Guía de Isora: Don Domingo Caneiro y Pérez (1800-1854), sacerdote franciscano secularizado y párroco propio de Guía de Isora durante más de 12 años

Domingo Caneiro Pérez     Siendo sacerdote franciscano, nuestro biografiado residió en el Convento del Espíritu Santo de Icod de los Vinos, en el que permaneció hasta su supresión, con motivo de la Desamortización eclesiástica. Tras quedar exclaustrado y secularizado, se le asignó una pensión del Estado y fue destinado a la parroquia de El Sauzal, aunque luego volvió a Icod, donde continuó colaborando con la parroquia de San Marcos. Mientras vivía en dicha localidad fue nombrado párroco propio de Guía de Isora, cargo que desempeñó durante más de 12 años, hasta su prematura muerte. Creyendo que sus padres habían fallecido, al otorgar testamento nombró como heredera a una vecina de Guía, a lo que se opuso su madre, quien aún vivía y entabló juicio con aquella, logrando una sentencia favorable y la nulidad de dicha disposición testamentaria.

     Nació hacia 1800 en el pueblo gallego de Santiago de la Medorra, en la provincia y obispado de Orense, siendo hijo de don Domingo Caneiro y doña Gertrudis Pérez, naturales y vecinos de dicha localidad. Fue bautizado en la parroquia de Santiago del mismo lugar, en el que sus padres continuaron viviendo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DOMINGO CANEIRO PÉREZ

Las fiestas de Chío (Guía de Isora) desde 1928 hasta 1940 y la Sociedad de recreo “Centro El Porvenir”

Chío-fiestas-casino     El presente artículo está dedicado a las fiestas de Chío (Guía de Isora), pero solo en el corto período comprendido entre 1928 y 1940, que conocemos gracias a la prensa de la época. Al margen de las festividades religiosas generales, incluida la Navidad y la Semana Santa, por entonces se celebraban en dicho pueblo dos fiestas principales: la primera en enero, en honor de San Antonio Abad, limitada a un día; y la segunda en junio, en honor de San Juan y la Virgen de la Paz, que se extendía a tres días; como era normal, en ellas se combinaban los actos religiosos con los populares.

     Pero llama la atención en estas fiestas de Chío, el claro protagonismo la Sociedad de recreo “Centro El Porvenir”, que se menciona por primera vez en 1928. No volvemos a tener noticias de ella hasta 1932, año en el que se trasladó a una nueva sede. Pero de momento carecemos de más información sobre este casino, que probablemente no llegó a estar legalizado, pues no figura en el Registro de Asociaciones que llevaba el Gobierno Civil de la provincia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-LAS FIESTAS DE CHÍO Y EL CENTRO EL PORVENIR

Guía de Isora: Don José González Hernández (1863-1892), seminarista y maestro elemental de Primera Enseñanza, con una carrera truncada en plena juventud

José González Hernández     Nuestro biografiado inició sus estudios en el Seminario de Las Palmas de Gran Canaria y los continuó como alumno externo en el Seminario Diocesano de Tenerife, tras la creación de este centro; fue un buen estudiante, pero interrumpió su carrera eclesiástica cuando ya llevaba ocho años de intensos estudios. Tras abandonar el Seminario se matriculó en la Escuela Normal de Maestros de La Laguna, en la que obtuvo el título de Maestro Elemental de Primera Enseñanza. Ejerció como maestro interino de la escuela de niños de Vallehermoso, en La Gomera, y se presentó a dos oposiciones, pero a pesar de aprobar no obtuvo plaza y su carrera se vio interrumpida por su prematura muerte. Además, había actuado como interventor de una de las mesas electorales de Guía de Isora, en las elecciones para diputados a Cortes.

     Nació en Guía de Isora el 5 de mayo de 1863, siendo hijo del labrador don Agustín González Hernández y de la maestra doña María Hernández Jorge. El 14 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don Domingo Mora y León; se le puso por nombre “José Fernando Estanislao del Sacramento” y actuó como padrino su tío abuelo materno don Fernando Jorge Brito, natural de Adeje y propietario…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ GONZÁLEZ HERNÁNDEZ

La tardía construcción del cementerio de Guía de Isora

Guía Isora-cementerio     Una vez conquistada la isla e implantada en ella la religión católica, existía la obligación de que todos los fallecidos debían recibir sepultura en recintos sagrados, con preferencia en las iglesias parroquiales y, en menor medida, en las capillas de los conventos. Desde el punto de vista religioso, los vecinos establecidos en el actual término de Guía de Isora dependieron inicialmente del beneficio eclesiástico de La Orotava, de 1498 a 1514, y luego del beneficio de San Pedro de Daute (Garachico), de 1514 a 1533; de la parroquia de Ntra. Sra. de los Remedios de Buenavista del Norte, de 1533 a 1679; de la parroquia de San Fernando del Valle de Santiago, de 1679 a 1738 (no obstante, muchos vecinos de Guía, sobre todo de Chío, cumplieron con frecuencia sus obligaciones cristianas en la parroquia de San Marcos de Icod de los Vinos); y a partir de 1738 de la ayuda de parroquia de Ntra. Sra. de la Luz de Guía, elevada a parroquia totalmente independiente a finales de ese mismo siglo. En todas esas iglesias parroquiales fueron recibiendo sepultura, sucesivamente, todos los fallecidos en la amplia jurisdicción de Isora, hasta que en 1860 se bendijo el primer cementerio del municipio.

     No obstante, de forma esporádica también se dio enterramiento a los fallecidos en los distintos núcleos de población de la zona de Isora en las ermitas que iban surgiendo en los mismos, sobre todo con motivo de epidemias. Fueron éstas las de Ntra. Sra. de la Luz de Guía, la de Ntra. Sra. de la Paz de Chío y la de Ntra. Sra. del Rosario de Tejina. Todas tuvieron mayordomos, encargados de su cuidado y mantenimiento, y sacerdotes capellanes (regulares o seculares), que celebraban en ellas la misa en los días festivos…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CEMENTERIO GUÍA DE ISORA

El curioso motín del pueblo de Chío (Guía de Isora) contra un capitán de Infantería, en 1904

chio-foto-antigua     En junio de 1904 se inició un curioso motín en el pago de Chío, en el municipio de Guía de Isora. Parece ser que el detonante fue la detención de ocho mozos de dicha localidad, acusados de prófugos del servicio militar, medida de la que se culpó a un capitán de Infantería que residía en ese pago; pero otras fuentes indicaron que la causa de la revuelta popular tenía que ver más con la conducta irregular del citado capitán. Lo cierto es que los vecinos se negaron a suministrarle alimentos, agua y otros productos perentorios y, no contentos con eso, lo apedrearon e incluso le hicieron un disparo. La situación se puso tan tensa que tuvo que acudir el sargento jefe de la Guardia Civil del puesto de Icod de los Vinos con las fuerzas a sus órdenes, así como un segundo teniente de Infantería, que lograron calmar los ánimos del vecindario, quedando luego de servicio una pareja de la benemérita para prevenir nuevos altercados.

     El alcalde de Guía tomó cartas en el asunto y solicitó, a través del gobernador civil, que las autoridades militares investigasen los hechos que habían desembocado en el motín, a la vez que sugería que la mejor solución para que las aguas volviesen a su cauce era el traslado de dicho oficial a otro destino. Atendiendo a lo solicitado, el teniente coronel jefe del Batallón en el que servía el citado capitán se desplazó hasta Chío y, tras emitir su informe, el capitán general de Canarias dispuso el traslado del polémico capitán al Regimiento de Infantería de Tenerife, con lo que se zanjaba el problema. No hace falta decir la alegría que causó dicha determinación entre el vecindario de Chío, que despidió a su impopular vecino con repique de campanas y lanzamiento de cohetes, los cuales formaban curiosos dibujos en el aire al mezclarse con las piedras que también le arrojaban mientras se alejaba a caballo. Lo cierto es que, al margen de este incidente, dicho militar continuó su carrera hasta alcanzar el empleo de coronel de Infantería y falleció en activo en Las Palmas, siendo jefe de la Zona de Reclutamiento de Gran Canaria…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-MOTÍN DE CHÍO-1904

Guía de Isora: Don José Évora Franquis (1834-1919), sargento 2º de Milicias, alcalde constitucional, recaudador municipal y promotor de la llegada del agua potable al núcleo de Chío, donde dio nombre a la calle principal

jose-evora-franquis     El personaje al que dedicamos este artículo ingresó como soldado en las Milicias Canarias, en las que luego ascendió a cabo 2º, cabo 1º y sargento 2º. Además, fue jurado judicial, alcalde constitucional de Guía de Isora, recaudador municipal y elector contribuyente. Pero, sobre todo, se le recuerda como un férreo defensor de los intereses de su pago natal de Chío, en el que consiguió la instalación del agua potable, pagada en parte de su propio peculio, por lo que muchos años después de su muerte se le dio su nombre a la calle principal del mismo.

     Nació en el pago de Chío (Guía de Isora) el 21 de octubre de 1834, siendo hijo de don Vicente de Évora González, natural de dicho pueblo y oriundo de Vilaflor, y doña Josefa Francisca Franquis Álvarez, que lo era del citado pago isorano. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura propietario don José Pérez; se le puso por nombre “José Agustín de Santa Úrsula” y actuó como madrina doña Josefa Álvarez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ ÉVORA FRANQUIS

Guía de Isora: Don Manuel Fuentes Delgado (1893-1916), músico militar de segunda fallecido en plena juventud

manuel-fuentes-delgado     Nuestro biografiado se inició como músico en las bandas que surgieron de Guía de Isora a comienzos del siglo XX. Gracias a ello, con tan solo 15 años pudo ingresar como músico de tercera voluntario en la Música militar del Regimiento de Infantería Tenerife nº 69, en la que a los 18 años obtuvo por oposición una plaza de músico de segunda, con lo que pasaba a ser militar profesional, con una graduación equivalente al empleo de sargento. Pero falleció a consecuencia de una grave enfermedad, mientras disfrutaba un permiso en su pueblo natal, cuando aún no había cumplido los 23 años de edad, con lo que se truncaba la que podía haber sido una brillante carrera como músico militar.

     Nació en Guía de Isora el 7 de enero de 1893, a las seis de la madrugada, siendo hijo de los labradores don Pedro Fuentes Delgado, natural del Valle de Santiago, y doña Victoria Delgado Jiménez (conocida por “María”), que lo era de la primera localidad. El 29 de febrero inmediato fue bautizado en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Luz por el cura servidor don Luis Díaz y Luis; se le puso por nombre “Manuel Eladio del Sacramento” y actuó como madrina doña Feliciana Meneses Rodríguez, casada y labradora, siendo testigos don Juan Agustín Mendoza González y don Francisco Herrera Medina, de la misma naturaleza y vecindad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-MANUEL FUENTES DELGADO

La Banda de música “La Filarmónica” (1915-1922) y la primera Banda Municipal de Guía de Isora (1923-1945)

Guía de Isora-templete     La primera banda de música que existió en Guía de Isora fue la conocida como “Los Patriotas”, dirigida por don Manuel Reverón González, que existió por lo menos de 1893 a 1903. Le siguió la de “Los Leoninos”, que solo permaneció durante un año, de 1908 a 1909, bajo la dirección de don Miguel Hernández Vargas. De ambas nos ocuparemos en otra ocasión.

     Tras un período de interrupción, en 1915 se fundó una nueva agrupación musical, la Banda de música “La Filarmónica”, que en ese mismo año debutó ante el público en Guía de Isora, en el nuevo templete construido ex profeso, y al año siguiente estrenó su uniforme. Actuó con frecuencia en dicha localidad y en la vecina villa de Adeje. En 1922 sufrió una primera crisis, se disolvió temporalmente y en 1923 se reorganizó como Banda de música municipal. Así continuó hasta 1928, en que se volvió a desorganizar; se recuperó de 1930 a 1932, pero se disolvió de nuevo y se reorganizó de 1942 a 1945, hasta su nueva disolución. A esta etapa de treinta años, con varias interrupciones, vamos a dedicar el presente artículo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-BANDA DE MÚSICA-GUÍA DE ISORA

Guía de Isora: Don José Agustín González Velázquez y González (1776-1852), propietario agrícola y capitán graduado de Milicias

José Agustín González     Miembro de una familia tanquera de consolidada tradición militar, don José Agustín González ingresó como cadete en el Regimiento de Garachico, en el que luego ascendió sucesivamente a subteniente y teniente, concediéndosele antes de su retiro el grado de capitán. Además, fue un destacado propietario agrícola. Contrajo matrimonio en el Valle de Santiago, vivió en El Tanque y en dicho valle, pero finalmente se estableció en Guía de Isora, donde dejó sucesión.

     Nació en El Tanque el día 8 de abril de 1776, siendo hijo del capitán de Milicias don Felipe González-Velázquez de González y doña Rosalía González-Grillo y González de Ávila, vecinos de dicho lugar en el pago de El Granero. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por fray José de Santo Tomás Acosta y Capelo, prior del Convento de San Sebastián de Icod, con licencia del párroco don Antonio Hernández de Córdova; se le puso por nombre “José Agustín” y actuó como padrino don Agustín Rodríguez de Salazar, cura de San Pedro de Daute…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ AGUSTÍN GONZÁLEZ

La primera Comisión de la Cruz Roja de Guía de Isora (1912-1915)

Guía-Cruz Roja     La lejanía a la capital de la isla, ha condicionado a lo largo de la historia que el municipio de Guía de Isora tenga que sobrevivir con sus propios medios, dotándose poco a poco de todos los servicios locales, más algunos de carácter comarcal. Así ocurrió con las necesidades sanitarias, con la contratación de médico, practicante y farmacéutico titulares. Además, con la erupción del Chinyero se apreció en este municipio el importante papel de la Cruz Roja, por lo que poco tiempo después un grupo de vecinos destacados fundaron la Comisión de la Cruz Roja de Guía de Isora, a la que dedicamos este artículo.

    Influenciados por la actuación de las secciones de la Cruz Roja de Santa Cruz y La Laguna en la erupción del Chinyero, poco más de dos años y medio después, en julio de 1912, algunos vecinos destacados de Guía de Isora constituyeron una Comisión de la Cruz Roja, bajo la presidencia de don Gerardo Alfonso Gorrín, abogado, militar y político. Continuaba existiendo en 1915 y llegó a contar con ambulancias de la Cruz Roja, de ambos sexos, así como una subcomisión de damas o señoras de Caridad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-COMISIÓN DE LA CRUZ ROJA-GUÍA DE ISORA