La revuelta del pueblo de Igueste de Candelaria contra una pareja de la Guardia Provincial, en el año 1896

Igueste (Fotograbado Cabrera Benítez 1939)     Dentro del municipio de Candelaria, el pueblo de Igueste siempre se ha caracterizado por su carácter reivindicativo y la defensa de su identidad, así como por una extraordinaria unión vecinal. Por ello, no es de extrañar que a finales del siglo XIX, en plena Guerra de Cuba, cuando la Guardia Provincial pretendía detener a dos hijos de la localidad considerados prófugos, los vecinos, todos a una, no dudaron en enfrentarse con ellos, dando lugar a una revuelta que fue uno de los sucesos más destacados de la isla en el año 1896. En ellos se vio implicado el sacerdote iguestero don Simón Higuera Marrero, que había regresado de Cuba a comienzos de dicho año y pasaba una temporada en la isla, donde actuaba como cura regente de Arafo.

     El serio incidente tuvo lugar el jueves 13 de agosto de 1896. Ese día llegaron al pueblo de Igueste de Candelaria dos guardias provinciales con órdenes de prender a unos prófugos, y después de haber capturado a uno de ellos, numerosos vecinos les increparon y les exigieron que lo dejaran en libertad. Ante la respuesta negativa, dichos vecinos desarmaron a la pareja de la Guardia Provincial, les propinaron algunos golpes y rompieron los fusiles, que tiraron por un barranco. La cosa no llegó a mayores gracias a la intervención del mencionado cura don Simón Higuera Marrero, que ante las súplicas y sollozos de los agentes pidió a sus paisanos que los soltaran, tras aquellos prometer que no presentarían denuncia por dichos hechos; pero, a la postre, dicho sacerdote sería el principal condenado por este grave incidente.

    Al día siguiente (viernes) llegaron a La Laguna los dos guardias heridos, que ingresaron en el Hospital de Dolores de dicha ciudad, después de haber entregado en su puesto las carabinas destrozadas y presentar la correspondiente denuncia por el incidente. Esa misma noche partieron hacia Igueste de Candelaria unos 40 guardias a caballo, que constituían el total de la Sección Montada de la Guardia Provincial, al mando del teniente Ponte. Allí procedieron a efectuar interrogatorios y en la noche del sábado 15 volvieron a Santa Cruz de Tenerife conduciendo once presos, que fueron recluidos en el cuartel de San Carlos.…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-REVUELTA DE IGUESTE

4 pensamientos en “La revuelta del pueblo de Igueste de Candelaria contra una pareja de la Guardia Provincial, en el año 1896

  1. Hola Octavio
    Junto con saludar me presento mi nombre es Juan Manuel Nuñez según los datos soy bis nieto de Nicolás Nuñez Pérez me gustaría saber un poco mas de este articulo y de bisabuelo ya que mi padre Juan Francisco Nuñez Guerra y yo estamos muy interesado en la historia de nuestra familia
    Actualmente yo vivo en chile pero soy de nacionalidad cubana se que Nicolas Nuñez Pérez pertenecía al ejercito por lo cual creo que se vino a cuba en esos tiempos y se quedo en la isla
    Bueno si nos puedes ayudar con toda la información estaré muy agradecido

  2. He oído muchas narraciones a mi padre D. Simon Higuera Hernández que era sobrino y fue secretario del cura muchísimos años en cuba, de echo fue su sobrino preferido hasta que hubo un hecho puntual
    Me alegra haber leído este texto y cuando esté por Tenerife trataré de ponerme en contacto con usted, para poder recopilar todo lo más posible. Mi hermano mayor Pedro Higueras tiene mucha información transmitida vía oral de mi padre
    Felicidades por el texto y la oportunidad que nos brinda de actualizar los conocimientos que de otra forma se perderían en el olvido
    Mis respetos y agradecimientos

    • Me alegra que te haya interesado este artículo. Dentro de unas semanas tengo previsto publicar la biografía completa del padre Simón Higueras. Si tiene fotografías o algún dato que pueda enriquecerla, serán bienvenidos. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *