Arafo-Güímar: Doña Carmen Tejera Rodríguez (1901-1973), telefonista, maestra nacional de El Escobonal y Arafo, fundadora de un coro escolar y de las agrupaciones musicales femeninas “Aída” y “Las Marys”

Carmen Tejera Rodríguez     Tras obtener el título de Maestra, nuestra biografiada contrajo matrimonio con el músico santacrucero don Juan Ramos Rodríguez. Se estableció en Arafo, donde estuvo encargada de la estación telefónica y fundó la Academia “Santa Teresa”. En el Magisterio público comenzó como maestra interina de la escuela de niñas nº 2 de Arafo, donde fundó con la ayuda de su esposo un coro infantil; también donó por entonces un trofeo de fútbol. Tras superar la correspondiente oposición, ejerció como maestra propietaria de la escuela de niñas nº 1 de El Escobonal (Güímar), durante 13 años, y luego de la escuela de niñas nº 3 de Arafo, durante más de 23, centros en los que organizó bellos festivales literario-musicales. Además fundó y codirigió con su esposo las agrupaciones musicales femeninas de pulso y púa “Aída” y “Las Marys”, pioneras en Canarias, que siguieron rumbos diferentes y mantuvieron una sana rivalidad.

     Nació en Arafo el 27 de abril de 1901, a las tres de la tarde, siendo hija de don Santiago Tejera Mesa y doña María del Carmen Rodríguez y Rodríguez. El 11 de mayo inmediato fue bautizada en la iglesia parroquial de San Juan Degollado por el cura ecónomo don José Trujillo y Trujillo; se le puso por nombre “María del Carmen” y actuó como madrina doña Cenobia García Pérez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CARMEN TEJERA RODRÍGUEZ

La “Cofradía de Caridad y Ánimas” de la parroquia de San Juan Degollado de Arafo (1799-1836)

Arafo-Retablo de Ánimas     La Hermandad del Santísimo Sacramento de la parroquia de San Juan Degollado de Arafo asumió inicialmente las competencias de la Hermandad de la Misericordia, que en 1796 el obispo Tavira había mandado que se constituyese en esa nueva parroquia. Por ello, creó en su seno la “Cofradía de Caridad y Ánimas”, también conocida como “Cofradía de las Benditas Ánimas”. Ésta ya existía en 1799 y se mantuvo en funcionamiento por lo menos hasta 1836. Sus objetivos eran, sobre todo, ayudar a los pobres y darles sepultura; y para su funcionamiento se nombraban mayordomos recaudadores, encargados de recaudar las limosnas, y depositarios de sus fondos, con los que se adquirieron, entre otros bienes, el retablo y el cuadro de Ánimas (en 1801), que aún se conservan en la parroquia.

     Sólo conocemos 24 de los mayordomos recaudadores anuales de esta Cofradía de Animas, que se elegían en el seno de la Hermandad del Santísimo Sacramento. Asimismo, existieron por lo menos cuatro depositarios de los fondos de dicha Cofradía en la etapa estudiada; de ellos, el récord de permanencia lo ostentó don Víctor Eusebio Marrero (más de 14 años), seguido por don Felipe Marrero de Castro (14 años), don Antonio Rodríguez Torres (seis años) y don José Bernardo Carrillo (un año); salvo don Felipe, los otros tres eran sacerdotes…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-COFRADÍA DE LAS BENDITAS ÁNIMAS-ARAFO

Arafo: Don Tomás Hernández Pérez (1818-1909), propietario agrícola, sargento 2º de Milicias, hermano mayor del Santísimo Sacramento, concejal y alcalde de Arafo

Arafo-Calle principal     El presente artículo está dedicado a un arafero que tuvo una polifacética actividad en la vida agrícola, militar, religiosa y política de Arafo. Trabajó toda su vida como labrador en las propiedades que poseía en su pueblo natal; siguió una modesta carrera en las Milicias Canarias, en las que ascendió desde soldado hasta sargento 2º; como muchos de sus parientes perteneció a la Hermandad del Santísimo Sacramento de la parroquia de San Juan Degollado, de la que fue bedel y hermano mayor; y, como elector contribuyente, tuvo una clara inquietud política, que le llevó a ejercer como interventor electoral, concejal y alcalde de Arafo.

     Nació en Arafo el 18 de septiembre de 1818, siendo hijo de don Mauricio Hernández Yanes y doña Francisca Pérez Delgado y Fariña. Dos días después fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el cura párroco propio don Antonio Rodríguez Torres; se le puso por nombre “Tomás de Villanueva” y actuó como padrino don Ignacio Hernández…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-TOMÁS HERNÁNDEZ PÉREZ

La célebre orquesta “Iris” de la villa de Arafo

Orquesta Iris-Pachi-1     En ocasiones anteriores ya nos hemos ocupado de algunas de las orquestas de baile que en el último siglo han surgido en Arafo, el “Pueblo de la Música”, grupos que fueron homenajeados por el Casino “Unión y Progreso” de dicha villa el 7 de diciembre de 2006. En este municipio, sin contar con numerosos tríos, se han fundado unas 25 orquestas, de las cuales  llegaron a coexistir ocho. En este artículo nos centraremos en una de ellas, la “Iris”.

     Entre 1926 y 1928 ya existía una orquesta “Iris” en Las Palmas de Gran Canaria, que volvía a estar en el candelero desde 1941 hasta 1954; asimismo, de 1932 a 1935 fue muy popular la orquesta u orquestina “Iris” de Santa Cruz de Tenerife. Con esa misma denominación, en 1946 se fundó otra orquesta de baile en Arafo, por iniciativa de don Eneldo Díaz Fariña, que vivió tres brillantes etapas: 1946-1960, 1972-1980 y 1987-1997. Por ella pasaron muchos músicos destacados y, a lo largo de su existencia, recorrió casi todos los pueblos de Tenerife, isla de la que salió con frecuencia para pasear el nombre de Arafo por La Gomera (San Sebastián), La Palma (Breña Baja), Lanzarote (Arrecife y Teguise) y, sobre todo, en Fuerteventura (Puerto del Rosario, Antigua, El Cotillo, Villaverde, Corralejo y Lajares). En 1958 obtuvo el primer Premio en el concurso de orquestas organizado con motivo de las fiestas patronales de Santa Cruz de Tenerife, por lo que se ganó la fama de ser considerada la mejor orquesta de la provincia en su época.

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ORQUESTA IRIS DE ARAFO

Arafo-Candelaria: Don Francisco Marrero de Castro y Barrios (1747-1837), hacendado, tabernero, alcalde real, síndico personero y mayordomo de fábrica de la parroquia de Santa Ana

Francisco Marrero de Castro     Miembro de una ilustre familia, nuestro biografiado nació en Arafo, pero tras vivir algunos años en Santa Cruz de Tenerife pasó la mayor parte de su vida en el vecino pueblo de Candelaria, donde murió. En esta última localidad destacó como único hacendado y tabernero; además, desempeñó los cargos de alcalde real (por lo menos en cinco ocasiones), síndico personero del Ayuntamiento y mayordomo de fábrica de la parroquia de Santa Ana durante casi 25 años, en dos etapas, en la segunda de las cuales también lo fue del Santuario de la Virgen de Candelaria; asimismo, solicitó el empleo militar de teniente castellano del Castillo de San Pedro de dicha marina, pero no tenemos constancia de que se le concediese. Casó dos veces y sus hijos nacieron en Candelaria, pero luego se establecieron en Arafo.

     Nació en Arafo el 2 de marzo de 1747, siendo hijo de don Pedro (Tomás) Marrero de Castro y Torres y doña Ángela de Barrios Rodríguez. Dos días después fue bautizado en la iglesia de Santa Ana de Candelaria por el cura servidor fray Domingo Oropesa, presentado y ex-regente de la Orden de Predicadores; se le puso por nombre “Francisco”  y actuó como padrino su abuelo materno, don Pedro Lorenzo de Barrios, “Condestable del fuerte de este lugar”…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRANCISCO MARRERO DE CASTRO BARRIOS

Arafo: Don Diego Núñez (S. XVI), rico propietario, primer clérigo presbítero arafero y capellán de la iglesia de San Juan de Güímar

Diego Núñez     Fue el primer sacerdote que vivió en Arafo, donde probablemente nació a mediados del siglo XVI, en el seno de una destacada familia que se considera la fundadora de dicha localidad y de la que heredó gran cantidad de bienes. Fue capellán de la iglesia de San Juan Bautista de Güímar y, probablemente, también desarrolló parte de su labor pastoral en los demás templos que en su época se habían ido construyendo en el Valle de Güímar. Se ha indicado que también fue beneficiado de Santa Brígida, en Gran Canaria, pero no homos podido confirmar dicha circunstancia. Desgraciadamente, no se conservan libros sacramentales de su época, por lo que no conocemos con seguridad el lugar y fecha tanto de su nacimiento como de su muerte.

     Nacido probablemente en Arafo, era hijo de los portugueses don Tristáo Baes (Tristán Báez) y doña Caterina Nunhes (Catalina Núñez), considerados fundadores de este incipiente caserío, donde poseían cuantiosos bienes. Creció en el seno de una numerosa familia, entroncada en dos conquistadores y colonizadores de la isla: su abuelo paterno don Joao Vaes, que casó con doña María Fernandes; y el materno, capitán don Juan Núñez, que da nombre a una calle de Arafo. Tuvo diez hermanos…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DIEGO NÚÑEZ

Arafo: Don Félix (Helio) Mesa Mesa (1921-1992), brigada efectivo y teniente de complemento de la Guardia Civil, jefe de los puestos de Puerto de la Cruz, La Orotava y Los Llanos de Aridane, practicante en Medicina y Cirugía y agente investigador de arbitrios del Cabildo de Tenerife

Helio Mesa Mesa     Atraído desde su adolescencia por la carrera militar, con tan solo 14 años de edad nuestro biografiado ingresó como soldado voluntario en el Ejército, ascendiendo a cabo eventual de Infantería a los 15 años. Después de licenciado volvió a ser movilizado con su reemplazo, aprovechando esta circunstancia para solicitar su ingreso en la Guardia Civil y, tras superar el período de instrucción en la Academia Regional de Instrucción de dicho instituto en Sabadell, fue destinado como guardia 2º a los Puestos de Melilla, Cáceres y Plasencia. Luego, tras superar el correspondiente examen-oposición en el Centro de Instrucción del Cuerpo, en Madrid, asistió al Curso para el ascenso a cabo en la IX Promoción de la Academia de Instrucción Regional de Úbeda (Jaén). Con los empleos de cabo y cabo 1º estuvo destinado en la Comandancia Móvil de Barcelona; por entonces obtuvo el título de Practicante en Medicina y Cirugía, y en virtud de ello se le concedió “el dictado de Don”. Posteriormente fue destinado como cabo 1º al Puesto de Puerto de la Cruz, del que fue jefe accidental, y al Puesto de La Orotava, como comandante jefe. A continuación prestó sus servicios como sargento en el alto estado mayor de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife; sargento jefe del Puesto de la Guardia Civil de Los Llanos de Aridane y accidental de la Línea, período en el que fue promotor del Tiro deportivo en La Palma, por lo que se nombró socio honorario de la Federación insular de Tiro y se dio su nombre al polígono de Tiro de dicha ciudad; sargento 1º en el Servicio de Información del Puesto de Santa Cruz de Tenerife; brigada comandante del Puesto Alcalá de los Gazules (Cádiz) y accidental de dicha Línea; e interventor de armas de la Comandancia de Tenerife. Tras solicitar el pase a Destinos Civiles, fue nombrado agente investigador de arbitrios en el Cabildo Insular de Tenerife, empleo en el que alcanzó el retiro por edad, tras haber ascendido a teniente de complemento de la Guardia Civil; ostentaba la Cruz a la Constancia en el Servicio. Fue un gran aficionado al dibujo, la lectura y los deportes.

     Nació en Arafo el 20 de noviembre de 1921, a las siete de la mañana, siendo hijo de don Joaquín Mesa Coello y doña Agustina Mesa Pérez. Fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el cura párroco don Hildebrando Reboso Ayala; se le puso por nombre “Joaquín” y actuó como padrino don José Ferrera García. En el Registro Civil fue inscrito con el nombre de “Félix”, pero sus paisanos siempre le conocieron como “Helio”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FÉLIX HELIO MESA MESA

Relación de alcaldes del municipio de Arafo

arafo-alcaldes     Conocemos casi todos los alcaldes que ha tenido la jurisdicción de Arafo desde su independencia municipal, salvo algunas pequeñas lagunas en los libros de oficios y de actas. Además, gracias a otros archivos locales, insulares y regionales, tanto públicos como privados, hemos podido elaborar una lista bastante completa de las personas que con anterioridad a dicha fecha ocuparon la Alcaldía del amplio término comarcal del que Arafo formaba parte en el Antiguo Régimen, desde el siglo XVI al XVIII. La jurisdicción de estos alcaldes ha variado a lo largo del tiempo, pues en un principio abarcaba a la comarca sureste, que incluía a los actuales municipios de Candelaria, Arafo, Güímar y Fasnia. En 1723 se redujo, al segregarse Fasnia, que inicialmente se integró en Arico. Hacia 1770, Candelaria y Arafo se separaron de Güímar, integrándose bajo una misma alcaldía. Finalmente, en 1798 se segregó Arafo de Candelaria, quedando el término reducido a sus límites actuales. Como curiosidad, entre el 30 de octubre y el 29 de noviembre de 1868 coexistieron en Arafo dos alcaldes, elegidos por sendas juntas locales, que tuvieron que ser destituidos por la superioridad para restaurar el orden público.

     Como curiosidad, de los 87 alcaldes que conocemos (sólo referido a los destacados en negrilla), pues muchos repitieron en el cargo, el récord de permanencia en la alcaldía lo ostenta don Domingo Calzadilla Ferrera, con 36 años y medio consecutivos, seguido por: don Jerónimo Monje Marrero (algo más de 26 años), don Tomás de Mesa Pérez (unos 10 años y medio, en tres etapas), don Esteban Núñez Pérez (unos 7 y medio, en tres etapas), don Antonio Torres Campos (casi 6 años) y el actual, don José Juan Lemes Expósito (5 años y medio, hasta el momento). Con respecto al lugar de nacimiento, si nos limitamos al período en el que la alcaldía sólo ha abarcado al actual municipio de Arafo, desde 1798 hasta el presente, conocemos a ocho alcaldes que no han nacido en este municipio: don Domingo González García (de Santa Cruz de Tenerife), don Jerónimo Monje Guzmán (de Santa Úrsula), don Antonio Mederos Sosa (de Santa Cruz de Tenerife), don Juan Jerónimo Galdona Delgado (de Güímar), don José Gutiérrez Gutiérrez (de La Victoria de Acentejo), don Juan Miguel López González (de Santa Cruz de Tenerife, aunque era oriundo de Arafo), don Domingo Calzadilla Ferrera (de Santa Úrsula, aunque era oriundo de Arafo) y don José Juan Lemes Expósito (de Güímar). Como curiosidad, hasta el momento ninguna mujer ha ostentado la alcaldía como titular…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ALCALDES DE ARAFO

Arafo: Don Domingo Fariña Delgado (1932-2016), recordado puntal, mandador y directivo de lucha canaria, conocido también por “Pollo de Arafo” o el “Rey del Cango”, cabuquero, agricultor, peón, albañil y encargado de obra

domingo-farina-delgado     Aunque trabajó durante la mayor parte de su vida como cabuquero, agricultor, peón, albañil y encargado de obra, nuestro biografiado es recordado sobre todo como un destacado puntal de lucha canaria, conocido en los terreros como el “Pollo de Arafo” o “El Rey del Cango”. Inició su carrera deportiva como puntal del equipo aficionado “Ayesa” de Arafo y luego del “C.L. Chimisay” de la misma villa, de Segunda categoría, etapa en la que también fue entrenador del “C.L. Cumber” de Las Cuevecitas; luego pasó como puntal al “Tijarafe” de La Palma y posteriormente fue un luchador destacado del “C.L. Santa Cruz” de la capital tinerfeña, de Primera categoría; finalmente, volvió a ejercer como puntal de Segunda categoría en el “C.L. Chimisay” de Arafo, el “C.L. Brisas del Teide” de Fasnia, el “C.L. Benchomo” de El Escobonal y, por tercera vez, del “Chimisay” de su pueblo natal, en el que se retiró de la práctica activa, cuando ya contaba 42 años de edad. Perteneció en varias ocasiones a las selecciones de Tenerife y del Sur de la isla, celebró tres desafíos y derribó a la mayoría de los puntales de su categoría de Tenerife, La Palma y Gran Canaria. Después de retirado, ejerció como entrenador y directivo del “C.L. Chimisay” de Arafo. En reconocimiento a su labor, recibió en vida varios homenajes.

     Nació en Arafo el 27 de noviembre de 1932, a las dos de la tarde, siendo hijo de don Domingo Fariña Gil, natural de dicho pueblo, y doña Evangelina Delgado Díaz, que lo era de El Escobonal (Güímar). El 15 de diciembre inmediato fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el cura párroco propio don Hildebrando Reboso Ayala; se le puso por nombre “Domingo Justo” y actuaron como padrinos sus tíos don Manuel Castro y doña Eulogia Delgado, vecinos de El Escobonal, con los que pasaría muchos fines de semana y días festivos durante su adolescencia y juventud…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DOMINGO FARIÑA DELGADO

La Hermandad del Santísimo Sacramento de la parroquia de San Juan Degollado de la villa de Arafo (1795-1957)

arafo-hermandad-sacramento     Por auto del obispo don Antonio Tavira y Almazán, de fecha 17 de octubre de 1795, se creó la parroquia de San Juan Degollado de Arafo y se le señaló por sede la primitiva ermita del siglo XVII, que los vecinos habían ampliado en el transcurso de los años. El 24 de ese mismo mes se nombró el primer párroco en la persona del sacerdote güimarero don Antonio Rodríguez Torres; el 8 de noviembre se celebró la función de colocación, con lo que dicha parroquia comenzó a regir; y el 3 de diciembre inmediato el citado obispo emitió el decreto de mandatos que debían regular la vida parroquial. La segregación directa se produjo de Santa Ana de Candelaria, pero como ésta sólo había sido hasta entonces una parroquia auxiliar de la de San Pedro de Güímar, la separación última se efectuó de esta parroquia, a la que desde entonces se consideró como su matriz.

     La obligación de crear la Hermandad del Santísimo Sacramento se incluyó en el citado decreto de mandatos, que el obispo Tavira dictó tras la erección de la parroquia. En cumplimiento del mismo, pocos meses después se redactaron sus constituciones, que fueron aprobadas por dicho obispo en 1796. Desde entonces se ocupó de solemnizar y organizar las principales festividades religiosas, así como del mantenimiento del templo y de la cera votiva. Tenía el privilegio de festejar la Custodia tres veces al año (Año Nuevo, Pascua de Resurrección y Corpus), además de la adoración que hacían los domingos terceros y el Día de la Ascención. Según sus estatutos, tenían el deber de asistir en comunidad y con estandarte a los entierros de los hermanos fallecidos, tras encomendarles previamente sus almas en la iglesia, con oficios de difuntos. La Hermandad reformó sus estatutos en 1837 y 1854; se reorganizó en 1855; redactó nuevos reglamentos en 1864 y 1874; se refundó en 1874; y cesó en sus actividades en 1957…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-HERMANDAD DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO-ARAFO