Vilaflor de Chasna: Don Fernando Díaz de Vera (1554-1604), Doctor en Sagrada Teología, dignidad de arcediano de Tenerife y de tesorero en el Cabildo de la Catedral de Canarias

Vilaflor-carretera 1920-1925-2      De origen guanche, cuando dicha circunstancia pesaba como una losa si se intentaba ocupar un puesto destacado en la sociedad canaria del siglo XVI, don Fernando Díaz de Vera no sólo se sintió orgulloso de su sangre, sino que logró ser respetado y apreciado por cuantos le conocieron. Sus notorias dotes personales, le permitieron alcanzar el título de Doctor en Sagrada Teología y situarse, primero como arcediano de Tenerife y luego como tesorero, entre las cuatro primeras dignidades del Cabildo Catedral de Las Palmas de Gran Canaria, único por entonces del archipiélago, a pesar de encontrarse en inferior situación social que los restantes miembros y ser uno de los más jóvenes del mismo. Su prestigio también le permitió obtener los nombramientos de calificador y notario del Santo Oficio de la Inquisición. Como curiosidad, luchó con las armas en la mano con motivo de los ataques de piratas que sufrió dicha capital. Fue, sin duda, el primer sacerdote de relieve nacido en las Bandas del Sur y uno de sus hijos más ilustres de todos los tiempos.

     Nuestro biografiado nació en la comarca de Chasna o Abona hacia 1555, siendo hijo de don Diego Díaz de Vera y de doña Inés González, ambos de nobles familias guanches; y recibió el bautismo en la iglesia parroquial de San Pedro de Vilaflor, como así lo declaró en su testamento. Conviene destacar la ascendencia paterna de nuestro biografiado, ya que era nieto de don Diego Díaz y de doña Luisa de Vera y bisnieto en línea directa de Don Diego de Adeje, último mencey de este bando, quien usaba anteriormente el nombre de Pelinor y que tras la conquista fue probablemente el único de los menceyes de la isla que continuó viviendo en ella hasta su muerte, siendo obsequiado además con el título de “Don” y la concesión de importantes repartimientos de tierras…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FERNANDO DÍAZ DE VERA

4 comentarios en “Vilaflor de Chasna: Don Fernando Díaz de Vera (1554-1604), Doctor en Sagrada Teología, dignidad de arcediano de Tenerife y de tesorero en el Cabildo de la Catedral de Canarias

  1. Guanche sería su sangre, pero no sus apellidos… O eso parece.

    A propósito, estimado Octavio: Perduran nombres guanches, como los que llevan tus queridos hijos, pero son raros los apellidos con tal raíz ¿o no?… porque a mi sólo me viene a la mente «Bencomo»… Seguro que tú conoces otros muchos.

    • Sí Pedro, los apellidos que se impusieron a los aborígenes sobrevivientes enmascara el considerable porcentaje de sangre guanche que quedó en esta isla, sobre todo en el Sur, al ser bandos de paces. Así me ocurre a mí, que tengo sangre guanche por varias líneas y sin embargo no tengo apellidos que pudieran hacerlo pensar. Sólo quedaron algunos apellidos de reconocido origen guanche, como pueden ser, aparte del Bencomo que citas, Tacoronte, Guanche y Baute, entre otros que ahora no recuerdo. Con los nombres ocurre lo contrario, pues hubo una época relativamente reciente en la que incluso estuvieron de moda. No ocurre así con mis hijos, que llevan esos nombres por total convencimiento y compromiso de sus padres. Saludos cordiales.

  2. Gracias Octavio.
    Lo de Guanche y Tacoronte es evidente… pero no me acordaba…. Y pensaba yo que el Baute de nuestro presidente, era peninsular (craso error!!!!, si se entera me deshereda !!!), pues para mi lo más parecido es Daute, referente a la comarca de la Isla Baja.

    • Pues sí Pedro, el Baute actual es una transformación del Ibaute, con el que aparecen bautizados algunos guanches. Otros tenían como apodo, luego transformado en apellido el «Natural». No obstante, algunos apellidos españolizados tienen una clara raíz aborigen, como los Albertos de Candelaria y Güímar o el desaparecido Delgado-Trinidad. Siga usted leyendo los artículos con igual interés. Un abrazo.

Responder a Octavio Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.