La visita de la Virgen de Candelaria a las parroquias del municipio de Güímar (1964)

Virgen Candelaria-Güímar     Como ya señalamos en un artículo anterior, hace medio siglo, en octubre de 1964, se inició un acontecimiento inolvidable en la historia religiosa de Tenerife, la primera y, hasta el presente, única peregrinación de la Virgen de Candelaria, la Patrona de Canarias, por todos los pueblos de la isla para recaudar fondos destinados a la construcción del nuevo Seminario Diocesano, que se pensaba construir en la ciudad de La Laguna. Fue un largo e intenso viaje, de casi tres meses y medio, en los que estuvo ausente de su Santuario, pero con su paso alegró los corazones de todos los tinerfeños.

     Como en todas las localidades tinerfeñas, esta visita marcó una página brillante en la historia religiosa de Güímar, al ser el segundo municipio de Tenerife que recibió a la venerada imagen. Según el programa previsto, el sábado 17 de octubre la Virgen visitaría las parroquias de Ntra. Sra. de Fátima y Santo Domingo de Guzmán, en la propia cabecera municipal de Güímar; al día siguiente, domingo, se celebrarían las “Solemnidades” en la parroquia matriz de San Pedro Apóstol, de la misma ciudad; y el lunes 19 llegaría a la parroquia de San José del populoso barrio de El Escobonal, donde permanecería hasta el día siguiente, en que partiría hacia Fasnia. No obstante, dicho programa sufriría una variación, pues el sábado 17 visitó la parroquia de Fátima y pernoctó en la de San Pedro Apóstol, pasando al mediodía del domingo a la de Santo Domingo, donde se mantuvo hasta el lunes 19, en que partió para El Escobonal, donde continuó hasta el día siguiente…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-VISITA VIRGEN DE CANDELARIA-GÜÍMAR

Un pensamiento en “La visita de la Virgen de Candelaria a las parroquias del municipio de Güímar (1964)

  1. Su visita al Escobonal: ¿Qué puedo decir? Fueron unos días inolvidables llenos de emoción, sin poder contener el llanto, parecía increíble, tener allí a la Stma. Virgen, nuestra Patrona, la Virgen de Candelaria, fueron dos días llenos de espiritualidad y devoción. Sé que su visita fue muy positiva, a nivel religioso, por la satisfacción de muchas personas mayores que no tenían posibilidades para ir a Candelaria, también fue positiva para la causa de su peregrinación, pues me consta, que el pueblo colaboró generosamente para la construcción del Nuevo Seminario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *