Candelaria: Don Juan Coello Núñez (1913-1995), cabo de Infantería y de la Guardia de Asalto, capitán condecorado de la Policía Armada y socorrista

Juan Coello Núñez-carnet     Nuestro biografiado fue el militar de mayor graduación de los nacidos en el municipio de Candelaria en el siglo XX. Tras su ingreso como soldado, durante su vida activa pasó por tres cuerpos: Infantería, en el que ascendió a cabo; Fuerzas de Seguridad y Asalto, en las que ostentó el mismo empleo; y Policía Armada (cuando aún era un cuerpo militar), en la que ascendió desde cabo hasta capitán. También fue profesor de la Academia de aspirantes a cabos de su guarnición y realizó diversos cursos, entre otros el de socorrista. Por sus méritos profesionales se le concedieron nueve felicitaciones públicas, que se incorporaron a su hoja de servicios; tres cruces a la Constancia en el Servicio, dos de ellas pensionadas; y la Cruz de San Jorge, que le fue entregada por la Diputación Provincial de Barcelona. Después de retirado se dedicó a sus grandes aficiones: la docencia (a nivel familiar y particular), la lectura (sobre todo de poetas clásicos), la música (como miembro de los coros de las Rondallas “Bon Mati” y “La Llantia”), el deporte (como nadador y socio del C.F. Barcelona) y la “garrafina” (dominó).

    Nació en Igueste de Candelaria el 24 de septiembre de 1913, siendo hijo de don Lorenzo Coello Núñez y doña Carmen Núñez Padrón. Tres días después fue bautizado en la iglesia de Santa Ana de Candelaria por el cura ecónomo don José Trujillo y Trujillo, actuando como madrina doña María Antonia Higuera Marrero, natural y vecina del mismo pueblo de Igueste…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN COELLO NÚÑEZ

4 pensamientos en “Candelaria: Don Juan Coello Núñez (1913-1995), cabo de Infantería y de la Guardia de Asalto, capitán condecorado de la Policía Armada y socorrista

  1. Exhasutivo repaso biográfico, don Octavio. Cómo se nota que don Juan, como buen militar, tenía su CV, su hoja de servicios perfectamente ordenada y bien conservda por su familia.
    Todos vivimos la “época que toca”, y a don Juan le tocó desarrollar su carrera militar al calor del “glorioso alzamiento” y, nada menos, que en la controvertida “guarda de asalto”, que hasta su nombre todavía asusta… No dice usted nada al respecto, resolviendo con exquisita elegancia y habilidad la situación. Pero tampoco hubiese estado mal reflejar (a pié de página, siquiera…) las características y “peculiares modos de actuar” de este cuerpo militar en la postguerra. También eso es historia que no conviene olvidar.
    En otro orden, que se dice: O sea que, si no he leído mal, el biografiado era primo de don Felipe Coello, el famoso ginecólogo-escritor, que quiero recordar ¿tuvo también algo que ver con la docencia en nuestra Universidad? Revuelvo en la memoria y su nombre me resulta familiar, casi cercano y no acierto a concretar por qué.

    • Hola Pedro. Tienes razón, la familia ha guardado con cariño toda la información de don Juan, del que se siente muy orgullosa. No en vano, como digo en la introducción, fue el militar de mayor graduación nacido en Igueste en toda su historia y uno de los más destacados de todo el municipio de Candelaria.
      Con respecto a la Guardia de Asalto, su papel no fue muy diferente al de la Policía Armada, que la sustituyó en el tiempo. Era un cuerpo militar y como tal debía obedecer al gobierno de turno. Ten en cuenta, que la única acción armada que hubo en Tenerife la llevó a cabo la Guardia de Asalto, cuando una compañía, al mando del teniente güimarero Alfonso González Campos, se dirigió al Gobierno Civil a liberar al gobernador que había sido secuestrado por falangistas nada más iniciarse el levantamiento militar que dio lugar a la Guerra Civil. Esa acción costó la vida a un cabo de la Guardia y el fusilamiento posterior del citado teniente, por el delito de mantenerse fiel a la República, a la que debía obediencia. Por lo tanto, no existen cuerpos buenos ni malos, sino personas tras los uniformes y políticos o militares a los que deben obedecer.
      Con respecto al Doctor Coello Higueras, sí fue primo de nuestro personaje. Te acordarás de él por sus frecuentes artículos en El Día, sobre todo en la época en que lo dirigía su sobrino. Si no me falla la memoria, don Felipe fu profesor de la Facultad de Farmacia durante algún tiempo y probablemente de eso te sonará.
      Gracias por dedicar parte de tu tiempo libre a este blog. Un abrazo.

  2. Gracias a ti Octavio, por aclarar conceptos y refrescarnos la memoria. Creo que así fué, don Felipe estuvo vinculado a la docencia de Biología en dicha Facultad. Saludos.

  3. Tuve la enorme suerte de conocerle, pues fue mi capitán durante año y medio (1970 – 1971 ) en la 4º compañía, con sede en la Jefatura de Policía cita en la Vía Layetana. Fue una gran persona y magnifico capitán, el cual siempre me ayudo en lo que pudo como un compañero mas. Descanse en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *