Guía de Isora: Don Manuel Álvarez Hernández (1872-1930), emigrante, periodista, político republicano, docente, poeta, orador, juez municipal suplente y directivo de diversas sociedades

Tras adquirir una notable cultura, nuestro biografiado emigró a Cuba, donde colaboró en la prensa. De regreso a la isla se estableció en su pueblo natal, donde se dedicó al periodismo, como colaborador de La Voz de Icod, La Opinión, El Progreso, El Tiempo, La Prensa y La Comarca, siendo corresponsal del penúltimo. También se volcó en la política, siempre en el campo republicano, siendo secretario durante mucho tiempo del Comité local e interventor electoral. Asimismo, a lo largo de su vida desempeñó otros cargos: secretario de la Sociedad “Unión Patriótica”, vocal de la Junta local de Primera Enseñanza, directivo de la Sociedad “Centro Isorano”, juez municipal suplente de Guía de Isora (en el que sufrió un atentado), bibliotecario de la Sociedad “Amigos del Arte”, secretario de la Comunidad de aguas “El Drago” y vocal del Casino de Guía. Además, destacó como docente y orador, siendo uno de los vecinos que adelantó las maderas para la reconstrucción de la iglesia y la edificación de la casa consistorial de dicha localidad.

Nació en Guía de Isora el 1 de mayo de 1872, a las seis de la madrugada, siendo hijo de don Antonio Álvarez Arbelo, natural de Icod, y doña Francisca Hernández González, que lo era de la localidad sureña. El 8 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don Epifanio Díaz Saavedra; se le puso por nombre “Manuel Sebastián” y actuó como padrino don Francisco Mendoza Hernández…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Francisco Delgado Ximénez (1680-1769), propietario agrícola y ganadero, líder vecinal en los pleitos por los pastos comunales, ayudante de Milicias y alcalde de Isora

Acomodado propietario agrícola y ganadero, participó en el pleito por los pastos de Teresme con la familia Ponte Ximénez y luego lideró a los ganaderos isoranos en los conflictos por el uso de los pastos comunales de los montes de Icod de los Vinos, contra los vecinos de dicha localidad. También ingresó en las Milicias Canarias y alcanzó el empleo de ayudante del Regimiento de Milicias de Adeje-Abona. Además, desempeñó el cargo de alcalde de Isora durante varios años.

Nació en el pago de Tejina (Guía de Isora) el 10 de mayo de 1680, siendo hijo de don Domingo Rodríguez, natural de Chasna, y doña Ximena de Armas, que lo era del citado pago, donde estaban avecindados. El 12 de julio de ese mismo año fue bautizado en la iglesia parroquial de San Fernando de la Villa de Santiago por el cura párroco don Francisco González; se le puso por nombre “Francisco” y actuó como padrino don Francisco Casañas, vecino de la Villa de Adeje en Tijoco…

En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Ezequiel Hernández Vargas (1890-1970), restaurador de imágenes, teniente de Caballería condecorado, primer escribiente de oficinas militares, alcalde de Guía de Isora, jefe local de las Milicias de Acción Ciudadana y jefe del Negociado provincial de presos gubernativos

     Miembro de una familia muy conocida, nuestro biografiado destacó en su juventud como restaurador de imágenes y también fue miembro de la comisión de festejos de la Sociedad “Centro Isorano”. Pero, sobre todo, destacó en la carrera militar, en la que ascendió desde soldado hasta suboficial de Caballería, ejerciendo como primer escribiente de oficinas militares; por entonces prestó sus servicios en Santa Cruz de Tenerife, Lugo, La Coruña, Ceuta, Burgos, Jerez de la Frontera y Córdoba, participando activamente en la Guerra de Marruecos, por la que fue condecorado. Tras permanecer retirado durante casi cinco años, fue movilizado con motivo de la Guerra Civil y recibió los nombramientos de alcalde de Guía de Isora y jefe local de las Milicias de Acción Ciudadana, cargos que desempeñó durante cinco meses, en unos momentos críticos de la historia de España. Luego prestó sus servicios en la Comandancia Militar de La Palma y en el Gobierno Militar de Tenerife hasta su reingreso en el Ejército activo, siendo nombrado jefe del Negociado provincial de presos gubernativos, aunque también se hizo cargo con carácter accidental del Archivo General de la Capitanía General de Canarias y del Negociado de Hojas de Servicios de los primeros jefes de cuerpo del archipiélago. Finalmente, ascendió a teniente de Caballería de la escala complementaria, empleo con el que obtuvo su retiro, recibiendo la Cruz pensionada de San Hermenegildo.

     Nació en la Calle Nueva de Guía de Isora el 3 de febrero de 1890, a las nueve de la noche, siendo hijo de los propietarios don Miguel Hernández Jorge y doña Juana Vargas Reyes. El 18 del mismo mes fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don Antonino Delgado y Delgado; se le puso por nombre “Ezequiel” y actuó como padrino don José Vargas Reyes, soltero y propietario, siendo testigos don Pedro Duranza y don José Díaz Pérez, ministros de la parroquia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

El naufragio del vapor transatlántico español “Valbanera” en la costa de Cuba (1919) y su repercusión en el Sur de Tenerife

     El pasado año, concretamente el 10 de septiembre de 2019, se conmemoró el primer centenario de la mayor tragedia naval española en tiempo de paz, el naufragio del vapor transatlántico “Valbanera”, que partiendo de Barcelona recogió 569 pasajeros en Canarias, quienes emigraban a Cuba en busca de mejor fortuna; pero muchos de ellos encontraron la muerte en esa travesía, sin haber llegado a su destino. El hundimiento de dicho buque con motivo de un huracán acabó con la vida de 488 personas, de las cuales al menos 408 eran canarias, por lo que fue conocido como el “Titanic de los pobres”, el “Titanic canario” o el “Titanic de la emigración canaria”. En este artículo nos ocupamos de ese triste suceso, de repercusión internacional, recordando a los pasajeros del Sur de Tenerife que viajaban en él. Curiosamente, en su viaje anterior el mismo barco sufrió una grave epidemia de gripe en la travesía de Cuba a Canarias, en la que murieron unos 30 pasajeros, además de otros que fallecieron después de desembarcar en Las Palmas de Gran Canaria. Sin duda es una de las historias más dramáticas de la emigración canaria, una constante que ha marcado la historia de este archipiélago.

     El vapor “Valbanera” era un gran buque correo transatlántico español, propiedad de la compañía de navegación “Pinillos”. Fue construido en Glasgow, en Escocia, y entregado a dicha naviera en noviembre de 1906, siendo bautizado como “Valbanera” en honor a la Virgen de Valvanera, de La Rioja, aunque por algún error se modificó el nombre cambiando la segunda v por una b. Sus características generales eran: 121,9 m de eslora; 14,6 m de manga; 6,5 m de puntal; 7,6 m de calado; propulsión por alternativa de triple expansión, con dos hélices; velocidad de 12 nudos; y capacidad para 1.200 pasajeros, repartidos en 4 clases o categorías. Fue asignado por la Naviera Pinillos a la línea entre los puertos mediterráneos españoles y los atlánticos de Canarias, a Puerto Rico, Cuba y los puertos norteamericanos del Golfo de México. También navegó en la ruta entre España, Brasil y Argentina…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Miguel Martín González (1910-1995), oficial mayor y secretario interino del Ayuntamiento, secretario de la Sociedad “Centro Isorano”, cofundador de la Academia de Segunda Enseñanza, Cronista Oficial de Guía de Isora y colaborador periodístico

     Nuestro biografiado obtuvo una plaza de funcionario en el Ayuntamiento de Guía de Isora, en el que ejerció sucesivamente como auxiliar administrativo, oficial interino, oficial mayor y secretario interino, empleos desde los que desarrolló una destacada labor municipal, en la que cooperó en muchas mejoras alcanzadas por el municipio y sus vecinos. Además, fue secretario de la Sociedad “Centro Isorano” y cofundador de la Academia de Segunda Enseñanza. Asimismo, llevado por su amor hacia su pueblo natal, publicó muchos artículos en el periódico El Día, del que fue un asiduo colaborador, con crónicas sobre la historia, tradiciones y personajes de su tierra, así como sobre otros lugares de la isla, que serían recopilados en un libro. Ello le valió el nombramiento de Cronista Oficial de Guía de Isora.

     Nació en el Lomo del Balo (Guía de Isora) el 5 de marzo de 1910, a las cuatro de la madrugada, siendo hijo del zapatero don Lucio Martín Alonso, conocido por “Manuel”, y doña María Concepción González. El 6 de abril inmediato fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don Salvador Morales Real; se le puso por nombre “Miguel” y actuó como padrino don José Borges Rodríguez, casado y propietario…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Felipe González Trujillo (1746-1810), labrador, propietario agrícola y ganadero, sargento 1º de Milicias y escribiente

     Miembro de una familia más o menos acomodada, nuestro biografiado trabajó inicialmente como labrador, llegando a ser un destacado propietario agrícola y ganadero. Además, siguió una notable carrera militar durante 22 años, en la que ascendió desde soldado a cabo 2º, sargento 2º y sargento 1º de Milicias; con estos últimos empleos estuvo destinado en varias ocasiones en Santa Cruz de Tenerife, en la Columna de Granaderos Provinciales y en el Batallón de Infantería de Canarias. Asimismo, como era uno de los escasos vecinos de Tejina de Guía que sabía leer y escribir con cierta corrección, también actuó como escribiente de testamentos y, probablemente, de escrituras de compraventa.

     Nació en el pago de Tejina (Guía de Isora) el 16 de diciembre de 1746, siendo hijo de don Felipe González Truxillo y doña Gracia María González del Pino, casados en la iglesia del Valle de Santiago. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz de Guía por el cura servidor don Salvador Manuel Borges de Soto, familiar del Santo Oficio de la Inquisición; se le puso por nombre “Phelipe Thomas” y actuó como padrino don Isidro González Trujillo, de dicha vecindad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Miguel Hernández Jorge (1852-1930), aspirante examinado para alférez de Milicias, soldado sustituido, elector contribuyente, interventor electoral, fiscal municipal, adjunto suplente de la mesa electoral y secretario interino del Juzgado Municipal

     Nuestro biografiado quiso seguir la carrera militar, como algunos de sus familiares, por lo que fue aspirante examinado para alférez de Milicias, aunque no obtuvo dicha plaza; no obstante, sí comenzó a servir como soldado de Milicias en la Sección Ligera Provincial de Abona, hasta que puso un sustituto, para dedicarse al cuidado de sus propiedades agrícolas. Llegó a ser uno de los mayores contribuyentes del municipio y tuvo un cierto compromiso público, pues fue elector contribuyente, interventor electoral, fiscal municipal, adjunto suplente de la mesa electoral y secretario interino del Juzgado Municipal.

     Nació en Guía de Isora el 20 de noviembre de 1852, siendo hijo de don Miguel Hernández Martel y González, natural del mismo pueblo, y de doña María Ignacia Jorge Brito, que lo era de Adeje. Ocho días después fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don Domingo Carreiro; se le puso por nombre “Miguel Félix del Sacramento” y actuó como padrino don Andrés Martín, natural del Puerto de la Cruz y vecino de la localidad sureña…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

El Juzgado de Paz del municipio de Guía de Isora en su primera época (1856-1870)

     Al igual que en los restantes municipios de España, en Guía de Isora (por entonces conocido como “Guía de Tenerife”) hasta mediados del siglo XIX los juicios verbales de faltas se celebraban ante el alcalde de la localidad o, en su defecto, ante un teniente de alcalde o regidor. Pero en 1855 la Legislación española separó la autoridad civil de la judicial, al crear la figura independiente del “Juez de paz”. Afortunadamente, conocemos casi todos los jueces que ha tenido la jurisdicción de Guía de Isora desde 1856 hasta hoy, aunque dicha figura ha sufrido algunos cambios en este municipio a lo largo del tiempo, pues primero fueron jueces de paz (1856-1870), luego jueces municipales (1871-1945) y de nuevo jueces de paz, desde 1945 hasta el presente. En este artículo solo nos vamos a ocupar del Juzgado de Paz en su primera época, centrándonos en la creación de la figura del juez de paz, en la relación de las personas que desempeñaron dicho cargo en Guía y en los escasos secretarios que conocemos de esa etapa.

     Como se preveía en el mencionado Real Decreto de creación de la figura del juez de paz, para cubrir las vacantes de jueces o suplentes se elegirían personas de reconocido prestigio en los diferentes municipios, por lo que la mayoría de ellos asumirían también otras responsabilidades en dichas localidades, tanto en el Ayuntamiento como en las Milicias o en la Parroquia, figurando además entre los mayores contribuyentes del término correspondiente. Así ocurrió en Guía de Isora, donde en esta primera etapa, de 1856 a 1870, solo conocemos 5 jueces de paz titulares, dos de los cuales también fueron suplentes, y otros 6 que solo fueron suplentes, pues de momento no hemos podido localizar a los que ocuparon dichos cargos en los tres primeros años (1856-1859). Entre ellos, ostentó el récord de permanencia D. José Gorrín y Barrios, que lo fue durante más de cuatro años y medio (en dos etapas), seguido por D. Andrés Martín (2 años, más cuatro y medio como suplente en dos etapas), don Victorino Delgado (2 años), D. Antonio Álvarez Arbelo (casi 2 años) y D. Francisco Martínez Ocampo (poco más de un año). Con respecto al lugar de nacimiento, por lo menos tres de los jueces no nacieron en el municipio de Guía: D. José Gorrín y Barrios (de Tamaimo, en Santiago del Teide), D. Francisco Martínez Ocampo (de Garachico) y D. Antonio Álvarez Arbelo (de Icod de los Vinos). Desgraciadamente, de momento solo conocemos a dos secretarios de este Juzgado de Paz en la etapa estudiada, de los cuales uno era natural de La Orotava y otro de Icod de los Vinos: D. Juan Padrón y León y D. Guillermo Fajardo y Rodríguez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Sor Sixta de San Vicente Pérez González (1856-1930), religiosa lega dominica del Monasterio de clausura de Santa Catalina de Siena en La Laguna

     Este artículo está dedicado a una mujer sencilla, nacida en el seno de una familia de agricultores, labor en la que trabajó en su adolescencia y juventud. Luego, llevada de una profunda vocación religiosa y siendo ya mayor de edad, ingresó en el Monasterio de Santa Catalina de Siena de La Laguna, donde profesó como dominica, pero al carecer de dote solo lo pudo hacer como religiosa lega, permaneciendo el resto de su vida en dicho convento de clausura como hermana de obediencia, exenta de coro, pero volcada en el servicio a su comunidad, sobre todo en las labores domésticas.

     Nuestra biografiada nació en Guía de Isora el 21 de agosto de 1856, siendo hija de don Julián Pérez Hernández y doña Josefa González Alonso. El 28 de ese mismo mes fue bautizada en la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Luz por don Juan Espinosa y Salas, cura párroco de la misma; se le puso por nombre “Sixta María de los Dolores” y actuó como madrina doña María Pérez González…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Guía de Isora: Don Antonio González y González (1845-1902), aspirante a subteniente, sargento 2º de Milicias, mayor contribuyente del término, jurado judicial, fiscal municipal, interventor electoral y alcalde constitucional

     Siguiendo la tradición familiar, don Antonio González solicitó ser incluido en el escalafón de aspirantes a oficiales de las Milicias Canarias, pero tras ser examinado de las obligaciones del empleo de subteniente solo obtuvo una calificación de “Regular” y no pudo conseguir su objetivo. No obstante, luego ingresó en la Sección Ligera Provincial de Abona como soldado suplente, ascendiendo enseguida a cabo 2º, cabo 1º y sargento 2º. Con este empleo concluyó su carrera militar, al poner un sustituto para dedicarse al cuidado de sus propiedades agrícolas, lo que le permitió ser el mayor contribuyente de Guía de Isora. Además, en su municipio natal fue elector de compromisarios para la elección de senadores y ejerció como fiscal municipal, jurado judicial, interventor electoral y alcalde constitucional.

     Nació en Guía de Isora el 14 de abril de 1845, siendo hijo del capitán don Antonio González Torres, natural de Granadilla de Abona, y doña María González Hernández, que lo era de la primera localidad, aunque oriunda de El Tanque por su padre. El 24 del mismo mes fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz por el cura párroco don Domingo Caneiro; se le puso por nombre “Antonio Bernardo de San Pedro” y actuó como padrino su tío paterno don Bernardo González Torres, natural de Granadilla…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANTONIO GONZÁLEZ GONZÁLEZ