Granadilla de Abona: Don Esteban Hernández Ramos (1863-1936), sargento de Artillería, cura ecónomo en La Palma y La Gomera, cura propio de Granadilla y arcipreste del Sur de Tenerife

Esteban Hernández Ramos-3     En nuestro recorrido por los hombres y mujeres que deja­ron su huella en Granadilla de Abona, queremos recordar hoy a un entrañable sacerdote que con anterioridad había sido sargento de Artillería. Tras su ordenación inició su carrera como capellán del Hospital Civil de Santa Cruz de Tenerife, para continuarla como cura regente de San Andrés y Sauces y, luego, como cura ecónomo de Puntallana y Chipude, localidad esta última donde ejerció durante más de diez años. Pero, ante todo, su memoria sigue viva como titular de la parroquia de Granadilla, que obtuvo por oposición y a cuyo frente permaneció durante casi 33 años. En ese tiempo simultaneó dicha responsabilidad durante 7 años con el cargo de teniente arcipreste del distrito de Güímar y otros 26 con el de arcipreste del Sur. Asimismo, en ese largo período estuvo encargado en varias ocasiones de las parroquias colindantes de Vilaflor y San Miguel de Abona, sobre todo de la primera, que simultaneó durante un total de cinco años. Además, peregrinó a Roma, acompañó al obispo en un viaje pastoral por La Gomera y El Hierro, fue nombrado párroco consultor de la Diócesis y colaboró en la prensa. Después de una dilatada labor pastoral falleció en su villa adoptiva sureña, donde fue reconocido con la nominación de una calle y aún se le recuerda con cariño.

    Nuestro biografiado nació en La Laguna el 2 de septiembre de 1863, siendo hijo de don Juan Antonio Hernández y de doña Juana Ramos. Tras cursar los Estudios Primarios en su ciudad natal, comenzó a trabajar como jornalero y en 1878 ingresó como alumno interno en el Seminario Diocesano de Tenerife, donde siguió la carrera eclesiástica; de este modo, en el curso 1880-1881 ya cursaba el tercer año de Latinidad y Humanidades. No obstante, también tuvo una notable carrera militar…

    En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ESTEBAN HERNÁNDEZ RAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *