El Casino “La Unión” de San Miguel de Abona (1886-1912 y 1936)

     En 1886 ya se había fundado en San Miguel de Abona el Casino “La Unión”, la primera sociedad de cultura y recreo de dicha localidad. En ese mismo año se le concedió por el Ministerio de Fomento una biblioteca popular, que luego quedó sin efecto. En los albores del siglo XX, gracias a la prensa de la época, especialmente el diario El Tiempo, del que era corresponsal el sanmiguelero don Miguel Hernández Gómez, conocemos algunas de las juntas directivas que estuvieron a su frente, constituidas por personajes relevantes de la sociedad local, así como la celebración de veladas culturales y, sobre todo, los bailes que se organizaban por las fiestas patronales, fin de año o carnavales. Su actividad fue intensa, pero debido a la tendencia republicana mayoritaria, a finales de 1909 sufrió la escisión de un elevado número de socios que fundaron la nueva Sociedad “La Juventud”. El Casino “La Unión” se disolvió a finales de 2012 y se volvió a refundar 24 años más tarde, al final de la II República, pero en esta segunda etapa solo permaneció abierto durante pocos meses, al ser disuelto definitivamente a comienzos de la Guerra Civil, por no ser afín al Movimiento.

     De momento desconocemos la fecha de su fundación, aunque sin duda se remonta al último cuarto del siglo XIX, por lo que como ya se ha indicado fue la primera sociedad de instrucción y recreo creada en este municipio. Ya existía en 1886, pues el 16 de diciembre de dicho año El Auxiliar informaba que: “se ha concedido por el Ministerio de Fomento al casino denominado La Unión, de San Miguel, en esta isla, una biblioteca popular”. Sin embargo, el 7 de febrero de 1887, La Opinión informaba: “parece que se ha dejado sin efecto la concesión de una biblioteca popular al Casino la Union, del pueblo de San Miguel en esta isla”. Desgraciadamente, a partir de ese año la prensa tinerfeña no se vuelve a ocupar de esta sociedad de recreo hasta los inicios del siglo XX…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CASINO LA UNIÓN-SAN MIGUEL

Güímar: Don Cirilo Mesa González (1925-2018), agricultor, cabo de Artillería, comerciante, fundador de un museo etnográfico, colaborador con las comisiones de fiestas y las parroquias, y memoria viva de Güímar

     Nuestro biografiado fue un hombre sencillo, de trato amable y querido por todos los paisanos que lo conocieron. Trabajó como agricultor y comerciante; y prestó su servicio militar en África como soldado y cabo de Artillería. Además, fue tesorero y socio más antiguo del Casino de Güímar; activo colaborador de las comisiones de fiestas de su ciudad natal, así como de las parroquias de la misma; y hombre comprometido con las tradiciones religiosas de este municipio, sobre todo con la festividad de Ntra. Sra. del Socorro, por lo que fue distinguido con la Medalla de la Virgen del Socorro. Su innata curiosidad le llevó a fundar un curioso museo etnográfico, en el local donde había tenido su comercio; asimismo, su interés por el pasado de su ciudad natal, su afición por la lectura y su buena memoria lo llevaron a formar parte de la memoria viva de Güímar y a colaborar con varios investigadores históricos.

     Nació en Güímar, concretamente en la Carretera de El Puertito (actual Avenida Tomás Cruz García), el 22 de julio de 1925, siendo hijo de don Anselmo Mesa Fleitas y doña Valentina Rudesinda González Ramos. El 3 de agosto inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el cura ecónomo don Rafael Cabrera González, Lcdo. en Sagrada Teología; actuó como padrino su abuelo materno, don Francisco González Casanova…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CIRILO MESA GONZÁLEZ

Adeje: Don Francisco Fraga Hernández (1838-1909), sargento 2º de Milicias, tallador de quintos en el Ayuntamiento de Adeje, elector contribuyente, interventor y presidente electo de la mesa electoral de dicha villa

     Tras resultar designado por sorteo para que prestase su servicio militar en las Milicias Canarias por el cupo de Adeje, don Francisco ingresó como soldado en la Sección Ligera Provincial de Abona, donde pronto ascendió a cabo 2º y cabo 1º; con este último empleo fue movilizado durante dos años en el Batallón Provisional de Canarias, de guarnición en Santa Cruz de Tenerife, aunque en el primero de ellos puso un sustituto. Luego ascendió a sargento 2º de Milicias y, en virtud de dicho empleo, actuó como tallador de quintos en el Ayuntamiento de Adeje. Además, fue elector contribuyente, interventor electoral y presidente electo de la mesa electoral de dicha villa, cargo para el que fue nombrado, por desconocimiento de la Junta municipal del Censo electoral, cuando acababa de fallecer.

     Nació en el pago de Taucho (Adeje) el 26 de julio de 1838, siendo hijo del labrador don Antonio Fraga Morales y doña María Hernández González. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula de la villa de Adeje por el beneficiado servidor don Juan de Dios Hernández; se le puso por nombre “Francisco Antonio del Sacramento” y actuó como padrino don José González Delgado…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRANCISCO FRAGA HERNÁNDEZ

La Orquesta “Veracruz” de la villa de Arafo (1959-1962)

     Dedicamos este artículo a otra de las numerosas orquestas que han existido en Arafo a lo largo de la dilatada historia musical de esta villa. Constituida por prestigiosos músicos araferos, a los que se unió un güimarero, solo estuvo en los escenarios durante menos de tres años, en los que recorrió numerosas localidades tinerfeñas y dejó un grato recuerdo entre los que tuvieron la fortuna de bailar al son de sus canciones.

     Esta orquesta se fundó a comienzos de 1959 y su primera actuación tuvo lugar el 4 de marzo de dicho año en la sala “Florencio” de Barranco Hondo (Candelaria). Ensayaba en un local situado en el callejón que está por debajo del Centro Cultural y Recreo de la villa de Arafo. Los músicos que promovieron su fundación fueron don Vicente Esteban Fariña Fariña, quien asumió la dirección, además de tocar la batería y el saxofón alto, y don Adalberto Albertos Albertos, que tocaba la trompeta, siendo el resto de componentes: don Quírico Coello Albertos (contrabajo de caja), don Antonio Fariña Ferrera “Parranda” (acordeón), don José Albertos Batista (saxofón tenor) y don Arquímides Expósito (batería). Todos eran naturales y vecinos de Arafo, menos don Antonio Fariña, que era de Güímar…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ORQUESTA VERACRUZ-ARAFO

Vilaflor de Chasna: Don José Domingo Soler y Castilla (1745-1827), subteniente de Milicias, gobernador militar de Vilaflor, alcalde real y propietario agrícola

    Siguiendo la tradición familiar, a una edad avanzada nuestro biografiado alcanzó el empleo de subteniente del Regimiento Provincial de Abona, pero no pudo ascender de este empleo por su mala salud, así como por su falta de aptitud para el servicio militar y su conducta frívola, como informó en varias ocasiones el jefe del cuerpo, a pesar de que éste era sobrino suyo; no obstante, llegó a ejercer como comandante de armas o gobernador militar de dicho pueblo. Vivió la mayor parte de su vida en el pueblo de Vilaflor, donde también fue propietario, aunque sus bienes no eran muy cuantiosos a pesar de pertenecer a la familia poseedora del Mayorazgo de Chasna, pero nacido fuera de matrimonio, lo que también limitó posibles ascensos. Además, fue elegido alcalde real de Vilaflor.

     Nació en la Villa de Icod el 21 de marzo de 1745, siendo hijo natural de don José Soler y Castilla, natural de Granadilla de Abona y viudo, y doña Juana María de Torres, nacida en Vilaflor. Dos días después fue bautizado en la iglesia de San Marcos por el beneficiado don José Antonio de León y Vergara; se le puso por nombre “José Domingo” y actuó como padrino don Tomás Hernández Costal…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ DOMINGO SOLER Y CASTILLA

Granadilla de Abona: Don Francisco Agustín Peraza y Ayala (1710-1776), sacerdote, capellán, notario público eclesiástico y propietario agrícola

     Miembro de una ilustre familia de militares y religiosos, nuestro biografiado obtuvo una capellanía familiar y, una vez que contó con congrua suficiente, recibió las distintas órdenes sagradas hasta el presbiterado. Luego quedó adscrito como capellán a la parroquia de San Antonio de Padua de Granadilla de Abona, en la que también ejerció como notario público eclesiástico. En ella desarrolló toda su labor eclesiástica, colaborando con los párrocos en la celebración de misas y sacramentos, siempre con licencia de aquellos, a los que sustituyó en algunas ocasiones por ausencia o enfermedad. Además, permaneció durante toda su vida al cuidado de sus propiedades agrícolas.

     Nació en el lugar de Granadilla hacia 1710, siendo hijo del teniente don Agustín González Peraza de Ayala, natural de dicho pueblo, y doña Jacinta María Ruiz del Castillo, que lo era del lugar de Chasna. Desconocemos la fecha exacta de nacimiento y bautismo por haber desaparecido en un incendio el correspondiente libro parroquial…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRANCISCO AGUSTÍN PERAZA AYALA

Santa Misión en el Valle de Santiago del Teide (1910)

     En el año 1910, el municipio de Santiago (actual Santiago del Teide) contaba con una única parroquia, que tenía su sede en la iglesia matriz de San Fernando Rey. Pero de ella dependían dos ermitas, también atendidas por el párroco de dicha villa, quien debía celebrar misas en ellas por sus respectivas festividades y en los principales días festivos: las de Santa Ana en Tamaimo (el mayor núcleo de población de todo el término) y la Purísima Concepción en Masca (dependiente desde el punto de vista administrativo del municipio de Buenavista). Además, en ese mismo año, tras la reciente erupción del Chinyero, se comenzó a construir la ermita de Ntra. Sra. de Candelaria en Arguayo y se dieron los primeros pasos para reconstruir la vieja ermita de Santiago en el Valle de Arriba, de la solo quedaban los muros.

     En 1909, la erupción del Chinyero alteró la vida de todo el Valle, pues mantuvo en vilo y en constante angustia a los vecinos de todos los núcleos de población de este término municipal y del vecino de Guía de Isora. Las rogativas con las imágenes de mayor devoción hasta las lavas del volcán y el final de éste, sin provocar graves daños a los distintos pueblos ni a sus habitantes, realzó la fe del vecindario, por lo que el párroco de dicha villa creyó oportuno organizar una Misión que canalizara y reforzara dicho sentimiento religioso…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-SANTA MISIÓN-VALLE DE SANTIAGO-1910

Güímar: Don Joaquín Rodríguez Castro (1902-1984), albañil constructor de la iglesia de El Escobonal, pescador, carpintero de ribera, artesano y destacado folclorista, director de la primera orquesta de baile y de las primeras rondallas de dicho pueblo

     En este artículo nos vamos a ocupar de un polifacético escobonalero que trabajó fundamentalmente como albañil, destacando entre sus obras la actual iglesia de San José de El Escobonal; no obstante, también fue pescador, carpintero de ribera y artesano. Pero, sobre todo, es recordado como un destacado músico y folclorista, ya que fue fundador y director de la primera orquesta de baile de El Escobonal, así como organizador y director musical de las dos primeras rondallas que se formaron en dicho pueblo.

     Nuestro biografiado nació en El Escobonal (Güímar) el 10 de mayo de 1902, a las ocho de la noche, siendo hijo del polifacético albañil don Guillermo Rodríguez Díaz y doña Leonor Castro Díaz. Seis días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol de Güímar por don Rafael Tiburcio Rodríguez, cura párroco ecónomo y arcipreste del partido, y actuó como padrino don Juan Castro Díaz, siendo testigos don Rafael Hernández Delgado y don Fernando Delgado, de dicha vecindad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOAQUÍN RODRÍGUEZ CASTRO

La Romería de Araya a Los Brezos en honor de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza, en el municipio de Candelaria

     Con motivo de la inauguración de la pista construida entre Araya y Chafa, en 1978 se celebró una fiesta comunitaria en el monte de Los Brezos, en el transcurso de la cual se decidió organizar una romería anual hasta dicho lugar, que fomentara la convivencia vecinal. De este modo, tras cederse los terrenos y construirse por los vecinos una capilla, a la vez que se adquirió la imagen del Santo titular, en 1979 se organizó la primera romería de Araya en honor de San Isidro Labrador, a la que con el paso del tiempo se unió Santa María de la Cabeza; y en el presente año se celebró la número 40, con lo que ya ha adquirido una sólida madurez y un carácter tradicional. Hoy es un encuentro obligado para los vecinos del municipio, sobre todo de Araya, que cada mes de mayo se reúnen para disfrutar de ese bello entorno natural y pasar unas horas de confraternidad entre familiares y amigos.

     En 1977, los vecinos de Araya promovieron la construcción de una pista desde la Cruz del Camino hasta Chafa, que sirviera de acceso a las numerosas fincas agrícolas de la zona alta. El posible trazado fue estudiado por una comisión, compuesta por tres vecinos de Araya, el concejal don Maximino Higuera, don Juan Mesa Baute (que posteriormente también sería concejal) y don Jorge Baute Delgado (actual primer teniente de alcalde del Ayuntamiento), además del alcalde de Candelaria, don Rodolfo Afonso Hernández, el aparejador don José Manuel Moreno Regidor y el palista de Los Realejos que se iba a encargar de dicha obra. Luego se hicieron las gestiones con los propietarios de los terrenos, que se ofrecieron a donarlos gratuitamente, mientras que el Ayuntamiento asumió la dirección y el coste de los trabajos…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ROMERÍA DE ARAYA A LOS BREZOS

Guía de Isora: Don Manuel González y Hernández (1831-1902), subteniente abanderado del Batallón de la Milicia Nacional de Abona, primer suplente del juez de paz, teniente de alcalde, alcalde accidental, juez municipal e interventor electoral

     Miembro de una familia de militares, nuestro biografiado fue elegido subteniente abanderado del Batallón de la Milicia Nacional de Abona y es muy posible que se tratase del isorano de dicho nombre y apellido que también aspiró al empleo de subteniente de las Milicias Provinciales. Además, al ser un destacado propietario agrícola figuró entre los electores contribuyentes de Guía de Isora y, como tal, ostentó diversos cargos en su municipio natal: primer suplente del juez de paz, teniente de alcalde, alcalde accidental, juez municipal e interventor electoral.

     Nació en Guía de Isora el 10 de marzo de 1831, siendo hijo de don Francisco González Velázquez y González, natural de El Tanque, y doña Francisca Hernández Gorrín, que lo era de la primera localidad, aunque oriunda por su madre de la Villa de Santiago. El 20 de marzo de 1831 fue bautizado en Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don José Pérez y actuó como padrino don Manuel González…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-MANUEL GONZÁLEZ HERNÁNDEZ