San Miguel de Abona: Don Pantaleón Tacoronte y Hernández (1839-1906), Bachiller en Filosofía y Teología, Licenciado en Derecho, profesor del Instituto, párroco, arcipreste y capellán del Hospital

San Miguel-5B     Gracias a un patrimonio vitalicio, este destacado sureño siguió la carrera eclesiástica y, tras obtener los títulos de Bachiller en Filosofía y Teología, fue ordenado de presbítero y obtuvo su primer destino, el de cura ecónomo de Vallehermoso. Posteriormente pasó como coadjutor a la Concepción de La Laguna, de la que también fue cura párroco servidor, así como mayordomo de la imagen de Ntra. Sra. de la Concepción y arcipreste del distrito; en esa etapa obtuvo el título de Licenciado en Derecho Civil y Canónico y ejerció como profesor del Instituto de Canarias, único por entonces del archipiélago. Luego obtuvo por oposición la parroquia de San Andrés y Sauces, de la que también fue nombrado mayordomo de fábrica. Tras su jubilación se estableció en Santa Cruz de Tenerife, donde ejerció como capellán del Hospital de los Desamparados, cura ecónomo de San Francisco y vocal de la Junta de instrucción pública de dicha capital. Pasó los últimos años de su vida en La Laguna, donde fue nombrado socio de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife.

     Nuestro biografiado nació en San Miguel de Abona el 27 de julio de 1839, siendo hijo de don Agustín Tacoronte y Trujillo, natural de Vilaflor, y de doña Josefa Hernández Feo, que lo era de San Miguel. Tres días después recibió el bautismo en la iglesia parroquial del Arcángel San Miguel, de manos del párroco propio don Francisco Guzmán y Cáceres; se le puso por nombre “Pantaleón Miguel” y actuó como padrino su tío materno don Miguel Hernández Feo…

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PANTALEÓN TACORONTE HERNÁNDEZ

6 pensamientos en “San Miguel de Abona: Don Pantaleón Tacoronte y Hernández (1839-1906), Bachiller en Filosofía y Teología, Licenciado en Derecho, profesor del Instituto, párroco, arcipreste y capellán del Hospital

  1. Un Abrazo Octavio Felicidades en el año que culmina y el que está por llegar esté lleno de prosperidad y Paz junto a su Familia y Amigos. Que tu pluma siga creando tan bellas Historias de vida. Las Genealogías son nuestra conexión con el pasado. Gracias por ese regalo que nos da. Dios te Bendiga.
    eMp
    Hatillo, PR USA

    • Gracias Eva Margarita por tus deseos. La mayor satisfacción del que se ocupa de la historia y los personajes de un pequeño rincón del planeta es que a alguien le interese. Si encima viven en otro país, en este caso Puerto Rico, y este blog le sirve para conocer algo mejor la tierra de sus antepasados, me siento totalmente realizado.
      Feliz Navidad y que el próximo año le sea positivo.
      Saludos, Octavio.

  2. Amigo Octavio, he intentado en un par de ocasiones dejar “un comentario”, y mira lo que me sale:
    Esto es algo embarazoso, ¿verdad?
    Parece que no podemos encontrar lo que estás buscando. Tal vez una búsqueda, o uno de los enlaces que aparecen a continuación, pueden ayudarte.
    No parece nada grave, pero resulta embarazoso….
    Saludos.
    P.D.- Por cierto, no me has contestado en el artículo del Baloncesto a qué se debe (o la etimología) el nombre de “Icocia”.

    • Hola Pedro. Las cosas de internet y de los blogs. Esta mañana he estado más de una hora intentando colgar un artículo, pero me salía con una foto aleatoria que no tenía nada que ver con él. Después de más de diez intentos y cambios de foto, al final lo pude colgar. Cuando dice que no quiere, no quiere. Hay que intentarlo en otro momento.
      Sobre el Icocia te respondo en su debido lugar.

      • Pues fue justo esta mañana cuando me ocurrió el problema. Debías estar con ese lío, cuando mismo yo intenté entrar. De hecho vi una foto diferente en la última entrada, era a “a color”.
        Gracias por lo de “Icocia”. Una empresa con ese nombre me colocó unas persianas (muy bien, por cierto) y di por supuesto que se trataba de un “acrónimo” personal.
        Saludos. Seguimos.

        • Sí Pedro, hay momentos en que la informática te vuelve loco, pero es una herramienta increíble, pues sin ella yo no podría producir al ritmo en que lo hago.
          Siga usted leyendo mi blog, que yo intentaré aclararle las dudas que pueda. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *