Candelaria: Dª. Eloína Pestano Martín (1913-2000), jornalera, gangochera, ventera, promotora de un salón de baile y un terrero de lucha canaria, cocinera, curandera, amortajadora y partera, que da nombre a una calle de Barranco Hondo

Este artículo está dedicado a una recordada vecina de Barranco Hondo, quien desarrolló una intensa y polifacética actividad en dicho pueblo, donde trabajó como jornalera, gangochera y ventera. Asimismo, fue promotora de un salón de baile, gracias al cual se formaron muchas parejas que terminaron en matrimonios, así como de un terrero de lucha canaria para uso del “C.L. Tinerfe”. Además, ejerció como cocinera en las bodas, amortajadora, curandera y partera, cubriendo en parte la falta de asistencia sanitaria pública en ese pueblo. En reconocimiento a esa intensa labor, en su mayor parte altruista, recientemente el Ayuntamiento de Candelaria le ha dado su nombre a una calle del municipio.

Nuestra biografiada nació en Igueste de Candelaria el 20 de noviembre de 1913, a las tres de la madrugada, siendo hija de los agricultores don Félix Pestano de León y doña Leonor Martín Padrón, naturales de dicho pueblo. Dos días después, su nacimiento fue inscrito en el Registro Civil de Candelaria, ante el juez don Juan Reyes Fariña y el secretario accidental don Aniano Cruz, siendo testigos don Pedro Tejera y don Juan González; pero, curiosamente, en su partida se anotó que había nacido el 22 de noviembre. Poco tiempo después fue bautizada en la iglesia de la Santísima Trinidad por el cura párroco don José Trujillo y Trujillo, aunque su partida fue inscrita en la parroquia matriz de Santa Ana de Candelaria, con la fecha correcta de nacimiento; y se le puso por nombre “Eloína Felicia”…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Francisco Delgado Ximénez (1680-1769), propietario agrícola y ganadero, líder vecinal en los pleitos por los pastos comunales, ayudante de Milicias y alcalde de Isora

Acomodado propietario agrícola y ganadero, participó en el pleito por los pastos de Teresme con la familia Ponte Ximénez y luego lideró a los ganaderos isoranos en los conflictos por el uso de los pastos comunales de los montes de Icod de los Vinos, contra los vecinos de dicha localidad. También ingresó en las Milicias Canarias y alcanzó el empleo de ayudante del Regimiento de Milicias de Adeje-Abona. Además, desempeñó el cargo de alcalde de Isora durante varios años.

Nació en el pago de Tejina (Guía de Isora) el 10 de mayo de 1680, siendo hijo de don Domingo Rodríguez, natural de Chasna, y doña Ximena de Armas, que lo era del citado pago, donde estaban avecindados. El 12 de julio de ese mismo año fue bautizado en la iglesia parroquial de San Fernando de la Villa de Santiago por el cura párroco don Francisco González; se le puso por nombre “Francisco” y actuó como padrino don Francisco Casañas, vecino de la Villa de Adeje en Tijoco…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

San Miguel de Abona: Don Andrés Gómez Feo (1846-1921), propietario agrícola, comerciante, cabo 1º de la Milicia Nacional, fiscal municipal, interventor electoral, jurado judicial, organizador de Fiestas y vocal de la Junta local del Censo electoral

En su juventud, nuestro biografiado fue soldado de Milicias Provinciales y cabo 1º de la Milicia Nacional local. En su actividad profesional, por un lado fue propietario agrícola y cosechero de vinos, mientras que por otro ejerció como comerciante propietario de una tienda de ultramarinos y una mercería. Además, al ser uno de los mayores contribuyentes del municipio, tuvo derecho a elegir diputados a Cortes y compromisarios para senadores, como elector contribuyente. También desempeñó los cargos de fiscal municipal de San Miguel de Abona en dos etapas, interventor electoral para la elección de diputados a Cortes, jurado judicial durante muchos años, organizador de las Fiestas Patronales y vocal de la Junta local del Censo electoral.

Nació en San Miguel de Abona el 4 de febrero de 1846, siendo hijo de don José Antonio Gómez del Castillo Monroy y doña María Agustina (Rodríguez) Feo Hernández. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia del Arcángel San Miguel por el cura párroco propio don Francisco Guzmán y Cáceres; se le puso por nombre “Andrés Hipólito de Candelaria” y actuó como padrino su tío materno don Hipólito Rodríguez Feo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

El trío-cuarteto “Tabanzo” (1955-1957) y la orquesta “La Estrella” de la villa de Arafo (1957-1972)

Este artículo está dedicado a una de las numerosas orquestas de baile creadas en Arafo, que con razón es conocido como “El pueblo de la Música”. Merced a la inagotable cantera musical de esta villa, estos conjuntos tuvieron aquí un gran auge y durante el último siglo llegaron a formarse una treintena, entre tríos, cuartetos y orquestas, coexistiendo en ocasiones ocho de éstas.

La orquesta “La Estrella” fue la continuación de un trío, formado a mediados de los años cincuenta por los hermanos don Sergio Encinoso Pérez (saxo alto) y don Antonio Encinoso Pérez (trompeta), apodados “Los Tabanzos”, y don Raúl Fariña Rivero “Gallina” (batería), que fue conocido como “Trío Tabanzo”. Se fundó inicialmente para amenizar un baile en el Casino “Unión y Progreso” de la villa de Arafo. Pero, tras el éxito obtenido en dicha actuación, se entusiasmaron y decidieron continuar en los escenarios.

Pocos años después, don Sergio Encinoso le propuso a don Vicente Esteban Fariña Fariña que tocara con ellos y así lo hizo con su saxo alto, por lo que a comienzos de 1957 el grupo se convirtió en un cuarteto, que actuó por primera vez como tal en Cabo Blanco (Arona).

Unos seis o siete meses más tarde, a mediados de ese mismo año 1957 decidieron ampliar el grupo, integrando a dos nuevos músicos: don Quírico Coello Albertos y don Antonio Fariña Ferrera “Parranda”, mientras que don Esteban Fariña pasó a tocar el saxo tenor. De ese modo surgió la orquesta “La Estrella”, nombre que había sido propuesto por don Quírico, por lo que se pintó una estrella en los atriles. Quedó constituida inicialmente por seis componentes: don Sergio Encinoso (coordinador y saxo alto), don Antonio Encinoso (trompeta), don Raúl Fariña (batería), don Esteban Fariña (saxo tenor), don Antonio Fariña (acordeón) y don Quírico Coello (contrabajo). En sus inicios no tenía vocalista, porque en la mayoría de los lugares a los que iban a actuar no tenían corriente eléctrica y, por lo tanto, no contaban con equipo de sonido, alumbrándose con petromax…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arona: Don Cesáreo Bethencourt Medina (1824-1881), propietario agrícola, pionero en la cría de la cochinilla, alcalde de Arona, capitán de la Compañía local de la Milicia Nacional y 2º comandante del Primer Batallón de Nacionales del Sur de Tenerife

Rico propietario agrícola, emigró a Puerto Rico y, a su regreso, fundó una sociedad con su hermano Evaristo, dedicada a los negocios agrarios, mercantiles y crediticios; por ello llegó a ser uno de los mayores contribuyentes de Arona, destacando en la cría de la cochinilla. Como elector contribuyente fue elegido alcalde constitucional de Arona, donde también formó parte de varias comisiones municipales: la “Junta local de Instrucción Pública” , la “Comisión de presupuestos, repartos, arbitrios y cuentas”, la “Junta de repartimiento municipal” y la “Comisión de Caminos Vecinales”; y fue uno de los promotores de la construcción de una ermita en Los Cristianos. Además, fue elegido capitán de la Compañía local de la Milicia Nacional y 2º comandante del Primer Batallón de Nacionales del Sur de Tenerife.

Nació en Arona el 17 de junio de 1824, siendo hijo de don Juan Bethencourt Alayón y doña María Dolores Medina Domínguez, de la misma naturaleza y vecindad. Al día siguiente fue bautizado en la iglesia de San Antonio Abad por el cura párroco don José Vignoly; se le puso por nombre “Cesáreo Antonio del Rosario” y actuó como madrina su hermana doña Anselma de la Salud Bethencourt…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar: Don Domingo González González (1936-2020), pirotécnico, comerciante, técnico de sonido e imagen, empresario de “Radio Sur” y “Panorama”, miembro de los “Amigos del Arte” y reconocido belenista, distinguido con la Medalla de Bronce del Ayuntamiento de Güímar

Hijo de Güímar, durante casi toda su vida participó en la mayoría de los actos culturales, festivos, religiosos y deportivos del mismo, ya fuese como monaguillo, futbolista, pirotécnico, miembro de la Agrupación “Amigos del Arte” y de la murga “Do-Re-Mi” o como comerciante, responsable del mantenimiento del alumbrado público del municipio y técnico de sonido e imagen, al frente de “Radio Sur” o “Panorama”, así como grabando la historia de Güímar del último medio siglo en sus vídeos. También fue un reconocido belenista, autor de monumentos de Semana Santa y de escenarios festivos, directivo de la comisión de Fiestas de la Primavera, vocal del Casino, cofundador y directivo del Club Náutico, colaborador del Club de Leones y esquiador náutico. Su intensa labor fue reconocida con los Guanches de Plata y Oro, la Medalla de la Virgen del Socorro, el Diploma Honorífico del CIT y la Medalla de Bronce del Ayuntamiento de Güímar.

Nació en la calle Dr. Díaz Núñez de Güímar el 24 de noviembre de 1936, a las nueve de la noche, siendo hijo de don Agrícola González Toste y doña Carmen González Fuentes, naturales de Los Realejos. El 13 de diciembre inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el cura encargado don Domingo Pérez Cáceres, quien por entonces era deán de Tenerife, y actuaron como padrinos don Manuel Delgado Rodríguez y doña Rafaela Rodríguez. El 8 de febrero de 1942, con tan solo cinco años de edad, fue confirmado en el mismo templo por el obispo de la Diócesis, fray Albino González Menéndez-Reigada…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Arico: Doña Francisca Hernández Morales (1843-1905), primera docente titulada nacida en Arico y maestra interina de la escuela de niñas de dicho municipio

     Doña Francisca o “Frasquita”, como se la conocía, obtuvo el título de Maestra Elemental de Instrucción Primaria en la Escuela Normal de La Laguna, siendo la primera mujer titulada nacida en Arico. Como tal docente, regentó interinamente la escuela de niñas de Arico en varios períodos en los que se hallaba vacante, al ser la única maestra titulada que residía en dicho municipio; pero nunca se presentó a oposiciones, para no tener que abandonar su pueblo natal. Aunque su marido gozaba de una posición económica desahogada, es muy probable que también regentase durante su vida una academia o escuela particular.

     Nació en Arico el 2 de abril de 1843, siendo hija de don Simón Hernández Gómez, natural de la Sabina Alta (Fasnia) y doña María de la Concepción Morales Gómez, que lo era de El Lomo. Cuatro días después fue bautizada en la iglesia de San Juan Bautista por el cura párroco don José Pérez, actuando como padrino don Juan González, vecino del pago de la Sabinita…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Candelaria: Don Francisco Gaspar Rodríguez del Castillo (1752-1829), labrador, propietario agrícola, sargento 1º de Milicias y alcalde real de Candelaria

     Este artículo está dedicado a uno de los miembros de la familia más destacada de Igueste en los siglos XVIII y XIX, los Rodríguez del Castillo. Al igual que su padre y sus hermanos trabajó toda su vida como labrador en sus propiedades agrícolas. Asimismo, como su hermano Agustín y su sobrino Pedro siguió la carrera militar, en la que alcanzó el empleo de sargento 1º de Milicias en la 4ª compañía del Regimiento Provincial de Güímar. Además, fue alcalde real de Candelaria, donde probablemente desempeñó otros cargos de responsabilidad.

     Nació en Igueste de Candelaria el 12 de marzo de 1752, siendo hijo de don Francisco Gaspar Rodríguez del Castillo y doña María Josefa de Ledesma, vecinos de dicho pago en La Jiménez. El 19 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia parroquial de Santa Ana por don Pedro Hernández de Oliva Álvarez y Ledesma, párroco teniente de beneficiado; se le puso por nombre “Francisco” y actuó como de padrino el reverendo padre maestro fray Luis Tomás Leal, pero en su nombre lo sacó de la pila el padre maestro de novicios jubilado fray José Díaz, predicador del convento de dicha localidad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Adeje: Don Eduardo Esquivel Gorrín (1876-1967), emigrante, empresario hotelero y pionero del turismo, cartero, alcalde de mar, tesorero fundador del Comité Republicano, encargado de tributos y auxiliar de la recaudación del Cabildo en Adeje, juez municipal y cofundador del Comité Local de Acción Popular Agraria

     Este artículo está dedicado a un inquieto y polifacético adejero, quien tras emigrar a la República Argentina regresó a su municipio natal, en el que regentó, sucesivamente, el Hotel-Restaurante “Neutral”, una cafetería, el Hotel-Cafetería “Neutral” y la Fonda-Bar “Imperial”, el primero en el Puerto de La Caleta y los demás en la calle principal de dicha villa, siendo uno de los empresarios pioneros del turismo en Adeje; también poseía dos bestias de carga. Además, desempeñó diversos cargos de responsabilidad: cartero, alcalde de mar, tesorero fundador del Comité Local del Partido Republicano, desde el que se enfrentó al cacique local, somatenista, encargado del tributo de cédulas personales y auxiliar de la recaudación del Cabildo en Adeje, juez municipal y miembro de la comisión organizadora del Comité Local de Acción Popular Agraria.

     Nació en la calle de la Iglesia de Adeje el 1 de febrero de 1876, a las siete de la noche, siendo hijo del jornalero don Francisco Esquivel Carballo, natural de dicha villa, y doña Agustina Gorrín Díaz, que lo era de Guía de Isora, casados en 1866. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula por el beneficiado curado propio don Rafael Alemán; se le puso por nombre “Eduardo Aquilino” y actuó como madrina su tía doña María Gorrín Díaz, siendo testigos don Pedro Euriel y don Hipólito Fraga, naturales y vecinos de la misma villa…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar-Arafo: Don Antonio Rodríguez Torres (1769-1855), el “Cura viejo”, párroco fundador de Arafo durante 53 años, mayordomo de la fábrica parroquial, beneficiado servidor de Güímar y propietario agrícola

     Miembro de una destacada familia, tras obtener una capellanía y un patrimonio vitalicio, este sacerdote güimarero siguió la carrera eclesiástica hasta ordenarse de presbítero. Poco después de su ordenación fue nombrado cura propio de la nueva parroquia de San Juan Degollado de Arafo, siendo uno de los tres sacerdotes que ostentan el récord de permanencia al frente de la misma, pues en ella ejerció su labor de apostolado durante 53 años, en dos períodos diferentes; entre ellos estuvo durante siete años como beneficiado servidor de su Güímar natal. Además, ejerció como mayordomo de la fábrica parroquial de Arafo y destacó como propietario agrícola. Fue conocido en su pueblo adoptivo como el “Cura viejo” y su nombre permanecerá siempre unido a la historia de esa villa, de la que fue su párroco fundador. En la actualidad la casa en la que vivió y murió está destinada al turismo rural.

     Nació en el barrio de Chacaica, en Güímar, el 4 de febrero de 1769, siendo hijo de don Salvador Rodríguez Adrián y doña Josefa de Torres y Ledesma. Seis días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por don José Fernández Camillón, beneficiado de dicha parroquial y de Santa Ana de Candelaria; se le puso por nombre “Antonio Joseph Pedro” y actuó como padrino su tío, el teniente capitán (luego teniente coronel) don Bernardo de Torres Marrero…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: