Güímar: Don José Hernández Rodríguez (1805-1887), clérigo tonsurado, comandante graduado de Milicias, comandante de armas, alcalde constitucional, corresponsal de la Junta de Agricultura del distrito de Canarias y recaudador municipal

jose-hernandez-rodriguez     Al igual que dos de sus tíos, inicialmente se sintió atraído por la carrera eclesiástica y llegó a ser clérigo tonsurado. Pero la falta de vocación y una tradición familiar mucho más arraigada en las Milicias lo llevó abandonar la vida religiosa, para dedicarse por entero a la militar; así, ingresó como cadete en el Regimiento de Milicias Provinciales de Güímar, en el que luego ascendió a subteniente, teniente y capitán de Milicias, e incluso actuó como sargento mayor interino de dicho cuerpo. Por supresión del citado Regimiento pasó al Batallón Ligero Provincial de La Laguna nº 1 de Canarias, en el que actuó como depositario y recibió el grado de comandante; también estuvo movilizado en la guarnición de Santa Cruz de Tenerife en dos ocasiones. Obtuvo su retiro, tras 33 años y medio de servicios, en los cuales actuó en varias ocasiones como comandante de armas de Güímar, incluso después de retirado. Además, destacó como propietario agrícola y fue alcalde constitucional de su municipio natal, perito repartidor de contribuciones, elector contribuyente, secretario escrutador de la mesa electoral, vocal de la Junta Municipal de Sanidad, corresponsal de la Junta de Agricultura del distrito de Canarias, recaudador municipal de contribuciones y depositario de los fondos de la sociedad de aguas Río y Badajoz.

     Nuestro biografiado nació en el barrio de Los Majuelos (Güímar) el 9 de febrero de 1805, siendo hijo de don Francisco Nicolás Hernández Marrero y doña Josefa Rodríguez y Torres, naturales de dicho pueblo, aunque oriundos parcialmente de Arafo. Ese mismo día fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por su tío don Nicolás Rodríguez Torres, con licencia del beneficiado don Florentín Núñez y Torres; se le puso por nombre “José Apolonio de Jesús María del Rosario” y actuó como madrina su tía abuela, doña Felipa Adrián, quien nombró a doña Rita Adrián para que la ayudase por su ancianidad, siendo ésta la que lo tuvo en el bautismo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *