Guía de Isora: Don Domingo Caneiro y Pérez (1800-1854), sacerdote franciscano secularizado y párroco propio de Guía de Isora durante más de 12 años

Domingo Caneiro Pérez     Siendo sacerdote franciscano, nuestro biografiado residió en el Convento del Espíritu Santo de Icod de los Vinos, en el que permaneció hasta su supresión, con motivo de la Desamortización eclesiástica. Tras quedar exclaustrado y secularizado, se le asignó una pensión del Estado y fue destinado a la parroquia de El Sauzal, aunque luego volvió a Icod, donde continuó colaborando con la parroquia de San Marcos. Mientras vivía en dicha localidad fue nombrado párroco propio de Guía de Isora, cargo que desempeñó durante más de 12 años, hasta su prematura muerte. Creyendo que sus padres habían fallecido, al otorgar testamento nombró como heredera a una vecina de Guía, a lo que se opuso su madre, quien aún vivía y entabló juicio con aquella, logrando una sentencia favorable y la nulidad de dicha disposición testamentaria.

     Nació hacia 1800 en el pueblo gallego de Santiago de la Medorra, en la provincia y obispado de Orense, siendo hijo de don Domingo Caneiro y doña Gertrudis Pérez, naturales y vecinos de dicha localidad. Fue bautizado en la parroquia de Santiago del mismo lugar, en el que sus padres continuaron viviendo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DOMINGO CANEIRO PÉREZ

La inolvidable “Fiesta del Árbol” celebrada en Fasnia en 1929

Fasnia-Fiesta del Árbol     La primera “Fiesta del Árbol” celebrada en el planeta tuvo lugar en Villanueva de la Sierra (Cáceres) en 1805, por iniciativa del cura párroco, como gesto oportuno para conmemorar el valor de la libertad, tras lo destruido que quedaron los montes del norte de Cáceres por las batallas libradas entre las tropas locales y las francesas de Napoleón Bonaparte. En Canarias, la primera “Fiesta del Árbol” se celebró en Las Palmas de Gran Canaria el 29 de abril de 1902, por iniciativa del periodista don Francisco González Díaz, conocido como el “Apóstol del árbol”; fue organizada por la Asociación de la Prensa, ante la inacción de las instituciones públicas, de lo que se quejó su impulsor. El 6 de diciembre de ese mismo año también se celebró en Santa Cruz de Tenerife. El auge que fue adquiriendo esta celebración a lo largo del Estado español, determinó la publicación en 1915 del Real decreto nº 10, de 5 de enero, “declarando obligatoria la celebración anual de una Fiesta del Árbol en cada término municipal”. Pero ello no determinó su efectiva puesta en práctica, pues serían muy contadas las localidades canarias que cumplieron lo establecido en dicha disposición; entre ellas recordamos, además de ambas capitales, Teror, Arucas, Santa María de Guía, Gáldar, Moya, Telde, Santa Brígida, La Laguna, La Orotava, Icod de los Vinos, Güímar, Guía de Isora, Fasnia, Arrecife de Lanzarote, etc.

     En el presente artículo nos vamos a ocupar de la “Fiesta del Árbol” celebrada en Fasnia el 10 de marzo de 1929, que fue organizada por el Ayuntamiento y los maestros nacionales de la localidad, en la que se pudo apreciar la sensibilidad que por entonces tenían los docentes y las autoridades locales por la educación y el medio ambiente. Su promotor fue el recordado maestro, político socialista, sindicalista y poeta don José Galán Hernández, por entonces al frente de la escuela de niños de La Zarza y concejal del Ayuntamiento. El objetivo era doble, por un lado educativo, dirigido a los niños de las escuelas, y por otro ecológico, para concienciar a la población en general sobre la necesaria protección del medio ambiente, a través de la conservación de los árboles y la cubierta vegetal, especialmente en municipios áridos y deforestados, como era el caso de Fasnia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FIESTA DEL ÁRBOL EN FASNIA-1929

Relación de sacerdotes titulares de la parroquia de San Fernando Rey de la Villa Histórica de Santiago del Teide (1679-2017)

Santiago-párrocos     Desde el punto de vista religioso, los vecinos establecidos en el actual término de Santiago del Teide dependieron inicialmente del Beneficio de Buenavista, hasta que el 9 de septiembre de 1679, por auto del obispo don Bartolomé García Ximénez, se creó la parroquia de San Fernando Rey, segregada de dicha parroquia matriz, con sede en la iglesia construida por el primer Señor de dicha villa, maestre de campo don Fernando del Hoyo. En 1738 comenzó a regir la ayuda de parroquia de Ntra. Sra. de la Luz de Guía, creada el año anterior y dependiente de la parroquia de la Villa de Santiago, hasta que a finales de ese mismo siglo alcanzó su total independencia parroquial. Luego, ya en el siglo XX, la jurisdicción de esta parroquia de San Fernando Rey se vio reducida, al sufrir las segregaciones de cuatro nuevas parroquias: Santa Ana de Tamaimo (1963), Ntra. Sra. del Carmen de Puerto Santiago (1975), Ntra. Sra. de Candelaria de Arguayo (1998) y El Espíritu Santo de Los Gigantes.

     Gracias sobre todo a los libros sacramentales, conocemos todos los sacerdotes que han estado al frente de la parroquia de San Fernando de Santiago del Teide, desde su creación en 1679 hasta el presente. En estos 338 años han regido la parroquia de San Fernando Rey un total de 53 sacerdotes, tres de ellos en dos ocasiones diferentes. De ellos, sólo 17 la han regentado en propiedad, sirviéndola los restantes como curas ecónomos, servidores o encargados. El récord de permanencia lo ostenta don José Antonio de León Ferrera, quien permaneció a su frente durante 31 años consecutivos, seguido por don Juan Alonso del Castillo (unos 27 años y medio, en dos etapas), don Francisco González de Jesús (más de 27 años), don Félix Oramas y Morales (26 años), don José Luis García Hernández (25 años), don Manuel Afonso y Martín (23 años y medio, en dos etapas), don Juan de Belasco y Barrios Encinoso (21 años), don Horacio Ricardo Luis de Ávila López (16 años y medio), don José Yanes Machado (más de 14 años), don Martín Rodríguez y García del Castillo (casi 11 años), don Basilio Antonio Delgado Rodríguez (más de 9 años) y don Antonio Pérez Hernández (más de 9 años).

     Con respecto al lugar de nacimiento, solo uno ha nacido en el municipio de Santiago del Teide: don Bernardo Gorrín y Ximénez. Del resto, otros tres proceden del Sur de Tenerife: San Miguel de Abona (don Basilio Delgado Rodríguez), Arafo (don Bernabé González Marrero) y Arico (don Silvestre Gorrín Rivero). Un gran número de ellos nacieron en otras localidades tinerfeñas: Buenavista del Norte (don Horacio Ricardo Ruiz de Ávila y López), Los Silos (don Fernando Abreu Martínez), El Tanque (don Juan Alonso del Castillo), Garachico (don José Martínez Acosta y Estrada), Icod de los Vinos (don José Acosta y Castro y don Sebastián Afonso García), San Juan de la Rambla (don Juan Luis Pérez), Los Realejos (don Eusebio Andrés Méndez García y don José Luis García Hernández), Puerto de la Cruz (don Federico Ríos Machado), La Orotava (don José Antonio de León Ferrera, don Carlos José Domingo de Benavides y Rodríguez, don Victorino Perdigón y Abreu de la Guardia y don Félix Oramas y Morales), Santa Úrsula (don José Yanes Machado), La Victoria de Acentejo (don Manuel Afonso Martín), Tacoronte (don Víctor Manuel Fernández Suárez), La Laguna (don Manuel Hernández Rodríguez) y Santa Cruz de Tenerife (don Clemente Lázaro de Cabrera y don Emilio Hardisson Rumeu). Los restantes nacieron en otras islas: La Gomera (don Domingo de Armas y Manrique), La Palma (don Antonio Pérez Hernández) y Gran Canaria (don Sergio Tadeo Santana); o en la Península: Cataluña (don José Serret y Sitjá, Don Bienvenido Cayetano Serra y Curriat y don José Pons y Comallonga) y Navarra (don Lorenzo Donazar Zamora). Además, uno nació en Venezuela (don Manuel Fernández García) y de otros no tenemos información, por el momento…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PÁRROCOS DE SANTIAGO DEL TEIDE

Güímar-Candelaria: Don Juan Hilario de Armas Torres (1781-1866), sargento 1º de Granaderos, teniente de Milicias Urbanas, regidor y alcalde real de Candelaria, perito repartidor y recaudador de contribuciones

Juan Hilario de Armas     Nuestro biografiado era natural de Güímar, pero vivió más de la mitad de su vida en Barranco Hondo de Candelaria, donde contrajo matrimonio. Ingresó como soldado en el Regimiento de Milicias Provinciales de Güímar, en el que alcanzó el empleo de cabo 1º de Granaderos. Luego fue teniente de las Milicias Urbanas (Milicia Nacional) de La Laguna, mientras vivió en el sector de Barranco Hondo que pertenecía por entonces a dicha ciudad. Además, fue regidor y alcalde real de Candelaria, perito repartidor y recaudador de contribuciones en el pago de su residencia; y, como propietario agrícola, también figuró en la relación de electores contribuyentes de dicho término. Al final de su vida, después de haber enviudado, regresó a su pueblo natal, en el que murió

     Nació en Güímar el 14 de enero de 1781, siendo hijo de don Miguel Felipe de Armas Castro, natural de la isla de La Palma, y doña Paula (Elías) de Torres Marrero y del Castillo, que lo era del pueblo sureño, aunque oriunda por su madre de Barranco Hondo (Candelaria). Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el sacerdote barrancohondero don Luis Ambrosio Fernández del Castillo, beneficiado propio de la misma y de la de Santa Ana de Candelaria; se le puso por nombre “Juan Hilario Leonardo Domingo de Jesús” y actuó como madrina doña Leonarda de Torres, natural y vecina del lugar de Candelaria en Barranco Hondo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN HILARIO DE ARMAS TORRES

Arona-Adeje: Don José de Alba y Mederos (1811-1881), subteniente de Milicias, alcalde constitucional de la villa de Adeje y propietario agrícola

José de Alba Mederos     Nuestro biografiado se trasladó en su juventud desde su Arona natal a la vecina Villa de Adeje, en la que vivió hasta su muerte. Pasó fugazmente por las Milicias Canarias con el empleo de subteniente, al que renunció por falta de vocación y ciertos problemas económicos, para dedicarse a la agricultura, de la que dependía su familia, y poder atender a su anciana madre. Además, en la segunda localidad fue elector contribuyente, concejal, teniente de alcalde, alcalde constitucional y presidente de su Ayuntamiento en tres etapas, presidente de la Junta Pericial y vocal de la Junta local de Instrucción Primaria.

     Nació en Arona el 11 de febrero de 1811, siendo hijo de don Diego José de Alba e Infante, natural de Conil (hoy Conil de la Frontera, en Cádiz), y doña Isabel Mederos González, que lo era de la villa y puerto de Santa Cruz de Tenerife. Al día siguiente fue bautizado en la iglesia de San Antonio Abad por el cura párroco don Luis Herrera y Cruz; se le puso por nombre “Josef Valerio de San Fernando” y actuó como madrina doña Josefa Mederos, vecina de la Villa de Adeje…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ DE ALBA MEDEROS

Arafo-Güímar: Doña Carmen Tejera Rodríguez (1901-1973), telefonista, maestra nacional de El Escobonal y Arafo, fundadora de un coro escolar y de las agrupaciones musicales femeninas “Aída” y “Las Marys”

Carmen Tejera Rodríguez     Tras obtener el título de Maestra, nuestra biografiada contrajo matrimonio con el músico santacrucero don Juan Ramos Rodríguez. Se estableció en Arafo, donde estuvo encargada de la estación telefónica y fundó la Academia “Santa Teresa”. En el Magisterio público comenzó como maestra interina de la escuela de niñas nº 2 de Arafo, donde fundó con la ayuda de su esposo un coro infantil; también donó por entonces un trofeo de fútbol. Tras superar la correspondiente oposición, ejerció como maestra propietaria de la escuela de niñas nº 1 de El Escobonal (Güímar), durante 13 años, y luego de la escuela de niñas nº 3 de Arafo, durante más de 23, centros en los que organizó bellos festivales literario-musicales. Además fundó y codirigió con su esposo las agrupaciones musicales femeninas de pulso y púa “Aída” y “Las Marys”, pioneras en Canarias, que siguieron rumbos diferentes y mantuvieron una sana rivalidad.

     Nació en Arafo el 27 de abril de 1901, a las tres de la tarde, siendo hija de don Santiago Tejera Mesa y doña María del Carmen Rodríguez y Rodríguez. El 11 de mayo inmediato fue bautizada en la iglesia parroquial de San Juan Degollado por el cura ecónomo don José Trujillo y Trujillo; se le puso por nombre “María del Carmen” y actuó como madrina doña Cenobia García Pérez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CARMEN TEJERA RODRÍGUEZ

Las orquestas de baile de Malpaís de Candelaria: “Río de Oro”, “Buenos Aires”, “Club” y “Coral”

Orquestas Malpaís     A pesar de tratarse del núcleo más pequeño de las medianías de Candelaria, el pueblo de Malpaís llegó a tener una interesante tradición musical, sobre todo ligada a las orquestas de baile. Primero fueron músicos aislados los que amenizaban bailes en casas particulares, con sus instrumentos de cuerda. Luego, en los años cincuenta y sesenta, se constituyó un cuerteto y cuatro orquestas organizadas que ya incorporaron instrumentos de viento; las integraban músicos de la propia localidad, donde tenían su sede y ensayaban, más algunos del vecino pueblo de Las Cuevecitas; y sus nombres fueron: “Río de Oro”, “Buenos Aires”, “Club” y “Coral”. No duraron muchos años, pero llevaron el nombre de Malpaís de Candelaria por la geografía tinerfeña.

     Los domingos se celebraban bailes en algunas casas del pueblo, como, por ejemplo, en las de: don Víctor Pérez; Cha Felisia y don Francisco Guanche “Pancho”, que contaba con una pianola; don Dionisio Casanova, en La Hoya; don Anselmo González; don Pedro “Periquito”; don Esteban Bello, en el patio; y don Luis Casanova, donde hoy está la cripta, luego continuada por don Juan González. Esos bailes eran amenizados inicialmente con instrumentos de cuerda, como laúd, bandurria, guitarra, timple (o casparro) y violín, a los que pronto se unió el clarinete. Entre los músicos de cuerda que amenizaron muchos de esos bailes recordamos a: don Policarpo Otazo Castro “Carpito”, con el violín; don Eusebio Otazo Roque, a la bandurria; don Antonio Guanche Fariña, con el laúd; don Andrés Otazo Roque, a la guitarra; y don Santiago Sabina (de Las Cuevecitas). Posteriormente lo harían: don Andrés Otazo Morales, con el violín, y su hermano Tito, a la guitarra…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ORQUESTAS DE BAILE DE MALPAÍS DE CANDELARIA

Güímar: Don Ernesto de la Rosa Lugo (1880-1911), Bachiller, tipógrafo, vocal del “Gremio de Tipógrafos, Encuadernadores y Litógrafos” y sargento de Infantería, fallecido en plena juventud

Ernesto de la Rosa Lugo     De corta edad, nuestro biografiado se estableció en Santa Cruz de Tenerife, donde gracias a una pensión del Ayuntamiento obtuvo los títulos de Bachiller y Tipógrafo, que le permitió ejercer en las imprentas de dicha capital, donde llegó a ser vocal del “Gremio de Tipógrafos, Encuadernadores y Litógrafos”. Después de casado ingresó en el Ejército, donde desarrolló una corta carrera militar, en la que ascendió desde soldado hasta sargento de Infantería, empleo con el que le sorprendió la muerte en plena juventud, cuando contaba tan solo 31 años de edad, dejando esposa e hijos.

     Nació en el pago de El Escobonal (Güímar) el 23 de enero de 1880, a las tres de la madrugada, siendo hijo de doña María de la Rosa Lugo, natural del mismo pueblo. Tres días después fue bautizado en la iglesia de de San Pedro Apóstol de Güímar por don Fidel Farré Pujol, Lcdo. en Sagrada Teología, beneficiado curado propio de dicha iglesia y arcipreste del partido; se le puso por nombre “Ernesto” y actuó como madrina doña Florentina de la Rosa, siendo testigos don Rafael Hernández Delgado y don Nicolás Torres, de dicha vecindad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ERNESTO DE LA ROSA LUGO

Arico: Don Gil Gómez de Morales (1642-1716), sacerdote y capellán de Arico

Arico-El Lomo 1905-1910-B     Aunque se familia se volcó sobre todo hacia la carrera militar, nuestro biografiado prefirió la eclesiástica. Para ello logró que su madre fundase una capellanía, de la que fue su primer capellán, e instituyese un patrimonio vitalicio a su favor, todo ello a cuenta de los cuantiosos bienes que poseían en Arico, cuya renta le permitió vivir con cierta dignidad. Tras ordenarse de presbítero permaneció ligado a su pueblo natal como mero capellán, durante 39 años, prefiriendo este modesto destino a ocupar la titularidad de otras iglesias alejadas de su lugar de origen.

     Nació en Arico en septiembre de 1642, siendo hijo de don Luis de Morales, por entonces alcalde de dicho lugar, y doña Brígida Pérez. El día 31 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista por el párroco don Bartolomé Hernández Vilar; se le puso por nombre “Gil” y actuó como padrino su tío paterno, el capitán don Francisco Hernández…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GIL GÓMEZ DE MORALES

El Comité Republicano de la Villa de Adeje (1873-1923)

Adeje (CFIT)     A comienzos de 1869, el sentimiento republicano ya se estaba afianzando en el Sureste de Tenerife, desde Candelaria hasta Fasnia, donde se esperaba que triunfase la candidatura republicana en las elecciones de diputados a Cortes, pues como destacaba el periódico La Libertad: “La candidatura republicana triunfará también allí, como no puede menos de suceder cuando se trata de hijos de nuestro suelo que nada piden al presupuesto, y por el contrario sabrán combatir con ardor en favor de cuanto pueda afectar á los intereses de nuestras respectivas localidades tan miserablemente olvidadas por los que, acostumbrados á vivir lejos de ellas, solo se ocupan en medrar á la sombra de la confianza que tantas veces se les ha otorgado”. Pero parecía no ser así en el resto de municipios del Sur de Tenerife, sobre todo en Adeje, donde el caciquismo histórico, imperante desde hacía siglos, continuaba fuertemente arraigado y tenía controlados todos los procesos electorales.

     En 1873, la proclamación de la I República supuso un punto de inflexión, pues permitió por primera vez la organización de los republicanos federales de Adeje, que lograron ganar las elecciones y pudieron contar con un “alcalde popular”, don Manuel García Trujillo. Pero a finales del año siguiente un golpe militar acabó con esa corta etapa republicana y sus partidarios quedaron en el ostracismo durante más de tres décadas. El Comité Republicano de esta villa resurgió en 1912 y tuvo que enfrentarse a las manipulaciones políticas y electorales de los que siempre habían ostentado el poder; fue presidido, sucesivamente, por don Daniel Trujillo Pérez, don Rafael Melo Alayón, don Antonio González Afonso y don Jorge Zaragoza Bethencourt. Se mantuvo con altibajos hasta 1923, en que su trayectoria fue truncada por el golpe de estado y la posterior Dictadura de Primo de Rivera…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-COMITÉ REPUBLICANO DE ADEJE