Candelaria: Dª. Eloína Pestano Martín (1913-2000), jornalera, gangochera, ventera, promotora de un salón de baile y un terrero de lucha canaria, cocinera, curandera, amortajadora y partera, que da nombre a una calle de Barranco Hondo

Este artículo está dedicado a una recordada vecina de Barranco Hondo, quien desarrolló una intensa y polifacética actividad en dicho pueblo, donde trabajó como jornalera, gangochera y ventera. Asimismo, fue promotora de un salón de baile, gracias al cual se formaron muchas parejas que terminaron en matrimonios, así como de un terrero de lucha canaria para uso del “C.L. Tinerfe”. Además, ejerció como cocinera en las bodas, amortajadora, curandera y partera, cubriendo en parte la falta de asistencia sanitaria pública en ese pueblo. En reconocimiento a esa intensa labor, en su mayor parte altruista, recientemente el Ayuntamiento de Candelaria le ha dado su nombre a una calle del municipio.

Nuestra biografiada nació en Igueste de Candelaria el 20 de noviembre de 1913, a las tres de la madrugada, siendo hija de los agricultores don Félix Pestano de León y doña Leonor Martín Padrón, naturales de dicho pueblo. Dos días después, su nacimiento fue inscrito en el Registro Civil de Candelaria, ante el juez don Juan Reyes Fariña y el secretario accidental don Aniano Cruz, siendo testigos don Pedro Tejera y don Juan González; pero, curiosamente, en su partida se anotó que había nacido el 22 de noviembre. Poco tiempo después fue bautizada en la iglesia de la Santísima Trinidad por el cura párroco don José Trujillo y Trujillo, aunque su partida fue inscrita en la parroquia matriz de Santa Ana de Candelaria, con la fecha correcta de nacimiento; y se le puso por nombre “Eloína Felicia”…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

4 pensamientos en “Candelaria: Dª. Eloína Pestano Martín (1913-2000), jornalera, gangochera, ventera, promotora de un salón de baile y un terrero de lucha canaria, cocinera, curandera, amortajadora y partera, que da nombre a una calle de Barranco Hondo

  1. Merecido reconocimiento a toda una mujer luchadora y servidora, que en momentos muy difíciles supo ganarse el reconocimiento de sus vecinos. Así mismo quiero destacar en mi querido pueblo de Güímar a Doña Anastasia, otra servidora que ayudó a muchísimas madres a traer a sus hij@s al mundo, entre los que me encuentro. Y a Doña Aurorita, que nos curaba el empacho y mal de ojo. Hay muchas heroínas que habrá que ir nombrando. Buenas tardes, Muchísimas gracias Octavio.

    • Estoy de acuerdo Domingo. El Ayuntamiento de Güímar ya homenajeó a las dos mujeres luchadoras que indicas, pues a doña Anastasia se le entregó el Premio Argenta de Franquis, junto a las demás parteras de Güímar; y se dio el nombre de doña Aurorita a un callejón de Chacaica. Fueron mujeres que ya forman parte de la historia de Güímar.

  2. Muy interesante saber de personas que vivieron en esa hermosa tierra en la que nacieron mis ancestros y los tuyos, que tengo la ilusión de poder conocer un día. Mientras, por ahora me conformo con los relatos de personas como tú, que nos acercan a Canarias. Abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *