El Hotel “El Sanatorio”, luego “Pensión Sunnyside” y “Pensión Stritter” de Güímar

     Desde hace varias décadas la ciudad de Güímar vive un resurgimiento del turismo rural, que ha permitido la apertura de varias instalaciones hoteleras; pero ello no es algo novedoso. Desde finales del siglo XIX hasta la Guerra Civil española, la entonces villa vivió un notable auge turístico, apoyado en su excelente clima, así como en los enclaves naturales de gran belleza de este Valle. Por ello, además de algunas fondas más modestas en el centro de la población, se abrieron por entonces tres instalaciones hoteleras en la parte más alta de la localidad: el Hotel inglés “El Buen Retiro”, la Pensión alemana “El Sanatorio” y la Casa de huéspedes “La Raya”, desde los cuales se disfrutaba, además, de excelentes vistas panorámicas del Valle de Güímar. En este artículo nos vamos a ocupar profundamente de la segunda de ellas.

     En 1899 se construyó en Güimar un sanatorio alemán, que se abrió al año siguiente para enfermos y turistas de dicha nacionalidad que sufrían fundamentalmente enfermedades pulmonares, siendo el lugar elegido la Hoya de Cartaya, en una ubicación estratégica para contemplar todo el Valle y muy cerca de la cuesta de Chacaica, donde ya existía el Hotel inglés “El Buen Retiro”. En sus casi cuatro décadas de existencia estuvieron a su frente, sucesivamente, Mr. Harris, Walter W. White, Thekla Plitt (Miss Plitt) y Wilhem (Guillermo) Stritter, quienes lo impulsaron en las distintas etapas, a veces con enfoques diversos. A lo largo de esa trayectoria también se le dieron nombres diferentes: Hotel “Sanatorio”, “Pensión Anglo-Alemana Güímar”, Pensión “El Sanatorio”, “Pensión Sunnyside” y “Pensión Stritter”; pero siempre se impuso y mantuvo popularmente la denominación original, “El Sanatorio”. Esta instalación hotelera continuó abierta al público hasta finales de los años treinta. Luego, en 1947, el edificio fue adquirido por las Religiosas de la Santa Casa de Nazaret, establecidas en Güimar diez años antes, para instalar en él su casa y el colegio “Santo Domingo”; cubrieron de cristales los antiguos corredores y, años más tarde, construyeron un nuevo pabellón inmediato al anterior. Hoy se conserva el viejo edificio, aunque muy reformado, así como un bello drago de casi un siglo de antigüedad, que presidía sus jardines…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-SANATORIO-PENSIÓN SUNNYSIDE-STRITTER

Un pensamiento en “El Hotel “El Sanatorio”, luego “Pensión Sunnyside” y “Pensión Stritter” de Güímar

  1. Buenas tardes,
    Estoy intentando conocer los orígenes de mi familia paterna en El Escobonal, y me gustaría comprobar si por medio de sus conocimientos podría obtener algo de información.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *