El centenario pasodoble “Al Socorro”, inequívoca seña de identidad del Valle de Güímar

Pasodoble Al Socorro     En el año 2009 se cumplió el primer centenario del pasodoble “Al Socorro”, una obra entrañable, cuya música fue compuesta en 1909 por el músico y compositor aragonés don Miguel Castillo Alfonso (1876-1929), por entonces director de la banda de música de Güímar, mientras que la letra fue añadida en 1970 por el recordado abogado, político y escritor güimarero don Pedro Guerra Cabrera (1937-1991); tristemente, ambos personajes murieron prematuramente, con tan solo 53 y 54 años de edad, respectivamente.

     Esta bella pieza musical invita al pueblo a acudir a la playa del Socorro a rememorar la aparición de la Virgen, por lo que a sus compases es fácil que a todos los güimareros y a otros muchos vecinos del Valle (sobre todo araferos) se les escapen lágrimas de emoción y alegría, las mismas que les produce su fiesta más entrañable. Hoy constituye el auténtico himno de las fiestas en honor de Nuestra Señora del Socorro, así como una de las principales señas de identidad del pueblo de Güímar y de toda la comarca.

     A comienzos de 1904 llegó a Güímar el prestigioso músico y compositor aragonés don Miguel Castillo Alfonso, para hacerse cargo de la dirección de la Banda de Música de esta localidad, que por entonces dependía de la “Sociedad Filarmónica Euterpe”, a cuyo frente continuó durante diez años. Mientras permaneció en Güímar, en 1908, cuando contaba 32 años de edad, contrajo matrimonio en la parroquia de San Pedro con doña Florinda Campos Díaz, natural y vecina de la entonces villa, de tan solo 13 años. Este enlace le ayudó a impregnarse del sentimiento canario y güimarero, que quedó plasmado en varias de sus composiciones más conocidas…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

2 comentarios en “El centenario pasodoble “Al Socorro”, inequívoca seña de identidad del Valle de Güímar

  1. Siempre es interesante leerle don Octavio.
    Dos personajes, don Miguel y don Pedro, que unieron su saber hacer, para perdurar en la memoria del pueblo y en una placa que no se quería descubrir.
    Yo no estúve allí. De haber estado, seguro que hubieses pensado: ¡Eso fue Pedro, que trabó la cortina!

    • Sí Pedro, si hubieras estado en el descubrimiento de la placa lo hubiese pensado. Dos ilustres personajes de la historia de Güímar unidos por una pieza musical que es algo más que un pasodoble, el himno popular del Valle de Güímar.
      Un abrazo.

Responder a PedroLuis Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.