Santiago del Teide: Don Gonzalo Martel de Simancas (1656-1724), ayudante de Milicias y propietario agrícola-ganadero

Nuestro biografiado perteneció a una familia de propietarios agrícolas y ganaderos, actividad a la que se dedicó durante toda su vida. Además, prestó sus servicios en las Milicias Canarias, en las que alcanzó el empleo de ayudante del Regimiento Provincial de Garachico, que desempeñó hasta su muerte y en el que le sucedió su hermano Lázaro. Estuvo casado y no consta que tuviese sucesión.

Nació en el Valle de Santiago (probablemente en el pago de Araza) hacia 1656, siendo hijo de don Gonzalo Martel de Simancas, de la misma naturaleza, y doña María (Rodríguez) Delgado, nacida en El Tanque. Probablemente fue bautizado en la iglesia matriz de Ntra. Sra. de los Remedios de Buenavista, de la que por entonces dependía dicho valle…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

El Somatén Armado de Santiago del Teide en su primera etapa (1924-1931)

El Somatén Armado, antigua milicia popular de rancio abolengo tradicional, surgió en el siglo XI en Cataluña, donde enseguida alcanzó un gran arraigo. Alcanzó especial fama y resonancia a comienzos del siglo XIX, con motivo de la invasión del territorio español por las tropas de Napoleón, pues contribuyó de forma decisiva a la derrota de los franceses. Al constituirse la I República en el año 1873 el Somatén fue disuelto, aunque por poco tiempo, ya que al empezar las revueltas carlistas volvió a ser instituido por Figueras. En 1876 volvió al primer plano del relieve nacional, al levantarse en armas y aplastar en tres días los últimos focos de la insurrección carlista. Más tarde, el Somatén volvió a revitalizarse con ocasión del golpe de Estado del general Primo de Rivera, en 1923, pues en su manifiesto a la Nación, el general hizo un encendido panegírico del Somatén y anunció la inmediata reorganización de esta milicia en los lugares donde ya hubiera existido y su creación en todas las provincias que no la hubieran tenido nunca, así como en las plazas de soberanía del territorio marroquí.

Como se podrá apreciar, el Somatén tenía unas competencias en orden público complementarias de la Guardia Civil, sobre todo en las localidades donde no existían casas-cuarteles de este cuerpo, como ocurría por entonces en Santiago del Teide. Posteriormente, en 1931 el Gobierno de la II República decretó la disolución definitiva del Somatén. No obstante, después de finalizada la Guerra Civil, en 1945 el general Franco recuperó esta institución, que se mantuvo durante décadas. Dado su origen, la Patrona del Somatén Nacional sería Nuestra Señora de Montserrat, que se festejaba el 27 de abril.

A comienzos de agosto de 1924 se nombraron los primeros responsables del Somatén Armado de Santiago del Teide: don Francisco González Dorta, como cabo de distrito, y don Delfino Francisco Torres, subcabo de distrito, sustituido en 1926 por don Agustín Forte González; todos ellos destacadas figuras locales. En esta villa el Somatén contó con un cuartelillo, donde los afiliados prestaban su servicio. Llegó a contar, por lo menos, con 13 afiliados, aunque probablemente fueron muchos más. Prestó importantes servicios relacionados con la prevención de la delincuencia y el mantenimiento del orden público…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Las Fiestas patronales de Tamaimo (Santiago del Teide) de 1908, en honor de Santa Ana

Del 25 al 27 de julio de 1908 se celebraron las tradicionales fiestas patronales del pago de Tamaimo, el mayor núcleo de población del municipio de Santiago del Teide, en honor de Santa Ana. Pero ese año contaron con varios testigos de excepción procedentes del vecino pueblo de El Tanque: el maestro de la escuela de niños, don Manuel Rodríguez López; otro maestro, don Agustín Acosta y Castro, que era hermano del párroco de dicho pueblo; un sobrino de éstos, don Antonio Pérez Acosta; y el secretario del Ayuntamiento, don Abraham Trujillo Ferrer, que por cierto era natural de la villa de Santiago. Durante su estancia fueron agasajados por los principales vecinos de Tamaimo, así como por el cura párroco del Valle, el sochantre-organista, que también era secretario del Ayuntamiento y del Juzgado, y dos primos de don Abraham.

El 30 de julio de 1908, el santiaguero y destacado colaborador periodístico don Abraham Trujillo Ferrer firmó como “A. Te Efe” un artículo en El Tanque, donde ejercía como secretario del Ayuntamiento, que fue publicado en El Tiempo el 4 de agosto inmediato. En él describía brevemente las fiestas de Santa Ana en Tamaimo, a las que habían acudido personas de los distintos pagos del municipio de Santiago del Teide, así como de otras localidades vecinas, como Chío, Guía y Adeje. El cronista destacaba la tranquilidad y ausencia de altercados, la procesión con las imágenes de Santa Ana y San Joaquín, el alumbrado a la veneciana, la abundancia de fuegos artificiales, las bellas galas que lucían las mujeres y los bailes, amenizados por instrumentos de cuerda que tocaban los aires de la tierra (isas, folías, malagueñas, seguidillas, etc.). Pero, sobre todo, hacía hincapié en la hospitalidad del vecindario, que multiplicaba sus atenciones hacia los forasteros, mencionando especialmente a una docena de vecinos de Tamaimo que agasajaron a los visitantes de El Tanque. También agradecía su amabilidad y cariño a dos amigos, el cura párroco del Valle, don José Serret y Sitjá, y el secretario del Ayuntamiento, don Maximino Remón Roqueso, que también era sochantre-organista de la parroquia, así como a sus primos don Alfonso y don José Ferrer Guanche…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Detallada descripción del municipio de Santiago del Teide en 1907, por el militar don Julio Ardanaz

Según Francisco Báez Hernández, que es quien da a conocer este documento, el entonces teniente coronel Julio Ardanaz redactó un informe militar con el fin de complementar la información gráfica que ofrecía el plano de esta isla editado en 1907 por el Depósito de la Guerra y amplifica enormemente el contenido de la monografía del capitán Juan López Soler sobre Tenerife, editada en 1906. El motivo de ello se debe a que, tras el desastre del 98, las Islas Canarias evidenciaban aún más su condición de territorio de frontera y la administración española entendió que para preservar su soberanía sobre ellas debía invertir fondos en su defensa, destinando una parte de los mismos a la elaboración de un exhaustivo levantamiento cartográfico del archipiélago. Este nuevo documento, titulado “Descripción topográfica de la isla de Tenerife”, está fechado en La Laguna el 31 de agosto de 1907 y es de excepcional valor histórico, desde la perspectiva de la descripción del paisaje preindustrial de Tenerife, al registrar de manera pormenorizada las diferentes estribaciones, vertientes, costas, toponimia y la red de caminos de las isla. Con anterioridad, en 1885 Ardanaz ya había publicado en Madrid una excelente monografía titulada “La Isla de Tenerife desde el punto de vista topográfico militar”, siendo aún capitán de Estado Mayor, en la que describía pormenorizadamente este territorio.

En este nuevo informe el autor, tras pasar por el término municipal de Guía de Isora (por entonces Guía de Tenerife), del que nos ocuparemos en otra ocasión, en una primera parte describe con bastante detalle la aldea de Arguayo, con los barrancos próximos; el Valle de Santiago, con su barranco principal y la villa capital; la aldea de Tamaimo; el Puerto de Santiago y las casas próximas de Lomo Morisco y Argel; y, de paso, los caseríos de El Retamar, El Molledo y la Vera de Tamaimo. Luego estudia minuciosamente los barrancos que confluyen en el barranco de Santiago, con todos sus afluentes. A continuación se detiene en la descripción del valle de Masca, tan vinculado a Santiago del Teide, volviendo a ocuparse sucintamente del Puerto de Santiago. Finalmente, se centra en los caminos de herradura que comunicaban al Valle de Santiago con el resto de la isla, detallando sus recorridos y los ramales que enlazaban con los distintos núcleos de población. En todos ellos detalla sus características demográficas, paisajísticas y económicas: población, situación geográfica, producción agrícola y ganadera, suministro de agua, caminos de acceso y posible alojamiento para militares…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Santiago del Teide: Don Pedro Navarro Martel y García (1728-1807), propietario agrícola, emigrante, alcalde mayor de la villa de Santiago y administrador de Rentas Reales

Nuestro biografiado creció en el seno de una familia de agricultores y llegó a ser un notable propietario agrícola, con una situación económica más o menos desahogada. Estuvo ausente del valle con su familia durante algunos años, por lo que probablemente emigró a América. Luego se ganó la confianza del V Señor jurisdiccional de la villa de Santiago, quien lo nombró alcalde mayor de dicho valle, cargo que desempeñó durante casi una década. Con posterioridad, también ejerció como administrador de Rentas Reales en ese término. Casó en dos ocasiones y tuvo una amplia y destacada sucesión.

Nació probablemente en Tamaimo (Santiago del Teide) hacia 1728, siendo hijo de don Juan Navarro Martel y doña Lucía García, vecinos de dicho pago. Recibió el bautismo en la iglesia de San Fernando de la villa de Santiago. Fueron sus abuelos paternos: don Juan Navarro y doña María (Hernández) Martel Delgado, vecinos de Los Quemados; y los maternos: don Pedro Melo Navarrete y doña María García Tarife, avecindados en Tamaimo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Descripciones de Santiago del Teide en el primer tercio del siglo XX

En este trabajo vamos a hacer un repaso por 13 de las descripciones que se conocen del municipio de Santiago del Teide, correspondientes al primer tercio del pasado siglo XX. Las más extensas e interesantes de ellas que reproducimos son las de Zumbado y las de los sucesivos anuarios, sobre todo desde el punto de vista humano, pues se relacionan las personas que ocupaban los principales cargos y empleos públicos, así como los oficios más llamativos. Aunque otras más pequeñas también aportan datos concretos de gran valor, como las de Juan María González, A. Samler Brown y José Delgado Marrero.

En otro momento nos ocuparemos de otras interesantes descripciones geográficas de este Valle de Santiago, que fueron hechas por Juan López Soler (1906), Ardanaz (1907), T. Y. D. (1929) y F. Sosa Acevedo (1929) …

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Santiago del Teide: Don Fernando Javier del Hoyo Solórzano y Sotomayor (1703-1770), III Señor de la Villa de Santiago, patrono de la parroquia de San Fernando, coronel del Regimiento Provincial de Garachico y prioste de la Vera Cruz

Miembro de una de las familias más ilustres de Tenerife, era nieto del I Señor de la villa de Santiago y él pasó a ser III Señor de la misma al contraer matrimonio con su prima hermana doña María Ana Teresa del Hoyo (Solórzano) e Interián, hija de los II Señores de dicha villa. Compartió su vida entre Garachico y el valle de Santiago, donde también fue patrono de la Parroquia de San Fernando. Además, alcanzó el empleo de coronel jefe del Regimiento de Milicias Provinciales de Garachico y ejerció como prioste de la Cofradía de la Vera Cruz y Misericordia, de dicho puerto. Tuvo una ilustre sucesión, emparentada con los Marqueses de la Florida y de Celada.

Nació en Buenavista (probablemente en la hacienda familiar de Taco) el 3 de diciembre de 1703, siendo hijo de don Juan José del Hoyo Solórzano y del Hoyo y doña Isabel Josefa del Hoyo Sotomayor y Solórzano. El 18 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de los Remedios; se le puso por nombre “Fernando Xavier” …

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Santiago del Teide: Don Lorenzo Dorta del Castillo (1788-1874), propietario agrícola, mayor contribuyente, alcalde constitucional y real de la villa de Santiago, cogedor de la cilla de granos del valle y mayordomo de fábrica de la parroquia

Nacido en Los Silos, pero casado y establecido definitivamente en la villa de Santiago, nuestro biografiado trabajó en este municipio como labrador y propietario agrícola, llegando a ser el mayor contribuyente de todo el Valle. En virtud de ello figuró entre los electores con derecho a participar en la elección de diputados a Cortes y propuesta de senador. Además, dada su posición preeminente, fue nombrado alcalde constitucional y real, cogedor de la cilla de granos de dicho valle y mayordomo de fábrica de la parroquia.

Nació en el pueblo de Los Silos hacia 1788, siendo hijo de don Fernando Dorta Acevedo, natural de dicho pueblo, y doña Clara Gorrín Dorta, que lo era de la villa de Santiago. Fue bautizado en la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Luz. Contrajo matrimonio en la parroquia de San Fernando de Santiago del Teide con doña María González Martel y Gorrín, natural de dicha villa y oriunda por su padre de Guía, y se establecieron en el mismo valle…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Santiago del Teide-Guía de Isora: Don Lucas Forte (1678-1752), propietario agrícola y alférez de Milicias

Miembro de una familia de posición económica desahogada, don Lucas Forte dedicó toda su vida al cuidado de las propiedades agrícolas que poseía tanto en el Valle de Santiago como en Guía de Isora. Después de casado se estableció con su familia en el caserío de Las Fuentes, sobre Tejina de Guía, donde vivió y murió. Además, al igual que su padre, obtuvo el empleo de alférez del Regimiento de Milicias de Abona-Adeje, que ostentó durante muchos años, siendo el militar de mayor graduación de dicha zona.

Nació en el caserío de Las Manchas de la villa de Santiago hacia 1678, siendo hijo de del alférez don Juan Pérez Forte y doña Inés Domínguez, casados en Buenavista en 1665. Fue conocido como “Lucas Francisco Forte”. Probablemente fue bautizado en la parroquia de Ntra. Sra. de los Remedios de Buenavista, de la que por entonces dependía dicho Valle…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Santiago del Teide: Don Antonio Forte y Dorta (1840-1867), estudiante de Magisterio y primer hijo del Valle de Santiago que cursó estudios superiores, truncados con su prematuro fallecimiento

En esta breve reseña biográfica vamos a recordar el primer hijo del valle de Santiago del Teide que cursó estudios superiores fuera del Seminario, donde sí habían estudiado otros dos miembros de su familia, un tío y un tío abuelo, que se ordenaron de sacerdotes. Tras cursar los estudios primarios en su villa natal, se inició con sus padres en las labores agrícolas y ganaderas, en las cuantiosas propiedades familiares que éstos poseían en dicho valle. Luego, a los 25 años, comenzó la carrera de Magisterio en la Escuela Normal de Maestros de La Laguna, pero ésta se vio truncada con su prematuro fallecimiento, que se produjo cuando solo contaba 27 años de edad.

Nuestro biografiado nació en la villa de Santiago el 12 de junio de 1840, siendo hijo de don Bernardo Forte Gorrín y doña Josefa Dorta González (o Martel), oriunda por su padre de Los Silos y por su madre de Guía de Isora. Cinco días después fue bautizado en la iglesia parroquial de San Fernando por el cura rector don José Yanes Machado; se le puso por nombre “Antonio Bernardo José del Santísimo Sacramento” y actuó como padrino don José Navarro Gorrín…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: