Los antiguos enterramientos en los templos y la habilitación del primer cementerio de Candelaria

Esqueletos San Blas-3     El municipio de Candelaria cuenta en la actualidad con tres cementerios, pero solo desde mediados del siglo XX, pues con anterioridad sólo existía uno en el casco de Candelaria y hasta comienzos del siglo XIX, durante más de tres siglos, los enterramientos se efectuaban exclusivamente en los recintos religiosos de la localidad: el Santuario de la Virgen, la Cueva-ermita de San Blas, la iglesia parroquial de Santa Ana, la capilla del Convento dominico y raramente en las ermitas de la jurisdicción. No debemos olvidar, que en estos lugares también se enterraron los vecinos de Arafo hasta 1795, en que se segregó su parroquia.

     En el año de 1811, con motivo de la tristemente célebre epidemia de fiebre amarilla que asoló Tenerife, se habilitó un campo santo parroquial, en el que fueron enterrados al menos dos vecinos fallecidos del rigor de dicha epidemia, uno de ellos el propio párroco de la localidad. Tras pasar la epidemia, los entierros continuaron efectuándose de forma mayoritaria en la iglesia de Santa Ana, aunque muchos se hicieron también en la capilla del Convento. En 1828 se habilitó un cementerio parroquial provisional, a consecuencia del gran número de fallecidos en una epidemia de viruelas, aunque solo se mantuvo abierto durante nueve meses, pues dado que carecía hasta de vallado los entierros volvieron a la iglesia parroquial. Finalmente, en 1835 los enterramientos abandonaron definitivamente los templos, al abrirse de nuevo el cementerio provisional, que ya estaba cercado con un muro de piedra seca, el cual permaneció en funcionamiento hasta 1843, en que fue clausurado al trasladarse a las ruinas de la inacabada Basílica de la Virgen de Candelaria, donde continuó durante muchos años. El cementerio antiguo solo volvió a utilizarse esporádicamente y en cortos períodos coincidiendo con algunas epidemias, como ocurrió en 1862-1863 y 1897…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PRIMER CEMENTERIO DE CANDELARIA

4 pensamientos en “Los antiguos enterramientos en los templos y la habilitación del primer cementerio de Candelaria

  1. Octavio, 3 cementerios y 16 páginas llenas de historia y de muertos… Y de vivos, que luchaban por buscar un lugar para los muertos.
    De pequeño, siempre me impresionó eso de saber que bajo el tablado del piso de la iglesia, se habían enterrado a nuestros antepasados.
    Leyendo el artículo se comprenden las dificultades que hemos atravesado hasta épocas muy recientes, hasta para encontrar un lugar donde enterrar a nuestros muertos: Bien se lo expresó el alcalde al párroco ¡ya bastantes contribuciones pagan los vecinos, para exigirles más ayudas para construir un nuevo cementerio”. Siempre estrecheces y dificultades, pero más en unas épocas que en otras… Y lo olvidamos. Vaya que si lo olvidamos…

    • Pedro, 16 páginas y es solo la primera parte de esta historia. Vendrán más.
      Resulta curioso que mucha gente no sabe aún que todas las iglesias antiguas fueron cementerios hasta bien entrado el siglo XIX, en los que siguen enterrados cientos y en algunos casos miles de personas.
      Ahora que estamos atravesando una grave crisis económica, viene bien recordar que en el pasado hubieron otras, como la mencionada en este artículo, en el que la gente moría de hambre y el ayuntamiento no tenía presupuesto ni para vallar el cementerio, en el que entraban los perros a… mejor es no imaginarlo. Vaya que sí olvidamos como se vivía en nuestros pueblos en el pasado. Saludos.

  2. GRACIAS, no me cansaré de darlas jamás por el buen hacer de “sastre histórico” que tienes Octavio. Un artículo buenísimo….

    • Gracias por tus palabras, solo intento documentarme lo mejor posible y sacar a la luz la información que encuentro por si a alguien le interesa. Me alegro de que esta vez haya sido así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *