Arafo-Güímar: Don Gonzalo Cruz García (1896-1979), Doctor en Farmacia, farmacéutico en Güímar y Madrid, simpatizante del Partido Republicano, actor aficionado y vocal del Liceo Andaluz de la capital del Reino

     Nuestro biografiado fue uno de los primeros universitarios nacido en Arafo. Cursó el Bachillerato en el Instituto de Canarias de La Laguna y la carrera de Farmacia en la Universidad Central de Madrid, con la promoción de 1920, que continuó reuniéndose mensualmente varias décadas después de concluir los estudios. Obtuvo el título de Doctor en Farmacia y ejerció como farmacéutico en Güímar, donde vivía con su familia desde su adolescencia, y luego en Madrid, ciudad en la que contrajo matrimonio, falleció y nacieron sus cuatro hijos, dos de los cuales continuaron la profesión paterna. Además, en su juventud fue simpatizante del Partido Republicano y destacó como actor aficionado.

     Nació en Arafo el 1 de octubre de 1896, a las seis de la tarde, siendo hijo del propietario don Gonzalo Cruz Rodríguez, natural de Güímar, y de la maestra doña Rafaela García Rodríguez, que lo era de la Vega de Río Palmas (Fuerteventura). El 12 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el cura encargado don Pedro González Díaz; se le puso por nombre “Gonzalo Laureano Tomás” y actuó como padrino su tío don Tomás Cruz Rodríguez, natural y vecino de Güímar…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-GONZALO CRUZ GARCÍA

Granadilla de Abona: Don Cipriano Arnay y Martín (1861-1912), carpintero y capitán honorífico de Infantería, condecorado en la Guerra de Cuba

     Nuestro biografiado trabajó desde su adolescencia como carpintero, profesión en la que continuaría trabajando durante toda su vida. Pero al pertenecer a una familia de larga tradición militar, ingresó como soldado voluntario en las Milicias Canarias, en las que ascendió hasta sargento 2º, empleo con el que pasó a Infantería; luego, como 2º teniente de la Reserva retribuida de dicha arma fue destinado a la Guerra de Cuba, donde participó en numerosas acciones, por las que fue distinguido con dos Medallas del Mérito Militar con distintivo rojo, una de ellas pensionada. Tras su regreso a Tenerife ascendió a primer teniente de la escala de Reserva retribuida de Infantería y se retiró con el empleo honorífico de capitán.

     Nació en Granadilla de Abona el 22 de febrero de 1861, siendo hijo del sargento de Milicias don Francisco Arnay Fumero, natural de Vilaflor, y doña Martina Martín López, que lo era de La Laguna. El 3 de marzo inmediato fue bautizado en la iglesia de San Antonio de Padua por el cura párroco ecónomo Br. don Juan de Frías y Peraza; se le puso por nombre “Cipriano Gerónimo” y actuó como padrino don Gerónimo González Mendoza, del mismo vecindario…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CIPRIANO ARNAY MARTÍN

La Imprenta “Güímar” (1984-2013), la última artesanal del Sur de Tenerife

     Este artículo está dedicado a la última imprenta artesanal de Güímar y de todo el Sur de Tenerife, que hace pocos años escribió la última página de su historia, con la jubilación de su último empleado y propietario. El año 2013, en el marco de la Fiesta del Libro, se les hizo entrega del Marcador de Plata del Ayuntamiento de Güímar a los propietarios de esta entrañable imprenta, como reconocimiento a la labor realizada en este municipio en el fomento de la cultura. Tras su cierre, actualmente tiene en venta todo su contenido, que es muy probable acabe fuera de este municipio.

     Esta industria es la tercera de este tipo que ha existido en Güímar en toda su historia y la continuación de otra anterior, la «Imprenta Sanabria», que estuvo abierta en el mismo municipio durante 37 años (1947-1984), hasta que vendió toda la maquinaria y material a dos de sus empleados, quienes fundaron en una nueva sede la «Imprenta Güímar», en la que continuaron desarrollando su labor durante otros 29 años, hasta su cierre en 2013. Además de las anteriores, en este municipio existió otra empresa de este tipo, que nada tuvo que ver con ellas, la «Imprenta Granizo» (1940-1983)…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-IMPRENTA GÜÍMAR

Santiago del Teide: Don Tomás Gorrín Pérez (s. XVI-XVII), guarda del Puerto de Santiago y encargado de su Aduana, capitán de Milicias y alcalde real del Valle

     Nuestro biografiado perteneció a una destacada familia, de origen francés y castellano por su padre y guanche por su madre, que irradió el apellido Gorrín por el Valle de Santiago y desde él a todo el oeste de la isla. Gozó de notable prestigio en su época, pues llegó a ser guarda del Puerto de Santiago y encargado de su Aduana, capitán de Milicias y alcalde real del Valle de Santiago. Disfrutó de una posición acomodada y tuvo ilustre descendencia.

     Nació en el Valle de Santiago (probablemente en Tamaimo) a finales del siglo XVI, siendo hijo de don Florián Gorrín y González Sotomayor, oriundo por su padre de Francia, y doña Inés Pérez, de origen guanche. Creció en el seno de una familia económicamente desahogada y de cierto prestigio local, pero de momento no hemos podido localizar su partida de bautismo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-TOMÁS GORRÍN

Candelaria-El Rosario: Don Juan Antonio del Castillo (1742-1835), capellán y colector de la parroquia de Güímar, propietario agrícola y decano de los sacerdotes del Valle

     Miembro de una ilustre familia, conocida en Barranco Hondo como “Los Curas”, una vez que sus padres fundaron una capellanía a su favor, nuestro biografiado ya pudo recibir las órdenes sagradas, hasta el Presbiterado. Siguió una modesta carrera sacerdotal, pues quedó adscrito como capellán a la parroquia de San Pedro Apóstol de Güímar, de la que su hermano Luis fue beneficiado, y continuó viviendo en dicho lugar tras la muerte de éste. Además, fue nombrado colector de dicha parroquia, en la que colaboró con los distintos párrocos en la celebración de misas y sacramentos, hasta que su avanzada edad le impidió seguir haciéndolo. Al final de su vida se estableció en la calle de La Arena de Candelaria con su sobrino don Juan Núñez del Castillo, cuando éste fue nombrado párroco de Santa Ana, y allí continuó hasta su muerte, que se produjo cuando contaba 93 años de edad.

     Nació en Barranco Hondo (probablemente en la “Banda de Allá”, perteneciente a El Rosario) el 19 de abril de 1742, siendo el segundo hijo varón de don Asencio Francisco Núñez, natural de la jurisdicción de la ciudad de La Laguna en El Rosario, y doña María de los Ángeles López del Castillo, que lo era del lugar de La Matanza, y ambos “vecinos de la Ciudad en San Amaro”. El 26 de ese mismo mes recibió las aguas bautismales en la iglesia parroquial de Santa Ana de Candelaria, de manos de don Cristóbal Alonso Núñez, teniente de beneficiado; se le puso por nombre “Juan Antonio” y actuó como padrino el teniente capitán don Luis Francisco de Castro Núñez, su tío abuelo, “vecino deste lugar de Candelaria en el pago de La Cuevecita”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN ANTONIO DEL CASTILLO

El Casino “La Unión” de San Miguel de Abona (1886-1912 y 1936)

     En 1886 ya se había fundado en San Miguel de Abona el Casino “La Unión”, la primera sociedad de cultura y recreo de dicha localidad. En ese mismo año se le concedió por el Ministerio de Fomento una biblioteca popular, que luego quedó sin efecto. En los albores del siglo XX, gracias a la prensa de la época, especialmente el diario El Tiempo, del que era corresponsal el sanmiguelero don Miguel Hernández Gómez, conocemos algunas de las juntas directivas que estuvieron a su frente, constituidas por personajes relevantes de la sociedad local, así como la celebración de veladas culturales y, sobre todo, los bailes que se organizaban por las fiestas patronales, fin de año o carnavales. Su actividad fue intensa, pero debido a la tendencia republicana mayoritaria, a finales de 1909 sufrió la escisión de un elevado número de socios que fundaron la nueva Sociedad “La Juventud”. El Casino “La Unión” se disolvió a finales de 2012 y se volvió a refundar 24 años más tarde, al final de la II República, pero en esta segunda etapa solo permaneció abierto durante pocos meses, al ser disuelto definitivamente a comienzos de la Guerra Civil, por no ser afín al Movimiento.

     De momento desconocemos la fecha de su fundación, aunque sin duda se remonta al último cuarto del siglo XIX, por lo que como ya se ha indicado fue la primera sociedad de instrucción y recreo creada en este municipio. Ya existía en 1886, pues el 16 de diciembre de dicho año El Auxiliar informaba que: “se ha concedido por el Ministerio de Fomento al casino denominado La Unión, de San Miguel, en esta isla, una biblioteca popular”. Sin embargo, el 7 de febrero de 1887, La Opinión informaba: “parece que se ha dejado sin efecto la concesión de una biblioteca popular al Casino la Union, del pueblo de San Miguel en esta isla”. Desgraciadamente, a partir de ese año la prensa tinerfeña no se vuelve a ocupar de esta sociedad de recreo hasta los inicios del siglo XX…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CASINO LA UNIÓN-SAN MIGUEL

Güímar: Don Cirilo Mesa González (1925-2018), agricultor, cabo de Artillería, comerciante, fundador de un museo etnográfico, colaborador con las comisiones de fiestas y las parroquias, y memoria viva de Güímar

     Nuestro biografiado fue un hombre sencillo, de trato amable y querido por todos los paisanos que lo conocieron. Trabajó como agricultor y comerciante; y prestó su servicio militar en África como soldado y cabo de Artillería. Además, fue tesorero y socio más antiguo del Casino de Güímar; activo colaborador de las comisiones de fiestas de su ciudad natal, así como de las parroquias de la misma; y hombre comprometido con las tradiciones religiosas de este municipio, sobre todo con la festividad de Ntra. Sra. del Socorro, por lo que fue distinguido con la Medalla de la Virgen del Socorro. Su innata curiosidad le llevó a fundar un curioso museo etnográfico, en el local donde había tenido su comercio; asimismo, su interés por el pasado de su ciudad natal, su afición por la lectura y su buena memoria lo llevaron a formar parte de la memoria viva de Güímar y a colaborar con varios investigadores históricos.

     Nació en Güímar, concretamente en la Carretera de El Puertito (actual Avenida Tomás Cruz García), el 22 de julio de 1925, siendo hijo de don Anselmo Mesa Fleitas y doña Valentina Rudesinda González Ramos. El 3 de agosto inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el cura ecónomo don Rafael Cabrera González, Lcdo. en Sagrada Teología; actuó como padrino su abuelo materno, don Francisco González Casanova…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CIRILO MESA GONZÁLEZ

Adeje: Don Francisco Fraga Hernández (1838-1909), sargento 2º de Milicias, tallador de quintos en el Ayuntamiento de Adeje, elector contribuyente, interventor y presidente electo de la mesa electoral de dicha villa

     Tras resultar designado por sorteo para que prestase su servicio militar en las Milicias Canarias por el cupo de Adeje, don Francisco ingresó como soldado en la Sección Ligera Provincial de Abona, donde pronto ascendió a cabo 2º y cabo 1º; con este último empleo fue movilizado durante dos años en el Batallón Provisional de Canarias, de guarnición en Santa Cruz de Tenerife, aunque en el primero de ellos puso un sustituto. Luego ascendió a sargento 2º de Milicias y, en virtud de dicho empleo, actuó como tallador de quintos en el Ayuntamiento de Adeje. Además, fue elector contribuyente, interventor electoral y presidente electo de la mesa electoral de dicha villa, cargo para el que fue nombrado, por desconocimiento de la Junta municipal del Censo electoral, cuando acababa de fallecer.

     Nació en el pago de Taucho (Adeje) el 26 de julio de 1838, siendo hijo del labrador don Antonio Fraga Morales y doña María Hernández González. Cinco días después fue bautizado en la iglesia de Santa Úrsula de la villa de Adeje por el beneficiado servidor don Juan de Dios Hernández; se le puso por nombre “Francisco Antonio del Sacramento” y actuó como padrino don José González Delgado…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRANCISCO FRAGA HERNÁNDEZ