San Miguel de Abona-Vilaflor de Chasna: Don Marcos Rodríguez del Roque (1626-1703), propietario agrícola y alférez de Milicias

Nuestro biografiado llegó a ser en su época el hijo más ilustre del núcleo de El Roque, en el actual municipio de San Miguel de Abona, pero que por entonces dependía de la amplia jurisdicción de Vilaflor de Chasna. Destacó como propietario agrícola, pero sobre todo sobresalió como alférez en el Tercio de Milicias de Abona-Adeje, empleo en el que permaneció por lo menos durante casi cuatro décadas y hasta su muerte, siendo el segundo oficial de la compañía de San Miguel de Abona, a cuyo frente estuvo durante algún tiempo por muerte del capitán jefe.

Nació en mayo de 1626 probablemente en el caserío de El Roque (San Miguel de Abona), siendo hijo de don Baltasar Rodríguez del Roque y doña Isabel Lorenzo. El 1 de junio inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol de Vilaflor por el beneficiado Br. don Alonso Pérez Perera; se le puso por nombre “Marcos” y actuaron como padrinos don Gaspar Rodríguez y doña Isabel Lorenzo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar: Don Santiago Manuel Frías Díaz “Lolo El Capitán” (1950-2001), bailador de la Danza y la Rondalla de El Escobonal, monitor de baile folclórico, director de baile de rondallas, cofundador y vicepresidente de “Atenguajos”, directivo de la Comisión de Fiestas y de la Asociación de Vecinos de El Tablado, electricista, agricultor y artesano

Este recordado escobonalero, pequeño de cuerpo pero de enorme inquietud, tras cursar los estudios primarios trabajó en Santa Cruz de Tenerife como camarero, mientras obtenía el título de electricista, que le permitió estar empleado en el mantenimiento del alumbrado público de Santa Cruz de Tenerife hasta su jubilación, aunque también realizó algunas instalaciones particulares. Con carácter aficionado, no profesional, también fue patrón de barco, pescador, agricultor, panadero, artesano y mecánico. Pero, sobre todo, se le recuerda como folclorista, pues fue componente de la Danza de las Cintas de El Escobonal y de la Agrupación folclórica “Coros y Danzas” del mismo pueblo; luego actuó como director de baile y tocador (laúd) de la Rondalla “Axaentemir”, también de El Escobonal, monitor de baile folclórico de los colegios de Lomo de Mena y Fasnia, y cofundador, director de baile, tocador y vicepresidente de la Agrupación folclórica “Atenguajos” de El Tablado. Además, en este núcleo costero en el que vivió el último tercio de su vida, fue presidente de la Comisión de Fiestas, impulsor de la Danza de Cintas y vicepresidente de la Asociación de Vecinos.

Nuestro biografiado nació en El Escobonal (Güímar) el 25 de julio de 1950, a las diez de la noche, aunque en la parroquia fue inscrito con la fecha del 12 de mayo; siendo hijo de don Manuel Antonio Frías Rodríguez y doña Clemencia Díaz García, naturales y vecinos de dicho pueblo. El 6 de agosto de ese mismo año fue bautizado en la iglesia de San José por el cura encargado don Juan Luis Pérez; se le puso por nombre “Santiago Manuel” y actuaron como padrinos don Alfonso Díaz García y doña Isabel Díaz Tejera. El 23 de febrero de 1954, con tan solo tres años de edad, fue confirmado en la misma parroquia; y siempre fue conocido entre sus paisanos como “Lolo el Capitán”, al heredar un apodo familiar…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

El municipio de Fasnia, su parroquia y su vida religiosa en 1965, según el canónigo don José Trujillo Cabrera y dos misioneros jesuitas

Contamos con una somera descripción del municipio de Fasnia en 1965, centrada sobre todo en su dotación parroquial y en la religiosidad de su feligresía, gracias a dos destacados acontecimientos: la publicación del libro Guía de la Diócesis de Tenerife del canónigo don José Trujillo Cabrera, en el que se recogían interesantes datos de la única parroquia existente por entonces en esta localidad; y la celebración de una Santa Misión, que tuvo su sede tanto en la cabecera municipal como en el pago de La Zarza.

El término municipal de Fasnia lo constituían por entonces numerosos núcleos de población: Fasnia, La Zarza, La Sombrera, Sabina Alta, Apartadero, Fuente Nueva (compartido con Arico), Cruz del Roque, Las Eras y Los Roques. Contaba en ese año con una sola parroquia, la de San Joaquín de Fasnia, atendida hasta el mes de junio por el cura encargado don Gregorio Dorta Pérez y a partir de julio por el cura ecónomo don Senén Salvador González, quienes también atendían una ermita y tres capillas existentes por entonces en dicha jurisdicción, que contaba con 3.197 habitantes.

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Candelaria: Don Antón Albertos (?-1554), rico propietario agrícola y ganadero, alcalde de la comarca de Candelaria-Güímar y maestre de campo de su Coronelía de Milicias, de origen italiano y guanche, asesinado durante una pelea en plena juventud

Hijo natural de un rico hombre de negocios italiano y de una mujer de origen guanche, nuestro biografiado vivió en Candelaria, donde llegó a ser el propietario agrícola y ganadero más rico del Valle de Güímar. Ello le permitió ser designado alcalde de una amplia comarca que por entonces incluía a los actuales municipios de Candelaria, Arafo, Güímar y Fasnia, así como maestre de campo de la Coronelía de Milicias del mismo ámbito territorial. Pero, probablemente en función de sus cargos, tuvo una pelea con un vecino de origen guanche, quien le propinó una lanzada que le produjo la muerte, truncando su vida en plena juventud. Recibió sepultura en la Cueva de San Blas, que por entonces era la sede parroquial de todo el Valle; estaba casado y dejó sucesión, que aún era de menor edad en el momento de su fallecimiento.

Nació en el Valle de Güímar, posiblemente en Candelaria, entre 1510 y 1520, siendo hijo natural del rico mercader florentino Giovanni Albertos Gerardini, conocido por Juan Albertos Giraldín (Guiraldín o Gillardín), y de una mujer de probable origen guanche, cuyo nombre desconocemos por el momento…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Adeje: Don Andrés Afonso Montesdeoca (1681-?), miembro de una ilustre familia, clérigo minorista y emigrante a Caracas (Venezuela), donde falleció en plena juventud

Nuestro biografiado creció en el seno de una de las familias más destacadas del Sur de Tenerife, los Afonso Montesdeoca, que luego pasaron a utilizar como primer apellido el Alfonso. Decidió seguir la carrera eclesiástica y, tras obtener una capellanía, recibió la Prima clerical Tonsura y las Órdenes Menores. Como clérigo minorista emigró a América, junto a dos sus hermanos, y se estableció en Caracas (Venezuela), donde falleció en plena juventud.

Nació en el pago de Tijoco (Adeje) el 30 de noviembre de 1681, siendo hijo del alférez de caballos don Melchor Afonso de Montesdeoca, de la misma naturaleza, y doña Gregoria de Segovia del Castillo, nacida en Buenavista. El 7 de diciembre inmediato fue bautizado en la iglesia parroquial de Santa Úrsula de Adeje por el Br. don Bartolomé Delgado de Llarena, beneficiado de dicha villa; se le puso el nombre “Andrés” y actuaron como padrinos el capitán don José Afonso de Montesdeoca, su tío paterno, y doña Isabel García, su mujer, vecinos de la misma jurisdicción….

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arafo: Don José Joaquín García Batista (1793-1872), propietario agrícola, agrimensor público, fiel de fechos, alcalde real y constitucional, síndico personero, primer regidor del Ayuntamiento, elector contribuyente y bedel de la Hermandad del Santísimo Sacramento

Miembro de una de las familias más destacadas de Arafo, nuestro biografiado destacó como propietario agrícola y ejerció como agrimensor público en todo el Valle de Güímar, tras obtener el correspondiente título. También desempeñó diversos cargos públicos en el Ayuntamiento de su pueblo natal, del que fue elegido, sucesivamente, fiel de fechos, alcalde real, síndico personero, alcalde constitucional y primer regidor; asimismo, fue elector contribuyente de diputados provinciales, diputados a Cortes y compromisarios para senadores. Además, como su padre y su abuelo, perteneció a la Hermandad del Santísimo Sacramento de Arafo, de la que fue hermano de hachas o bedel.

Nació en Arafo en agosto de 1793, siendo hijo de don Domingo García Hernández y doña María Concepción Batista Marrero y de Baute Santos. El 20 de dicho mes fue bautizado en la iglesia parroquial de Santa Ana de Candelaria (a cuya jurisdicción pertenecía por entonces dicho lugar) por don Agustín Tomás de Torres, cura teniente de beneficiado; se le puso por nombre “José Domingo Ramón” y actuó como padrino don Benito Hernández, vecino de Arafo. En su confirmación se le puso por nombre “José Joaquín”, con el que fue conocido desde entonces…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

La visita de la Virgen de Candelaria al municipio de Arona en su inolvidable Peregrinación de 1964-1965

El 28 de octubre de 1964 la venerada imagen de la Virgen de Candelaria llegó por primera y única vez en la historia al municipio de Arona, con motivo de la Peregrinación que realizó por la isla de Tenerife para recaudar fondos con destino a la construcción del nuevo Seminario Diocesano, acontecimiento inolvidable en la historia religiosa de Tenerife que duró casi tres meses y medio, del 16 de octubre de dicho año al 28 de enero de 1965. Para esta peregrinación extraordinaria, la Virgen contó con una artística carroza, construida en Güímar, en los talleres de mecánica y chapa de Tejera y en la carpintería de Pánfilo y Tino; fue diseñada por don Manuel García Campos y patrocinada por doña Edelmira Pérez Campos, viuda de Mansito, junto con Acción Católica y Cáritas de dicha ciudad; y se montó sobre una camioneta “Commer” de seis ruedas, cedida por la empresa Hernández Hermanos, S.L. En todos los pueblos visitados, el fervor de los fieles fue impresionante y el éxito económico se vio desbordado con creces, al recaudar más de siete millones de pesetas.

Procedente de San Miguel de Abona, la Virgen visitó el municipio de Arona, donde permaneció durante tres días: el miércoles 28 llegó al Valle de San Lorenzo, el jueves 29 al casco de Arona y el viernes 30 a Los Cristianos, de donde salió al día siguiente para Adeje. Todos los pueblos se engalanaron con esmero para recibir a la imagen de la Candelaria y, a lo largo de su permanencia, se llevaron a cabo apretados programas de actos. Este municipio ya estaba constituido por numerosos núcleos de población y contaba por entonces con tres parroquias, una de ellas muy reciente: San Antonio Abad de Arona casco (creada en 1796), San Lorenzo Mártir del Valle de San Lorenzo (creada en 1929) y Nuestra Señora del Carmen de Los Cristianos (creada en 1963), las cuales reunían una población de hecho de 1.401, 2.497 y 2.896 habitantes, respectivamente.

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar: Don Nicolás Pérez Delgado (1851-1904), capitán honorífico de Infantería condecorado en la Guerra de Cuba, conserje de la Capitanía General de Canarias, escribiente de la Caja Central de Recluta de Tenerife, concejal del Ayuntamiento de Güímar y secretario de la Sociedad Filarmónica y de Recreo

A pesar de su origen modesto, nuestro biografiado siguió una larga carrera militar, en la que inicialmente ascendió desde soldado a sargento 1º de Milicias, empleo con el que prestó sus servicios como conserje de la Capitanía General de Canarias. Luego, tras ser declarado sargento 1º de Infantería, ejerció como escribiente de la Caja Central de Recluta de Tenerife. Con posterioridad ascendió a alférez, reconvertido luego en 2º teniente de Infantería. Pasó como voluntario a la Guerra de Cuba, donde combatió como primer teniente de Infantería y, por méritos de guerra, fue condecorado con dos Cruces Rojas de 1ª clase del Mérito Militar, una de ellas pensionada. Tras casi tres décadas de servicio en el Ejército, obtuvo su retiro en Santa Cruz de Tenerife como capitán honorífico de Infantería. Además de su vida militar, en su juventud fue concejal del Ayuntamiento de Güímar y secretario de la Sociedad Filarmónica y de Recreo de la misma localidad.

Nació en el barrio de Los Majuelos (Güímar) el 21 de diciembre de 1851, siendo hijo de don Francisco Pérez López y doña María de las Mercedes Delgado. Dos días después fue bautizado con óleo y crisma en la iglesia de San Pedro Apóstol por don Agustín Díaz Núñez, Dr. en Sagrada Teología, examinador sinodal, beneficiado curado propio y vicario juez eclesiástico de dicho pueblo y su distrito; se le puso por nombre “Nicolás” y actuó como madrina doña Antonia Díaz, natural de Fasnia…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Vilaflor de Chasna: Don Nazario Fumero Correa (1860-1943), guardia municipal, alguacil del Ayuntamiento, adjunto del Juzgado municipal, jurado judicial y agricultor propietario

Miembro de una destacada familia chasnera, la vida de nuestro biografiado transcurrió en el pueblo de Vilaflor de Chasna, donde siempre asumió un fuerte compromiso social. En él desempeñó diversos cargos y empleos públicos de relieve, entre otros los de: adjunto del Juzgado municipal, jurado judicial, guardia municipal y alguacil del Ayuntamiento. Además, durante toda su vida trabajó como agricultor propietario, que siempre fue su principal ocupación profesional.

Nació en Vilaflor de Chasna el 7 de septiembre de 1860, siendo hijo de don Francisco Fumero Díaz y doña Estéfana Correa Fumero. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el beneficiado curado propio don José Lorenzo Grillo y Oliva; se le puso por nombre “Nazario del Rosario” y actuaron como padrinos los hermanos don Laureano y doña María del Carmen Lecuona y Hernández, vecinos de Arona…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Florencio Borges Pérez (1838-1903), sargento 2º de Milicias, emigrante a Cuba con licencia, propietario agrícola e interventor electoral

Miembro de una modesta familia isorana de agricultores, nuestro biografiado inició su actividad profesional como jornalero agrícola. Luego prestó sus servicios en La Sección Ligera Provincial de Abona durante diez años, en los cuales fue ascendiendo desde soldado a cabo 2º, cabo 1º y sargento 2º de Milicias; en ese tiempo estuvo movilizado durante tres años en el Batallón Ligero Provisional de Canarias, de guarnición en Santa Cruz de Tenerife. Aún en activo, solicitó y obtuvo la preceptiva licencia para emigrar a Cuba, con el fin de percibir intereses que allí tenía su padre; y durante su estancia en dicha isla obtuvo su licencia absoluta de las Milicias Canarias. De regreso en su pueblo natal, trabajó el resto de su vida como propietario agrícola. Además, actuó como interventor electoral en la elección de diputados a Cortes.

Nació en Guía de Isora el 23 de febrero de 1838, siendo hijo de don José Borges González y doña María Candelaria Pérez Reyes, de la misma naturaleza pero ella oriunda de Icod de los Vinos. Dos días después fue bautizado en la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Luz por el cura propio don José Pérez; se le puso por nombre “Florencio José Agustín” y actuó como madrina doña María Rodríguez, de dicha vecindad…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: