San Miguel de Abona: Doña Andrea Galván Marrero (1892-1977), maestra nacional de La Orotava, Arona y San Miguel de Abona, distinguida con la Placa de Alfonso X el Sabio y la nominación de una calle en Las Chafiras

     Tras obtener el título de Maestra en la Escuela Normal de La Laguna, nuestra biografiada se presentó a dos oposiciones convocadas para cubrir escuelas vacantes, que aprobó, aunque en la primera no obtuvo plaza. Su primer destino fue la escuela de niñas de Arona, donde solo permaneció durante cinco meses, con carácter interino. Luego obtuvo en propiedad la escuela mixta de La Florida (La Orotava), en la que tardó en tomar posesión al encontrarse enferma y a cuyo frente estuvo durante casi dos años. Posteriormente pasó por concurso de traslado a la escuela de niñas de Arona, donde ejerció durante 8 años y medio. Finalmente, por un nuevo concurso de traslado se incorporó a una de las escuelas de niñas de San Miguel de Abona, su pueblo natal, que regentó durante más de tres décadas, por lo que tuvo la oportunidad de enseñar a dos generaciones de alumnas. Con motivo de su jubilación fue distinguida con la Placa de Alfonso X el Sabio y muchos años después de su muerte se dio su nombre a una calle de Las Chafiras.

     Nació en San Miguel de Abona el 19 de noviembre de 1892, a las nueve de la mañana, siendo hija del propietario don Manuel Galván González, natural de Agaete (Gran Canaria), y de la maestra doña Gumersinda Marrero Oliva, que lo era del citado pueblo tinerfeño. El 4 de diciembre inmediato fue bautizada en la iglesia del Arcángel San Miguel por el cura ecónomo don Manuel Hernández Reyes; se le puso por nombre “Andrea Isabel Virginia de los Ángeles” y actuaron como padrinos don Agustín Marrero Hernández y doña Manuela Galván González, su tía paterna…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANDREA GALVÁN MARRERO

La bendición de la nueva ermita del Valle de San Lorenzo (Arona) y su elevación a parroquia filial (1929)


     La primitiva ermita de San Lorenzo Mártir en el Valle del Ahijadero, actual Valle de San Lorenzo en el municipio de Arona, se construyó en el primer tercio del siglo XVII en el actual barrio de La Fuente. Tres siglos después, en 1923, comenzó su traslado a un nuevo emplazamiento más céntrico, en El Natero; se inauguró al año siguiente, pero no se bendijo hasta 1929, poco antes de su elevación a parroquia filial; y se terminó en los años siguientes. Allí ha continuado hasta el presente, tras sucesivas obras de ampliación y mejora.

     En 1855, el párroco de Arona, don Miguel Rodríguez Guillama, ya solicitaba la reconstrucción y el traslado de la ermita a un lugar más céntrico del Valle de San Lorenzo. Pero fue en el primer tercio del siglo XX, cuando muchos vecinos iniciaron las peticiones para el traslado, con el que no estaban de acuerdo los residentes en La Fuente, pero sí los del resto de los caseríos que conformaban el amplio Valle. Según recogió el Boletín Oficial del Obispado de Tenerife en su crónica diocesana, el 22 de junio de 1923 “El Rdo. Cura Regente de Arona Sr. Díaz-Llanos, con licencia del Sr. Vicario y el beneplácito de la Junta diocesana de Admon. trabaja celosamente unida a una respetable comisión nombrada al efecto, para trasladar la solitaria ermita de San Lorenzo a la parte más poblada del valle, aspiración antigua de sus habitantes. Ya tienen los recursos necesarios”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artítulo-NUEVA ERMITA VALLE SAN LORENZO

Güímar: Don Juan de Castro Delgado (1676-1750), sargento de Milicias, escribiente, patrono de capillas en la Iglesia parroquial y el Convento dominico de Güímar, cofrade de la Santa Misericordia y propietario agrícola

     Nuestro biografiado alcanzó el empleo de sargento de Milicias, siendo en su época el militar de mayor graduación de su pueblo natal. Asimismo, al ser de los pocos vecinos del mismo que sabían leer y escribir con corrección, ejerció como escribiente, redactando testamentos y escrituras de compraventa. Además, fue patrono de las capillas del Rosario y del Carmen, en la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol de Güímar; y de la Virgen del Rosario, en el Convento dominico de Santo Domingo en Soriano de la misma localidad, así como cofrade de la Cofradía de la Misericordia de la antedicha parroquia.

     Nació en el entonces denominado pago de Chimaje (El Escobonal) el 8 de junio de 1676, siendo hijo de don Juan de Castro Díaz y doña Nicolasa María Gaspar Pérez (o Delgado). Seis días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro de Güímar por el Bachiller don Bartolomé Pérez Sutil, beneficiado de dicho lugar y de Candelaria; se le puso por nombre “Juan” y actuaron como padrinos don Juan Delgado y doña María Rodríguez, vecinos de dicho lugar. Fue el mayor de ocho hermanos…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN DE CASTRO DELGADO

Arico: Don Juan Delgado Mexías (1651-1722), Lcdo. en Teología, sacerdote, capellán, propietario agrícola y apoderado de los vecinos ante el Cabildo de Tenerife

     Miembro de una de las familias más destacadas de Arico, de militares y religiosos, nuestro biografiado siguió la carrera eclesiástica tras obtener una capellanía y un patrimonio vitalicio de su familia. Después de ser ordenado sacerdote, ejerció toda su vida como capellán, adscrito a la parroquia de San Juan Bautista de su pueblo natal, donde colaboró con numerosos párrocos. Además, obtuvo el título de Licenciado en Teología, fue un notable propietario agrícola y actuó como apoderado de los vecinos de Arico ante el Cabildo de Tenerife, con el fin de solicitar autorización para tomar el agua necesaria para el abasto público de varios manantiales de dicho término.

     Nació en Arico en abril de 1651, siendo hijo de don Antón (o Antonio) Delgado Mexía y doña María Estévez. El 30 de dicho mes fue bautizado en la iglesia parroquial de San Juan Bautista por el cura párroco don Bartolomé Hernández Vilar; se le puso por nombre “Juan” y actuó como padrino don Francisco González…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN DELGADO MEXÍAS

La primera Academia y Banda de Música de Fasnia (1946-1954), el Patronato para la Protección y Fomento de las Bellas Artes “Amigos del Arte de Fasnia” y la Orquesta “Ritmos Nuevos”

     En 1934 ya existía en Fasnia una orquesta, exclusivamente de cuerda, que amenizaba los bailes, las procesiones y los actos culturales que se llevaban a cabo en los casinos. Desaparecida aquella, a finales de los años cuarenta se pensó en la posibilidad de fundar una banda de música en dicho pueblo, que pudiese amenizar todas las festividades locales.

     Con ese objetivo, en 1946 el Ayuntamiento contrató al primer profesor de la Academia de Música, don José Antonio Aguilar Delgado, garachiquense avecindado en Güímar, quien solo continuó hasta el año siguiente. Por entonces, en 1947 se intentó legalizar el Patronato “Centro Artístico de Fasnia”, para que albergase la futura Banda de Música, pero no llegó a constituirse oficialmente. En 1949, la corporación municipal contrató como director de la Academia y de la Banda de Música en organización a don Antonio García Velázquez, también vecino de Güímar, quien estuvo en el cargo algo menos de tres años, en los que la Banda ya logró actuar en público, así como una orquesta formada en su seno. Le sucedió don Manuel González y González, quien fue contratado por el Ayuntamiento como director interino de la Banda de Música en organización, pero solo estuvo seis meses, de 1952 a 1953, y luego, tras la constitución del Patronato para la Protección y Fomento de las Bellas Artes “Amigos del Arte de Fasnia”, en 1954 fue contratado por éste, aunque solo tenemos constancia de que continuase hasta el año siguiente, si bien continuó algún tiempo al frente de la orquesta “Ritmos Nuevos”, que le motivaba mucho más que la Banda…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-BANDA DE MÚSICA DE FASNIA-PRIMERA

Arafo-Güímar: Don Gonzalo Cruz García (1896-1979), Doctor en Farmacia, farmacéutico en Güímar y Madrid, simpatizante del Partido Republicano, actor aficionado y vocal del Liceo Andaluz de la capital del Reino

     Nuestro biografiado fue uno de los primeros universitarios nacido en Arafo. Cursó el Bachillerato en el Instituto de Canarias de La Laguna y la carrera de Farmacia en la Universidad Central de Madrid, con la promoción de 1920, que continuó reuniéndose mensualmente varias décadas después de concluir los estudios. Obtuvo el título de Doctor en Farmacia y ejerció como farmacéutico en Güímar, donde vivía con su familia desde su adolescencia, y luego en Madrid, ciudad en la que contrajo matrimonio, falleció y nacieron sus cuatro hijos, dos de los cuales continuaron la profesión paterna. Además, en su juventud fue simpatizante del Partido Republicano y destacó como actor aficionado.

     Nació en Arafo el 1 de octubre de 1896, a las seis de la tarde, siendo hijo del propietario don Gonzalo Cruz Rodríguez, natural de Güímar, y de la maestra doña Rafaela García Rodríguez, que lo era de la Vega de Río Palmas (Fuerteventura). El 12 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el cura encargado don Pedro González Díaz; se le puso por nombre “Gonzalo Laureano Tomás” y actuó como padrino su tío don Tomás Cruz Rodríguez, natural y vecino de Güímar…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GONZALO CRUZ GARCÍA

Granadilla de Abona: Don Cipriano Arnay y Martín (1861-1912), carpintero y capitán honorífico de Infantería, condecorado en la Guerra de Cuba

     Nuestro biografiado trabajó desde su adolescencia como carpintero, profesión en la que continuaría trabajando durante toda su vida. Pero al pertenecer a una familia de larga tradición militar, ingresó como soldado voluntario en las Milicias Canarias, en las que ascendió hasta sargento 2º, empleo con el que pasó a Infantería; luego, como 2º teniente de la Reserva retribuida de dicha arma fue destinado a la Guerra de Cuba, donde participó en numerosas acciones, por las que fue distinguido con dos Medallas del Mérito Militar con distintivo rojo, una de ellas pensionada. Tras su regreso a Tenerife ascendió a primer teniente de la escala de Reserva retribuida de Infantería y se retiró con el empleo honorífico de capitán.

     Nació en Granadilla de Abona el 22 de febrero de 1861, siendo hijo del sargento de Milicias don Francisco Arnay Fumero, natural de Vilaflor, y doña Martina Martín López, que lo era de La Laguna. El 3 de marzo inmediato fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por el cura párroco ecónomo Br. don Juan de Frías y Peraza; se le puso por nombre “Cipriano Gerónimo” y actuó como padrino don Gerónimo González Mendoza, del mismo vecindario…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CIPRIANO ARNAY MARTÍN

La Imprenta “Güímar” (1984-2013), la última artesanal del Sur de Tenerife

     Este artículo está dedicado a la última imprenta artesanal de Güímar y de todo el Sur de Tenerife, que hace pocos años escribió la última página de su historia, con la jubilación de su último empleado y propietario. El año 2013, en el marco de la Fiesta del Libro, se les hizo entrega del Marcador de Plata del Ayuntamiento de Güímar a los propietarios de esta entrañable imprenta, como reconocimiento a la labor realizada en este municipio en el fomento de la cultura. Tras su cierre, actualmente tiene en venta todo su contenido, que es muy probable acabe fuera de este municipio.

     Esta industria es la tercera de este tipo que ha existido en Güímar en toda su historia y la continuación de otra anterior, la «Imprenta Sanabria», que estuvo abierta en el mismo municipio durante 37 años (1947-1984), hasta que vendió toda la maquinaria y material a dos de sus empleados, quienes fundaron en una nueva sede la «Imprenta Güímar», en la que continuaron desarrollando su labor durante otros 29 años, hasta su cierre en 2013. Además de las anteriores, en este municipio existió otra empresa de este tipo, que nada tuvo que ver con ellas, la «Imprenta Granizo» (1940-1983)…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-IMPRENTA GÜÍMAR

Santiago del Teide: Don Tomás Gorrín Pérez (s. XVI-XVII), guarda del Puerto de Santiago y encargado de su Aduana, capitán de Milicias y alcalde real del Valle

     Nuestro biografiado perteneció a una destacada familia, de origen francés y castellano por su padre y guanche por su madre, que irradió el apellido Gorrín por el Valle de Santiago y desde él a todo el oeste de la isla. Gozó de notable prestigio en su época, pues llegó a ser guarda del Puerto de Santiago y encargado de su Aduana, capitán de Milicias y alcalde real del Valle de Santiago. Disfrutó de una posición acomodada y tuvo ilustre descendencia.

     Nació en el Valle de Santiago (probablemente en Tamaimo) a finales del siglo XVI, siendo hijo de don Florián Gorrín y González Sotomayor, oriundo por su padre de Francia, y doña Inés Pérez, de origen guanche. Creció en el seno de una familia económicamente desahogada y de cierto prestigio local, pero de momento no hemos podido localizar su partida de bautismo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-TOMÁS GORRÍN

Candelaria-El Rosario: Don Juan Antonio del Castillo (1742-1835), capellán y colector de la parroquia de Güímar, propietario agrícola y decano de los sacerdotes del Valle

     Miembro de una ilustre familia, conocida en Barranco Hondo como “Los Curas”, una vez que sus padres fundaron una capellanía a su favor, nuestro biografiado ya pudo recibir las órdenes sagradas, hasta el Presbiterado. Siguió una modesta carrera sacerdotal, pues quedó adscrito como capellán a la parroquia de San Pedro Apóstol de Güímar, de la que su hermano Luis fue beneficiado, y continuó viviendo en dicho lugar tras la muerte de éste. Además, fue nombrado colector de dicha parroquia, en la que colaboró con los distintos párrocos en la celebración de misas y sacramentos, hasta que su avanzada edad le impidió seguir haciéndolo. Al final de su vida se estableció en la calle de La Arena de Candelaria con su sobrino don Juan Núñez del Castillo, cuando éste fue nombrado párroco de Santa Ana, y allí continuó hasta su muerte, que se produjo cuando contaba 93 años de edad.

     Nació en Barranco Hondo (probablemente en la “Banda de Allá”, perteneciente a El Rosario) el 19 de abril de 1742, siendo el segundo hijo varón de don Asencio Francisco Núñez, natural de la jurisdicción de la ciudad de La Laguna en El Rosario, y doña María de los Ángeles López del Castillo, que lo era del lugar de La Matanza, y ambos “vecinos de la Ciudad en San Amaro”. El 26 de ese mismo mes recibió las aguas bautismales en la iglesia parroquial de Santa Ana de Candelaria, de manos de don Cristóbal Alonso Núñez, teniente de beneficiado; se le puso por nombre “Juan Antonio” y actuó como padrino el teniente capitán don Luis Francisco de Castro Núñez, su tío abuelo, “vecino deste lugar de Candelaria en el pago de La Cuevecita”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN ANTONIO DEL CASTILLO