Arafo: Don Ramón Mederos Rivero (1779-1843), culto sacerdote, profesor de Gramática Latina, poeta y socio de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, que falleció ciego

Ramón Mederos     Este culto sacerdote no nació en Arafo ni desempeñó en la parroquia de esta localidad cargo alguno, no obstante, incluimos aquí su reseña biográfica porque pasó los últimos años de su existencia en dicha villa sureña, en la que adquirió diversas propiedades, incluida una casa, y entregó su alma a Dios, dejando donativos a la parroquia, a otros sacerdotes y a vecinos de la localidad. Residió la mayor parte de su vida en La Laguna, donde destacó como preceptor de Gramática Latina y poeta; fue asimismo socio de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, aunque pidió la baja por no poder dedicarle el tiempo necesario.

     Nació en La Laguna el 31 de agosto de 1769, siendo hijo de don José Antonio de Mederos y Llarena, natural del lugar de Tejina, y doña María Ana Rivero y (Fernández) Abad (también conocida por Mariana), que lo era del lugar de La Matanza y ambos vecinos de dicha ciudad. El 8 de septiembre inmediato fue bautizado en la iglesia parroquial matriz de Ntra. Sra. de la Concepción por el Lcdo. don Lorenzo González Cabrera, beneficiado más antiguo de la misma; se le puso por nombre “Ramón José Cayetano Antonio de los Remedios” y actuó como padrino don José de Santiago Díaz y Cruz, clérigo de menores y sochantre de la citada parroquia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-RAMÓN MEDEROS

Guía de Isora: Don José Agustín González Velázquez y González (1776-1852), propietario agrícola y capitán graduado de Milicias

José Agustín González     Miembro de una familia tanquera de consolidada tradición militar, don José Agustín González ingresó como cadete en el Regimiento de Garachico, en el que luego ascendió sucesivamente a subteniente y teniente, concediéndosele antes de su retiro el grado de capitán. Además, fue un destacado propietario agrícola. Contrajo matrimonio en el Valle de Santiago, vivió en El Tanque y en dicho valle, pero finalmente se estableció en Guía de Isora, donde dejó sucesión.

     Nació en El Tanque el día 8 de abril de 1776, siendo hijo del capitán de Milicias don Felipe González-Velázquez de González y doña Rosalía González-Grillo y González de Ávila, vecinos de dicho lugar en el pago de El Granero. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por fray José de Santo Tomás Acosta y Capelo, prior del Convento de San Sebastián de Icod, con licencia del párroco don Antonio Hernández de Córdova; se le puso por nombre “José Agustín” y actuó como padrino don Agustín Rodríguez de Salazar, cura de San Pedro de Daute…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ AGUSTÍN GONZÁLEZ

Los jueces de paz de Vilaflor de Chasna en su primera etapa (1855-1870)

Vilaflor-Juzgado Paz     En Vilaflor de Chasna, al igual que en los restantes municipios de España, hasta mediados del siglo XIX los juicios verbales de faltas se celebraban ante el alcalde de la localidad o el teniente de alcalde en el que aquel delegase. Pero en 1855 la Legislación española separó la autoridad civil de la judicial, al crear la figura independiente del “Juez de paz”. Afortunadamente, conocemos casi todos los jueces que ha tenido la jurisdicción de Vilaflor desde 1856 hasta hoy, aunque dicha figura ha sufrido algunos cambios en este municipio a lo largo del tiempo, pues primero fueron jueces de paz (1856-1870), luego jueces municipales (1871-1945) y de nuevo jueces de paz, desde 1945 hasta el presente. En este artículo solo nos vamos a ocupar de los primeros.

     Como se preveía en el Real Decreto de creación de la figura del juez de paz, para cubrir las vacantes de jueces o suplentes se elegirían personas de reconocido prestigio en los diferentes municipios, por lo que la mayoría de ellos asumirían también otras responsabilidades en dichas localidades, tanto en el Ayuntamiento como en las Milicias o en la Parroquia, figurando además entre los mayores contribuyentes del término correspondiente. Así ocurrió en Vilaflor de Chasna, donde en esta primera etapa, de 1856 a 1870, conocemos cinco jueces de paz titulares. El récord de permanencia al frente del Juzgado lo ostentó don Lorenzo Sierra de Torres, por lo menos durante cuatro años (tras una reelección), más otros tres años y medio como suplente; le siguieron, don Antonio de Frías (3 años y medio como titular, más otros 2 como suplente), don Antonio González Trujillo (3 años), don Antonio Hernández de Fuentes (2 años como titular y 3 como suplente) y don Marcos Fumero Évora (1 año). Con respecto al lugar de nacimiento, por lo menos uno de los jueces no nació en el municipio de Vilaflor: don Lorenzo Sierra de Torres, natural del Valle de San Lorenzo (Arona). Desgraciadamente, solo conocemos un secretario titular del Juzgado de Paz de Vilaflor en esta primera etapa, que luego sería juez de paz suplente: don Luis Delgado

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUECES PAZ DE VILAFLOR

Candelaria: Don Andrés Nóbrega Mallorquín (1855-?), comerciante, empleado del Ayuntamiento de La Habana, fundador, directivo, presidente o presidente de honor de varias sociedades de Cuba: “Centro Canario”, “Asociación Canaria de Beneficencia y Protección Agrícola”, “Asociación Canaria” y “Beneficencia Canaria”

Andrés Nóbrega Mallorquín     Nuestro biografiado emigró muy joven a Cuba, donde trabajó como comerciante y funcionario del Ayuntamiento de La Habana. Pero, sobre todo, desarrolló una intensa actividad social, pues fue fundador y directivo del “Centro Canario”; directivo de la “Sociedad Canaria de Beneficencia y Protección Agrícola”; fundador, vocal y presidente general de la “Asociación Canaria” de Cuba, así como presidente efectivo en tres ocasiones y presidente de honor de su Sección de Propaganda, además de vocal de sus Secciones de Sanidad y Recreo; fundador, presidente de la comisión gestora y presidente de honor de la Sociedad “Beneficencia Canaria” de La Habana. En reconocimiento a sus méritos como protector de los inmigrantes canarios, dio nombre a un pabellón del Sanatorio o Casa de Salud “Quinta Canaria” de la capital cubana.

     Nació en el pueblo de Candelaria el 30 de noviembre de 1855, siendo hijo de don Vicente Nóbrega de Torres y doña María Mallorquín Albertos. El 7 de diciembre inmediato recibió el bautismo en la iglesia parroquial de Santa Ana, de manos del cura párroco don Juan Núñez del Castillo; se le puso por nombre “José Andrés” y actuó como padrino don Hipólito de Castro…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANDRÉS NÓBREGA MALLORQUÍN

Güímar: Don Modesto Díaz Núñez (1800-1851), teniente coronel graduado de Milicias, comandante de armas y alcalde de Güímar, recolector de las primicias de la iglesia y mayordomo de la Virgen del Socorro

Modesto Díaz Núñez     Quizás oculto por el prestigio de su hermano, el Dr. don Agustín Díaz Núñez, la personalidad de don Modesto ha pasado bastante desapercibida en la historia de Güímar, no obstante tratarse de uno de sus hijos ilustres. Toda su vida transcurrió en el pueblo en el que había nacido, donde destacó como propietario agrícola y desarrolló una brillante carrera militar. Inició ésta como soldado y cabo 2º de Artilleros Milicianos en la marina de Candelaria, pero luego pasó como subteniente al Regimiento de Milicias Provinciales de Güímar, en el que ascendió a teniente y capitán; con ese último empleo pasó luego al Batallón Provincial de La Laguna y ocupó el cargo de comandante de armas de su municipio natal, al ser el militar de mayor graduación residente en el mismo, pues alcanzó los grados de comandante y teniente coronel de Milicias. Además, accedió en dos ocasiones a la alcaldía de Güímar, fue perito evaluador y repartidor de la contribución municipal, secretario escrutador de mesa electoral, elector de diputados a Cortes y senadores, y vocal de la Junta Municipal de Beneficencia. Asimismo, desempeñó algunos cargos vinculados a la Iglesia, como los de recolector de las primicias de la iglesia en dicha jurisdicción y mayordomo de la Cofradía y Virgen del Socorro.

     Nuestro biografiado nació en la calle Canales de Güímar el 19 de diciembre de 1800, siendo hijo de don Vicente Díaz de Medina Montijo y López, natural de dicho pueblo y oriundo por su padre de El Escobonal, y de doña María Núñez y Torres, que lo era de la cabecera municipal. El 15 de junio de 1801 fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el presbítero don Nicolás Rodríguez Torres, con licencia del beneficiado servidor, que lo era su tío don Florentín Núñez y Torres, quien actuó como padrino; se le puso por nombre “Modesto Vito del Santísimo Sacramento”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-MODESTO DÍAZ NÚÑEZ

El proceso de creación de la parroquia de San Joaquín de Fasnia (1795-1796)

Fasnia-creación parroquia     Los vecinos que a partir de la Conquista de la isla se fueron estableciendo en la jurisdicción del actual municipio de Fasnia dependieron inicialmente de La Laguna, hasta que quedaron integrados en el beneficio de Güímar, segregado de dicha ciudad, que fue creado en 1533 y comenzó a regir en 1539 con sede en Candelaria; en 1630 esta parroquia comarcal pasó a la iglesia de San Pedro Apóstol de Güímar, donde los fasnieros cumplirían a partir de entonces sus obligaciones cristianas. Tras la creación de la parroquia de San Juan Bautista de Arico en 1639, se pretendió que los vecinos de Fasnia y pagos limítrofes pasasen a depender de la nueva jurisdicción parroquial y de la alcaldía pedánea de la misma localidad, pero el intento no prosperó en su integridad, debido a la oposición del beneficiado de Güímar y a la de los propios vecinos, que consideraban gravoso el tener que cumplir con sus obligaciones a una mayor distancia, en una parroquia de menor categoría y peor atendida. No obstante, esta circunstancia motivó un largo litigio entre el beneficiado de San Pedro y el párroco de San Juan Bautista que duró casi un siglo; en ese tiempo, la mayoría de los feligreses de la actual jurisdicción de Fasnia continuaron cumpliendo con sus obligaciones cristianas en Güímar, aunque un pequeño porcentaje lo comenzó a hacer en la parroquia de Arico. Este pleito fue reactivado en 1720 y se resolvió definitivamente en 1723, al disponerse que todos los vecinos establecidos en dicha jurisdicción se empadronasen en la mencionada parroquia de San Juan Bautista, de la que pasaban a ser feligreses, a la vez que también pasaban a depender de Arico en lo civil.

     Luego, por iniciativa de los vecinos establecidos en los pagos de Fasnia, La Zarza, Sabina Alta, Sombrera y Valencia, en 1795 se logró la creación de un Ayuntamiento propio y en 1796 la erección de la parroquia de San Joaquín, por lo que quedaban llo segregados de Arico y adquirían su independencia, tras haber dependido durante 43 años de La Laguna, 91 años de Candelaria, 93 años de Güímar y algo más de 72 años de Arico. En este artículo nos vamos a ocupar del minucioso proceso de segregación parroquial…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CREACIÓN DE LA PARROQUIA-SAN JOAQUÍN-FASNIA

Arico: Don Esteban García de Vera (1656-1685), capellán de Arico fallecido tras su ordenación. Una labor sacerdotal truncada en sus inicios

Arico-iglesia     Aunque nació en una familia de larga tradición militar, nuestro biografiado decidió seguir la carrera eclesiástica, al igual que algunos de sus parientes. Por ello, siendo ya clérigo minorista, sus familiares fundaron dos capellanías a su favor, gracias a las cuales ya contó con suficiente congrua para ordenarse de presbítero. El joven sacerdote se incorporó como capellán a la parroquia de San Juan Bautista de Arico, pero tan solo cuatro meses después de su ordenación le sorprendió la muerte, con lo que quedaba truncada en sus inicios la que pudo ser una brillante labor sacerdotal.

     Nació en Arico en diciembre de 1656, siendo hijo del capitán don Juan García de Vera y doña María de Morales, naturales y vecinos de dicho pueblo. El 31 de dicho mes fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista por el cura párroco don Bartolomé Hernández Vilar; se le puso el nombre “Esteban” y actuaron como padrinos don Diego de Torres y doña María Antonia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ESTEBAN GARCÍA DE VERA

Santiago del Teide: Don Juan Pérez Forte (?-1724), alférez de Milicias, alcalde mayor de la Villa de Santiago y administrador del diezmo de la Iglesia

Juan Pérez Forte     Nacido probablemente en Los Silos, don Juan Pérez Forte fue uno de los vecinos más destacados en su época del Valle de Santiago, donde ejerció como alférez de Milicias y alcalde mayor de la villa, nombrado por el primer Señor de la misma, así como administrador del diezmo de la Iglesia. Tuvo amplia sucesión, de la que procede la actual familia Forte del Sur de Tenerife, así como algunos Pérez del Valle de Santiago.

     En 1665 contrajo matrimonio en la parroquia de Ntra. Sra. de los Remedios de Buenavista con doña Inés Domínguez, hija de doña Hilaria Pérez, de ascendencia guanche y vecina del Valle de Santiago en el caserío de Las Manchas. Vivieron primero en Los Silos y luego se establecieron en Las Manchas, donde echaron raíces…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN PÉREZ FORTE

La tradición de la lucha canaria en Lomo de Mena (Güímar)

Lomo de Mena-lucha canaria     Hasta principios del siglo XX en los pueblos del Sur no existían equipos de lucha organizados, sino bandos, sin número limitado de luchadores, que se enfrentaban con los de otro pueblo, o se integraban en una selección de la vertiente meridional de la isla que competía con otra del Norte. La lucha era corrida y cada vez que un luchador derribaba a un contrario comenzaba a dar vueltas al terrero para que le saliera otro rival, pero si a la tercera vuelta no se le enfrentaba ninguno, el bando al que pertenecía el luchador vencedor se anotaba la victoria. Como curiosidad, los pantalones de brega se elaboraban con tela obtenida inicialmente a partir de sacos de pita, luego de azúcar.

     En el núcleo agachero de Lomo de Mena (Güímar) se formó un primer bando de lucha canaria en los años treinta del siglo pasado. Entre los luchadores que lo integraban destacó enseguida don Domingo Díaz Perdomo (“El de Bladimira) y los tres hermanos “Gatos Zorros”, Horacio, Odón y Raimundo, quienes junto con el anterior eran los puntales. Tras la disolución de este primer bando, a finales de los años cuarenta se volvió a formar un nuevo equipo en la comarca, con luchadores de Pájara, La Medida y Lomo de Mena, que recibió el nombre de “C.L. Aires de Agache”. Luego, hacia 1956 se fundó un equipo juvenil en Lomo de Mena, organizado por Julián Díaz y Díaz (“El Cartero”), que fue su auténtico animador; se le puso por nombre “C.L. Calvario” y estaba compuesto por luchadores de este barrio y de los vecinos de La Medida y Pájara, entre ellos: Mariano Díaz Hernández (“Marianito”) y su hermano Felipe; Benjamín Lugo Peraza (“Pollo de Pájara”); Sixto Izquierdo, de La Medida; Eliseo Rodríguez, de Amea; Esteban Gómez Díaz (“Casco Brezo”) y su hermano Hipólito (“Polo”); Luis Leandro Expósito (“Luisillo”); Domingo Rodríguez García (“El de Abelardo”); Tomás “Tomasito”; etc. Muchos de ellos pasaron al “C.L. Benchomo” de El Escobonal, al constituirse este club en 1960. Finalmente, recordando la estela dejada por este equipo aficionado, a comienzos de los años setenta se intentó formar otro equipo en el seno del Teleclub “Nuestro Pequeño Mundo” de Lomo de Mena, pero esa iniciativa se truncó antes de celebrar ningún encuentro…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-LUCHA CANARIA-LOMO DE MENA

Arafo: Don Rodolfo Encinoso y Encinoso (1923-1997), zapatero, relojero, canalero, músico, reparador de instrumentos y directivo de casinos

Rodolfo Encinoso Encinoso     El presente artículo está dedicado a un personaje polifacético y muy popular en su municipio natal. Como músico, fue clarinete de la Sociedad Filarmónica “Nivaria” y soldado educando de la Banda de Música del Regimiento de Infantería Tenerife nº 38; profesionalmente, fue zapatero, relojero, canalero y reparador de instrumentos musicales; también fue vocal del Casino “Unión y Progreso” y del Centro Cultural y de Recreo de Arafo. Pasé largos ratos hablando con este entrañable arafero, gran amante de la historia de su pueblo, a quien agradezco la copia de numerosas fotografías de su colección que me fueron de gran utilidad para mis artículos biográficos sobre personajes destacados de Arafo. Muchas gracias Rodolfo, donde quiera que estés.

     Nació en Arafo el 26 de noviembre de 1923, siendo hijo de don Claudio Encinoso Rodríguez y doña Inés Encinoso Ceijas. El 7 de junio de 1924 fue bautizado en la iglesia parroquial de San Juan Degollado por el cura párroco don Hildebrando Reboso Ayala y actuó como padrino don Rodofo García Díaz…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-RODOLFO ENCINOSO ENCINOSO