que lo era de la antedicha localidad tinerfeña, pero oriunda por su padre de Antigua (Fuerteventura). Cinco días después recibió el bautismo en la iglesia de Santa Ana de manos del cura párroco don Agustín Tomás de Torres; se le puso por nombre “Juan Antonio” y actuó como padrino don Juan Antonio de Baute Pérez, mozo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN FRANQUI LLARENA

Granadilla de Abona: Don Ignacio Álvarez de la Cruz (1691-1764), capitán de Milicias, alcalde real de Granadilla e impulsor del recuerdo al Hermano Pedro

Ignacio Álvarez de la Cruz     Miembro de una familia muy conocida en la comarca de Chasna, don Ignacio siguió la carrera militar, en la que ostentó durante muchos años el empleo de capitán jefe de la compañía de Milicias de Chiñama (Charco del Pino). Además, llegó a ser un destacado propietario agrícola y alcalde real de Granadilla de Abona. Asimismo, era dueño de la casa natal del Hermano Pedro, en la que construyó una capilla, con el fin de conservar el recuerdo de este Santo, y luego la donó a la Orden Bethlemita para que construyesen un convento.

     Nació en Granadilla de Abona el jueves 1 de febrero de 1691, siendo hijo de don Pedro Álvarez de la Cruz, natural del Puerto de La Orotava, y de doña Ana García, que lo era del pueblo sureño. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por el cura párroco don Salvador González; se le puso por nombre “Ignacio” y actuó como padrino don Pedro González del Castillo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-IGNACIO ÁLVAREZ DE LA CRUZ

La orquesta “La Candelaria” de la Villa de Arafo (1926-1978)

Orquesta La Candelaria-1     Al margen de algunos grupos de cuerda, hasta mitad de los años veinte del siglo pasado era la Banda de Música “Nivaria” la que amenizaba los bailes principales, tanto en Arafo como en los distintos pueblos que solicitaban su actuación por las fiestas. Pero en 1926, tras la creación de la nueva Sociedad Artístico-Musical “La Candelaria”, se creó en su seno una orquestina dedicada a los bailes y a otros espectáculos menores, que fue la primera fundada en Arafo. Le seguirían a partir de entonces más de dos decenas de conjuntos musicales de este tipo, así como numerosos tríos, que durante noventa años han animado las fiestas bailables de todos los municipios de Tenerife y de muchos de las otras islas del archipiélago.

     Dado el éxito alcanzado por la primera orquestina improvisada, cuatro años después de su puesta en marcha se decidió organizarla de una manera oficial, por lo que el 5 de abril de 1930 se acordó en el seno de la Sociedad Artístico-Musical “La Candelaria” crear “una orquesta para amenizar espectáculos que por su poca importancia no pueda ir la banda”, permitiéndoseles tratar con entera libertad sus actuaciones. El director de la banda quedaba obligado a instrumentar las piezas que compusiesen el repertorio de la orquesta, así como a dirigir los ensayos en el salón de la agrupación; pero fuera del mismo la dirigiría en ausencia del director el músico que la propia orquesta eligiese. Esta primitiva orquesta “La Candelaria” quedaría compuesta por siete músicos, siendo los fundadores: don Antonio Díaz Fariña (bombardino), don Juan Pérez Fariña (trompeta), don Rutilio Marrero Curbelo (saxofón tenor), don Luis Coello Díaz (saxofón alto), don Rodrigo Rodríguez Rodríguez, don Eduardo Coello Pérez y don Domingo Hernández, tal como consta en el libro de actas de la agrupación…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ORQUESTA LA CANDELARIA DE ARAFO

Arico: Don Victoriano Morales González (1847-1923), maestro interino y propietario de El Río de Arico, jurado judicial y vocal de la Junta Municipal del Censo Electoral

Arico-El Río-CFIT     Nuestro biografiado fue nombrado maestro interino de la escuela incompleta de El Río de Arico, que desempeñó durante una docena de años, antes de obtener el título de Maestro Elemental de Primera Enseñanza. Tras cesar en ella, dos décadas después la obtuvo en propiedad, por concurso único, permaneciendo a su frente durante los últimos 17 años de su vida, salvo una corta interrupción, aunque con una edad muy avanzada. Además, fue propietario agrícola, jurado judicial, elector de senadores y vocal de la Junta Municipal del Censo Electoral.

     Nació en el pago de El Río de Arico el 4 de marzo de 1847, siendo hijo de don Jerónimo Morales Oramas y doña Isabel González Gómez. Tres días después recibió el bautismo en la iglesia de San Juan Bautista de manos del cura propio don Simón Díaz Curbelo; se le puso por nombre “Victoriano Casimiro del Sacramento” y actuó como padrino don José González Flores, vecino de Granadilla…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-VICTORIANO MORALES GONZÁLEZ

Adeje: Don Cristóbal Manuel Alfonso Montes de Oca y Prieto (1695-1776), teniente capitán de Milicias y alcalde mayor de la Villa de Adeje

Cristóbal Manuel Afonso Montesdeoca     Este artículo está dedicado a uno de los numerosos oficiales de las Milicias Canarias que en el siglo XVIII desarrollaron su carrera en el Regimiento de Adeje-Abona. Como muchos de sus antepasados y familiares, don Cristóbal Manuel Alfonso Montesdeoca prestó sus servicios en dicho cuerpo, en el que obtuvo los empleos de alférez y teniente de Milicias. Además, fue un destacado propietario agrícola y obtuvo el nombramiento de alcalde mayor de la villa de Adeje, por lo menos en dos ocasiones, siendo una de las personas más influyentes de este término en su época.

     Nació en el pago de Tijoco (Adeje) el 25 de diciembre de 1695, siendo hijo del capitán don José Afonso Prieto Montes de Oca y doña Isabel García del Castillo. El 12 de enero de 1796 fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula de Adeje por el beneficiado Dr. don Pedro de la Rosa; se le puso por nombre “Cristóbal Manuel” y actuó como padrino don Cristóbal Francisco, vecino del lugar de Garachico…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CRISTÓBAL MANUEL AFONSO MONTESDEOCA PRIETO

El servicio telefónico en El Escobonal y en los demás núcleos de población de la comarca de Agache (Güímar)

El Escobonal-teléfonos     Con el presente artículo queremos continuar dando a conocer cómo la comarca de Agache, en Güímar, se fue dotando de los servicios básicos. En este trabajo nos vamos a centrar en el servicio telefónico, que como todos los demás llegó a este sector del término mucho más tarde que a la cabecera municipal. En 1924 se instaló en El Escobonal la estación o locutorio telefónico, en 1933 se inauguró la centralita telefónica (hace justo 80 años) y en 1977 se colocó la primera cabina telefónica. El servicio telefónico alcanzó al mismo tiempo a La Medida, pero tardó muchas décadas en llegar a Lomo de Mena, El Tablado y los demás núcleos del litoral de Agache.

     En 1922 se subastó el tendido telefónico al Sur de Tenerife y en 1923 el Cabildo nombró varios encargados de las estaciones telefónicas del Sur, entre ellos: “Del Escobonal, a don Graciliano Díaz Díaz” y “De La Medida, a la señorita Aurora Castro Díaz”. Suponemos que ambas estaciones fueron inauguradas por entonces, llegando a ambos pueblos tan importante servicio que, no obstante, se limitaba a sendos locutorios telefónicos. Luego, en 1932, la Comisión Gestora del Cabildo insular de Tenerife aprobó la instalación de un cuadro o centralita telefónica en El Escobonal, que fue inaugurado al año siguiente en la casa de don Graciliano. En los años sesenta se instaló por fin un locutorio telefónico en una casa particular de Lomo de Mena. En esa década, la centralita de El Escobonal fue suprimida y los abonados del pueblo fueron agregados a la central de Fasnia. En 1972 estos pueblos se enlazaron con la Red Automática provincial de la Compañía Telefónica, se mantuvo dicho vínculo con Fasnia, pues los teléfonos de El Escobonal y Lomo de Mena comenzarían con el prefijo 53, al igual que Fasnia, mientras que los restantes del municipio de Güímar lo harían con el prefijo 51, incluidos los de La Medida y Pájara. Aún habrían de pasar varios años, hasta principios de los ochenta, para que Lomo de Mena, El Tablado y los demás núcleos del litoral de Agache dejasen de ser considerados extrarradio y se permitiese la conexión a todos los vecinos, en las mismas condiciones que el resto de los barrios del municipio, que ya eran considerados urbanos, por lo que el servicio telefónico llegó tarde al vecindario de todos estos núcleos. Simultáneamente, la comarca se fue dotando de las cabinas telefónicas que se venían solicitando desde hacía algunos años…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-SERVICIO TELEFÓNICO-ESCOBONAL

Relación de párrocos de San Joaquín de Fasnia (1796-2016)

Párrocos-Fasnia     Por auto del ilustrado obispo don Antonio Tavira y Almazán fechado el 29 de enero de 1796, cuando se hallaba de visita pastoral en el puerto y plaza de Santa Cruz de Tenerife, se erigió la parroquia o curato amovible de San Joaquín de Fasnia, con sede provisional en la primitiva ermita de la localidad, que quedaba segregada de la parroquia de San Juan Bautista de Arico, de la que había dependido en las últimas décadas, aunque era hijuela más remota de la de San Pedro de Güímar; comenzó a regir el 19 de marzo de ese mismo año. Afortunadamente, el archivo parroquial está perfectamente conservado, por lo que no hemos tenido dificultad para completar la lista de los sacerdotes que han regentado la parroquia de Fasnia.

     En estos 220 años han estado al frente de esta parroquia un total de 41 sacerdotes, algunos en varias ocasiones diferentes; de ellos, sólo 9 la han regentado en propiedad, pero en conjunto suman un total de 95 años, por lo que los 125 años restantes se reparten nada menos que entre 32 párrocos (ecónomos, servidores o encargados). El récord de permanencia en la parroquia lo ostenta don Basilio José Acosta Valladares (casi 38 años ininterrumpidos), seguido por don Luis Navarro Nóbrega (20 años, en dos etapas), don Juan de Castro Baute (casi 18 años, en dos períodos), don Celestino Hernández Perera (13 años y medio ininterrumpidos), don José Sánchez Ajiz (10 años seguidos), don Gabriel Morales Cruz (9 años), don Francisco Javier de la Rosa Afonso (9 años) y don Domingo Elías Estévez (casi 9 años). De los titulares, sólo dos han nacido en Fasnia (don José Antonio de la Cruz y don Celso González Tejera), mientras que del resto otros 10 han nacido en el Sur de Tenerife: 1 de El Escobonal (don Juan de Castro y Baute), 5 de Güímar (fray Roberto González, don José Elías Hernández, don José Pérez, don Domingo Elías Estévez y don Trino Antonio Torres Hernández), 2 de Arico (don Felipe José Díaz y Gómez y don Diego Carmelo Rodríguez Marrero), 1 de Candelaria (don Luis Navarro Nóbrega) y 1 de Guía de Isora (don Gabriel Morales Cruz). Los demás han sido naturales y/o vecinos de otras localidades de Tenerife, La Gomera, Gran Canaria, la Península o Venezuela…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PÁRROCOS DE SAN JOAQUÍN DE FASNIA

Arona: Don José Espínola y Sarabia (1805-1888), capellán, capitán de Milicias, recaudador de contribuciones, vocal de la Junta local de Sanidad y propietario agrícola

José Espínola Sarabia     Miembro de una ilustre familia, sobre todo de militares, la vida de don José Espínola y Sarabia transcurrió en el pueblo de Arona. Inicialmente se inclinó a la vida religiosa, por lo que solicitó y obtuvo una capellanía, pero luego se volcó hacia la carrera militar, en la que ingresó como subteniente y luego ascendió a teniente y capitán de las Milicias Canarias, siempre en la 4ª compañía del Regimiento Provincial de Abona, aunque también estuvo movilizado durante una corta temporada en el Destacamento de Milicias que guarnecía a Santa Cruz de Tenerife. Además, fue elector para diputados a Cortes y senadores, recaudador de contribuciones, vocal de la Junta local de Sanidad del Ayuntamiento de Arona y propietario agrícola.

     Nuestro biografiado nació en el pago de Altavista (Arona) el 27 de febrero de 1805, siendo hijo del militar don Gonzalo José Espínola y García de Abreu, natural del Realejo de Arriba, y doña María Josefa Sarabia González, que lo era del pueblo sureño. El 3 de marzo inmediato fue bautizado en la iglesia de San Antonio Abad por el predicador fray Pedro Linares, del Orden Seráfico, con licencia de don Antonio Esteban Peraza y Ayala, beneficiado curado propio de Vilaflor, examinador sinodal del Obispado y encargado de la antedicha hijuela; se le puso por nombre “José Agustín Juan Nepomuceno” y actuó como padrino su bisabuelo materno el capitán don Agustín González Bethencourt, del mismo vecindario…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ ESPÍNOLA SARABIA

El paso de la Virgen de Candelaria por Barranco Hondo en los siglos XX y XXI

Barranco Hondo-Virgen Candelaria-1965     Un aspecto a resaltar en la historia religiosa reciente de Barranco Hondo (Candelaria) lo constituyen los pasos de la Virgen de Candelaria por este pueblo, en el siglo pasado y en el presente, a través de la Carretera general del Sur. Con anterioridad, entre 1562 y 1771, la venerada Imagen también cruzó por esta localidad en unas 38 ocasiones, al ser llevada procesionalmente a la ciudad de La Laguna a petición del Cabildo de la isla y con motivo de distintas calamidades públicas, pero en esa época lo hizo por los antiguos caminos de Candelaria, de lo que nos ocuparemos en otra ocasión.

     Si bien la Virgen no salió de Candelaria en el siglo XIX, a lo largo del XX abandonó temporalmente esta villa en cuatro ocasiones, con motivos realmente excepcionales: en 1939 (final de la Guerra Civil), en 1964-1965 (peregrinación por toda la isla para recaudar fondos con destino al nuevo Seminario), en 1994 (V Centenario de la fundación de Santa Cruz de Tenerife) y en 1997 (V Centenario de la fundación de La Laguna). Tanto a la ida como a la vuelta pasó por la zona baja de Barranco Hondo, aunque solo en una de ellas subió hasta la iglesia parroquial de este pueblo; en todas las ocasiones, los barrancohonderos acudieron masivamente a su encuentro en el cruce con la Carretera general del Sur, por donde era trasladada. En el siglo XXI ha vuelto a pasar en otras dos ocasiones, en 2002 y 2009, con motivo de las visitas periódicas instituidas de forma alternativa a Santa Cruz y La Laguna…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PASO VIRGEN DE CANDELARIA POR BARRANCO HONDO

San Miguel de Abona: Don Faustino García Alfonso (1831-1910), maestro de Primera Enseñanza, soldado de Milicias, emigrante a Puerto Rico y secretario del Ayuntamiento de San Miguel

Faustino García Alfonso     Miembro de una ilustre familia, fue uno de los primeros canarios que obtuvo el título de Maestro Elemental de Primera Enseñanza en la Escuela Normal de La Laguna. Siendo aún estudiante, regentó interinamente y con brillantez la escuela pública de niños de su pueblo natal, en el que probablemente regentó años más tarde una academia particular. Además, fue soldado de Milicias, emigrante a Puerto Rico, secretario del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, vocal-secretario del Comité Republicano Federal de dicha localidad, jurado judicial, elector contribuyente y presidente suplente de la mesa electoral.

     Nació en San Miguel de Abona el 15 de febrero de 1831, siendo hijo de don Juan García del Castillo, natural de Granadilla de Abona, y doña María Alfonso Feo, que lo era de la primera localidad. Tres días después fue bautizado en la iglesia del Arcángel San Miguel por el cura párroco propietario don Francisco Guzmán y Cáceres; se le puso por nombre “Faustino Miguel Cándido” y actuaron como padrinos sus tíos maternos, el subteniente de Milicias don Antonio Alfonso Feo y su hermana doña María Cándida…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FAUSTINO GARCÍA ALFONSO