Granadilla de Abona–Arona: Don Matías Agustín de Frías Bello y Torres (1745-1801), propietario agrícola, sargento 2º de Cazadores, mayordomo de la ermita de San Antonio Abad, copartícipe de la elevación de ésta a parroquia y de la creación del Ayuntamiento de Arona, comisario elector y primer síndico personero de este pueblo

Miembro de una familia de larga tradición militar, nuestro biografiado alcanzó el empleo de sargento 2º de Cazadores del Regimiento de Milicias Provinciales de Abona, formando parte como tal de la plana mayor de dicho cuerpo. Profesionalmente destacó como labrador y propietario agrícola, con cuantiosas propiedades en Arona, Granadilla de Abona y Vilaflor de Chasna. Además, participó en una revuelta contra el Marqués de la Fuentes de Las Palmas por la ocupación de tierras comunales por parte de éste; fue mayordomo de la ermita de San Antonio Abad de Arona y uno de los promotores de la elevación de ésta a parroquia, segregada de la de San Pedro de Vilaflor, obligándose con medio diezmo a la ampliación del templo y a su mantenimiento, así como de la creación del Ayuntamiento de Arona, siendo elegido comisario elector y primer síndico personero del mismo.

Nació en Granadilla de Abona hacia 1745, siendo hijo del teniente don Lázaro Sebastián de Frías Bello (viudo de doña Antonia García y Álvarez de la Cruz) y doña María Josefa Alexandrina de Torres. Fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua y se le puso por nombre “Matías Agustín”. Pero desconocemos con exactitud la fecha de su nacimiento y de su bautismo, por haber desaparecido el libro 3º de bautismos de la parroquia de San Antonio de Padua en el incendio ocurrido en 1805 en casa del presbítero don Francisco Miguel Rodríguez Bello, notario público de dicho pueblo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Un pensamiento en “Granadilla de Abona–Arona: Don Matías Agustín de Frías Bello y Torres (1745-1801), propietario agrícola, sargento 2º de Cazadores, mayordomo de la ermita de San Antonio Abad, copartícipe de la elevación de ésta a parroquia y de la creación del Ayuntamiento de Arona, comisario elector y primer síndico personero de este pueblo

  1. Yo soy natural de Arona y desconocía esta historia y lo veo maravilloso, sobre todo lo referente a la Parroquia y al Ayuntamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *