Adeje: Don Agustín José de Oramas Sánchez (1720-1806), párroco propio de La Guancha, Adeje y Realejo Bajo y examinador sinodal del Obispado

     Miembro de una familia acomodada de la burguesía agraria de Los Realejos, don Agustín José Oramas estudió en el Convento agustino de Nuestra Señora de Gracia de La Orotava. Una vez ordenado sacerdote, ejerció durante tres años como párroco propio de La Guancha y luego como beneficiado propio de Adeje a lo largo 15 años. Finalmente, logró el traslado de la propiedad parroquial a su pueblo natal, ejerciendo como beneficiado propio de Ntra. Sra. de la Concepción del Realejo Bajo durante otros 30 años, hasta su muerte. También fue examinador sinodal del Obispado.

     Nació en el “Realejo de Abajo” el 8 de noviembre de 1720, siendo hijo de don Lorenzo Agustín de Oramas y doña María del Rosario Sánchez Bello. El 16 de dicho mes fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Concepción por don Tomás González de Cabrera y Mesa, con licencia del beneficiado rector Dr. don Matías Pérez Calzadilla, comisario del Santo Oficio de la Inquisición; se le puso por nombre “Agustín José” y actuó como padrino don Mauricio González Suárez, vecino del “Realejo de Arriba”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-AGUSTÍN JOSÉ DE ORAMAS

San Miguel de Abona: Don Andrés González Martínez (1668-1735), propietario agrícola y alférez de Milicias

     Miembro de una familia de propietarios agrícolas que sobresalieron en las Milicias Canarias, don Andrés también destacó como labrador en las amplias propiedades que poseía en la comarca de Abona. Simultáneamente, siguió la carrera militar hasta alcanzar el empleo de alférez de Milicias, en el que permaneció hasta su muerte. Fue en su momento uno de los personajes más destacados de la actual jurisdicción de San Miguel de Abona.

     Nació en el pago de Aldea el 25 de abril de 1668, siendo hijo del alférez don Martín González y su segunda esposa, doña María Juana. Tres días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol de Vilaflor por el presbítero don Pedro García Viera, con licencia del beneficiado don Matías Ruiz Alfonso, y actuaron como padrinos don Antonio Andrés y doña Catalina Delgada [sic]…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANDRÉS GONZÁLEZ

La “Fiesta del Árbol” celebrada en Candelaria en 1927

     Como ya indicamos en un artículo anterior, la primera “Fiesta del Árbol” celebrada en el planeta tuvo lugar en Villanueva de la Sierra (Cáceres) en 1805, por iniciativa del cura párroco de dicha localidad, como gesto oportuno para conmemorar el valor de la libertad, tras lo destruido que quedaron los montes del norte de Cáceres por las batallas libradas entre las tropas locales y las francesas de Napoleón Bonaparte. En Canarias, la primera “Fiesta del Árbol” se celebró en Las Palmas de Gran Canaria el 29 de abril de 1902, por iniciativa del periodista don Francisco González Díaz, conocido como el “Apóstol del árbol”; fue organizada por la Asociación de la Prensa ante la inacción de las instituciones públicas, de lo que se quejó su impulsor. El 6 de diciembre de ese mismo año también se celebró en Santa Cruz de Tenerife. El auge que fue adquiriendo esta celebración a lo largo del Estado español determinó la publicación de un Real Decreto el 15 de marzo de 1904, que le daba carácter oficial, y otro del 5 de enero de 1915 que declaraba “obligatoria la celebración anual de una Fiesta del Árbol en cada término municipal”. Pero ello no determinó su efectiva puesta en práctica, pues serían muy contadas las localidades canarias que cumplieron lo establecido en dicha disposición; entre ellas recordamos, además de ambas capitales, Teror, Arucas, Santa María de Guía, Gáldar, Moya, Telde, Santa Brígida, La Laguna, La Orotava, Icod de los Vinos, Güímar, Guía de Isora, Tacoronte, La Victoria, La Matanza, Moya, Alajeró, Vallehermoso, Candelaria, Los Realejos, Fasnia, Arafo, Arrecife de Lanzarote, etc.

     En el presente artículo nos vamos a centrar en la primera Fiesta del Árbol celebrada en Candelaria en 1927, que fue organizada por el Ayuntamiento en colaboración con los dos maestros de la localidad. Consistió en una recepción de autoridades, misa en el Santuario de la Virgen, acto oficial con varias intervenciones, plantación de 150 árboles a la entrada del pueblo (Amance), en el enlace con la Carretera General del Sur, y brindis en el Ayuntamiento. Fue organizada por el secretario del Ayuntamiento, don José Luis Domínguez Clavijo, con el apoyo del alcalde, don Juan Carballo García, y la colaboración de los maestros, don Esteban Martín Mederos y doña Francisca Saavedra Medina…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FIESTA DEL ÁRBOL-CANDELARIA-1927

Vilaflor de Chasna: Don Pedro Rodríguez Quijada y Oliva (1794-1866), elector, maestro artesano, sargento 1º brigada de la Milicia Nacional de La Laguna y encargado interno del Hospital de Dolores de dicha ciudad

     Miembro de una ilustre familia, que en las últimas generaciones ya no gozaba de tanto prestigio, nuestro biografiado trabajó durante toda su vida como maestro artesano del metal, oficio que ejerció en Vilaflor, Granadilla de Abona y La Laguna, donde elaboró los primeros faroles del alumbrado público de dicha ciudad. Además, fue elegido sargento 1º brigada de la Milicia Nacional de La Laguna y ejerció como encargado interno del Hospital de Dolores de la misma ciudad hasta el final de su vida.

     Nació en Vilaflor el 10 de junio de 1794, siendo hijo de don Pedro Rodríguez Quijada y Real y doña María del Rosario Oliva Reverón. Al día siguiente fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el beneficiado don Francisco Cruz Alayón; se le puso por nombre “Pedro Agustín del Espíritu Santo” y actuó como padrino el subteniente don José Domingo Soler. A lo largo de su vida fue conocido indistintamente como “Pedro Quijada” o “Pedro Rodríguez Quijada”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PEDRO RODRÍGUEZ QUIJADA OLIVA