Los pregoneros de la Virgen de Candelaria y los representantes reales en las fiestas de la Patrona de Canarias (Villa de Candelaria)

     En el presente trabajo vamos a recordar dos aspectos relacionados con algunos de los personajes que han quedado vinculados al Santuario de Candelaria con motivo de las festividades de la Virgen. El primero lo constituyen los pregoneros de las fiestas y el segundo los representantes reales nombrados para presidir las de agosto. Como es sabido, en honor de la Virgen de Candelaria, la Patrona de Canarias, se celebran tres fiestas a lo largo del año: la de la Purificación o de las Candelas, el 2 de febrero, de carácter más oficial; la de la Asunción, el 15 de agosto, la más popular; y la del Aniversario de la Coronación Canónica de la Santísima Imagen, el 13 de octubre, la más íntima.

     Con el fin de otorgarle el prestigio que le correspondía, por lo menos desde los años sesenta del siglo pasado se ha designado un pregonero para las de agosto. Antiguamente, el pregón se retransmitía por radio, pero desde hace varias décadas se lee ante las autoridades y el público, en el salón de plenos del Ayuntamiento. Siempre se ha procurado elegir a una persona de prestigio, por su cultura o por sus responsabilidades profesionales o públicas, quien, además de invitar al pueblo a la celebración, suele recordar acontecimientos históricos asociados a la Virgen y a su festividad, así como sus vínculos personales con ella. Aunque inicialmente solo fueron hombres los que asumieron dicho papel, afortunadamente desde 1995 se han ido incorporando algunas mujeres, pero aún en escaso número (solo tres). Asimismo, a partir de los años setenta se incorporaron a la festividad de febrero unas Jornadas de Exaltación Poética a la Virgen de Candelaria, que se celebraron en el Santuario durante una veintena de años, en dos etapas, y contaron con pregoneros de prestigio, que también centraban su intervención en la Virgen y sus tradiciones festivas; lamentablemente, solo una mujer asumió dicha responsabilidad. Incluso la más modesta de las festividades de la Virgen de Candelaria, la que conmemora el aniversario de su Coronación Canónica, contó por lo menos en una ocasión con pregonero, que fue don Enrique Romeu Palazuelos (Conde de Barbate), única persona que ha pregonado las tres fiestas de la Patrona de Canarias.

     En cuanto a los representantes reales que desde 1997 han presidido la festividad del 15 de agosto, esta responsabilidad ha recaído de forma rotatoria entre los principales cargos políticos de las islas y de la propia villa, así como en los jefes del Mando Militar de Canarias. Solo una mujer ha asumido dicha representación, la actual alcaldesa de la Siempre Abnegada y Piadosa Villa de Candelaria, doña María Concepción Brito.

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PREGONEROS DE LA VIRGEN-REPRESENTANTES REALES

Güímar: Fray Isidro Bello González (1813-1872), religioso dominico, secretario de la Hermandad del Rosario, sacerdote exclaustrado y emigrante, cura párroco de San Fernando de Cachicamo y del Valle de la Pascua en Los Llanos centrales de Venezuela

     Por orientación de un tío materno que era sacerdote dominico, nuestro biografiado también ingresó en el Convento de Santo Domingo en Soriano de su pueblo natal, en el que luego profesó y continuó residiendo, mientras recibía las órdenes sagradas hasta el Diaconado. Tras el cierre de su convento con motivo de la Desamortización de Mendizábal, cuando aún era diácono, fray Isidro Bello quedó exclaustrado y secularizado, adscrito a la parroquia de San Pedro Apóstol; por entonces fue elegido secretario de la Hermandad del Rosario que existía en dicho convento y en la que había ingresado siendo niño. Luego se ordenó de sacerdote y como tal emigró a América, donde estuvo destinado como cura párroco en San Fernando de Cachicamo y en el Valle de la Pascua, en Los Llanos centrales de Venezuela, hasta su muerte.

     Nació en Güímar el 7 de febrero de 1813, siendo hijo de don Pedro Bello de los Reyes y de su segunda esposa doña Juana González López, ambos naturales del mismo pueblo, aunque ella era oriunda por su padre de La Zarza (Fasnia). Ese mismo día recibió el bautismo en la iglesia parroquial de San Pedro de manos de don José Bernardo Carrillo, teniente del beneficiado don Florentín Núñez y Torres; se le puso por nombre “Isidro Antonio del Santísimo Sacramento” y actuó como madrina doña Ana de Lugo, natural de La Orotava…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRAY ISIDRO BELLO GONZÁLEZ

Granadilla de Abona: Don Francisco Rodríguez Perlaza (1808-1888), subteniente de Milicias, elector contribuyente, alcalde constitucional de Granadilla de Abona y de Buenavista del Norte

     En el presente trabajo recordamos a un militar sureño, que nació en Granadilla de Abona y murió en Buenavista del Norte. No pasó de subteniente de Milicias, ya que no mostró mucho interés por la carrera militar y las dificultades económicas que sufrió en un momento de su vida le hicieron solicitar el retiro cuando llevaba diez años de servicio, pues no podía mantenerse con dignidad en su empleo de oficial. Pero sí destacó en la actividad política, al ser elegido alcalde constitucional de las dos localidades en las que vivió y, como elector contribuyente, también participó activamente en la elección de diputados a Cortes.

     Nació en Granadilla de Abona el 17 de septiembre de 1808, siendo hijo de don Francisco Antonio Rodríguez Guillén y doña Lorenza García Perlaza. El 25 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por el Dr. don Isidoro Rivero Peraza de Ayala, párroco propio de la misma; se le puso por nombre “Francisco José” y actuó como padrino don José García del Castillo Villarreal…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRANCISCO RODRÍGUEZ PERLAZA

El Juzgado de Paz del municipio de Arico en su primera época (1856-1870)

     En Arico, al igual que en los restantes municipios de España, hasta mediados del siglo XIX los juicios verbales de faltas se celebraban ante el alcalde de la localidad o, en su defecto, ante un teniente de alcalde o regidor. Pero en 1855 la Legislación española separó la autoridad civil de la judicial, al crear la figura independiente del “Juez de paz”. Afortunadamente, conocemos casi todos los jueces que ha tenido la jurisdicción de Arico desde 1856 hasta hoy, aunque dicha figura ha sufrido algunos cambios en este municipio a lo largo del tiempo, pues primero fueron jueces de paz (1856-1870), luego jueces municipales (1871-1945) y de nuevo jueces de paz, desde 1945 hasta el presente. En este artículo solo nos vamos a ocupar del Juzgado de Paz en su primera época, centrándonos en la creación de la figura del juez de paz, en la relación de las personas que desempeñaron dicho cargo en Arico y en los escasos secretarios que conocemos de esa etapa.

     Como se preveía en el Real Decreto de creación de la figura del juez de paz, para cubrir las vacantes de jueces o suplentes se elegirían personas de reconocido prestigio en los diferentes municipios, por lo que la mayoría de ellos asumirían también otras responsabilidades en dichas localidades, tanto en el Ayuntamiento como en las Milicias o en la Parroquia, figurando además entre los mayores contribuyentes del término correspondiente. Así ocurrió en Arico, donde en esta primera etapa, de 1856 a 1870, conocemos 11 jueces de paz titulares, algunos de los cuales también habían sido suplentes, y otros 11 que solo fueron suplentes. Los primeros permanecieron en el cargo entre uno y tres años, ostentando el récord de permanencia don Florentín Gómez Díaz, que lo fue durante tres años, seguido por don Diego Peraza (más de 2 años), don Juan Delgado (2 años), don Antonio González Flores (2 años), don Manuel Trujillo (2 años), don Simón Hernández Gómez (casi 2 años como titular y otros dos como suplente), don Bartolomé Peraza (más de un año y medio como titular y otros dos como suplente), don José Perdomo Martín (diez meses), don Juan Pedro García (siete meses de titular y tres años como suplente) y don Diego de Torres (menos de tres meses). Con respecto al lugar de nacimiento, por lo menos uno de los jueces no nació en el municipio de Arico, don Simón Hernández Gómez, natural de Sabina Alta (Fasnia). En cuanto a los secretarios de este Juzgado de Paz, de momento solo conocemos a dos de ellos en la etapa estudiada…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUECES DE PAZ DE ARICO-PRIMERA ÉPOCA

Arona-Vilaflor de Chasna: Don Lorenzo Antonio Sierra de Torres (1795-1872), propietario agrícola, sargento 1º de Milicias, regidor del Ayuntamiento constitucional de Arona, miliciano nacional condecorado, regidor síndico y primer juez de paz de Vilaflor

     Nuestro biografiado siguió una modesta carrera militar, en la que ascendió desde soldado hasta sargento 1º de Milicias; como tal, actuó en numerosas ocasiones como comandante accidental de su compañía, por ausencia de su capitán; también fue regidor del Ayuntamiento Constitucional de Arona, dado su ideología progresista. Después de establecerse en el pago de Jama, donde contrajo matrimonio, destacó como propietario agrícola, fue elector contribuyente, síndico personero y procurador síndico del Ayuntamiento de Vilaflor, miembro destacado y condecorado de la Milicia Nacional local, perito repartidor de la contribución en Arona y primer juez de paz de Vilaflor de Chasna.

     Nació en el pago del Valle de San Lorenzo el 6 de febrero de 1795, siendo hijo de don Lorenzo Antonio Rodríguez Sierra y Linares y doña María Agustina de Torres Domínguez. El 14 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol de Vilaflor por el beneficiado don Francisco Cruz Alayón; se le puso por nombre “Lorenzo” y actuaron como padrinos don Miguel de Fuentes y doña María Hernández, vecinos de dicho lugar…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-LORENZO ANTONIO SIERRA DE TORRES

Fasnia: Don Juan de la Cruz Ramos (1762-1827), labrador-propietario, promotor-protector de la parroquia, mayordomo del Santísimo Sacramento, regidor de la primera corporación municipal, apoderado, síndico personero y secretario del Ayuntamiento

     Nuestro biografiado fue un acomodado labrador propietario, que tuvo una intensa actividad pública en su pueblo natal, tanto en la vida religiosa como civil, pues fue uno de los promotores de la creación de la parroquia de San Joaquín y protector de la misma, así como mayordomo de la Cofradía del Santísimo Sacramento de la misma durante nueve años. Además, figuró entre los fundadores del Ayuntamiento de Fasnia, pues fue diputado o regidor de abastos de la primera corporación municipal, además, en años sucesivos ejerció como apoderado de la misma para el Cabildo abierto de La Orotava, fiel de fechos, síndico personero y secretario municipal.

     Nació en Fasnia el 26 de marzo de 1762, siendo hijo de don Gerónimo de la Cruz y doña María Ramos. Tres días después fue bautizado con “oleo y crisma” en la iglesia de San Juan Bautista de Arico por el cura párroco don José Nicolás Valladares, actuando como padrino don Pedro Marrero, vecino de dicho lugar…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN DE LA CRUZ RAMOS

La primera Banda de Música de San Miguel de Abona (1929-1932)

     La primera banda de música que se organizó en San Miguel de Abona se debió a la iniciativa del sacerdote don Ignacio Padrón Marrero, quien llegó a este pueblo en 1929 y regentó la parroquia del Arcángel San Miguel durante tres años, hasta 1932. Fue él quien enseñó el Solfeo y los instrumentos a un grupo de jóvenes, quienes durante tres años amenizaron la vida religiosa y festiva de dicho municipio e incluso de los colindantes. Pero su trayectoria fue corta, frenada por el traslado de su director-fundador y la marcha de muchos de sus componentes al servicio militar o a la emigración.

     Tras su toma de posesión de la parroquia de San Miguel Arcángel, el sacerdote don Ignacio Padrón Marrero concibió la idea de fundar una banda de música en San Miguel de Abona, propuesta que se planteaba por primera vez en dicha localidad, y para ello anunció desde el púlpito el inicio de las clases de Solfeo en el municipio, para jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 20 años. Ello causó sensación entre los jóvenes sanmigueleros, que, sin pensarlo dos veces, comenzaron a asistir a dichas clases en el salón parroquial, recibiendo las enseñanzas del propio párroco. Adquirieron sus primeros instrumentos a través del Batallón de Tenerife y, con sólo una gorra de plato como única pieza distintiva de su uniforme, esta Banda de Música comenzó su andadura. Sus primeras actuaciones tuvieron lugar en la iglesia del Arcángel San Miguel, acompañando al Coro parroquial en las funciones principales, así como en la celebración navideña de lo Divino y en las procesiones del patrono San Miguel y de la Virgen. Incluso llegaron a salir del municipio, por lo menos para actuar en las Fiestas del Cristo de la Salud de Arona. La agrupación musical llegó a estar compuesta por 21 músicos, además del director…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PRIMERA BANDA DE MÚSICA-SAN MIGUEL DE ABONA

Candelaria: Fray Luis Tomás Leal (1688-1757), lector de vísperas y maestro dominico, examinador sinodal del Obispado, prior de los conventos de La Laguna y Candelaria, prior provincial de la Orden de Predicadores y escritor mariano

Fray Luis Tomás Leal     Este ilustre religioso palmero fue lector de vísperas y maestro dominico, examinador sinodal del Obispado, prior de los conventos de La Laguna y Candelaria y prior provincial de la Orden de Predicadores en dos cuatrienios. Además, escribió una “Novena de nuestra Sra. de las Nieves venerada en la Isla de La Palma”. Se retiró en el Convento Real de Candelaria, del que fue el religioso más sabio y en el que falleció, después de entregarse de lleno a escribir una “Historia de la aparición y milagros de la Virgen de Candelaria”, manuscrito que permaneció inédito y desapareció en el incendio de 1789.

     Nació en Santa Cruz de La Palma el 24 de agosto de 1688, siendo hijo de don Francisco Patricio Pérez Mayato, natural de la misma ciudad, y de doña Pascuala Leal, que lo era de la Villa de Mazo. A pesar de que algunos biógrafos lo consideraron natural de esta última villa, su filiación y lugar de nacimiento se pueden comprobar en la información “ad perpetuam”, legitimidad y limpieza de sangre de don Francisco Lorenzo de Amarante y su esposa, doña Francisca Hernández Pérez, protocolizada el 11 de junio de 1739 ante don Antonio Vázquez, escribano público de La Palma…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRAY LUIS TOMÁS LEAL

Güímar: Don Hilario Pérez Elías (1778-1841), mayordomo de puertas de la Hermandad del Rosario en El Escobonal, sargento 2º de Milicias y estanquero real

Hilario Pérez Elías     Aunque trabajó durante toda su vida como modesto labrador propietario, nuestro biografiado gozó de cierto prestigio en la modesta sociedad escobonalera de la primera mitad del siglo XIX, gracias a las responsabilidades que tuvo en la vida religiosa, militar y civil de su pueblo. Fue en dos ocasiones mayordomo de puertas de la Hermandad del Rosario, constituida en el Convento Dominico de Güímar, pero que tenía muchos hermanos en Agache. Además, alcanzó el empleo de sargento 2º de Milicias, siendo en su época el militar de mayor graduación de su pueblo; y obtuvo la codiciada plaza de estanquero real de El Escobonal.

     Nació en el pago de San José (El Escobonal) el 14 de enero de 1778, siendo hijo de don Cristóbal Pérez Elías y Díaz Montijos y doña Beatriz Guanche (o Delgado Manuel) de Castro. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol de Güímar por el presbítero don Agustín Antonio Núñez, con licencia del beneficiado don Luis Ambrosio Fernández del Castillo; se le puso por nombre “Hilario Rafael” y actuó como madrina doña María Beatriz Guanche, natural y vecina de Agache…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-HILARIO PÉREZ ELÍAS

La Sociedad “Juventud Adejera” de la Villa de Adeje (1927-1929)

Adeje-Pedro Brito     Como los restantes municipios del Sur de Tenerife, la villa de Adeje ha contado a lo largo del pasado siglo con varios casinos: la Sociedad “Unión y Cultura” (1911-1916); la Sociedad “Juventud Adejera” (1927-1929); la Sociedad “Centro Adejero”, luego “Casino Principal” (1927-1947); el Círculo de Unión Patriótica (1929); la Sociedad “Procultura” (1932); y la Sociedad “Recreo y Fomento”, luego “Unión y Fomento” (1944-1962). En un artículo anterior ya nos ocupamos del primero de ellos y en éste nos vamos a centrar en el segundo, la Sociedad “Juventud Adejera”, de vida corta. El reglamento de esta sociedad fue redactado el 5 de abril de 1927 y su objetivo fundamental era “el esparcimiento y recreo de sus socios”, así como “procurar el nivel material e intelectual de los mismos”. El 24 de julio de 1927 fue presentado en el Gobierno Civil de la provincia, donde el 10 de agosto inmediato esta sociedad de recreo fue inscrita en el libro de Registro de Asociaciones, con el número 509. Su domicilio social estuvo instalado inicialmente en la casa nº 1 de la Plaza de la Cruz del Llano de la Villa de Adeje, de donde pasó en agosto de ese mismo año a la calle San Lorenzo y en julio de 1929 a la calle de Pescadores.

     Su principal fundador y primer presidente fue don Federico Rivero Placeres (1878-1940), nacido en Guía de Isora y fallecido en Adeje, que destacó en esta villa como zapatero, sacristán de la parroquia, actor aficionado, juez municipal, presidente de la Junta Municipal del Censo Electoral, miembro de varias comisiones municipales, vocal del Casino y falangista. Le sucedió don Fermín Fraga González (hijo del culto maestro don Fermín Fraga y Fraga), quien nació y vivió en Adeje, donde también fue fiscal municipal, vocal del Consejo local de Enseñanza Primaria y del Comité local de Acción Popular Agraria, y cabo jefe del Somatén Armado de dicha villa, además, cursó estudios de Magisterio en la Escuela Normal de Las Palmas de Gran Canaria, tuvo alquilado al Ayuntamiento el local en el que estaba instalada la escuela elemental de niñas nº 2, fue accionista de la Comunidad “Las Torres” para alumbramiento de agua y minerales en Adeje, confeccionó una carroza para las fiestas de Taucho y destacó como músico y compositor…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-SOCIEDAD JUVENTUD ADEJERA