Datos para la historia del desaparecido Castillo de San Pedro en la Marina de Candelaria

Castillo San Pedro-1      Con el fin de impedir el saqueo del Santuario de Ntra. Sra. de Candelaria, que siempre había sido una preocupación de las autoridades, en 1686, siendo comandante general de las Islas Canarias don Francisco Bernardo Barona (1685-1689), se proyectó un reducto, fortín o baluarte en las inmediaciones de la Cueva de San Blas, pues hasta entonces había permanecido sin defensa alguna y solo al cuidado del Tercio de Milicias de Güímar, creado en 1665; pero aún tardaría una década en hacerse realidad.

    Con la misma finalidad, en 1697 el capitán general don Pedro de Ponte ordenó la construcción del Castillo de San Pedro en la Marina de Candelaria, capaz para tres cañones. En él se estableció media compañía de Artillería y siempre contó con un castellano o gobernador de nombramiento real, así como un teniente castellano, además de un condestable, luego sustituido por un cabo o sargento de Artillería veterana, y un guarda almacén de Artillería. Durante 129 años cumplió su cometido, hasta que en 1826 fue destruido por el célebre aluvión que afectó gravemente a la isla de Tenerife y, concretamente, al pueblo de Candelaria, aunque por entonces su papel en la defensa costera ya era secundario…

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CASTILLO SAN PEDRO-CANDELARIA

2 pensamientos en “Datos para la historia del desaparecido Castillo de San Pedro en la Marina de Candelaria

  1. Buenos días, Octavio.
    Enhorabuena, una vez más, por tu trabajo.
    La lectura de este artículo sobre el desaparecido castillo de San Pedro me ha suscitado la pregunta siguiente: ¿el apellido Castellano, implantado desde hace tiempo en Candelaria, puede tener algo que ver con la descendencia de personas que ocuparon el cargo de castellanos (responsables del fortín) de San Pedro? ¿O no tiene nada que ver?
    Muchas gracias y un cordial saludo,
    Fernando Sabaté

    • Gracias Fernando. Buena pregunta, dada la relación de castellanos que figura en el artículo, pero curiosamente, ni los del Castillo de San Pedro ni los de la Batería de Santiago dejaron descendencia en Candelaria, pues todos eran forasteros, salvo José de Baute Santos, nacido en Arafo y fallecido en Candelaria, que murió soltero. Por lo tanto, el origen del apellido Castellano en Candelaria no tiene nada que ver con sus fortificaciones. El origen de algunos apellidos en los distintos pueblos del Sur es un tema que iré incorporando poco a poco al blog.
      Saludos cordiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *