Las reformas del templo parroquial de Barranco Hondo (Candelaria) y el reloj de su torre

Barranco Hondo-iglesia-reforma    Como ya relatamos en un artículo anterior, desde el siglo XIX Barranco Hondo ya contaba con una ermita dedicada a San José, que se había terminado de construir en 1860 y, tras ser bendecida, se había abierto al culto en 1867. Pero aún habrían de pasar muchos años, hasta 1943, para que fuese elevada a parroquia, la cual comenzó a regir a comienzos de 1944.

     En 1960, durante la regencia del párroco fray Porfirio Pérez Pontejo y al cumplirse un siglo de su construcción, se despertó en este pueblo el deseo de restaurar y mejorar en lo posible la iglesia parroquial, sobre todo su techumbre. Dado el entusiasmo vecinal enseguida se iniciaron las obras, que a la larga llevaron a la mayor reforma que se ha realizado en el templo desde su construcción.

     Durante las obras se quitaron los altares antiguos, que fueron sustituidos por nuevas hornacinas para las imágenes, y se sustituyó el antiguo campanario por una torre alta y esbelta, que poco después fue dotada de un reloj, adquirido por los emigrantes del pueblo en Venezuela. A pesar de las dificultades económicas de la época, gracias al entusiasmo e impulso del joven párroco, con el beneplácito del obispo güimarero don Domingo Pérez Cáceres, se pudieron llevar a término las obras emprendidas, que también incluyeron la construcción de la casa parroquial, una nueva sacristía y un salón, anexos al templo. Según la prensa de la época, el presupuesto total superó las 100.000 pesetas, cantidad cubierta con los donativos del vecindario, que contribuyó con todo lo que pudo, aunque también se contó con la colaboración del Ayuntamiento de Candelaria, CEPSA y, sobre todo, el Gobierno Civil de la provincia…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-REFORMAS Y RELOJ-TEMPLO PARROQUIAL-BARRANCO HONDO

2 pensamientos en “Las reformas del templo parroquial de Barranco Hondo (Candelaria) y el reloj de su torre

  1. Muchas gracias Octavio por seguir dándonos a conocer muchos datos de nuestra historia que, para la mayoría de la gente, son desconocidos. Sigue con ese trabajo callado y no remunerado que realizas con una dedicación y un esfuerzo dignos de elogio. Un abrazo y mi reconocimiento personal, Paco

    • Gracias a tí Paco, por tu constante apoyo y por prestarme siempre tu colaboración de forma totalmente desinteresada, ofreciéndome fotografías y la amplia información que posees de Candelaria y, sobre todo, de tu querido pueblo de Barranco Hondo. Un fuerte abrazo. Octavio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *