Candelaria: Don Gumersindo Delgado (1864-1954), zapatero, sochantre, fiscal municipal, secretario del Juzgado y del Ayuntamiento, alcalde de Candelaria, curandero y pintor

Gumersindo Delgado     Este recordado candelariero comenzó su trayectoria profesional como humilde zapatero, pero luego, gracias a los conocimientos que vertió en él su madre maestra, pudo acceder a los empleos de sochantre de la parroquia, escribiente del Ayuntamiento, secretario del Juzgado municipal, administrador de bienes, secretario del Ayuntamiento de Candelaria en propiedad, empleo que ocupó durante más de dos décadas, y corresponsal del periódico El Liberal de Tenerife. Pero también tuvo una enorme vocación política, fruto de la cual fueron sus cargos como fiscal municipal, interventor y apoderado electoral, y miembro del directorio de la “Junta de Defensa para los intereses generales del valle de Güimar”. Esa intensa actividad motivó su suspensión en la plaza de secretario del Ayuntamiento y su detención por motivos políticos; pocos años después recuperó su plaza de secretario municipal, que luego volvería a perder por los mismos motivos, pero ahora definitivamente, a pesar de lo cual  fue incluido en el Cuerpo de Secretarios de Ayuntamiento de España, como secretario de segunda categoría. Finalmente, fue elegido concejal, aunque no tomó posesión; figuró entre los principales organizadores del Comité local de Acción Popular Agraria; y alcanzó la alcaldía de Candelaria, aunque en este cargo solo permanecería durante poco más de un mes. Además, fue uno de los mayores contribuyentes de Candelaria, accionista de comunidades de aguas, curandero y pintor.

     Nació en Candelaria el 20 de diciembre de 1864, a las siete de la tarde, siendo hijo de la maestra doña Eufrasia Delgado, “industriosa y vecina de este pueblo”. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de Santa Ana por el cura párroco propio don Antonio de la Barreda y Payba; se le puso por nombre “Gumersindo Demetrio” y actuó como padrino don Juan José Sabina, siendo testigos don Nicolás Matos y don Isidro Delgado, ministros de dicha parroquia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GUMERSINDO DELGADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *