Adeje: Don Agustín de Salazar (1747-1833), párroco de San Pedro de Daute, beneficiado de Adeje durante 44 años y canónigo más antiguo de la Catedral de La Laguna

    Aunque no nacido en Adeje, don Agustín de Salazar merece ocupar un lugar privilegiado en la Historia de dicha Villa, pues no en vano estuvo al frente de su parroquia durante 44 años; en este dilatado período convivió y administró sacramentos a varias generaciones de adejeros, a cuyo servicio se entregó por completo, ganándose su aprecio y admiración. Con anterioridad había sido párroco de San Pedro de Daute (Garachico) durante un par de años. En reconocimiento a sus méritos, al crearse el Obispado de Tenerife se le concedió la primera Canonjía del Cabildo Catedral, cometido que desempeñó con celo y edificación hasta su muerte, pero sin poder olvidar al que había sido su entrañable pueblo adoptivo, la Villa de Adeje.

       Nació en el Valle de Hermigua de la isla de La Gomera el 14 de octubre de 1747, siendo hijo legítimo del subteniente don Agustín Rodríguez de Salazar y de doña Luisa Trujillo Salazar. Tres días después recibió las aguas bautismales en la iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación de manos de Fray Francisco Manrique, de la orden de predicadores y teniente de cura de dicha iglesia; se le puso por nombre “Agustín Francisco” y actuó como padrino el capitán don Diego Rodríguez de Salazar, su tío paterno…

          En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-AGUSTÍN DE SALAZAR

2 pensamientos en “Adeje: Don Agustín de Salazar (1747-1833), párroco de San Pedro de Daute, beneficiado de Adeje durante 44 años y canónigo más antiguo de la Catedral de La Laguna

  1. Tres precisiones curiosas, no ajenas al “sentimiento palmero”, que nos inspira:

    1.- Debe ser “lo formal”, pero llama la atención la precisión de “hijo legítimo”… Un matiz que habla por una parte de la cantidad de “ilegítimos” que antes (como ahora) debía haber por el “mundo”… y de la importancia de ser “legítimo hijo de…” para poder hacer carrera, no sólo en la Iglesia.

    2.- También ayer, como hoy, las “vueltas de la vida” nos premia con lo deseado pero nos niega lo anhelado: Se le negó su ganada (legítimamente) vuelta a la anhelada Villa de San Sebastián. Se le premió con la parroquia de Adeje, Algo es algo, pues desde esta Villa se admira y se está más cerca de La Gomera, que de cualquier otro lugar de Tenerife.

    3.- ¿Y qué me dices de tantos “sobrinos” con apellidos ilustres nacidos -legítimamente, supongo- en el pequeño y pintoresco pago de Chipude?

    Enhorabuena, por el documentado trabajo. Saludos.

    • Pedro. Se nota que te has leído el trabajo. Evidentemente, en la época del Sr. Salazar era casi imposible llegar al sacerdocio si no se era “hijo legítimo”, de ahí la importancia de remarcar ese detalle, que hoy parece una auténtica tontería.
      Es una curiosidad, en la que no había caído, el que durante casi toda su vida tuvo su isla natal a la vista, salvo los últimos años que pasó en La Laguna.
      Sobre Chipude es uno de esos pueblos cuyo presente está en triste decadencia, pero que tuvo un pasado muy destacado en la isla y fueron muchos los hijos de relevancia que allí vieron la luz. Por cierto, mi antepasado Delgado más remoto, que he podido averiguar, era de Chipude.
      Gracias por dedicar parte de tu valioso tiempo a este humilde blog. Un saludo cordial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *