Los lugares de enterramiento de los vecinos de Fasnia: de las iglesias al cementerio

Cementerio Fasnia-5     Como en todos los municipios de las islas, los vecinos del actual término de Fasnia recibieron sepultura inicialmente en los templos parroquiales de los que dependían. Por ello, los fasnieros se vieron obligados a emigrar después de fallecidos, siendo trasladados primero a la Cueva de San Blas y a la iglesia de Santa Ana, en el pueblo de Candelaria; luego a la ermita de San Juan y a la iglesia de San Pedro, en Güímar; y, finalmente, a la iglesia de San Juan Bautista de Arico.

     Al crearse la Parroquia de San Joaquín de Fasnia en 1796, teniendo como sede la antigua ermita de San Joaquín, sería este templo el utilizado para dar sepultura a los fallecidos en la jurisdicción, de la que ya no tenían que salir. Así continuó hasta el año 1800 en que se inauguró la nueva iglesia parroquial, en la que serían enterrados a partir de entonces, hasta que agotó su capacidad en 1828, con motivo de una epidemia. Por ese motivo, durante cinco meses volvió a utilizarse como lugar de enterramiento la “Iglesia Vieja”, que por entonces ya estaba en ruinas. En ese mismo año se bendijo el cementerio parroquial de la Santa Cruz, que fue transformado en municipal hacia 1871 y, tras ser ampliado en 1940 y remodelado en 1995, se ha mantenido en uso hasta la actualidad, aunque desde 1964 bajo el nombre de San Isabelino…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CEMENTERIO DE FASNIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *