Vilaflor de Chasna: Don Antonio Camacho Pérez (1854-1932), emigrante, maestro, inspector, catedrático, rector interino de la Universidad de la República de Uruguay y miembro de la Cámara de Representantes de la Asamblea General de dicho país


     Hijo de zapatero, don Antonio Camacho Pérez inició la carrera de Magisterio en Tenerife, pero antes de concluir su carrera contrajo matrimonio y emigró a Brasil, atraído por la campaña propagandística que por esos años se hizo en Canarias. Pero al chocar con la cruda realidad dio pruebas de amor a sus paisanos al preocuparse desde aquel continente por los incautos que estaban prestos a emigrar a dicho país, remitiendo una carta a la prensa en la que relataba la experiencia negativa de los canarios que allí estaban, hablando de las mil y una dificultades para cultivar la tierra, de los múltiples problemas de comunicación y abastecimiento, etc.; dicha carta tuvo un amplio eco e influyó en que muy pocos isleños emigrasen al enorme país sudamericano. Pasó luego a la República Oriental del Uruguay, donde terminó sus estudios y obtuvo el título de Maestro de Primera Enseñanza; ejerció en distintas localida­des y luego fue designado inspector de escuelas. En Maldonado fundó una sección de Enseñanza preparatoria y secundaria, anexa a la pres­tigiosa “Escuela Ramírez”. Más tarde, se le confió la Jefatura de Trabajos Prácticos de Historia Natural, así como diversas asignaturas en la Universidad de la República y, a pesar de su humilde cuna y de las grandes dificultades que había tenido que superar en su vida de emigrante, llegó a ser catedrático y rector interino de dicha Universidad, demostrando que con tesón, inteligencia e ideas claras se puede conseguir casi todo lo que uno se propone. También fue elegido miembro de la Cámara de Representantes de la Asamblea General de la República Oriental del Uruguay. Fue, sin duda, un destacado personaje del Sur tinerfeño.

    Nuestro biografiado nació en la calle de La Ladera del pueblo de Vilaflor el 1 de noviembre de 1854, siendo hijo de don Antonio Camacho y Cerdeña, natural de La Antigua en la isla de Fuerteventura, y de doña Antonia Pérez Tacoronte, que lo era del pueblo tinerfeño. Cuatro días después recibió el bautismo en la iglesia matriz del Apóstol San Pedro, de manos del cura párroco don José Lorenzo Grillo y Oliva; se le puso por nombre “Antonio del Patrocinio” y actuó como padrino don Pedro Fumero…

        En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

3 comentarios en “Vilaflor de Chasna: Don Antonio Camacho Pérez (1854-1932), emigrante, maestro, inspector, catedrático, rector interino de la Universidad de la República de Uruguay y miembro de la Cámara de Representantes de la Asamblea General de dicho país

  1. A pesar de la mayor movilidad que gozamos en la actualidad y de la enorme influencia de los medios de comunicación, que nos hacen el mundo pequeño en tamaño e inmediato en el tiempo, no deja de sorprendernos la capacidad e ingenio de esta gente (probablemente también extrema necesidad) para lanzarse a la mar a «descubir nuevos mundos»… Gran mérito entonces… y también ahora, por ciento.

    • Pedro, los canarios de nuestra generación hemos estado muy pegados a nuestra tierra y no hemos sido muy partidarios de salir de ella, cosa que, como se ve en este artículo y conocemos de muchos de nuestros antepasados, no siempre fue así. Durante siglos los canarios debían superar las épocas de crisis, en las que aquí no había trabajo ni recursos, emigrando a distintos países de América, luego a Europa e, incluso, a África y Australia. A veces les iba bien, como el personaje central de esta historia, que siendo hijo de un humilde zapatero y después de vencer las dificultades del emigrante, inicialmente como un simple jornalero, llegó a rector de la Universidad de Montevideo. Hoy las nuevas generaciones, las de nuestros hijos, se están viendo abocadas a emigrar de nuevo para garantizarse el sustento. La historia es pendular y se repite una y otra vez, para lo bueno y para lo malo.

Responder a la camiii Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.