Arico: Doña María Dolores Hernández Saavedra (1903 1989), telefonista y maestra nacional por oposición, presidenta de las Mujeres de Acción Católica de Arico y directora teatral

Nuestra biografiada obtuvo por oposición una plaza de telefonista, que ejerció probablemente en la villa de Arico durante más de ocho años. Simultáneamente cursó la carrera de Magisterio y, una vez concluida, renunció a dicha plaza de telefonista y se dedicó por entero a la docencia, ejerciendo como maestra interina en las escuelas de Los Llanos de Aridane, Palo Blanco (Realejo Alto), El Bueno (Arico) y Santa Catalina (La Guancha). Luego, tras superar el correspondiente concurso oposición, ejerció como propietaria provisional en la escuela mixta de Altos de León en Icor (Arico); y, finalmente, como propietaria definitiva en la escuela de niñas de la villa de Arico, a cuyo frente estuvo durante 25 años. Además, fue la primera presidenta del Centro Parroquial de Acción Católica Femenina de Arico, directora teatral y Maestra de Hogar y Juventudes.

Nació en el Lomo de Arico el 16 de diciembre de 1903, a las diez de la noche, siendo hija de don Diego Hernández Perdomo y doña Juana Saavedra Gómez, naturales de dicho pueblo. El 28 de febrero de 1904 fue bautizada en la iglesia parroquial de San Juan Bautista por el cura ecónomo don Manuel Pérez Cabrera, Lcdo. en Sagrada Teología; se le puso por nombre “María de los Dolores” y actuó como madrina doña Mercedes Hernández Perdomo, su tía paterna…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

La construcción de la Barriada de Pescadores de El Puertito de Güímar

El Puertito de Güímar surgió a comienzos del siglo XVI como puerto de embarque de los productos agrícolas de Güímar y de importación de las mercancías que necesitaba la localidad, así como de los pasajeros que querían desplazarse a Santa Cruz de Tenerife o a otras localidades de las islas, pues las comunicaciones terrestres se reducían por entonces al camino real. A ello se unió enseguida el aprovechamiento pesquero del litoral, que motivó el que a lo largo del siglo XIX y comienzos del XX se fuesen estableciendo en este lugar algunos pescadores del propio municipio o del vecino pueblo de Candelaria, la mayoría de los cuales vivían en las cuevas de Cho Regino.

Durante la legislatura municipal presidida por don Tomás Cruz García, de 1925 a 1931, se confeccionó el plano de urbanización de El Puertito, con el fin de ordenar la construcción de edificios en dicho caserío, logrando la cesión de los terrenos de las calles proyectadas, así como el necesario para una amplia plaza pública. Asimismo en 1930, la Cooperativa de la Propiedad de Güímar tenía previsto construir viviendas en este caserío costero, como informó el corresponsal de Gaceta de Tenerife el 25 de enero de dicho año: “Es grande el número de socios que esta entidad tiene en esta villa, señalándose para en breve plazo el comienzo de algunas construcciones en el Puertito. / Esto es un asunto interesantísimo, dada la escasez de viviendas en esta villa, por lo que se sigue con atención y entusiasmo la actuación de la Cooperativa”.

Entre 1941 y 1946 existió un régimen administrativo especial para Canarias, dirigido por los capitanes generales don Ricardo Serrador Santes y don Francisco García-Escámez e Iniesta, el recordado Mando Económico. Fue esta institución la que llevó a cabo la construcción de la Barriada de Pescadores de El Puertito de Güímar, entre 1945 y 1946, a propuesta del Ayuntamiento, a la que dedicamos este artículo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Vilaflor de Chasna-Granadilla de Abona: Don Antonio González del Castillo (1705 1788), alférez y teniente capitán de Milicias graduado de Infantería, apoderado y alcalde de Vilaflor, propietario agrícola y ganadero, con ascendencia guanche, portuguesa y castellana

De ascendencia mixta, guanche, portuguesa y castellana, y al igual que su padre y varios de sus antepasados, nuestro biografiado también siguió la carrera militar en el Regimiento de Abona, como alférez y teniente de la compañía de San Miguel, empleo este último con el que obtuvo la graduación en Infantería. Además, fue apoderado de los vecinos de Vilaflor en el pleito que seguían contra el Mayorazgo de los Soler, por la propiedad de las aguas del naciente de Madre de Abajo o El Chorrillo. Además, desempeñó el cargo de alcalde de la amplia jurisdicción. Toda su vida transcurrió en el pago de Chiñama, donde destacó como propietario agrícola y ganadero, llegando a tener esclavos a su servicio.

Nuestro biografiado nació en el pago de Chiñama el 26 de diciembre de 1705, siendo hijo del entonces alférez de Milicias don Bernardo González del Castillo y doña Luisa García del Castillo. El 31 de enero de 1706 fue bautizado en la iglesia parroquial matriz de San Pedro Apóstol de Vilaflor, a cuya jurisdicción pertenecía por entonces dicho lugar, por el beneficiado don Manuel Milán Camacho; se le puso por nombre “Antonio” y actuó como padrino don Pedro González del Castillo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Manuel Álvarez Hernández (1872-1930), emigrante, periodista, político republicano, docente, poeta, orador, juez municipal suplente y directivo de diversas sociedades

Tras adquirir una notable cultura, nuestro biografiado emigró a Cuba, donde colaboró en la prensa. De regreso a la isla se estableció en su pueblo natal, donde se dedicó al periodismo, como colaborador de La Voz de Icod, La Opinión, El Progreso, El Tiempo, La Prensa y La Comarca, siendo corresponsal del penúltimo. También se volcó en la política, siempre en el campo republicano, siendo secretario durante mucho tiempo del Comité local e interventor electoral. Asimismo, a lo largo de su vida desempeñó otros cargos: secretario de la Sociedad “Unión Patriótica”, vocal de la Junta local de Primera Enseñanza, directivo de la Sociedad “Centro Isorano”, juez municipal suplente de Guía de Isora (en el que sufrió un atentado), bibliotecario de la Sociedad “Amigos del Arte”, secretario de la Comunidad de aguas “El Drago” y vocal del Casino de Guía. Además, destacó como docente y orador, siendo uno de los vecinos que adelantó las maderas para la reconstrucción de la iglesia y la edificación de la casa consistorial de dicha localidad.

Nació en Guía de Isora el 1 de mayo de 1872, a las seis de la madrugada, siendo hijo de don Antonio Álvarez Arbelo, natural de Icod, y doña Francisca Hernández González, que lo era de la localidad sureña. El 8 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don Epifanio Díaz Saavedra; se le puso por nombre “Manuel Sebastián” y actuó como padrino don Francisco Mendoza Hernández…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar-Candelaria: Fray José Romero de León (1762-1839), religioso dominico y último fraile lego del Convento Real de Candelaria en el siglo XIX

En su juventud, a finales del siglo XVIII, nuestro biografiado profesó como fraile lego de la Orden de Predicadores en el Convento de Santo Domingo en Soriano de su Güímar natal. Como tal, pasó luego al Convento Real de Candelaria, en el que ya prestaba sus servicios en 1810 y en el que continuó viviendo hasta la primera supresión de conventos de 1821, en que aquel se cerró temporalmente, por lo que se tuvo que trasladar al pueblo en el que había nacido. Regresó a dicho Convento en 1824, con motivo de su reapertura, y en él estaba cuando se produjo el tristemente célebre aluvión de 1826, en el que desapareció la primitiva imagen de la Virgen de Candelaria y fue destruido el inmediato Castillo de San Pedro, con las ocho personas que vivían en él; permaneció en ese Convento hasta 1836, en que se volvió a cerrar y fue incautado por el Estado, con motivo de las leyes desamortizadoras. Una vez exclaustrado, ya septuagenario, se estableció definitivamente en su pueblo natal, donde percibió una pensión del Estado hasta su muerte.

Nació en Güímar el 11 de marzo de 1762, siendo hijo de don Matheo Romero Bello y doña Josepha Francisca de León Barbusano, natural ésta de la Villa de La Orotava y ambos vecinos del citado lugar de Güímar, donde se casaron en 1751. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro por don Cristóbal Alonso Núñez, beneficiado propio de dicha parroquia; se le puso por nombre “Joseph Francisco” y actuó como madrina doña Francisca Bello de Ledesma…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arafo: Don Antonio Rodríguez Coello (1894-1970), propietario agrícola, viticultor, bodeguero, trompeta y vocal de la Sociedad Filarmónica “Nivaria”, vocal del Casino “Unión y Progreso”, primer teniente de alcalde y alcalde accidental de Arafo

Conocido entre sus paisanos como “Gordillo”, desarrolló su actividad profesional como agricultor, propietario agrícola, viticultor y bodeguero. Además, fue trompeta 1ª y vocal de la Sociedad Filarmónica “Nivaria”; vocal de la junta directiva del Casino “Unión y Progreso”, en varias ocasiones; somatenista, falangista y afiliado a la Central Nacional Sindicalista (C.N.S.); primer teniente de alcalde del Ayuntamiento y alcalde accidental de Arafo en dos períodos.

Nació en Arafo el 13 de junio de 1894, siendo hijo de don Juan Rodríguez Rodríguez y doña Zoila Coello Rodríguez, domiciliados en la calle del Norte nº 1 (hoy Juan Luis Coello Rodríguez). Fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el cura ecónomo don Francisco Hernández González; se le puso por nombre “Antonio Juan”…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Granadilla de Abona-Arico: Don Pablo González y Real (1847-1907), primer teniente de Infantería, escribiente de la Capitanía General de Canarias, brigada del Batallón de Fuerteventura, comandante militar de La Gomera y del fuerte de Paso Alto

Con tan solo 20 años, nuestro biografiado se enganchó voluntariamente como soldado profesional en el Batallón Ligero Provisional de Canarias, de guarnición en Santa Cruz de Tenerife, en el que ascendió hasta sargento 2º de Milicias y se le concedió una Cruz del Mérito Militar de primera clase. Tras permanecer licenciado durante más de cuatro años, volvió al servicio como soldado sustituto de Milicias, aunque enseguida ascendió hasta sargento 1º, empleo con el que pasó a Infantería; por entonces actuó como escribiente de la Capitanía general y brigada del Batallón de Fuerteventura, aunque también prestó sus servicios en Lanzarote. Luego ascendió a alférez (luego 2º teniente) de Infantería de la escala de reserva, con residencia en Arrecife y Arico; con dicho empleo fue nombrado comandante militar de La Gomera y del fuerte de Paso Alto en Santa Cruz de Tenerife. Finalmente, ascendió a primer teniente de Infantería de la escala de reserva retribuida y, como tal, se le concedió el retiro, tras haber prestado sus servicios en el Ejército durante más de 26 años y medio. Tras su muerte se le concedió a su esposa la pensión a la que tenía derecho.

Nació en Granadilla de Abona el 27 de agosto de 1847, siendo hijo de don Cristóbal González Díaz y doña Francisca Real y Real, naturales del Puerto de la Cruz. El 1 de septiembre inmediato fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por el cura párroco propietario don Francisco Rodríguez Méndez; se le puso por nombre “Pablo Antonio de San Francisco” y actuó como madrina doña Paula Rodríguez, de la misma vecindad…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

La parroquia de San Antonio de Padua de La Medida y Pájara (Güímar)

En un artículo anterior ya nos ocupamos de la construcción de la ermita de San Antonio de Padua en La Medida, que se bendijo en 1953. Inicialmente dependió de la parroquia de San Pedro Apóstol de Güímar, hasta que en 1961 se creó la nueva parroquia de Santo Domingo de Guzmán en la misma ciudad, que incluía en su demarcación los núcleos de La Medida y Pájara. En este artículo nos centramos en la elevación de dicha ermita a parroquia y en su trayectoria posterior.

Por decreto del obispo don Luis Franco Cascón, dado en San Cristóbal de La Laguna el 24 de febrero de 1966, se creó la parroquia de “San Antonio de Padua”, que empezaría “a regir y su funcionamiento deberá organizarse canónicamente a partir del 1 de Enero de 1967”. Quedaba integrada por los núcleos de La Medida y Pájara, segregados de la parroquia de Santo Domingo de Güímar, y Lomo de Mena, que hasta entonces pertenecía a la de San José de El Escobonal, sumando un total de 1.043 habitantes. Se fijó como sede la iglesia de La Medida, siendo su categoría de “entrada”. Sus límites eran: por el Norte, el cerro de Anocheza (La Ladera), de mar a cumbre; y por el Sur, el Barranco de Amea, también de mar a cumbre. Se nombró como primer cura encargado a don Julio Herrera González, cura ecónomo de San José de El Escobonal…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Fasnia: Don Rafael Muñoz del Campo (1910-2001), maestro nacional premiado en La Zarza y Santa Cruz de Tenerife, caballero de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, promotor de la construcción iglesia de Ntra. Sra. del Carmen La Zarza y de la adquisición de la imagen de la Virgen María Auxiliadora

Natural de Sevilla, tras estudiar en los Salesianos y obtener el título de Maestro de Primera Enseñanza, nuestro biografiado ejerció como interino en dos localidades de su provincia natal. Luego obtuvo en propiedad la escuela de niños de La Zarza (Fasnia), a cuyo frente estuvo durante 25 años (1935-1960) y donde desarrolló una brillante labor docente, que volcó en dos generaciones de alumnos, obteniendo numerosos premios y votos de gracia, así como el ingreso en la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. Durante ese tiempo también destacó como dirigente vecinal, pues fue uno de los principales promotores de la construcción de su iglesia parroquial, actuando como secretario de la Comisión creada a tal fin, y, además, promovió la adquisición de la imagen de la Virgen María Auxiliadora a la parroquia de La Zarza, cuya llegada constituyó uno de los actos más impresionantes que se han vivido en dicho pueblo, siendo padrino tanto de dicho templo como de la imagen, junto a su esposa. Además, fue nombrado presidente de la Mutualidad Escolar “José Ibáñez Martín” de las escuelas de niños de La Zarza, vocal del Patronato para la Protección y Fomento de las Bellas Artes “Amigos del Arte de Fasnia”, presidente del Coto Escolar de Previsión “Perseverancia”, secretario de la Junta de la Biblioteca Municipal y bibliotecario electo de Fasnia. Luego se trasladó a Santa Cruz de Tenerife, donde ejerció el magisterio otros 20 años, hasta su jubilación. Durante su estancia en La Zarza había contraído matrimonio con doña Josefina Fumero Tejera, natural y vecina de dicho pueblo, con quien tuvo sucesión.

Nació en Sevilla el 13 de agosto de 1910, en el seno de una familia modesta pero sin grandes necesidades. Fue el menor de cinco hermanos, siendo los tres mayores varones, por lo que la cuarta era la única chica. Pero su padre, que era visitador médico, murió pronto, por lo que su madre alquiló una habitación al sacerdote don José Becerra y, a duras penas, logró sacar adelante a sus hijos…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arafo: Don Luis Curbelo Rodríguez (1930-1997), agricultor, fontanero, portero del Casino, guitarrista y pianista, director musical de la Rondalla del Frente de Juventudes y de la Agrupación femenina “Aída”, educando de la Música Militar, vocal de la Banda “La Candelaria”, tenor de la Coral “María Auxiliadora” y músico de orquestas

A lo largo de su vida, nuestro biografiado trabajó como agricultor, fontanero yportero del Casino “Unión y Progreso” de Arafo, pero, sobre todo, sintió una profunda vocación musical. Formó parte del Coro Parroquial; fue educando en la Banda de Música del Regimiento de Infantería Tenerife nº 49; guitarrista de las Rondallas “Lo Divino” y Educación y Descanso; componente fundador del Trío “La Lira”, que cosechó grandes éxitos en Radio Club Tenerife; director de la Rondalla del Frente de Juventudes y de la agrupación femenina de pulso y púa “Aída”; componente del Trío “Aída”; miembro de la Agrupación Artístico Musical “La Candelaria”, en la que fue responsable de los platillos y ejerció como vocal; componente de las orquestas “Iris”, “Nivaria” y “La Candelaria”, en las que tocó el piano, el acordeón y la guitarra; y tenor de la Coral “María Auxiliadora”.

Nació en Arafo el 24 de diciembre de 1930, a las tres de la madrugada, siendo hijo de don Francisco Curbelo Fariña y doña Nieves Rodríguez Marrero, naturales de la misma localidad, aunque ella oriunda por su padre de El Escobonal (Güímar). El 5 de abril de 1931 fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el cura párroco Hildebrando Reboso Ayala, actuando como padrino don Anselmo Núñez. Fue el menor de seis hermanos amantes de la música, vocación transmitida por su madre…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: