La Capilla del Señor del Pino, símbolo entrañable de la Villa de Arafo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA      El presente artículo está dedicado a una de las principales señas de identidad de Arafo y quizás la más entrañable, la Capilla del Señor del Pino, que preside la entrada a esta villa. Tuvo su origen en un antiguo Calvario, construido en la base de un viejo Pino, en el que luego se colocó una pequeña imagen del Crucificado, el “Señor del Pino”. Con posterioridad de construyó la Capilla, que encerró en su interior la base del tronco del árbol que le da nombre, así como el Calvario y la imagen del Señor. Quedó anexa al primer cementerio de la localidad y al estar situada a la entrada del pueblo, sirvió de lugar de espera a todas las autoridades religiosas, civiles y militares, así como imágenes devocionales, que lo han visitado en los dos últimos siglos.

     Lo primero fue el “Pino del Señor”, auténtico símbolo vegetal de Arafo. Este árbol, varias veces centenario y de 18 m de altura, ya existía cuando se produjo la erupción volcánica de 1705, que alteró la configuración del pueblo. A pesar de su longevidad y de los daños producidos en él a lo largo del tiempo, aún crece vigoroso, aunque mutilado. Luego vino el “Calvario del Pino”, más tarde llegó el “Señor del Pino” y, finalmente, se construyó la “Capilla del Señor del Pino”…

        En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CAPILLA SEÑOR DEL PINO

5 pensamientos en “La Capilla del Señor del Pino, símbolo entrañable de la Villa de Arafo

  1. Hola Octavio,qué gusto tener tiempo para leer tus artículos con tranquilidad.
    Aprovecho para hacerte una consulta que nada tiene que ver con el vaivén de imágenes,ni con los ritos y las tradiciones relacionadas con el famoso pino…Por cierto,qué bárbaro que no se incluya este conjunto como un bien de interés cultural;son esas cosas que desde ciertas instituciones se decide desoyendo posiblemente la opinión de la gente.Mi pregunta va dirigida a tí como botánico.Muchas veces en el monte,viendo esos pinos gigantes y poderosos, que parecen mirarnos con ojos eternos,me he preguntado qué longevidad pueden llegar a tener esos magníficos ejemplares de pino canario.Así que aquí te dejo la cuestión para que me respondas cuando tengas un ratillo que perder con una maestra preguntona.
    ¡Saludos!

    • Hola Charito. Gracias por dedicar parte de tu tiempo a leer estos trabajos sobre los pueblos del Sur.
      Los pinos son los árboles más longevos que tenemos en estas islas, mucho más que los dragos, que tienen fama de milenarios pero que no lo son, aunque excepcionalmente sí pueden superar los 500 años. En las islas hay pinos que superan esta edad, como el Pino de la Virgen de La Palma, que según los estudios científicos que se han hecho tiene unos 700 años y, sin duda, los Pinos Gordos de Vilaflor, que probablemente superen los 1000 años. Están documentados otras especies de pinos en el planeta que pueden superar los 5000 años, siendo los seres vivos más longevos de la Tierra, que desgraciadamente no nos pueden contar todo lo que ha ocurrido a su alrededor en ese tiempo, ¡qué pena que no puedan hablar!
      Pinos canarios con más de 300 años existen muchos en nuestros pueblos y montes, además del de Arafo, en esta comarca tenemos el Pino de Las Cuevecitas, el de Don Tomás en Anocheza, el de La Marquesa en El Escobonal, etc. Algún día escribiré sobre ellos.
      Saludos cordiales.

      • Pues sí,yo he pensado muchas veces que es una pena que no puedan contarnos cómo fue realmente la vida de esos antepasados nuestros que pasaron bajo ellos sin reparar en esa calidad de testigos mudos y majestuosos que tienen…En realidad son elementos naturales de tal importancia que resulta insólita la forma en que la mayoría de nuestra sociedad vive,de espaldas a ellos.El pinar se considera una especie de atrezzo en nuestro teatrillo cotidiano y no se repara en lo mal que se conserva el monte hasta que no se desatan los incendios.Las vías de acceso están dejadas de la mano de Dios,igual que la limpieza o la vigilancia…Y con la crisis ya tenemos más oportunas excusas para el abandono…Una verdadera pena…
        Gracias por la información,Tavi y por responder nuestras consultas.

  2. “Entre todos lo cuidaron y el solito se murió”… Espero que no tengamos que decir eso del “Señor Pino de Arafo”, porque en más de una ocasión los humanos nos ocupamos tanto de la “cultura” que nos olvidamos de la “natura” y primero hacemos un camino, luego una carretera de tierra, después hacemos un Calvario, luego asfaltamos la carretera, a continuación los muros con los nichos del Cementerio… y poco a poco “hacemos del Calvario el Cementerio del Pino, que se irá por los siglos de los siglos con El Señor”.

    No se si procede decir: Amén. Es Semana Santa.

    Le seguimos, maestro.

    • Hola Pedro. Gracias por tu seguimiento del blog de un mago del Sur.
      A pesar de nuestra especie, que durante siglos le ha hecho todo tipo de “perrerías” al Pino del Señor, este sigue aún ahí, a la entrada de Arafo, como símbolo y árbol tutelar de esta Villa. ¡Qué continúe así varios siglos más!, aunque nosotros no lo veamos.
      Como le respondí a una paisana, ¡qué pena que los pinos no puedan hablar! y contarnos todo lo que han visto a su alrededor a lo largo de su vida, varias veces centenaria.
      Un abrazo santo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *