Apuntes históricos del caserío costero de “Las Eras” (Fasnia-Arico)

Las Eras-plaza-ermita antigua      El desplazamiento de la población canaria hacia el área costera es un fenómeno que se remonta a los inicios del siglo XX, aunque se ha agudizado en las últimas décadas. De este modo, han surgido numerosos núcleos de población en la costa de la isla donde antes sólo había algún almacén de mercancías o una solitaria choza de pescadores. Este es el caso de Las Eras, asentado en la divisoria costera de los municipios de Fasnia y Arico, que en la actualidad se consolida como uno de los caseríos más prósperos del Sudeste tinerfeño, sobre cuyo nombre siempre ha reinado una total confusión, hasta el punto de que existen varias teorías sobre el mismo.

     Por su especial ubicación a ambos lados de la desembocadura de un barranco, el actual caserío de Las Eras ha tenido una dependencia político-administrativa y religiosa bastante peculiar a lo largo de su Historia. Así, en la época prehispánica formaba parte del Menceyato o Bando guanche de Güímar, y dentro de éste del sector de Agache, que se extendía desde La Ladera hasta el Barranco de Tamadaya en Arico. Tras la Conquista, se constituyeron entre otras la Alcaldía pedánea de Güímar, que contó luego con su parroquia, y la de Vilaflor, que también tenía la suya; ambos pueblos fijaron como linde el Barranco de Las Eras (también conocido por las Vigas, Cano o de la Linde), con lo que el paraje costero que nos ocupa siguió caminos divergentes. Pero la parte correspondiente a Vilaflor pasó luego a formar parte del nuevo Ayuntamiento de Arico, tras su segregación en 1639, y a depender de la Parroquia de San Juan Bautista, también creada por entonces…

        En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-HISTORIA_LAS ERAS

2 comentarios en “Apuntes históricos del caserío costero de “Las Eras” (Fasnia-Arico)

  1. Exhaustivo artículo, que datalla la historia de esta localidad costera. Curiosa e interesante la historia de su nombre, que bien parece estar vinculada al barranco que la divide. Como curiosa y compleja debe ser su gestión administrativa, compartida entre dos municipios, que se llevan como «hermanos»: compartiendo cariño y riñas infantiles. O no.

    • Pues a pesar de estar compartido entre dos municipios, este núcleo de población ha avanzado mucho en las últimas décadas. Los vecinos han sabido extraer de los dos Ayuntamientos lo mejor y, dejando a un lado los intereses políticos locales, se han puesto de acuerdo en sacar a este pueblo adelante. Yo me acuerdo como era ese lugar hace casi tres décadas, en que actué como mantenedor en unas fiestas, y no tiene nada que ver con el actual, pues hoy posee instalaciones modélicas que son la envidia de los demás pueblos costeros de la comarca.
      Gracias una vez más por tu interés por este blog.

Responder a PedroLuis Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.