Güímar: Fray Isidro Bello González (1813-1872), religioso dominico, secretario de la Hermandad del Rosario, sacerdote exclaustrado y emigrante, cura párroco de San Fernando de Cachicamo y del Valle de la Pascua en Los Llanos centrales de Venezuela

     Por orientación de un tío materno que era sacerdote dominico, nuestro biografiado también ingresó en el Convento de Santo Domingo en Soriano de su pueblo natal, en el que luego profesó y continuó residiendo, mientras recibía las órdenes sagradas hasta el Diaconado. Tras el cierre de su convento con motivo de la Desamortización de Mendizábal, cuando aún era diácono, fray Isidro Bello quedó exclaustrado y secularizado, adscrito a la parroquia de San Pedro Apóstol; por entonces fue elegido secretario de la Hermandad del Rosario que existía en dicho convento y en la que había ingresado siendo niño. Luego se ordenó de sacerdote y como tal emigró a América, donde estuvo destinado como cura párroco en San Fernando de Cachicamo y en el Valle de la Pascua, en Los Llanos centrales de Venezuela, hasta su muerte.

     Nació en Güímar el 7 de febrero de 1813, siendo hijo de don Pedro Bello de los Reyes y de su segunda esposa doña Juana González López, ambos naturales del mismo pueblo, aunque ella era oriunda por su padre de La Zarza (Fasnia). Ese mismo día recibió el bautismo en la iglesia parroquial de San Pedro de manos de don José Bernardo Carrillo, teniente del beneficiado don Florentín Núñez y Torres; se le puso por nombre “Isidro Antonio del Santísimo Sacramento” y actuó como madrina doña Ana de Lugo, natural de La Orotava…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRAY ISIDRO BELLO GONZÁLEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *