Arico: Don José Perdomo y Perdomo (1846-1931), jornalero, sargento 1º de Infantería, escribiente de 1ª clase del Gobierno Militar de Tenerife y fiscal municipal de Arico

Arico-Villa-4B     En el siglo XIX era muy difícil en un pueblo pequeño alcanzar una esmerada educación, incluso no era sencillo aprender a leer y a escribir correctamente, dado que la mayoría de las localidades carecían de escuelas convenientemente dotadas. Por este motivo, una de las escasas posibilidades que tenía un hombre de origen humilde de mejorar su situación consistía en seguir la carrera militar o la eclesiástica, que en las anteriores centurias también estaban reservadas a las clases más pudientes.

     Uno de los hombres que logró abrirse paso en la carrera militar gracias a su tesón fue don José Perdomo y Perdomo, quien abandonó su trabajo como jornalero agrícola para ingresar en las Milicias Canarias, en las que a base de mucho esfuerzo logró ir ascendiendo hasta el empleo de sargento 1º. Simultáneamente, y de manera autodidacta, fue cultivando sus conocimientos, especialmente los de Ortografía y Caligrafía, por lo que enseguida comenzó a trabajar como escribiente en la Capitanía General de Canarias; luego pasó al Cuerpo de Escribientes Militares con el empleo de escribiente de 4ª clase, y de éste al Cuerpo Auxiliar de Oficinas Militares, donde ascendió hasta escribiente de 1ª clase del Gobierno Militar de Tenerife, en el que se retiró, tras haber servido en el Ejército durante más de 38 años, de ellos unos 35 como escribiente. A lo largo de su carrera se le concedieron varios premios y condecoraciones, como reconocimiento a sus méritos y servicios, entre ellas la Cruz sencilla del Mérito Militar y la Medalla de Alfonso XIII. Una vez retirado se estableció en su Arico natal, en el que desempeñó los cargos de adjunto del Tribunal Municipal y fiscal municipal propietario.

     Nació en el Lomo de Arico el 1 de junio de 1846, siendo hijo de don Agustín Perdomo del Carpio y doña María Mercedes Perdomo Gómez. El 8 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista por el cura párroco don Simón Díaz Curbelo; se le puso por nombre “José Agustín” y actuó como padrino don Pedro Rodríguez, natural y vecino del mismo lugar…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ PERDOMO PERDOMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *