La construcción y bendición de la ermita de Nuestra Señora de Candelaria de Arguayo (Santiago del Teide)

Arguayo-ermita     En 2015 se cumplió el primer Centenario de la construcción de la antigua ermita de Arguayo. A pesar de que éste era uno de los núcleos más poblados del municipio de Santiago del Teide, careció de un templo hasta el 5 de abril de 1915, en que se bendijo la ermita promovida por el rico hacendado de Tamaimo don Manuel Quintero Delgado. Su hija, doña Candelaria, organizó una suscripción con el objetivo de recaudar el dinero suficiente para llevarla a cabo, que en tan solo un mes alcanzó 1.240 pesetas. Ambos actuaron como padrinos en el solemne acto de la bendición y a ella se debe su advocación. Los vecinos de dicho pueblo aportaron, además de dinero, la mano de obra necesaria para la obra, que fue dirigida por el albañil don Antonio Velázquez, así como las imágenes y los objetos de culto.

     Hasta entonces, los vecinos de Arguayo debían acudir a misa y a otras celebraciones religiosas en la iglesia parroquial de San Fernando de la Villa Histórica de Santiago, caminando o en caballerías; así lo hacían en la mayoría de los domingos, en Semana Santa y en las festividades de Navidad, Santiago y San Pedro, entre otras. También debían cumplir en ella los distintos sacramentos: bautismos, confirmaciones, matrimonios y entierros, como continuaron haciendo después de tener ermita, hasta que ésta fue elevada a parroquia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ERMITA DE ARGUAYO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>