Los cementerios de la Villa de Adeje

Adeje-cementerio     En la época guanche, los habitantes del importante Bando o Menceyato de Adeje eran enterrados en las numerosas cavernas de los principales barrancos del término, donde se han descubierto muchas necrópolis y cuevas sepulcrales, sobre todo en los del Rey, del Infierno, de Ajabo y de Erques. Algunos de ellos eran momificados, sobre todo los de mayor rango jerárquico.

     Luego, una vez conquistada la isla e implantada en ella la religión católica, existía la obligación de que todos los fallecidos debían recibir sepultura en recintos sagrados, con preferencia en las iglesias parroquiales y, en menor medida, en las capillas de los conventos, aunque esporádicamente también lo hacían en las distintas ermitas existentes. Para ello, en los testamentos otorgados ante testigos, los vecinos disponían en qué templo querían ser enterrados.

     Desde el punto de vista religioso, los vecinos establecidos en el actual término de Adeje dependieron inicialmente del beneficio eclesiástico de La Orotava, de 1498 a 1514, y luego del beneficio de San Pedro de Daute (Garachico), de 1514 a 1560; y a partir de ese último año del nuevo beneficio parroquial de Santa Úrsula de Adeje. A esta iglesia se uniría a partir de 1679 la capilla del convento franciscano de esta villa. En todos esos templos fueron recibiendo sepultura, sucesivamente, todos los fallecidos en la jurisdicción de Adeje, hasta que en 1815 se bendijo el primer cementerio provisional de la parroquia, afrontado por la Casa Fuerte, que fue sustituido en 1837 por el cementerio municipal definitivo, construido por el vecindario…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CEMENTERIOS DE ADEJE

Adeje: Don Anselmo Trujillo Rodríguez (1837-1910), alférez graduado de Milicias, comandante militar de Adeje, escribiente, archivero y habilitado de la Capitanía General, teniente oficial 2º del Cuerpo de Secciones Archivo y oficial 1º del Cuerpo Auxiliar de Oficinas Militares

anselmo-trujillo-rodriguez     Nuestro biografiado inició su carrera militar en las Milicias Canarias, en las que ascendió desde soldado hasta sargento 1º y se le concedió el sobregrado de alférez; siendo aún sargento 2º ejerció como comandante militar de Adeje y fue destinado como escribiente del Estado Mayor a la Capitanía General de Canarias, ejerciendo como archivero. Luego pasó como alférez oficial 3º al Cuerpo de Secciones Archivo, en el que se le concedió el grado de teniente y obtuvo el ascenso a teniente oficial 2º; con dichos empleos fue habilitado de jefes y oficiales, en comisión activa del servicio, y del Cuerpo Jurídico Militar. Posteriormente pasó, también como oficial 2º, al nuevo Cuerpo Auxiliar de Oficinas Militares, en el que ascendió a oficial 1º, empleo equivalente al de capitán de Infantería. Con este último obtuvo su retiro, cuando estaba a punto de cumplir los 58 años de edad, 37 de ellos de servicio en el Ejército. Una vez retirado, fue designado interventor suplente y luego presidente suplente de una mesa electoral de la capital de la provincia, en sendos procesos electorales.

     Nació en la Villa de Adeje el 10 de diciembre de 1837, siendo hijo de don José Trujillo Martín y doña Antonia Rodríguez Carballo. Diez días después fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula por don Manuel Benítez, religioso exclaustrado del Orden de San Francisco y encargado del servicio por ausencia del beneficiado don Juan de Dios Hernández, según orden del obispo de la Diócesis; se le puso por nombre “Anselmo Loreto” y actuó como madrina doña Agustina Martín…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANSELMO TRUJILLO RODRÍGUEZ

Adeje: Don José Díaz-Ledesma González (1900-1963), secretario del Juzgado comarcal de Adeje, y su esposa, doña Adelina Galán Hernández (1898-1979), telefonista de la misma villa

jose-diaz-ledesma     En este artículo nos ocupamos de un destacado adejero, don José Díaz-Ledesma González, que fue seminarista, estudiante de Practicante sanitario y de Magisterio, y secretario por oposición de los Juzgados de Los Realejos y Adeje, de éste durante más de tres décadas y hasta su muerte; además actuó como vicesecretario fundador del “Casino Principal” de Adeje y vocal del Club de fútbol “Sporting Águila”. Contrajo matrimonio con la tacorontera doña Adelina Galán Hernández, quien ejercería como telefonista en Tacoronte, La Victoria de Acentejo y Adeje, villa en la que lo hizo en propiedad durante más de tres décadas y media, hasta su jubilación.

     Nuestro biografiado nació en el domicilio paterno de Adeje el 8 de mayo de 1900, a las siete de la mañana, siendo hijo de don Eduardo Díaz Ledesma y doña Benita Corina González y González (conocida por Clorinda), naturales y vecinos de dicha villa en la calle Grande nº 15. El 17 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia parroquial de Santa Úrsula por el cura ecónomo don José M. González de la Cruz; se le puso por nombre”José María Francisco Miguel de los Dolores” y actuaron como padrinos don Fermín Fraga y Fraga y su esposa doña María González de Fraga, siendo testigos don Antonio Alayón y don Alberto Correa, naturales y vecinos de dicha villa…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ DÍAZ LEDESMA GONZÁLEZ-ADELINA GALÁN HERNÁNDEZ

El Somatén Armado del distrito de Adeje en su primera etapa (1924-1931)

adeje-jueces     El Somatén Armado, antigua milicia popular de rancio abolengo tradicional, surgió en el siglo XI en Cataluña, donde enseguida alcanzó un gran arraigo. Tuvo especial fama y resonancia a comienzos del siglo XIX, con motivo de la invasión del territorio español por las tropas de Napoleón, pues contribuyó de forma decisiva a la derrota de los franceses. Al constituirse la I República, en el año 1873, el Somatén fue disuelto, aunque por poco tiempo, ya que al empezar las revueltas carlistas volvió a ser instituido por Figueras. En 1876 volvió al primer plano del relieve nacional, al levantarse en armas y aplastar en tres días los últimos focos de la insurrección carlista. Más tarde, el Somatén volvió a revitalizarse con ocasión del golpe de Estado del general Primo de Rivera, en 1923, pues en su manifiesto a la Nación, el general hizo un encendido panegírico del Somatén y anunció la inmediata reorganización de esta milicia en los lugares donde ya hubiera existido y su creación en todas las provincias que no la hubieran tenido nunca, así como en las plazas de soberanía del territorio marroquí. Posteriormente, en 1931 el Gobierno de la II República decretó la disolución definitiva del Somatén. No obstante, después de finalizada la Guerra Civil, en 1945 el general Franco recuperó esta institución, que se mantuvo durante décadas. Dado su origen, la Patrona del Somatén Nacional sería Nuestra Señora de Montserrat, que se festejaba el 27 de abril.

     Una vez constituido en Canarias, a comienzos de agosto de 1924 se nombraron los primeros mandos del Somatén Armado en Tenerife, tanto de los partidos como de los diferentes distritos municipales. En ese año, la estructura del Somatén de Tenerife estaba compuesta por 5 cabos de partido, 5 subcabos de partido, 37 cabos de distrito (seis de ellos en Santa Cruz, dos en La Laguna y uno en cada municipio), 38 subcabos de distrito, y numerosos cabos y subcabos de pueblo o barrio. En cuanto al partido judicial de Granadilla de Abona, al que pertenecía Adeje, incluía 8 municipios y el Somatén Armado estaba compuesto por 64 miembros: 1 cabo de partido (don José Pomar García) y 1 subcabo de partido (don Blas Batista Pérez), 8 cabos de distrito, 8 subcabos de distrito y 46 somatenistas.

     A comienzos de agosto de 1924 se nombraron los primeros responsables del Somatén Armado de Adeje: cabo de distrito, don Alonso Cabrera González, y subcabo de distrito, don José García Rodríguez. Por un estado numérico del Somatén de Canarias, fechado a 1 de diciembre de ese mismo año, conocemos cual era la aún escasa fuerza del mismo: 1 cabo de distrito, 1 subcabo de distrito y 10 somatenistas; en total, 12 miembros. En esta villa, el Somatén contó con un cuartelillo, donde prestaban su servicio, que estaba dirigido a la prevención de la delincuencia y mantenimiento del orden público. Como cabos jefes del distrito en esta etapa sucedieron al ya nombrado, don Fermín Fraga González y don Manuel Fernández Piñeiro…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-SOMATÉN ARMADO DE ADEJE

Adeje: Don Gaspar Antonio de Torres y Casañas (1750-1833), sacerdote, paje y capellán de los Condes de La Gomera y Marqueses de Adeje

Gaspar Antonio de Torres     Nacido en el seno de una familia fuertemente ligada a la Casa Fuerte de Adeje, don Gaspar Antonio de Torres ingresó como paje de los Condes de La Gomera y Marqueses de Adeje. Luego, obtuvo las capellanías que habían creado estos señores y, gracias a ellas, pudo ordenarse de sacerdote. Tras su ordenación, ejerció durante toda su vida como su capellán de dichos nobles, tanto en el oratorio de dicha Casa Fuerte como en el de la hacienda de El Durazno (La Orotava), donde vivió la mayor parte de su vida. Testó, falleció y fue sepultado en el Puerto de La Cruz.

     Nació en el pago de Tijoco (Adeje) el 6 de enero de 1750, siendo hijo de don Pedro de Torres Martel y Acevedo y doña Paula Casañas García, avecindados en dicho pago. El 14 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia parroquial de la Villa de Adeje por el beneficiado don Gaspar Gabriel Estévez Gorvalán; se le puso por nombre “Gaspar Antonio” y actuaron como padrinos don Francisco Casañas y doña María Delgado…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GASPAR ANTONIO DE TORRES

Adeje: Don Cristóbal Manuel Alfonso Montes de Oca y Prieto (1695-1776), teniente capitán de Milicias y alcalde mayor de la Villa de Adeje

Cristóbal Manuel Afonso Montesdeoca     Este artículo está dedicado a uno de los numerosos oficiales de las Milicias Canarias que en el siglo XVIII desarrollaron su carrera en el Regimiento de Adeje-Abona. Como muchos de sus antepasados y familiares, don Cristóbal Manuel Alfonso Montesdeoca prestó sus servicios en dicho cuerpo, en el que obtuvo los empleos de alférez y teniente de Milicias. Además, fue un destacado propietario agrícola y obtuvo el nombramiento de alcalde mayor de la villa de Adeje, por lo menos en dos ocasiones, siendo una de las personas más influyentes de este término en su época.

     Nació en el pago de Tijoco (Adeje) el 25 de diciembre de 1695, siendo hijo del capitán don José Afonso Prieto Montes de Oca y doña Isabel García del Castillo. El 12 de enero de 1796 fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula de Adeje por el beneficiado Dr. don Pedro de la Rosa; se le puso por nombre “Cristóbal Manuel” y actuó como padrino don Cristóbal Francisco, vecino del lugar de Garachico…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CRISTÓBAL MANUEL AFONSO MONTESDEOCA PRIETO

Adeje: Don Gonzalo Delgado Llarena (1625-1706), capitán de la compañía de Milicias de Tijoco, de origen guanche

Tijoco Bajo-internet-2     Perteneciente a una ilustre familia guanche que descendía de los menceyes de Adeje, don Gonzalo Delgado Llarena siguió la carrera militar, en la que ostentó los empleos de alférez y capitán jefe de la compañía de Tijoco, del Tercio de Milicias de Adeje-Abona. En las Milicias Canarias también destacaron muchos de sus familiares, entre ellos su padre, sus hermanos y gran parte de su descendencia, aunque algunos lo hicieron también en la Iglesia.

     Nuestro biografiado nació en el pago de Tijoco (Adeje) en enero de 1625, siendo hijo del capitán don Juan Delgado y doña Margarita de Llarena. El 15 de enero de dicho año fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula de Adeje por fray Pedro Lordelo, de la orden de San Agustín, en ausencia del beneficiado; se le puso por nombre “Gonzalo” y actuaron como padrinos don Marcos Lorenzo y doña Isabel Jiménez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GONZALO DELGADO LLARENA

Los jueces de paz de Adeje en su primera etapa (1855-1870)

Adeje-jueces     En la Villa de Adeje, al igual que en los restantes municipios de España, hasta mediados del siglo XIX los juicios verbales de faltas se celebraban ante el alcalde de la localidad o el teniente de alcalde en el que aquel delegase, así como ante el alcalde de mar. Pero en 1855, la Legislación española separó la autoridad civil de la judicial, al crear la figura independiente del “Juez de paz”. Afortunadamente, conocemos casi todos los jueces que ha tenido la jurisdicción de Adeje desde 1856 hasta hoy, aunque dicha figura ha sufrido algunos cambios en este municipio a lo largo del tiempo, pues primero fueron jueces de paz (1856-1870), luego jueces municipales (1871-1945) y de nuevo jueces de paz, desde 1945 hasta el presente. En este artículo solo nos vamos a ocupar de los primeros.

     Para cubrir las vacantes de jueces o suplentes se elegirían personas de reconocido prestigio en los diferentes municipios, por lo que la mayoría de ellos asumirían también otras responsabilidades en dichas localidades, tanto en el Ayuntamiento como en las Milicias o en la Parroquia. En esta primera etapa (1855-1870) solo conocemos cuatro jueces de paz titulares, gracias a que la mayoría de los nombramientos se recogían en el Boletín Oficial de la Provincia de Canarias. El récord de permanencia al frente del Juzgado lo ostentó don José González Mariposa, con más de 7 años y medio como juez titular (tras dos reelecciones), seguido por don José Trujillo Martín (4 años consecutivos como titular y otros 2 como suplente), don Fernando Jorge Brito (3 años) y don José María Ruiz (casi 2 años). Con respecto al lugar de nacimiento, por lo menos uno de los jueces titulares no nació en el municipio de Adeje: don José María Ruiz; pero tampoco nacieron en esta villa cuatro de los suplentes: don José González Feo (natural de Vilaflor), don Ramón Hernández Barroso (de Los Realejos), don Miguel García Alfonso (de San Miguel de Abona) y don José Sicilia Zeruto (de La Oliva).

     Desgraciadamente, solo conocemos un secretario titular del Juzgado de Paz de Adeje, don Manuel Rodríguez, quien continuaría luego como secretario del Juzgado Municipal; y un secretario interino, don Pedro Melo Casañas.

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUECES DE PAZ DE ADEJE-PRIMERA ETAPA

Adeje: Don Jorge Zaragoza Bethencourt (1888-1930), sargento de Artillería, presidente del Comité Republicano, corresponsal de El Progreso, agente-liquidador de arbitrios y concejal del Ayuntamiento

Jorge Zaragoza     Nuestro biografiado siguió una corta carrera militar, en la que alcanzó el empleo de sargento de Artillería en la reserva y, como tal, fue tallador de quintos en el Ayuntamiento de Adeje. En la actividad política destacó como presidente del Comité local Republicano, corresponsal del diario republicano autonomista El Progreso y concejal del Ayuntamiento. Además, estuvo empleado como agente-liquidador de arbitrios del Cabildo en El Puertito de Adeje, ejerció como vocal de la Junta Local de Primera Enseñanza y fue miembro del Somatén Armado de dicha villa. Cuando su vida prometía alcanzar nuevas responsabilidades y unas cotas mayores de prestigio, fue truncada por una muerte prematura.

     Nació en Adeje el 21 de enero de 1888, siendo hijo de don don Félix Zaragoza y Torcellado, natural de la villa de Infiesto en el municipio de Piloña (Asturias) y de oficio “del campo”, y de doña Ángela Bethencourt Melo, que lo era de Arona. El 4 de marzo fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula por el cura párroco ecónomo don Juan García Alfonso; se le puso por nombre “Jorge Fructuoso Eduardo” y actuó como madrina doña María Luisa González Feo, siendo testigos don Pedro Euriel Casimiro y don José García Díaz…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JORGE ZARAGOZA BETHENCOURT

Relación de curas párrocos de la Parroquia de Santa Úrsula de la Villa de Adeje (1560-2016)

Adeje-párrocos     Como curiosidad, de los 75 beneficiados o párrocos titulares que conocemos, pues tres repitieron en el cargo, el récord de permanencia lo ostenta don Agustín de Salazar, durante 43 años y medio, seguido por: don Juan García del Castillo, que estuvo más de 28 años; don Marcos Montesinos de Armas, casi 28 años; don Rafael Alemán Montesdeoca, durante casi 26 años y medio; don Melchor Alfonso Montesdeoca, durante 24 años (en dos etapas); don Gaspar Gabriel Estévez Gorbalán, 20 años; don Duarte Fleire, 18 años; don Eulogio Gutiérrez Estévez, 17 años; don Pedro de la Rosa, casi 17 años; don Manuel Morera, 12 años y medio; don Juan de Dios Hernández, también durante más de 12 años; don Pedro de Baeza, por lo menos 12 años; don Ismael Martín Rodríguez, 12 años; don Bartolomé Delgado de Llarena, casi 12 años; don Bernardo Lene y Llarena, 11 años; don Antonio Álvarez Méndez, también durante 11 años; don Elías Díaz Lorenzo, casi 11 años; y don Luis Ambrosio Fernández del Castillo, 9 años.

     Con respecto al lugar de nacimiento, solo conocemos tres párrocos nacidos en el municipio de Adeje (don Juan García del Castillo, don Bartolomé Delgado de Llarena y don Melchor Alfonso Montesdeoca), a los que se podría unir otro nacido en San Pedro de Daute (Garachico), pero oriundo por su madre de Adeje, don José Martínez Acosta y Estrada. En cuanto a otros párrocos nacidos en el Sur de Tenerife, conocemos a uno nacido en Arona (don Francisco González Natural), uno en Granadilla de Abona (don José Álvarez de Ledesma), dos en San Miguel de Abona (don Juan García Alfonso y don Valentín González Vargas), uno en Barranco Hondo (don Luis Ambrosio Fernández del Castillo), uno en Fasnia (don Celso  González Tejera) y uno en Güímar (don Honorio José Campos Gutiérrez). Del resto, sabemos que cuatro nacieron en Laguna (don Bernardo Lene y Llarena, don Juan Evangelista Pérez, don Julio González Sánchez y don Elías Díaz Lorenzo), dos en Garachico (don Matías Francisco Rodríguez y don Antonio Álvarez y Méndez), tres en La Orotava (don Domingo de Paes y Galdona, don Domingo Acevedo y don Luis Díaz y Luis), uno en El Sauzal (don Francisco Hernández Perera), dos en Los Realejos (don Agustín José de Oramas y don Agustín Sanabria Hernández), uno en Santa Úrsula (don Tomás Martín Hernández), uno en Los Silos (don Juan de Dios Hernández Alonso), uno en Icod de los Vinos (don Eulogio Gutiérrez Estévez), uno en La Victoria de Acentejo (don Francisco Monje e Izquierdo) y tres en Santa Cruz de Tenerife (don Emilio Hardisson Rumeu, don José Estévez Herrera y don Manuel Navarro Mederos). Fuera de Tenerife, tres nacieron en La Gomera (don Agustín Salazar, don Marcos Montesinos Armas y don Carlos González Quintero); cuatro en La Palma (don Elías Pérez Hernández, don José Manuel González de la Cruz, don Ismael Martín Rodríguez y don Juan Félix Ávila Poggio); dos en Gran Canaria (don Rafael Alemán Montesdeoca y don Cristóbal Rafael Pérez Vega); y cuatro en la Península (don Ángel Serra Cortina, don José Pons y Comallonga, don Benjamín Cid Galende, don Miguel Ángel Rosillo Bartolo). Del resto, aún no tenemos información…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PÁRROCOS DE ADEJE