Arico: Don Juan Delgado Mexías (1651-1722), Lcdo. en Teología, sacerdote, capellán, propietario agrícola y apoderado de los vecinos ante el Cabildo de Tenerife

     Miembro de una de las familias más destacadas de Arico, de militares y religiosos, nuestro biografiado siguió la carrera eclesiástica tras obtener una capellanía y un patrimonio vitalicio de su familia. Después de ser ordenado sacerdote, ejerció toda su vida como capellán, adscrito a la parroquia de San Juan Bautista de su pueblo natal, donde colaboró con numerosos párrocos. Además, obtuvo el título de Licenciado en Teología, fue un notable propietario agrícola y actuó como apoderado de los vecinos de Arico ante el Cabildo de Tenerife, con el fin de solicitar autorización para tomar el agua necesaria para el abasto público de varios manantiales de dicho término.

     Nació en Arico en abril de 1651, siendo hijo de don Antón (o Antonio) Delgado Mexía y doña María Estévez. El 30 de dicho mes fue bautizado en la iglesia parroquial de San Juan Bautista por el cura párroco don Bartolomé Hernández Vilar; se le puso por nombre “Juan” y actuó como padrino don Francisco González…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN DELGADO MEXÍAS

Arico: Don Diego Delgado Marrero y García (1812-1878), propietario agrícola, teniente de Milicias condecorado y secretario del Ayuntamiento de Arico

     Nuestro biografiado creció en el seno de una familia modesta, por lo que comenzó su carrera militar desde simple soldado para luego ir recibiendo, salto a salto y en reconocimiento a sus méritos, distintos ascensos y grados hasta alcanzar el empleo de teniente de las Milicias Canarias; por los progresos que hizo en su instrucción mereció una Cruz de Distinción y obtuvo su retiro con uso de uniforme y fuero criminal. Fue asimismo un destacado propietario agrícola y desempeñó la plaza de secretario del Ayuntamiento de Arico en tres largas etapas.

     Nació en el pago de Arico el Nuevo el 8 de abril de 1812, siendo hijo de don Pedro Delgado Marrero y doña Isabel Florentina García Alayón. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista de El Lomo por el cura párroco don Zoylo Pablo de Herrera y Cruz; se le puso por nombre “Diego Braulio de Jesús” y actuó como madrina doña Juana de Torres Trinidad. Fueron sus abuelos paternos: don Gerónimo Delgado y doña Beatriz Marrero; y los maternos, don Domingo Antonio García y doña Isabel Alayón…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DIEGO DELGADO MARRERO GARCÍA

El Juzgado Municipal y el Registro Civil de Arico (1870-1946): jueces, fiscales, adjuntos y secretarios

     En un artículo anterior ya nos ocupamos del primer Juzgado de Paz de Arico (1856-1870) y en éste vamos a recordar el Juzgado Municipal que sucedió al anterior y que se mantuvo durante algo más de 75 años, de 1870 a 1946, asumiendo la competencia del Registro Civil de la localidad, creado también en 1870, al igual que la nueva figura del fiscal municipal.

     Gracias a los libros del Registro Civil del Juzgado de Arico, así como al Boletín Oficial de Canarias y otros periódicos de la época, conocemos a todos los jueces titulares de Arico, así como a la mayoría de los suplentes, y gran parte de los fiscales municipales, así como todos los adjuntos del Tribunal municipal y los secretarios del Juzgado. Así, de este período se conocen 19 jueces municipales y 16 fiscales municipales titulares, además de otros tantos suplentes, así como 9 secretarios (titulares o interinos), sin contar numerosos “acompañados”. Es normal que muchos de los jueces y fiscales que alcanzaron la titularidad fuesen con anterioridad suplentes, pero llama la atención que varios de ellos ostentasen dos de dichos cargos, pues fueron jueces y fiscales o jueces y secretarios del Juzgado. También resulta llamativo que ninguna mujer desempeñase esos cargos.

     El Juzgado de Arico tuvo que intervenir inicialmente en todos los problemas de orden público que se producían en el término municipal, aunque los asuntos más graves los desviaba luego al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, primero del partido de La Orotava y luego del de Granadilla. Los casos más frecuentes en los que tuvo que intervenir el Juzgado de Arico fueron: la introducción de rebaños de ganado en fincas ajenas; los embargos de propiedades; los robos o hurtos; las reyertas o riñas vecinales; y algunos homicidios…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUZGADO MUNICIPAL DE ARICO

El Juzgado de Paz del municipio de Arico en su primera época (1856-1870)

     En Arico, al igual que en los restantes municipios de España, hasta mediados del siglo XIX los juicios verbales de faltas se celebraban ante el alcalde de la localidad o, en su defecto, ante un teniente de alcalde o regidor. Pero en 1855 la Legislación española separó la autoridad civil de la judicial, al crear la figura independiente del “Juez de paz”. Afortunadamente, conocemos casi todos los jueces que ha tenido la jurisdicción de Arico desde 1856 hasta hoy, aunque dicha figura ha sufrido algunos cambios en este municipio a lo largo del tiempo, pues primero fueron jueces de paz (1856-1870), luego jueces municipales (1871-1945) y de nuevo jueces de paz, desde 1945 hasta el presente. En este artículo solo nos vamos a ocupar del Juzgado de Paz en su primera época, centrándonos en la creación de la figura del juez de paz, en la relación de las personas que desempeñaron dicho cargo en Arico y en los escasos secretarios que conocemos de esa etapa.

     Como se preveía en el Real Decreto de creación de la figura del juez de paz, para cubrir las vacantes de jueces o suplentes se elegirían personas de reconocido prestigio en los diferentes municipios, por lo que la mayoría de ellos asumirían también otras responsabilidades en dichas localidades, tanto en el Ayuntamiento como en las Milicias o en la Parroquia, figurando además entre los mayores contribuyentes del término correspondiente. Así ocurrió en Arico, donde en esta primera etapa, de 1856 a 1870, conocemos 11 jueces de paz titulares, algunos de los cuales también habían sido suplentes, y otros 11 que solo fueron suplentes. Los primeros permanecieron en el cargo entre uno y tres años, ostentando el récord de permanencia don Florentín Gómez Díaz, que lo fue durante tres años, seguido por don Diego Peraza (más de 2 años), don Juan Delgado (2 años), don Antonio González Flores (2 años), don Manuel Trujillo (2 años), don Simón Hernández Gómez (casi 2 años como titular y otros dos como suplente), don Bartolomé Peraza (más de un año y medio como titular y otros dos como suplente), don José Perdomo Martín (diez meses), don Juan Pedro García (siete meses de titular y tres años como suplente) y don Diego de Torres (menos de tres meses). Con respecto al lugar de nacimiento, por lo menos uno de los jueces no nació en el municipio de Arico, don Simón Hernández Gómez, natural de Sabina Alta (Fasnia). En cuanto a los secretarios de este Juzgado de Paz, de momento solo conocemos a dos de ellos en la etapa estudiada…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUECES DE PAZ DE ARICO-PRIMERA ÉPOCA

Arico-Arafo: Don José Benito Díaz García (1951-1978), soldado de Infantería de Marina, pescador, albañil y policía armado asesinado por ETA

José Benito Díaz García     En estos días se ha cumplido el 39 aniversario del asesinato de un policía armado tinerfeño a manos de la banda terrorista ETA, don José Benito Díaz García. Con este motivo, queremos recordar la corta existencia de este infortunado sureño, natural del Porís de Abona (Arico) y establecido en Arafo tras contraer matrimonio con una vecina de dicha villa. Dedicado inicialmente a la pesca y luego a la construcción, como albañil por cuenta propia, prestó su servicio militar como soldado en Infantería de Marina de la Armada Española. Después de casado solicitó su ingreso en la Policía Armada y, tras ser aceptado, pasó a la Academia Especial de Policía Armada de Madrid. Al salir de ésta fue destinada al cuartel de Basauri, pero cuando solo habían pasado 15 días desde que abandonó la capital de España, mientras se desplazaba en un land-rover para prestar su primer servicio en Bilbao, fue ametrallado por ETA, al igual que otros dos compañeros que murieron en el acto; permaneció 12 días en el Hospital Civil de Basurto, debatiéndose entre la vida y la muerte, hasta que dejó de existir, cuando contaba tan solo 27 años de edad. Su cadáver fue trasladado a Tenerife y su sepelio, emotivo y solemne, tuvo lugar en la villa de Arafo, donde recibió sepultura.

     Nació en el Porís de Abona (Arico) el 4 de abril de 1951, a las seis de la madrugada, siendo hijo de don (Ramón) Andrés Díaz Rodríguez y doña María del Carmen Adoración García Díaz, conocida por “Dora”. El 3 de junio inmediato fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Luz de Arico el Nuevo por el cura encargado don Jorge Hernández Rodríguez; se le puso por nombre “José Benito” y actuaron como padrinos don Juan García Rodríguez y doña Adelaida Díaz Rodríguez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ BENITO DÍAZ GARCÍA

Arico: Don Gil Gómez de Morales (1642-1716), sacerdote y capellán de Arico

Arico-El Lomo 1905-1910-B     Aunque se familia se volcó sobre todo hacia la carrera militar, nuestro biografiado prefirió la eclesiástica. Para ello logró que su madre fundase una capellanía, de la que fue su primer capellán, e instituyese un patrimonio vitalicio a su favor, todo ello a cuenta de los cuantiosos bienes que poseían en Arico, cuya renta le permitió vivir con cierta dignidad. Tras ordenarse de presbítero permaneció ligado a su pueblo natal como mero capellán, durante 39 años, prefiriendo este modesto destino a ocupar la titularidad de otras iglesias alejadas de su lugar de origen.

     Nació en Arico en septiembre de 1642, siendo hijo de don Luis de Morales, por entonces alcalde de dicho lugar, y doña Brígida Pérez. El día 31 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista por el párroco don Bartolomé Hernández Vilar; se le puso por nombre “Gil” y actuó como padrino su tío paterno, el capitán don Francisco Hernández…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GIL GÓMEZ DE MORALES

Arico–Fasnia: Don Domingo Díaz Mederos (1741-1807), clérigo tonsurado, agricultor, notario público eclesiástico, sochantre y fiel de fechos

Domingo Díaz Mederos     Nuestro biografiado inició la carrera eclesiástica, a la que renunció siendo ya clérigo tonsurado. Se dedicó luego a la agricultura y contrajo matrimonio, estableciéndose en La Cisnera (Arico). Como sabía leer y escribir con corrección, fue nombrado fiel de fechos del lugar de Arico y como tal redactó todas las escrituras de dotación de la nueva parroquia de San Joaquín de Fasnia, de la que obtuvo el nombramiento de notario público eclesiástico y sochantre, siendo el primero que ejerció en esa jurisdicción dichos empleos, en los que permaneció durante ocho años. Simultáneamente, en dos ocasiones fue elegido fiel de fechos del nuevo Ayuntamiento de Fasnia. Fue cesado como notario público tras regresar definitivamente a La Cisnera, donde falleció.

     Nació en Arico el 1 de enero de 1741, siendo hijo de don Domingo Díaz Bencomo y doña María Leonor de Mederos (Díaz). El día de Reyes fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista por fray Marcos Luis, “del Orden de S. Francisco”, con licencia del cura párroco don José Bernardo Fernández Romero; se le puso por nombre “Domingo José” y actuaron como padrinos don Juan Francisco “El Mozo” y doña María Miguel, vecinos de dicho lugar…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DOMINGO DÍAZ MEDEROS

Granadilla de Abona – Arico: Don Antonio José Rodríguez Bello (1742-1824), teniente coronel graduado de Milicias, propietario agrícola y primer diputado de abastos del Ayuntamiento de Arico

Antonio José Rodríguez Bello     Este destacado militar alcanzó el empleo de capitán de Milicias, obteniendo su retiro con el sobregrado de teniente coronel, tras haber prestado sus servicios en el Regimiento de Abona durante más de cuatro décadas. Destacó como propietario agrícola y labrador “de media conveniencia”, sabía leer y escribir y tenía “buena inteligencia”, según se señala en un padrón. Nació en Granadilla y contrajo matrimonio en Arico, donde vivió el resto de su vida, con amplia y destacada sucesión, repartida entre ambas localidades del Sur tinerfeño. Además, fue primer diputado de abastos del Ayuntamiento de Arico.

     Nació en Granadilla de Abona hacia 1742, siendo hijo del capitán don Antonio Rodríguez Bello y doña María Luisa Bello de Morales, naturales y vecinos de dicho lugar. Fue bautizado en la iglesia parroquial de San Antonio de Padua y se le puso por nombre “Antonio José”. Pero desconocemos con exactitud la fecha de su nacimiento y de su bautismo, por haber desaparecido el libro 3º de bautismos de la parroquia de San Antonio de Padua en el incendio ocurrido en 1805 en casa del presbítero don Francisco Miguel Rodríguez Bello, notario público de dicho pueblo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANTONIO JOSÉ RODRÍGUEZ BELLO

Arico: Don Bartolomé Peraza y Mejías (1812-1873), subteniente de Milicias, juez de paz y alcalde de Arico, diputado provincial y presidente de la Diputación Provincial de Canarias

Bartolomé Peraza Mejías     Hermano, hijo y nieto de oficiales de las Milicias, nuestro biografiado comenzó a servir como subteniente, empleo que abandonó muy pronto para dedicarse al cuidado de sus numerosas propiedades agrícolas; no obstante luego fue nombrado tambor de la Milicia Nacional local. Como elector contribuyente intervino intensamente en la política local y regional; fue juez de paz de Arico, suplente y titular, diputado provincial en dos períodos, presidente de la Diputación Provincial de Canarias, presidente del comité local del Partido Progresista de La Laguna, alcalde constitucional y popular de Arico en dos etapas y  presidente de la Junta de Gobierno local a comienzos del Sexenio Revolucionario.

     Nació en Arico el Nuevo el 23 de septiembre de 1812, siendo hijo del capitán graduado don Francisco Basilio Peraza y Ayala, natural de Granadilla de Abona, y doña Bárbara Luisa Mejías y Torres, que lo era de la primera localidad. Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista de El Lomo por el franciscano fray Gaspar González, con licencia del párroco don Zoylo Pablo de Herrera y Cruz; se le puso por nombre “Bartholomé Cypriano Lino” y actuó como padrino don Gil Antonio de Morales…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-BARTOLOMÉ PERAZA MEJÍAS

Fasnia-Arico: Don Antonio Marrero y Mateo (1793-1866), labrador y militar profesional, sargento 1º perpetuado con varios premios de constancia, subteniente graduado de Milicias, caballero de San Hermenegildo y conserje de la Capitanía General de Canarias

Antonio Marrero Mateo     Nuestro biografiado fue un humilde labrador, que atraído por las Milicias Canarias se dedicó intensamente a ellas como militar profesional. Poseía una limitada cultura, pero gracias a una constatada honradez y un extraordinario amor al servicio, pudo ascender desde simple soldado a cabo 1º, sargento 2º y sargento 1º de Milicias, a pesar de ser analfabeto, y se le concedió la perpetuación en la carrera militar con ese último empleo. Además, mereció el grado de subteniente de Milicias, varios premios de constancia y la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Aunque estuvo adscrito a los Regimientos de Güímar y La Laguna, así como al Batallón de esta última ciudad, durante la mayor parte de su larga carrera estuvo movilizado en la guarnición de Santa Cruz de Tenerife, en la que al final de su vida ejerció como conserje de la Capitanía General de Canarias. Prestó sus servicios en las Milicias durante más de medio siglo, hasta su muerte.

     Nació accidentalmente en el pago de Icor (Arico) el 3 de abril de 1793, siendo hijo de don José Marrero Pérez, natural de Sabina Alta (Fasnia), y doña María Rita Mateo Pérez, que lo era de La Zarza (Fasnia). Cuatro días después fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista de Arico por el cura párroco don José Hernández de Ara; se le puso por nombre “Antonio José Francisco” y actuó como madrina doña Luisa de Morales, vecina de Arico el Nuevo. Casi desde su nacimiento fue vecino de La Zarza, pues tanto en su filiación como en su partida de defunción figura como natural de este pago de Fasnia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANTONIO MARRERO MATEO