Los primeros casinos de Vilaflor de Chasna (1925-1936) y los bailes en casas particulares

El pueblo de Vilaflor de Chasna siempre fue muy aficionado a los bailes, que desde finales del siglo XIX hasta la II República Española se celebraban sobre todo en casas particulares que contaban con salones espaciosos adecuados para ello, sobre todo con motivo de las principales festividades, entre las que destacaron las de don Camilo Hernández y don Fernando Pérez, en las que luego se instalarían sendos casinos. Posteriormente, comenzaron a surgir los casinos. Así, según recogió el investigador chasnero don Nelson Díaz Frías, los vecinos del barrio de arriba contaban con un Casino, que primeramente estuvo instalado en un inmueble de la calle Dolores, propiedad de don Camilo Hernández Fumero; posteriormente se ubicó en un viejo inmueble de la Plaza de la Iglesia, que pertenecía a doña Manuela Hernández Oliva. Por su parte, los vecinos que vivían en la parte baja del pueblo de Vilaflor acudían al Casino instalado en la calle del Dr. Rodríguez López o del Convento, en una casa propiedad de don Fernando Pérez “Santamaría”.

Tras rastrear la prensa tinerfeña de la época, tenemos constancia de que a lo largo del siglo XX el pueblo de Vilaflor ha contado con varias sociedades de recreo y cultura, de las que por lo menos conocemos las cinco siguientes: el “Casino Vilaflorense” (1925-1928), el Casino “La Unión” (1934), el Casino “Nivaria” (1935), la “Unión Vilaflorense” (1947-1964) y la Sociedad Recreativa y Cultural “XXV de Abril” (desde los años ochenta hasta el presente). En este artículo solo nos vamos a centrar en los tres primeros casinos, además de dedicar un apartado a los bailes en las casas particulares…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.