El naufragio del vapor frutero “Taoro” en la costa de Granadilla de Abona (1929)

     En 1929 encalló en la noche en la Punta del Camello, en la costa de Granadilla de Abona, el vapor frutero “Taoro”, un buque que solo contaba 26 años desde su botadura y que se dirigía a Hermigua (La Gomera). El accidente se produjo de noche, cuando el patrón dormía y era el contramaestre quien estaba al mando. La vía de agua originada por el destrozo de la quilla, produjo el rápido hundimiento del barco, del que solo quedaron a la vista parte de los palos y de las chimeneas. Afortunadamente, no se produjo ninguna pérdida humana, pues el patrón logró que lo abandonaran a tiempo todos los tripulantes y su único pasajero. Aparte del barco, solo se perdieron parte de las latas de gasolina que transportaba en la bodega y la ropa de un marinero. Con motivo del naufragio se incoó un sumario en el Juzgado de Granadilla de Abona y se llevaron a juicio al contramaestre y al patrón, acusados de un delito de daños, pero resultaron absueltos.

     El vapor “Taoro” fue construido en 1903 en los astilleros de Ardrossan (Inglaterra), siendo botado al agua el 22 de abril de dicho año. Desplazaba 253,95 toneladas brutas y sus dimensiones eran: 39,62 m de eslora, 6,82 m de manga y 3,23 m de puntal; mientras que su carga máxima era de 180 toneladas. Fue adquirido por los señores Fyff’es Limited, para dedicarlo al servicio de cabotaje entre las islas y tenía como base el puerto de Santa Cruz de Tenerife…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-NAUFRAGIO VAPOR TAORO

La Sociedad republicana “La Bulla del Médano” (1933-1934), en el municipio de Granadilla de Abona

     El municipio de Granadilla de Abona, como casi todos los del Sur de Tenerife, contó hasta el segundo tercio del siglo XX con un elevado número de casinos o sociedades de cultura y recreo, asentados en los distintos núcleos de población. Con los datos que actualmente poseemos, en la cabecera municipal existieron, por lo menos: el Casino de Granadilla (1869), el Casino “La Fraternidad” (1887-1892), la Sociedad “La Unión Patriótica” (1896-1898), el nuevo Casino de Granadilla (1905-1907), la nueva Sociedad “La Fraternidad” (1914), la Sociedad “Unión y Recreo” (1917-1925), el Casino de Granadilla (1935-1941), la Sociedad “San Antonio” (1948) y el Casino “Once de Junio” (1963-1965). Por su parte, el núcleo de Charco del Pino, a pesar de que solo era un barrio de Granadilla, aunque el de mayor importancia del mismo, llegó a contar en la II República con cuatro sociedades culturales y recreativas, situadas en distintos lugares de dicha localidad, que les daban nombre: “Era Alta” (1934-1936) en la zona media, “El Bailadero” (1935-1936) en la zona baja, “El Mantillo” (1935) en El Moñigal y el “Club Chiñama” (1936) en la zona alta; y posteriormente se fundó la Sociedad Recreativa de Charco del Pino (1955). Además, en otros núcleos de población existieron: el Casino de Chimiche (1935-1936), el Casino de El Salto, la Sociedad “14 de Abril” de San Isidro y la Sociedad “La Bulla” de El Médano (1933-1934), a la que dedicamos el presente artículo.

     A comienzos del verano de 1933 se constituyó en ese caserío de El Médano la Sociedad de recreo “La Bulla del Médano”, que aglutinó a todos los veraneantes asiduos del lugar, en la que haciendo buen uso de los derechos que les concedían las nuevas leyes de la II República, las mujeres asociadas lograron que se eligiese la junta directiva que ellas apoyaban, en la que figuraba como presidenta doña Olivia Friend Martín, esposa del popular médico de Granadilla de Abona don Antonio de Pérez Díaz, presidencia femenina que fue toda una novedad en aquella época…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-SOCIEDAD LA BULLA-EL MÉDANO

Granadilla de Abona: Don Diego José (Lozano) Fonte del Castillo (1715-1775), capitán de Milicias y alcalde de Granadilla

     Como muchos de sus antepasados y parientes, nuestro biografiado entró a servir como alférez (luego transformado en subteniente) en el Regimiento Provincial de Abona, en el que ascendió posteriormente a teniente, tras ser propuesto en tres ocasiones, y finalmente a capitán de Milicias. Además, fue elegido alcalde de Granadilla de Abona por lo menos en dos ocasiones. Desde el punto de vista económico, fue un destacado propietario agrícola de dicho término.

     Nació en Granadilla de Abona hacia 1715, siendo hijo del capitán don Juan Lozano y Fonte del Castillo y doña María García del Castillo (o Rodríguez Dávalos), naturales y vecinos de dicho lugar, y se le puso por nombre “Diego José”. Desconocemos con exactitud la fecha de su nacimiento y de su bautismo, por haber desaparecido el libro 3º de bautismos de la parroquia de San Antonio de Padua, en el incendio ocurrido en 1805 en casa del presbítero don Francisco Miguel Rodríguez Bello, notario público de dicho pueblo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DIEGO JOSÉ LOZANO FONTE DEL CASTILLO

Granadilla de Abona – Arafo: Don Atanasio Viña y Vera (1855-1892), párroco propio de Granadilla, capellán castrense del Batallón de Abona, profesor de Latín y cura ecónomo de Arafo

     El presente artículo está dedicado a un sacerdote majorero, que cursó sus estudios en el Seminario Conciliar de Las Palmas de Gran Canaria. Tras ordenarse, obtuvo en propiedad la parroquia de Granadilla de Abona, que regentó durante doce años y de la que también fue mayordomo de fábrica. En ese tiempo también fue capellán castrense del Batallón de Abona de las Milicias Canarias y profesor de Latín de la “Escuela del Casino” de la misma localidad. Luego pasó a Arafo como cura ecónomo, pero a los cuatro meses de su llegada le sorprendió la muerte en esa localidad, cuando sólo contaba 37 años de edad.

     Nació en Ampuyenta (Fuerteventura) el 2 de mayo de 1855 a las cuatro de la madrugada, siendo hijo de don Felipe Viña Martín, natural de La Oliva, y doña Tomasa Vera Martínez, que lo era de La Antigua. Cuatro días después recibió el bautismo en la iglesia parroquial de Santa Ana de Casillas del Ángel, de manos del cura párroco don Tomás Montesdeoca; se le puso por nombre “Atanasio” y actuó como padrino don Santiago Vera…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ATANASIO VIÑA VERA

Granadilla de Abona: Don Francisco Rodríguez Perlaza (1808-1888), subteniente de Milicias, elector contribuyente, alcalde constitucional de Granadilla de Abona y de Buenavista del Norte

     En el presente trabajo recordamos a un militar sureño, que nació en Granadilla de Abona y murió en Buenavista del Norte. No pasó de subteniente de Milicias, ya que no mostró mucho interés por la carrera militar y las dificultades económicas que sufrió en un momento de su vida le hicieron solicitar el retiro cuando llevaba diez años de servicio, pues no podía mantenerse con dignidad en su empleo de oficial. Pero sí destacó en la actividad política, al ser elegido alcalde constitucional de las dos localidades en las que vivió y, como elector contribuyente, también participó activamente en la elección de diputados a Cortes.

     Nació en Granadilla de Abona el 17 de septiembre de 1808, siendo hijo de don Francisco Antonio Rodríguez Guillén y doña Lorenza García Perlaza. El 25 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por el Dr. don Isidoro Rivero Peraza de Ayala, párroco propio de la misma; se le puso por nombre “Francisco José” y actuó como padrino don José García del Castillo Villarreal…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRANCISCO RODRÍGUEZ PERLAZA

El artículo “Impresiones históricas. Granadilla de Abona” (1929), de Dacio V. Darias y Padrón

Granadilla-histora-Dacio     El artículo “Impresiones históricas. Granadilla de Abona” fue publicado en tres partes en los días 3 (domingo), 5 (martes) y 6 (miércoles) de marzo de 1929. En él, su autor comienza haciendo una introducción sobre la importancia de la genealogía, las críticas que se le hacían a esta rama de la Historia y su importancia para conocer el origen de muchos pueblos de Tenerife, tras la conquista de la isla. Domínguez, fundador de Arona, y Gonzalo González Zarco, fundador de Granadilla de Abona, como señaló en su testamento. Sobre este último hace una breve semblanza biográfica, resaltando el enlace de su descendencia con otra ilustre familia, los García del Castillo de Chiñama. También menciona los principales apellidos europeos que se fueron asentando en el Sur de Tenerife, así como los que tenían un claro origen guanche. Posteriormente se detiene en el origen del pueblo de Granadilla, sobre todo su segregación religiosa y civil de Vilaflor, con la creación de su parroquia y su “Ayuntamiento” o junta de vecinos, de carácter pedáneo y dependiente del alcalde mayor de La Orotava.

     Apoyándose en las actas del antiguo Cabildo de Tenerife (hoy en el Archivo Municipal de La Laguna), analiza los principales problemas que vivió Granadilla de Abona en el siglo XVIII: abasto de agua pública, prolongadas sequías, préstamos de granos (a petición de los principales vecinos), talas y rozas en los pinares. Es, sin duda, la aportación más interesante de este artículo, al tratarse de un tema poco estudiado hasta entonces. Finalmente, dedica tres párrafos a la fundación y al incendio del Convento franciscano de Granadilla; y concluye con uno dedicado a la iglesia parroquial de San Antonio de Padua, así como a sus principales objetos de culto, otro tema que don Dacio trata en todos sus trabajos con bastante rigor. En resumen, se trata de un valioso trabajo que aporta datos de gran interés para conocer mejor el devenir histórico del actual municipio de Granadilla de Abona.

     En cuanto al autor, don Dacio Victoriano Darias y Padrón (1880-1960) nació en Valverde de El Hierro y falleció en La Laguna. Fue Bachiller; Perito, Contador y Profesor Mercantil; Maestro Elemental y Superior de Primera Enseñanza; comandante honorífico de Infantería y comandante militar de El Hierro y La Palma; profesor particular de 1ª y 2ª Enseñanza, así como de la Escuela Profesional de Comercio de la capital tinerfeña, de la Escuela de Magisterio de La Laguna y del Seminario Diocesano de Tenerife; director de La Gaceta de Tenerife y asiduo colaborador de numerosos periódicos canarios; subdelegado de Enseñanza en la isla de El Hierro y comisario provincial de Excavaciones Arqueológicas; investigador y autor de numerosas publicaciones históricas; Cronista Oficial de Valverde y de la isla de El Hierro; directivo de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, miembro de la Real Academia de la Historia y de otras instituciones; poseedor de numerosas distinciones, entre ellas las de Hijo Predilecto de la Isla de El Hierro, Cruz y Encomienda de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, la nominación de varias calles, etc…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GRANADILLA-IMPRESIONES HISTÓRICAS-DACIO DARIAS

Granadilla de Abona: Don José García Montesdeoca (1763-1849), clérigo subdiácono y capellán de la parroquia de San Antonio de Padua

Granadilla antigua-AndrésMonasterio-1B     Este artículo está dedicado a uno de los numerosos clérigos nacidos en Granadilla de Abona, en el seno de una cuna ilustre. Tras obtener una capellanía familiar vacante, don José recibió la prima Tonsura cuando ya contaba 24 años de edad. Luego, sus padres fundaron para él un patrimonio (o patronato laico) vitalicio, por lo que ya poseía suficiente congrua para recibir las Órdenes Menores. Pero su vocación no debió ser muy fuerte, pues curiosamente se mantuvo como clérigo minorista hasta los 82 años de edad, en que fue ordenado de Subdiácono, falleciendo tres años y medio después, sin haber recibido ni el Diaconado ni el Presbiterado. Probablemente dedicó su vida al cuidado de las propiedades agrícolas de su capellanía y patrimonio, pues según el párroco de la localidad no prestaba ningún servicio útil a la parroquia de San Antonio de Padua, a la que estaba adscrito como capellán.

     Nació en Granadilla de Abona el 27 de noviembre de 1763, siendo hijo de don Juan Agustín García del Castillo y Montesdeoca y doña María Josefa (Afonso) de Montesdeoca, natural ésta de Adeje. El 4 de diciembre inmediato recibió las aguas bautismales en la iglesia parroquial de San Antonio de Padua de manos del párroco don Joaquín González Perlaza del Castillo; se le puso por nombre “José Antonio de la Merced” y actuó como padrino don Antonio José del Castillo y Venero…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ GARCÍA MONTESDEOCA

Granadilla de Abona: Don José Arnay Martín (1846-1928), zapatero, músico militar de primera, director de bandas de música, arreglista, prestigioso contrabajo y bombardino primero, alcalde de barrio, inspector y segundo jefe de la Guardia Municipal de Santa Cruz de Tenerife

José Arnay Martín     El presente artículo está dedicado a un prestigioso músico sureño, que fue uno de los fundadores de la Banda de Granadilla y luego: músico militar de primera (con la asimilación de sargento 1º) de la Sección de Música del Batallón Provisional de Canarias; organizador y director de la Banda de Música de la Asociación “La Benéfica” de Santa Cruz de Tenerife; destacado concertista de contrabajo y bombardino primero; fundador, vocal y socio de mérito de la Sociedad Filarmónica “Santa Cecilia”; primer contrabajo y vocal de la Sociedad de Conciertos de Santa Cruz de Tenerife; y director de las bandas de música de Fuerteventura, Gáldar, Arrecife de Lanzarote y Arafo (“Numancia”). Además, trabajó como zapatero y fue cabo 2º de Milicias, fundador de la Cofradía de San Telmo y de la Cruz, alcalde de barrio en Santa Cruz de Tenerife, interventor electoral y jurado judicial. Finalmente, incorporado a la Guardia Municipal de la capital tinerfeña, fue sucesivamente inspector interino, sargento, inspector propietario y segundo jefe de dicho cuerpo.

     Nació en La Laguna el 19 de diciembre de 1846, siendo hijo del militar don Sixto Arnay Fumero, natural de Vilaflor de Chasna, y doña María Candelaria Martín López, que lo era de la antedicha ciudad. Al día siguiente fue bautizado en la parroquia del Sagrario de la Santa Iglesia Catedral por el cura vicario Dr. don Nicolás Calzadilla; se le puso por nombre “José María de la O” y actuó como padrino don Pedro José Rodríguez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ ARNAY MARTÍN

El naufragio del vapor frutero inglés “Ajax” en la costa de Granadilla de Abona (1905)

Naufragio Ajax     El miércoles 12 de julio de 1905 se recibió un telegrama en la Comandancia de Marina de Tenerife, en el que se informaba de que el vapor de cabotaje frutero “Ajax” había encallado en la madrugada de ese día, con motivo de un fuerte temporal, en la Punta del Camello, cerca de Montaña Pelada, en la costa de Granadilla de Abona; había salido del puerto de la capital tinerfeña en la noche del día anterior. No hubo ninguna víctima, pues los tripulantes y pasajeros lograron ser rescatados, si bien con grandes dificultades a causa de la marejada y el viento reinante, por el vapor “Tenerife”, que los trasladó a la capital. Luego éste barco volvió al lugar del siniestro, llevando a bordo al cónsul inglés y a un agente de la compañía aseguradora del barco siniestrado. Las operaciones de salvamento del casco y enseres, que se encargaron al remolcador “Britania”, se vieron retrasadas por el mal tiempo. Al final, el barco encallado resultó irrecuperable, por tener la quilla y el fondo completamente destrozados, por lo que se optó por subastar al mejor postor la maquinaria y todos los enseres que se pudiesen aprovechar del mismo, en el lugar del naufragio.

     El 17 de septiembre de 1903 llegó a Tenerife el vapor inglés “Ajax”, adquirido por don Enrique Wolfson para el servicio de cabotaje frutero, como recogió ese mismo día el Diario de Las Palmas: “Hoy ha llegado á Santa Cruz el vapor Ajax, adquirido por el Sr. Wolfson, para el servicio de frutos entre los puertos de estas islas”. Solo un año después de su llegada, este barco sufrió un primer percance, al embestir a un velero…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-NAUFRAGIO DEL AJAX

Granadilla de Abona: Don José García González del Castillo (1798-1872), propietario agrícola, capitán de Milicias, jefe accidental del Regimiento de Abona, emigrante y alcalde constitucional de Granadilla

José García González del Castillo     Miembro de una familia acomodada de larga tradición militar, nuestro biografiado destacó como propietario agrícola, lo que le permitió ingresar como oficial en las Milicias Canarias. Comenzó su carrera militar como teniente y pronto ascendió a capitán del Regimiento de Abona, empleo con el que incluso llegó a ser jefe accidental de dicho cuerpo; pero su escasa vocación militar, quebrantada salud y serias dificultades económicas le obligaron a pedir el retiro, cuando aún no llevaba 11 años de servicio. En busca de mejor fortuna emigró, probablemente a América; una vez recuperado su bienestar económico e incluido en la lista de electores contribuyentes, fue elegido alcalde constitucional de Granadilla de Abona, cargo que desempeñó en dos etapas. La tradición militar continuó con dos de sus hijos, uno de los cuales fue teniente y otro capitán.

     Nació en Granadilla de Abona el 12 de febrero de 1798, siendo hijo de don Juan Antonio de Mata García Bello, natural de dicho pueblo, y doña Antonia Luisa González del Castillo y Sarabia, que lo era del pago de Chiñama. Seis días después fue bautizado en la iglesia parroquial de San Antonio de Padua por el cura párroco don Cristóbal Pérez Barrios; se le puso por nombre “José Manuel” y actuó como padrino don Nicolás Estévez Sopranis, vecino de Icod de los Vinos…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ GARCÍA GONZÁLEZ DEL CASTILLO