El asentamiento agustino en Arafo. La alquería y oratorio de “Lo de Ramos”

Lo de Ramos-Hornos-1     En 1509, el conquistador don Gonzalo Mejías cedió la data que poseía en Arafo, con agua y tierras, al Convento agustino del Espíritu Santo de La Laguna. Después de recibir esta donación, los frailes construyeron su alquería con oratorio en el sitio actualmente conocido como “Lo de Ramos”. En 1745, ya se veneraba en la ermita de San Juan Degollado de Arafo una imagen de San Agustín, probablemente donada por los agustinos, que enseguida alcanzó gran devoción en el vecindario, como quedó de manifiesto en 1751, al producirse el prodigio o “milagro” de San Agustín en el Barranco de Añavingo.

      En el siglo XVIII, casi todas las tierras de Arafo, además del diezmo y primicias para el sostenimiento de la parroquia, estaban gravadas con tributos a diferentes conventos de la isla, entre ellos el agustino de La Laguna. A partir de 1836, con motivo de la Desamortización, el Estado se incautó en Arafo de las extensas fincas rústicas pertenecientes a dichos frailes. En 1849, la Dirección General de Fincas del Estado aprobó la redención del censo agustino de 18 y media doblas que gravaba las tierras de Arafo, por la suma de 1.227 reales y 20 maravedíes de vellón. Y en 1993 se inició la construcción en “Lo de Ramos” de una capilla dedicada al Apóstol Santiago, así como una zona recreativa que se inauguró en 1998…

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

 Artículo-ASENTAMIENTO AGUSTINO ARAFO

4 pensamientos en “El asentamiento agustino en Arafo. La alquería y oratorio de “Lo de Ramos”

  1. Octavio, me gustaría preguntarte algunas cosas para interpretar bien estos hechos históricos.Cuando se dice que los frailes ayudaron a introducir la vid y el cultivo de gran variedad de frutales…me gustaría saber quiénes hacían realmente el trabajo físico de poner a producir esas tierras.Cuando ellos entregaban tierras en tributo,porque así las rentabilizaban mejor ,me llama la atención que se nombra a ciertos personajes (incluso de la Orotava) que debían ser muy adinerados, pero ¿eran de extracción noble o burguesa? ¿Has investigado por qué fueron precisamente los agustinos quienes tuvieron tanto poder económico,social y religioso en la zona? Y otra curiosidad…se nombra a algún fraile que tenía unas propiedades bastante considerables…¿cómo era posible que llegaran a adquirirlas?
    Me encanta leer tus artículos aunque observo que necesitamos muchos conocimientos sobre nuestra historia para poder interpretarlos.Conclusión:”Hay que estudiar más…!!!

    • Hola Charito. Interesantes preguntas. Los frailes de las distintas órdenes siempre se dedicaron a la agricultura y tenían en los conventos huertos en los que ellos mismos cultivaban la mayoría de los alimentos que necesitaban. Los agustinos se establecieron en Arafo porque Gonzalo Mejías les cedió la data que allí tenían, de ahí que fuesen, junto con los dominicos a los que dediqué un artículo anterior, los principales propietarios agrícolas de Arafo. Inicialmente serían ellos mismos los que cultivaban sus tierras, sobre todo las más próximas a la alquería de Lo de Ramos, pero luego, con el fin de ampliar sus ingresos, las irían vendiendo a distintos vecinos, pero con la condición de que continuasen pagando un tributo anual (una especie de contribución) sobre ellas, tal como se mantuvo hasta después de la Desamortización. En este municipio no había nobleza, solo propietarios más acomodados, que además de trabajar sus propias tierras se podían permitir contratar jornaleros para que los ayudasen. Los sacerdotes, para poder ser ordenados, necesitaban por entonces poseer un mínimo de propiedades que les sirviese de congrua (o sea, de renta) para con sus beneficios poder vivir con dignidad sin afrentar al hábito que usaban, pues solo tenían sueldo los que estaban al frente de una parroquia. En cuanto a los frailes, tenían voto de pobreza y no debían tener propiedades, por lo que cuando recibían éstas solían pasar a su comunidad o a sus familiares más cercanos, aunque me imagino que siempre habría excepciones. Gracias por tu interés en estos sencillos trabajos. Besos

  2. Gracias Octavio por aclararme esas dudas.Tenía yo la idea esa del voto de pobreza;precisamente el de castidad va unido a éste en el objetivo de la Iglesia de agrandar y nunca dividir su patrimonio.Por eso me llamó la atención el dato de ese fraile que compraba y vendía “sus” propiedades ( si bien se entiende que esos beneficios contribuirían a la mejora del convento).
    Creo que en un futuro deberíamos elaborar algún tipo de material,adaptado a los niños,con ilustraciones y textos sencillos, que nos sirvieran para ayudarles a conocer y comprender nuestra historia.
    A nosotros nos tocó estudiar una historia lejana,de reyes y fechas…pero desconocemos “lo nuestro” y por inercia, transmitimos esquemas similares.
    Por eso tiene tanto mérito lo que tú investigas y divulgas.¡Ánimo y sigue en ello!

    • Tienes toda la razón. En la escuela nos enseñaron la geografía y la historia de la Península, pero no se preocuparon por la de nuestras islas. Afortunadamente eso se ha ido mejorando, aunque sin profundizar demasiado en la historia local.
      Yo he intentado desde hace varias décadas ir dando a conocer la historia y los personajes del Sur de la isla, pues no tengo tiempo ni vida suficiente para ampliar el área de estudio, pero intento buscar un equilibrio, para que mis trabajos tengan el suficiente rigor para que puedan ser utilizados por investigadores históricos especializados, pero que también puedan ser leídos por el gran público, para su conocimiento y difusión. Ese equilibrio no siempre es fácil y a veces los artículos pueden resultar algo engorrosos. Por ello, la labor de los maestros es fundamental, para eliminar los tecnicismos y contar a sus alumnos lo esencial de estos trabajos.
      Mientras piense que pueden ser útiles, seguiremos sacando información a la luz, aunque a veces no me resulta fácil buscar el tiempo para ello. Gracias por tus palabras de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *