Principales aniversarios de acontecimientos históricos o biográficos que se conmemoran en el municipio de Güímar en el año 2020

Desde el año 2001 comenzamos a publicar en el folleto del programa de las Fiestas Patronales de Güímar los aniversarios de las principales efemérides que se cumplían en este término municipal. Aunque en este año tan anómalo por la pandemia que nos ha tocado no se ha publicado el programa en papel, no queremos interrumpir dicha serie de trabajos, por lo que aprovecho mi blog para divulgar los principales aniversarios que se conmemoran este año, tanto de acontecimientos históricos como biográficos, relacionados con hijos o vecinos destacados de este municipio.

A modo de ejemplo, de todas las efemérides recogidas podemos destacar las siguientes: los 425 años del fallecimiento de Argenta de Franquis Luzardo, dueña y administradora del Heredamiento de Güímar; los 275 años del inicio de la construcción de la primitiva ermita de San José de El Escobonal; los 225 años de la segregación de las parroquias de Candelaria y Arafo del beneficio de Güímar; los 150 años de la transformación del Juzgado de Paz de Güímar en Juzgado Municipal, de la creación del Registro Civil de este término y de la subasta del tramo de la Carretera General del Sur entre Candelaria y Güímar; los 125 años del nacimiento de Tomás Cruz García, abogado, político, cronista e Hijo Predilecto de Güímar; los 100 años del nacimiento de Ángel Hernández Rodríguez, químico, presidente de la ATAO y del Hogar Canario de Madrid e Hijo Predilecto de Güímar, de Juan Esteban Pérez Castro, cónsul honorario de Filipinas en Canarias y decano del cuerpo consular, y de Isidoro Frías Díaz, tamborilero de las danzas y Medalla de Plata de Güímar; los 75 años de la entrada en funcionamiento del nuevo Juzgado Comarcal de Güímar, de la aprobación de la urbanización de El Volcán y de la denominación de este barrio con el nombre de Fátima, de la inauguración del estadio de fútbol Tasagaya, del nacimiento de Arturo Gómez García, Dr. en Medicina, profesor universitario, Hijo Adoptivo de Gran Canaria y Predilecto de Güímar, y de Agustín Ángel García Díaz, malogrado director concertador de orquesta, fundador de la A.T.A.O. e Hijo Predilecto de Güímar; los 50 años de la inauguración de la autopista del Sur, en el tramo comprendido entre Güímar y Los Roques de Fasnia, de la transformación de Sección Delegada de Güímar en Instituto Nacional de Enseñanza Media, del estreno de la letra del Pasodoble “Al Socorro”, compuesta por Pedro Guerra Cabrera, de la inauguración del Club Náutico Puertito de Güímar y del fallecimiento de Andrés Hernández Álvarez, comandante de Artillería, presidente del “Orfeón La Paz”, árbitro de fútbol, colaborador periodístico, poeta, etc.; y los 25 años de la conclusión de las obras de prolongación y arreglo del muelle de El Puertito, de la recuperación de la tradicional fiesta de Chinguaro, del reconocimiento de la Denominación de Origen de los Vinos del Valle de Güímar, de la creación la Escuela de Música de Güímar, de la fundación de la agrupación folclórica “Atenguajos” de El Tablado, y del hermanamiento entre Güímar y Agaete…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

La construcción de la Barriada de Pescadores de El Puertito de Güímar

El Puertito de Güímar surgió a comienzos del siglo XVI como puerto de embarque de los productos agrícolas de Güímar y de importación de las mercancías que necesitaba la localidad, así como de los pasajeros que querían desplazarse a Santa Cruz de Tenerife o a otras localidades de las islas, pues las comunicaciones terrestres se reducían por entonces al camino real. A ello se unió enseguida el aprovechamiento pesquero del litoral, que motivó el que a lo largo del siglo XIX y comienzos del XX se fuesen estableciendo en este lugar algunos pescadores del propio municipio o del vecino pueblo de Candelaria, la mayoría de los cuales vivían en las cuevas de Cho Regino.

Durante la legislatura municipal presidida por don Tomás Cruz García, de 1925 a 1931, se confeccionó el plano de urbanización de El Puertito, con el fin de ordenar la construcción de edificios en dicho caserío, logrando la cesión de los terrenos de las calles proyectadas, así como el necesario para una amplia plaza pública. Asimismo en 1930, la Cooperativa de la Propiedad de Güímar tenía previsto construir viviendas en este caserío costero, como informó el corresponsal de Gaceta de Tenerife el 25 de enero de dicho año: “Es grande el número de socios que esta entidad tiene en esta villa, señalándose para en breve plazo el comienzo de algunas construcciones en el Puertito. / Esto es un asunto interesantísimo, dada la escasez de viviendas en esta villa, por lo que se sigue con atención y entusiasmo la actuación de la Cooperativa”.

Entre 1941 y 1946 existió un régimen administrativo especial para Canarias, dirigido por los capitanes generales don Ricardo Serrador Santes y don Francisco García-Escámez e Iniesta, el recordado Mando Económico. Fue esta institución la que llevó a cabo la construcción de la Barriada de Pescadores de El Puertito de Güímar, entre 1945 y 1946, a propuesta del Ayuntamiento, a la que dedicamos este artículo…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar-Candelaria: Fray José Romero de León (1762-1839), religioso dominico y último fraile lego del Convento Real de Candelaria en el siglo XIX

En su juventud, a finales del siglo XVIII, nuestro biografiado profesó como fraile lego de la Orden de Predicadores en el Convento de Santo Domingo en Soriano de su Güímar natal. Como tal, pasó luego al Convento Real de Candelaria, en el que ya prestaba sus servicios en 1810 y en el que continuó viviendo hasta la primera supresión de conventos de 1821, en que aquel se cerró temporalmente, por lo que se tuvo que trasladar al pueblo en el que había nacido. Regresó a dicho Convento en 1824, con motivo de su reapertura, y en él estaba cuando se produjo el tristemente célebre aluvión de 1826, en el que desapareció la primitiva imagen de la Virgen de Candelaria y fue destruido el inmediato Castillo de San Pedro, con las ocho personas que vivían en él; permaneció en ese Convento hasta 1836, en que se volvió a cerrar y fue incautado por el Estado, con motivo de las leyes desamortizadoras. Una vez exclaustrado, ya septuagenario, se estableció definitivamente en su pueblo natal, donde percibió una pensión del Estado hasta su muerte.

Nació en Güímar el 11 de marzo de 1762, siendo hijo de don Matheo Romero Bello y doña Josepha Francisca de León Barbusano, natural ésta de la Villa de La Orotava y ambos vecinos del citado lugar de Güímar, donde se casaron en 1751. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro por don Cristóbal Alonso Núñez, beneficiado propio de dicha parroquia; se le puso por nombre “Joseph Francisco” y actuó como madrina doña Francisca Bello de Ledesma…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar: Don Manuel Pérez Pacheco (1947-2019), quiosquero, vendedor de cupones de la ONCE, secretario nacional y delegado provincial de la Unión de Radioaficionados Minusválidos de España, primer presidente de la Unión de Radioaficionados del Valle de Güímar, y tesorero de clubes de Baloncesto y del Casino, que da nombre a una plaza

El presente artículo está dedicado a un güimarero luchador que, venciendo una grave afección infantil que le produjo una discapacidad permanente, logró abrirse camino y trabajar como quiosquero y vendedor de cupones de la ONCE. Pero, al margen de su trabajo, durante la mayor parte de su vida desarrolló una intensa actividad como radioaficionado, en la que llevó el nombre de Güímar a todos los rincones del mundo; obtuvo numerosos campeonatos, premios y distinciones en concursos de radioafición; y asistió a convenciones o congresos nacionales e internacionales. Fue cofundador de la Unión de Radioaficionados Minusválidos de España (URME), de la que fue secretario nacional y delegado en la provincia de Santa Cruz de Tenerife; también fue cofundador y primer presidente de la Unión de Radioaficionados del Valle de Güímar; y se le concedieron el Botón de Plata y el Botón de Oro de la Unión de Radioaficionados Españoles. Además, fue tesorero de los clubes de Baloncesto “Estudiantes” y “Chimisay”, así como del Casino de Güímar, ciudad donde da nombre a una plaza.

Nuestro biografiado nació en Aguamansa, en el municipio de La Orotava, el 15 de mayo de 1947, hijo de don Raimundo y doña Lucía, siendo bautizado en la iglesia matriz de Nuestra Señora de la Concepción de dicha villa. Pero, víctima de la polio, el médico que lo trató le aconsejó un clima más cálido, por lo que cuando solo contaba seis años de edad se estableció en Güímar con su madre y sus dos hermanos: don Máximo y doña María Milagros (conocida por “Nena”), y en esta ciudad ya transcurriría el resto de su vida…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

La supresión de los actos populares de las Fiestas de San Pedro y Nuestra Señora del Socorro en Güímar, con motivo de acontecimientos extraordinarios

Dado el anuncio oficial, por parte del Ayuntamiento de Güímar, de la supresión de los actos de las Fiestas Patronales 2020 en honor de San Pedro Apóstol y la duda que existe sobre la celebración de la popular Romería de Nuestra Señora del Socorro, en este trabajo vamos a comprobar que no es la primera vez que eso sucede y a recordar en qué ocasiones se tomaron semejantes medidas en el pasado.

Dado que ambas festividades tienen una esencia católica, en ningún momento han dejado de celebrarse los principales actos religiosos, como tampoco ocurrirá este año, lo que sí ha sucedido en varias ocasiones, por lo menos a lo largo del siglo XX, es la supresión de los actos populares (culturales, recreativos y deportivos), con motivo de ciertos acontecimientos extraordinarios. Así, en las Fiestas de San Pedro solo se han suspendido dichos actos en dos ocasiones: la primera en los años 1937 y 1938, con motivo de la Guerra Civil española; y la segunda en 1961, a causa de la enfermedad terminal del obispo güimarero don Domingo Pérez Cáceres. Con respecto a las Fiestas de Ntra. Sra. del Socorro, aunque la festividad se continuó celebrando en la iglesia matriz, la Romería fue suprimida por lo menos dos veces: la primera fue en 1914, con motivo del inicio de la I Guerra Mundial; y la segunda en 1936, a causa del comienzo de la Guerra Civil española; además, en los dos años siguientes, 1937 y 1938, la Virgen sí bajó a su ermita de la playa del Socorro, pero en el mismo día se efectuó la bajada y la subida, sin carácter festivo y como mera rogativa por el final de dicha contienda bélica…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar: Don Eloy Rodríguez de la Rosa (1934-2018), agricultor, pescador y voz solista de la Rondalla de El Escobonal y del Coro Parroquial de San José, distinguido con la Medalla de Bronce de Güímar

Con motivo del segundo aniversario de su muerte, dedicamos este artículo a un hombre entrañable, cuya vida transcurrió en El Escobonal (Güímar), trabajando en la agricultura y, en menor medida, en la pesca. Pero, sobre todo, es y será recordado porque durante la mayor parte de su existencia alegró a su pueblo y a las islas con los cantos folclóricos de la tierra, como voz solista de la Rondalla de su pueblo natal y del Coro Parroquial de San José. Su inconfundible estilo y su bien ganado prestigio le hicieron merecedor de varios homenajes al final de su vida y de que el Ayuntamiento de Güímar le distinguiese con la Medalla de Bronce del municipio.

Nació en La Corujera de El Escobonal (Güímar) el 24 de octubre de 1934, siendo hijo de don Eloy Rodríguez Frías y doña Ángela de la Rosa García, naturales del mismo pueblo. El 2 de febrero de 1935 fue bautizado en el Santuario de la Virgen de Candelaria e inscrito en la parroquia de Santa Ana de dicha villa; se le puso por nombre “Blas Eloy” y actuó como padrino don Juan Rosa…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar: Don Domingo Tejera y Delgado-Trinidad (1855-1918), emigrante, comerciante, cajero, propietario de una fábrica de gofio, directivo de sociedades, representante de Industrias Extranjeras, 2º vicepresidente de la Asociación Canaria de Cuba, miembro del Comité de Defensa de Tenerife en Cuba y activista contra la división provincial

Miembro de una destacada familia güimarera, nuestro biografiado emigró a Cuba, donde sobresalió como comerciante, siendo propietario de la “Fábrica de Gofio La Lucha” de La Habana y cajero de la “Nueva Fábrica de Hielo”. Además, desempeñó diversos cargos, pues fue consiliario (consejero o vocal) del “Centro Canario”, vicetesorero y contador de la “Sociedad Canaria de Beneficencia y Protección Agrícola”, contador de la Sociedad “Unión y Ahorro” de La Habana, representante de “Industrias Extranjeras”, vocal de la “Asociación de Depósitos del Centro Gallego” de La Habana, presidente de la sección de Protección Agrícola y vicepresidente general de la “Asociación Canaria de Cuba”, miembro del “Comité de Defensa de Tenerife” en la isla de Cuba y activista contra la división provincial, desarrollando intensas campañas desde la prensa.

Nació en el caserío de Aguerche, en los altos de El Escobonal (Güímar), el 13 de noviembre de 1855, siendo el menor de los hijos de don Vicente Tejera de Castro, natural de Santa Cruz de Tenerife y oriundo por su padre de Güímar, y doña Juana Delgado-Trinidad y Delgado-Trinidad, de ilustre familia güimarera. Tres días después fue bautizado en la iglesia parroquial matriz del Apóstol San Pedro de Güímar por el Doctor don Agustín Díaz Núñez, beneficiado propio de la misma; se la puso por nombre “Domingo Gavino Bernardo Diego” y actuó como madrina doña María Magdalena Rodríguez…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar: Don Domingo González González (1936-2020), pirotécnico, comerciante, técnico de sonido e imagen, empresario de “Radio Sur” y “Panorama”, miembro de los “Amigos del Arte” y reconocido belenista, distinguido con la Medalla de Bronce del Ayuntamiento de Güímar

Hijo de Güímar, durante casi toda su vida participó en la mayoría de los actos culturales, festivos, religiosos y deportivos del mismo, ya fuese como monaguillo, futbolista, pirotécnico, miembro de la Agrupación “Amigos del Arte” y de la murga “Do-Re-Mi” o como comerciante, responsable del mantenimiento del alumbrado público del municipio y técnico de sonido e imagen, al frente de “Radio Sur” o “Panorama”, así como grabando la historia de Güímar del último medio siglo en sus vídeos. También fue un reconocido belenista, autor de monumentos de Semana Santa y de escenarios festivos, directivo de la comisión de Fiestas de la Primavera, vocal del Casino, cofundador y directivo del Club Náutico, colaborador del Club de Leones y esquiador náutico. Su intensa labor fue reconocida con los Guanches de Plata y Oro, la Medalla de la Virgen del Socorro, el Diploma Honorífico del CIT y la Medalla de Bronce del Ayuntamiento de Güímar.

Nació en la calle Dr. Díaz Núñez de Güímar el 24 de noviembre de 1936, a las nueve de la noche, siendo hijo de don Agrícola González Toste y doña Carmen González Fuentes, naturales de Los Realejos. El 13 de diciembre inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el cura encargado don Domingo Pérez Cáceres, quien por entonces era deán de Tenerife, y actuaron como padrinos don Manuel Delgado Rodríguez y doña Rafaela Rodríguez. El 8 de febrero de 1942, con tan solo cinco años de edad, fue confirmado en el mismo templo por el obispo de la Diócesis, fray Albino González Menéndez-Reigada…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Güímar-Arafo: Don Antonio Rodríguez Torres (1769-1855), el “Cura viejo”, párroco fundador de Arafo durante 53 años, mayordomo de la fábrica parroquial, beneficiado servidor de Güímar y propietario agrícola

     Miembro de una destacada familia, tras obtener una capellanía y un patrimonio vitalicio, este sacerdote güimarero siguió la carrera eclesiástica hasta ordenarse de presbítero. Poco después de su ordenación fue nombrado cura propio de la nueva parroquia de San Juan Degollado de Arafo, siendo uno de los tres sacerdotes que ostentan el récord de permanencia al frente de la misma, pues en ella ejerció su labor de apostolado durante 53 años, en dos períodos diferentes; entre ellos estuvo durante siete años como beneficiado servidor de su Güímar natal. Además, ejerció como mayordomo de la fábrica parroquial de Arafo y destacó como propietario agrícola. Fue conocido en su pueblo adoptivo como el “Cura viejo” y su nombre permanecerá siempre unido a la historia de esa villa, de la que fue su párroco fundador. En la actualidad la casa en la que vivió y murió está destinada al turismo rural.

     Nació en el barrio de Chacaica, en Güímar, el 4 de febrero de 1769, siendo hijo de don Salvador Rodríguez Adrián y doña Josefa de Torres y Ledesma. Seis días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por don José Fernández Camillón, beneficiado de dicha parroquial y de Santa Ana de Candelaria; se le puso por nombre “Antonio Joseph Pedro” y actuó como padrino su tío, el teniente capitán (luego teniente coronel) don Bernardo de Torres Marrero…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Antiguas familias de Agache (Güímar): Los Cubas de El Escobonal (“Los Gomeros”)

     El 16 de junio de 1847 contrajeron matrimonio en San Sebastián de La Gomera don Antonio Francisco Cubas Castilla, conocido por “José”, hijo de don José Joaquín Cubas y doña María Felipa Castilla, y doña María de las Mercedes Padilla Arteaga, hija de don Luis Padilla Ramos y doña Juana Arteaga Ramos. De dicha unión nacieron en dicha villa, entre otros hijos, dos que pasaron a Tenerife y se afincaron en el pueblo de El Escobonal, donde contrajeron matrimonio y alcanzaron un notable prestigio: don José Cubas Padilla (1847-1905), labrador, herrero, imaginero aficionado, vocal de la Junta municipal de Güímar e interventor electoral; y don Abelardo Cubas Padilla (1850-1914), propietario agrícola, escribiente, agrimensor, sochantre, alcalde pedáneo de Agache, delegado del juez municipal, fielatero de El Escobonal, interventor electoral y jurado judicial. Mientras que el primero tuvo escasa sucesión, que pronto se establecería en Santa Cruz de Tenerife, el segundo tuvo una amplia descendencia, que se mantuvo en El Escobonal durante varias generaciones, constituyendo la familia de “Los Gomeros”, a la que dedicamos el presente artículo.

     Aparte de los dos fundadores, entre otros muchos miembros de esta familia que han destacado por su actividad profesional, a nivel municipal, insular, regional, nacional o internacional han sobresalido varios de ellos, entre los que recordamos a: don Pedro Indalecio Cubas Castro (1885-1948), propietario agrícola, comerciante, apreciador de tierras, partidor, vocal de la Junta Municipal del Censo Electoral, adjunto suplente de la mesa electoral de El Escobonal y tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Güímar; don Evaristo Benito Cubas Castro (1888-?), músico, agrimensor, escribiente, poeta, presidente de la Sociedad Cultural “El Porvenir” de El Escobonal, directivo de la Asociación Canaria de Cuba y presidente de las comunidades de aguas “Morro Negro” y “Barranco de Guaco” de El Escobonal; sor Erudina Cubas Hernández (1915-1983), “Madre Nazaret”, Bachiller, maestra, religiosa de la Santa Casa de Nazaret, profesora y directora de diversos colegios en España y América; don Fortunato Gómez Cubas (1926-2002), minero, cantero, labrador, emigrante a Brasil, Venezuela y Holanda, músico de orquestas, miembro de varias agrupaciones folclóricas, director de la Agrupación Musical “Antón Guanche” de Candelaria y compositor; etc.

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo: