San Miguel de Abona: Don José Monroy Delgado (1851-?), emigrante, propietario y 2º teniente del Instituto de Voluntarios de Puerto Rico

La emigración de sanmigueleros a Puerto Rico fue muy intensa en el siglo XIX. Por ello, no es de extrañar que muchos de ellos se alistasen en el “Instituto de Voluntarios de Puerto Rico”, una organización militar no profesional, cuya misión era de apoyo al Ejército regular español en caso de guerra; e, incluso, varios alcanzaron empleos de oficiales en dicho cuerpo, de dos de los cuales ya nos hemos ocupado en este mismo blog. El presente artículo está dedicado a otro de esos hombres, don José Monroy Delgado, miembro de una familia muy conocida en San Miguel de Abona, quien emigró con su familia a Puerto Rico y se estableció como propietario en Camuy, localidad de la que fue alcalde su hermano Dionisio. Ingresó en el Instituto de Voluntarios de Puerto Rico, en el que ascendió primero a cabo, luego a sargento y, finalmente, a 2º teniente de la compañía de Camuy; también perteneció al partido político “Incondicional Español”. Desgraciadamente no conocemos más datos de su vida posterior.

Nació en San Miguel de Abona el 23 de enero del 1851, siendo hijo de don José Perdigón Monroy y doña María Juana Delgado García, casados en 1835. Tres días después fue bautizado en la iglesia de San Miguel de Abona por el cura párroco propietario don Jerónimo Mora y Hernández; se le puso por nombre “José Ildefonso” y actuaron como padrinos don José Rodríguez Mena y su esposa doña María Catalina Rodríguez…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Vilaflor de Chasna-San Miguel de Abona: Don José Antonio Rodríguez Feo (1745-1826), rico propietario agrícola, síndico personero y alcalde de Vilaflor, mayordomo de la ermita de San Miguel, impulsor de la independencia parroquial y municipal de San Miguel y primer alcalde real de este pueblo

Queremos recordar en este trabajo a un destacado chasnero, de ilustre familia y rico propietario agrícola, que fue síndico personero y alcalde de la amplia jurisdicción de Vilaflor de Chasna, cuando abarcaba a toda la comarca de Abona. Se estableció en el entonces pago de San Miguel, donde contrajo dos matrimonios y falleció, siendo el tronco en dicha localidad de la familia Feo, una de las más destacadas del Sur de Tenerife. En este pueblo que lo adoptó fue, además, mayordomo de la ermita del Arcángel San Miguel, impulsor de la independencia parroquial y municipal del pueblo que lo adoptó, así como primer alcalde real del mismo.

Nuestro biografiado nació en Vilaflor el 28 de febrero de 1745, siendo hijo del capitán don Lucas Agustín Feo y doña Catalina (González Salguero) Ramos. El 2 de marzo inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por don Antonio García del Castillo, con licencia del Dr. don Salvador Xavier López; se le puso por nombre “José Antonio” y actuó como padrino el teniente capitán don José Hernández Montesino, vecino de la villa de Adeje.

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

San Miguel de Abona: Don Andrés Gómez Feo (1846-1921), propietario agrícola, comerciante, cabo 1º de la Milicia Nacional, fiscal municipal, interventor electoral, jurado judicial, organizador de Fiestas y vocal de la Junta local del Censo electoral

En su juventud, nuestro biografiado fue soldado de Milicias Provinciales y cabo 1º de la Milicia Nacional local. En su actividad profesional, por un lado fue propietario agrícola y cosechero de vinos, mientras que por otro ejerció como comerciante propietario de una tienda de ultramarinos y una mercería. Además, al ser uno de los mayores contribuyentes del municipio, tuvo derecho a elegir diputados a Cortes y compromisarios para senadores, como elector contribuyente. También desempeñó los cargos de fiscal municipal de San Miguel de Abona en dos etapas, interventor electoral para la elección de diputados a Cortes, jurado judicial durante muchos años, organizador de las Fiestas Patronales y vocal de la Junta local del Censo electoral.

Nació en San Miguel de Abona el 4 de febrero de 1846, siendo hijo de don José Antonio Gómez del Castillo Monroy y doña María Agustina (Rodríguez) Feo Hernández. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia del Arcángel San Miguel por el cura párroco propio don Francisco Guzmán y Cáceres; se le puso por nombre “Andrés Hipólito de Candelaria” y actuó como padrino su tío materno don Hipólito Rodríguez Feo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

San Miguel de Abona-Arona: Don José Siverio y Díaz (1886-1945), prefecto de estudios del Seminario, cura ecónomo de San Miguel de Abona, Agulo y Arona, encargado de Vilaflor y párroco propio de La Cruz Santa

     Este artículo está dedicado a uno de los numerosos sacerdotes norteros que desarrollaron la mayor parte de su labor pastoral en el Sur de Tenerife. Fruto de una vocación tardía, don José Siverio Díaz cursó con brillantez la carrera eclesiástica en el Seminario Diocesano de Tenerife, del que fue prefecto de estudios. Después de ordenado, fue cura ecónomo de San Miguel de Abona durante más de 11 años, período en el que también actuó como vocal de las Comisiones de evaluación del arbitrio del Repartimiento general de Utilidades del Ayuntamiento; asimismo, durante seis meses estuvo encargado de la parroquia de Arona. Luego ejerció como cura ecónomo de Agulo durante nueve meses. Posteriormente estuvo al frente de la parroquia de Arona durante más de doce años y medio; simultáneamente, durante tres meses estuvo encargado de la parroquia de Vilaflor; además, fue confesor de las Religiosas de Nazaret de San Miguel, así como vocal de la Junta Municipal de Enseñanza Primaria de Arona. Finalmente, fue nombrado párroco propio de La Cruz Santa, donde solo permaneció cuatro años, hasta su prematura muerte. Siempre destacó por su cultura y como orador sagrado.

     Nació en la calle del Terrero del Realejo Bajo el 7 de enero de 1886, a las seis de la tarde, siendo hijo del artesano don José Siverio y Hernández, natural de dicho pueblo, y doña Rafaela Díaz Barrios, que lo era del Realejo de Arriba, pero oriunda del Puerto de la Cruz. El 15 de dicho mes fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Concepción por el cura párroco propio don Manuel Picar y Santos; se le puso por nombre “José Luciano María del Rosario” y actuó como madrina doña Bibiana Díaz y Barrios, casada, propietaria, natural del Puerto y vecina del Realejo Bajo, siendo testigos don José Siverio y don Marcos Expósito, ministros de la parroquia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

El naufragio del vapor transatlántico español “Valbanera” en la costa de Cuba (1919) y su repercusión en el Sur de Tenerife

     El pasado año, concretamente el 10 de septiembre de 2019, se conmemoró el primer centenario de la mayor tragedia naval española en tiempo de paz, el naufragio del vapor transatlántico “Valbanera”, que partiendo de Barcelona recogió 569 pasajeros en Canarias, quienes emigraban a Cuba en busca de mejor fortuna; pero muchos de ellos encontraron la muerte en esa travesía, sin haber llegado a su destino. El hundimiento de dicho buque con motivo de un huracán acabó con la vida de 488 personas, de las cuales al menos 408 eran canarias, por lo que fue conocido como el “Titanic de los pobres”, el “Titanic canario” o el “Titanic de la emigración canaria”. En este artículo nos ocupamos de ese triste suceso, de repercusión internacional, recordando a los pasajeros del Sur de Tenerife que viajaban en él. Curiosamente, en su viaje anterior el mismo barco sufrió una grave epidemia de gripe en la travesía de Cuba a Canarias, en la que murieron unos 30 pasajeros, además de otros que fallecieron después de desembarcar en Las Palmas de Gran Canaria. Sin duda es una de las historias más dramáticas de la emigración canaria, una constante que ha marcado la historia de este archipiélago.

     El vapor “Valbanera” era un gran buque correo transatlántico español, propiedad de la compañía de navegación “Pinillos”. Fue construido en Glasgow, en Escocia, y entregado a dicha naviera en noviembre de 1906, siendo bautizado como “Valbanera” en honor a la Virgen de Valvanera, de La Rioja, aunque por algún error se modificó el nombre cambiando la segunda v por una b. Sus características generales eran: 121,9 m de eslora; 14,6 m de manga; 6,5 m de puntal; 7,6 m de calado; propulsión por alternativa de triple expansión, con dos hélices; velocidad de 12 nudos; y capacidad para 1.200 pasajeros, repartidos en 4 clases o categorías. Fue asignado por la Naviera Pinillos a la línea entre los puertos mediterráneos españoles y los atlánticos de Canarias, a Puerto Rico, Cuba y los puertos norteamericanos del Golfo de México. También navegó en la ruta entre España, Brasil y Argentina…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

San Miguel de Abona: Don José Rodríguez Amador (1722-1782), sargento de Milicias y humilde tejero

     Miembro de una modesta familia rural, nuestro biografiado trabajó en la fabricación de tejas, al igual que dos de sus hermanos, lo que solo le permitió sacar adelante a su familia con bastante pobreza. Además, siguió una limitada carrera militar, en la que alcanzó los empleos de cabo de escuadra y sargento en el Regimiento de Milicias de Abona. Contrajo dos matrimonios y tuvo cuatro hijos del primero de ellos. Las siguientes generaciones de toda su familia simplificaron el apellido doble “Rodríguez Amador” a “Amador”, como ha llegado hasta el presente.

     Nació en el pago de San Miguel el 22 de octubre de 1722, siendo hijo de don José Rodríguez Amador (o Rodríguez Berganciano), natural del Valle de San Lorenzo y de origen guanche, y doña Ana Francisca de las Nieves, que lo era de San Miguel, pero oriunda por sus padres de Puntagorda (La Palma) y La Orotava, y ambos casados en 1715. Cinco días después fue bautizado con óleo y crisma en la iglesia de San Pedro Apóstol de Vilaflor, a cuya jurisdicción pertenecía por entonces dicho lugar, por el beneficiado don Agustín de la Cruz y Vera; se le puso por nombre “Joseph” y actuó como padrino el presbítero don Antonio García del Castillo; el párroco advirtió a sus padres “la obligación de enseñarle la Doctrina Cristiana”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

San Miguel de Abona: Don Tomás Gómez Quintero (1927-2003), profesor de Religión, cura ecónomo de Charco del Pino y Granadilla de Abona, párroco propio de San Juan de la Rambla y El Sauzal, donde luego fue párroco emérito y dio nombre a una calle

     Nuestro biografiado fue un sacerdote muy conocido y querido en la Diócesis de Tenerife. Nacido en San Miguel de Abona, tras su ordenación fue nombrado cura ecónomo de San Luis en Charco del Pino y estuvo encargado de la parroquia del Arcángel San Miguel de su pueblo natal. Luego ejerció como cura ecónomo de San Antonio de Padua en Granadilla de Abona; párroco propio de San Juan Bautista en San Juan de la Rambla y encargado de San José en el barrio del mismo nombre; y, finalmente, párroco propio de San Pedro Apóstol de El Sauzal, donde permaneció durante 36 años, al final de los cuales recibió un homenaje, fue nombrado “Párroco Emérito” y, tras su muerte, se dio su nombre a una calle. Además, fue profesor de Religión en el Instituto “Cabrera Pinto” de La Laguna. Desgraciadamente, no hemos podido conseguir ninguna fotografía de este destacado presbítero chasnero.

     Nació en San Miguel de Abona el 27 diciembre 1927, a las seis de la mañana, siendo hijo de don Celestino Gómez Feo y doña Florinda Quintero Bello. Pocos días después fue bautizado en la iglesia del Arcángel San Miguel por el cura ecónomo don José Siverio Díaz y actuaron como padrinos don José Gómez Bello y doña María Barreto Díaz Bernal…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

San Miguel de Abona: Don Gregorio García Alfonso (1852-1931), comerciante, cosechero de vinos, exportador de cochinilla, agente de seguros, alférez de la compañía local de la Milicia Nacional, interventor electoral, presidente de la comisión de fiestas, alcalde constitucional y fiscal municipal

     Trabajó toda su vida como comerciante, aunque también fue cosechero de vinos, exportador de cochinilla y agente de seguros. Prestó su servicio militar como soldado de las Milicias Provinciales, pero también fue alférez de la compañía local de la Milicia Nacional. Además, al figurar entre los mayores contribuyentes de su municipio natal de San Miguel, actuó como elector y desempeñó diversos cargos: concejal del Ayuntamiento, jurado judicial, interventor electoral, miembro de la Junta Municipal, alcalde constitucional, fiscal municipal, presidente de la comisión de fiestas y vocal de la Junta Municipal del Censo electoral.

     Nació en San Miguel de Abona el 20 de julio de 1852, siendo hijo de don Juan Antonio García del Castillo, natural de Granadilla de Abona, y doña María Antonia Alfonso Feo, que lo era de la primera localidad. Cinco días después fue bautizado en la iglesia del Arcángel San Miguel por el cura párroco don Jerónimo Mora y Hernández; se le puso por nombre “Gregorio Eulogio” y actuó como padrino su tío materno don Eulogio Alfonso Feo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

San Miguel de Abona: Don Antonio Alfonso Gorrín (1870-1925), bibliotecario y presidente del Casino “La Unión”, cantante barítono, miembro de la Junta y de diversas comisiones, consejero del Cabildo de Tenerife, importante propietario agrícola y cofundador de una asociación de exportadores

     El personaje que nos ocupa perteneció a una de las familias más ilustres del Sur de Tenerife y destacó como propietario agrícola, centrado sobre todo en el cultivo y exportación de tomates, aunque también amplió su producción a otros cultivos, así como a la ganadería, la pesca, la industria naval y el abastecimiento de combustible en San Miguel de Abona, fundando empresas con sus hermanos y otros familiares. Además, participó intensamente en la vida social del Sur de Tenerife, organizando homenajes, firmando en la prensa escritos de apoyo a la labor de algunas personalidades locales y contribuyendo generosamente a diversas suscripciones benéficas. Asimismo, fue bibliotecario y presidente del Casino “La Unión”, perteneció a la Junta Municipal de San Miguel y formó parte de un coro local, como reconocido barítono. Luego fue nombrado consejero del Cabildo de Tenerife y formó parte de diversas comisiones, locales e insulares; figuró entre los cofundadores de una asociación de exportadores; y luchó por la mejora de las exportaciones agrícolas y de las comunicaciones con el Sur de la isla.

     Nació en San Miguel de Abona el 30 de enero de 1870, a las ocho de la mañana, siendo hijo del comandante graduado capitán de las Milicias Provinciales don Miguel Alfonso Feo y doña Clara Gorrín y González. El 7 de febrero inmediato fue bautizado en la iglesia del Arcángel San Miguel por el cura párroco ecónomo don Juan García Alfonso, Bachiller en Artes; se le puso por nombre “Antonio María Martín del Sacramento” y actuó como padrino el teniente coronel graduado comandante de Infantería don Antonio Alfonso y Feo, su tío paterno, siendo testigos el capitán don Antonio Hernández Feo y don José Alfonso Feo, de la misma naturaleza y vecindad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Granadilla de Abona-San Miguel de Abona: Don Juan Gómez del Castillo (1778-1848), propietario agrícola, cadete de Milicias propuesto para subteniente, diputado del común, síndico personero, diputado 1º y alcalde real de San Miguel de Abona


     Miembro de una familia de propietarios agrícolas, nuestro biografiado ingresó como cadete en el Regimiento de Milicias Provinciales de Abona, donde prestó sus servicios durante más de una docena de años, pero no mostró una gran vocación militar y ello limitó su carrera, a pesar de lo cual fue propuesto para el empleo de subteniente de Milicias, que no llegó a obtener. No obstante, su desahogada situación económica le permitió gozar de cierto prestigio social en San Miguel de Abona, donde contrajo matrimonio y se estableció, por lo que fue elegido varias veces para los cargos de diputado del común, síndico personero y diputado 1º del Ayuntamiento, así como alcalde real de dicho término en dos ocasiones.

     Nació en Charco del Pino (Granadilla de Abona) el 2 de mayo de 1778, siendo hijo de don Antonio Gómez del Castillo y doña María Hernández González. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua de Granadilla por el cura párroco don Francisco Cruz Alayón y Salcedo; se le puso por nombre “Juan Manuel” y actuó como padrino don Mateo Fonte del Castillo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: