Candelaria: Don Juan Marrero Castellano (1867-1934), pescador, marinero de primera de la Armada, jornalero agrícola, fogonero, celador marino y maquinista de la falúa de la Estación Sanitaria del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Juan Marrero Castellano     El presente artículo está dedicado a uno de los muchos hombres de la mar nacidos en Candelaria, que se establecieron en Santa Cruz de Tenerife y lograron prosperar en torno al puerto de dicha capital, gracias a los conocimientos profesionales que habían adquirido en su pueblo natal. Nuestro biografiado comenzó a trabajar en la pesca, como la mayoría de sus paisanos, y por lo tanto se matriculó en la Marina; en virtud de ello, prestó su servicio militar en la Armada española, en la que alcanzó el empleo de marinero de primera. Una vez licenciado, regresó a Candelaria, donde trabajó de nuevo como pescador y jornalero agrícola. Después de casado se estableció como marino en Santa Cruz de Tenerife, donde sucesivamente fue obteniendo las plazas de fogonero, celador marino y maquinista de la falúa de la Estación Sanitaria del puerto capitalino, a la que estuvo vinculado durante 35 años como empleado público.

     Nació en Candelaria el 28 de agosto de 1867, siendo hijo de don Juan Marrero y Marrero y doña Francisca Castellano Llarena, conocida por “Basilia”. El 1 de septiembre inmediato fue bautizado en la iglesia de Santa Ana por el beneficiado propio don Antonio de la Barreda y Payva; se le puso por nombre “Juan Bautista” y actuó como padrino don Francisco Hernández Castro…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN MARRERO CASTELLANO

Guía de Isora: Don Domingo Caneiro y Pérez (1800-1854), sacerdote franciscano secularizado y párroco propio de Guía de Isora durante más de 12 años

Domingo Caneiro Pérez     Siendo sacerdote franciscano, nuestro biografiado residió en el Convento del Espíritu Santo de Icod de los Vinos, en el que permaneció hasta su supresión, con motivo de la Desamortización eclesiástica. Tras quedar exclaustrado y secularizado, se le asignó una pensión del Estado y fue destinado a la parroquia de El Sauzal, aunque luego volvió a Icod, donde continuó colaborando con la parroquia de San Marcos. Mientras vivía en dicha localidad fue nombrado párroco propio de Guía de Isora, cargo que desempeñó durante más de 12 años, hasta su prematura muerte. Creyendo que sus padres habían fallecido, al otorgar testamento nombró como heredera a una vecina de Guía, a lo que se opuso su madre, quien aún vivía y entabló juicio con aquella, logrando una sentencia favorable y la nulidad de dicha disposición testamentaria.

     Nació hacia 1800 en el pueblo gallego de Santiago de la Medorra, en la provincia y obispado de Orense, siendo hijo de don Domingo Caneiro y doña Gertrudis Pérez, naturales y vecinos de dicha localidad. Fue bautizado en la parroquia de Santiago del mismo lugar, en el que sus padres continuaron viviendo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-DOMINGO CANEIRO PÉREZ

La inolvidable “Fiesta del Árbol” celebrada en Fasnia en 1929

Fasnia-Fiesta del Árbol     La primera “Fiesta del Árbol” celebrada en el planeta tuvo lugar en Villanueva de la Sierra (Cáceres) en 1805, por iniciativa del cura párroco, como gesto oportuno para conmemorar el valor de la libertad, tras lo destruido que quedaron los montes del norte de Cáceres por las batallas libradas entre las tropas locales y las francesas de Napoleón Bonaparte. En Canarias, la primera “Fiesta del Árbol” se celebró en Las Palmas de Gran Canaria el 29 de abril de 1902, por iniciativa del periodista don Francisco González Díaz, conocido como el “Apóstol del árbol”; fue organizada por la Asociación de la Prensa, ante la inacción de las instituciones públicas, de lo que se quejó su impulsor. El 6 de diciembre de ese mismo año también se celebró en Santa Cruz de Tenerife. El auge que fue adquiriendo esta celebración a lo largo del Estado español, determinó la publicación en 1915 del Real decreto nº 10, de 5 de enero, “declarando obligatoria la celebración anual de una Fiesta del Árbol en cada término municipal”. Pero ello no determinó su efectiva puesta en práctica, pues serían muy contadas las localidades canarias que cumplieron lo establecido en dicha disposición; entre ellas recordamos, además de ambas capitales, Teror, Arucas, Santa María de Guía, Gáldar, Moya, Telde, Santa Brígida, La Laguna, La Orotava, Icod de los Vinos, Güímar, Guía de Isora, Fasnia, Arrecife de Lanzarote, etc.

     En el presente artículo nos vamos a ocupar de la “Fiesta del Árbol” celebrada en Fasnia el 10 de marzo de 1929, que fue organizada por el Ayuntamiento y los maestros nacionales de la localidad, en la que se pudo apreciar la sensibilidad que por entonces tenían los docentes y las autoridades locales por la educación y el medio ambiente. Su promotor fue el recordado maestro, político socialista, sindicalista y poeta don José Galán Hernández, por entonces al frente de la escuela de niños de La Zarza y concejal del Ayuntamiento. El objetivo era doble, por un lado educativo, dirigido a los niños de las escuelas, y por otro ecológico, para concienciar a la población en general sobre la necesaria protección del medio ambiente, a través de la conservación de los árboles y la cubierta vegetal, especialmente en municipios áridos y deforestados, como era el caso de Fasnia…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FIESTA DEL ÁRBOL EN FASNIA-1929

Relación de sacerdotes titulares de la parroquia de San Fernando Rey de la Villa Histórica de Santiago del Teide (1679-2017)

Santiago-párrocos     Desde el punto de vista religioso, los vecinos establecidos en el actual término de Santiago del Teide dependieron inicialmente del Beneficio de Buenavista, hasta que el 9 de septiembre de 1679, por auto del obispo don Bartolomé García Ximénez, se creó la parroquia de San Fernando Rey, segregada de dicha parroquia matriz, con sede en la iglesia construida por el primer Señor de dicha villa, maestre de campo don Fernando del Hoyo. En 1738 comenzó a regir la ayuda de parroquia de Ntra. Sra. de la Luz de Guía, creada el año anterior y dependiente de la parroquia de la Villa de Santiago, hasta que a finales de ese mismo siglo alcanzó su total independencia parroquial. Luego, ya en el siglo XX, la jurisdicción de esta parroquia de San Fernando Rey se vio reducida, al sufrir las segregaciones de cuatro nuevas parroquias: Santa Ana de Tamaimo (1963), Ntra. Sra. del Carmen de Puerto Santiago (1975), Ntra. Sra. de Candelaria de Arguayo (1998) y El Espíritu Santo de Los Gigantes.

     Gracias sobre todo a los libros sacramentales, conocemos todos los sacerdotes que han estado al frente de la parroquia de San Fernando de Santiago del Teide, desde su creación en 1679 hasta el presente. En estos 338 años han regido la parroquia de San Fernando Rey un total de 53 sacerdotes, tres de ellos en dos ocasiones diferentes. De ellos, sólo 17 la han regentado en propiedad, sirviéndola los restantes como curas ecónomos, servidores o encargados. El récord de permanencia lo ostenta don José Antonio de León Ferrera, quien permaneció a su frente durante 31 años consecutivos, seguido por don Juan Alonso del Castillo (unos 27 años y medio, en dos etapas), don Francisco González de Jesús (más de 27 años), don Félix Oramas y Morales (26 años), don José Luis García Hernández (25 años), don Manuel Afonso y Martín (23 años y medio, en dos etapas), don Juan de Belasco y Barrios Encinoso (21 años), don Horacio Ricardo Luis de Ávila López (16 años y medio), don José Yanes Machado (más de 14 años), don Martín Rodríguez y García del Castillo (casi 11 años), don Basilio Antonio Delgado Rodríguez (más de 9 años) y don Antonio Pérez Hernández (más de 9 años).

     Con respecto al lugar de nacimiento, solo uno ha nacido en el municipio de Santiago del Teide: don Bernardo Gorrín y Ximénez. Del resto, otros tres proceden del Sur de Tenerife: San Miguel de Abona (don Basilio Delgado Rodríguez), Arafo (don Bernabé González Marrero) y Arico (don Silvestre Gorrín Rivero). Un gran número de ellos nacieron en otras localidades tinerfeñas: Buenavista del Norte (don Horacio Ricardo Ruiz de Ávila y López), Los Silos (don Fernando Abreu Martínez), El Tanque (don Juan Alonso del Castillo), Garachico (don José Martínez Acosta y Estrada), Icod de los Vinos (don José Acosta y Castro y don Sebastián Afonso García), San Juan de la Rambla (don Juan Luis Pérez), Los Realejos (don Eusebio Andrés Méndez García y don José Luis García Hernández), Puerto de la Cruz (don Federico Ríos Machado), La Orotava (don José Antonio de León Ferrera, don Carlos José Domingo de Benavides y Rodríguez, don Victorino Perdigón y Abreu de la Guardia y don Félix Oramas y Morales), Santa Úrsula (don José Yanes Machado), La Victoria de Acentejo (don Manuel Afonso Martín), Tacoronte (don Víctor Manuel Fernández Suárez), La Laguna (don Manuel Hernández Rodríguez) y Santa Cruz de Tenerife (don Clemente Lázaro de Cabrera y don Emilio Hardisson Rumeu). Los restantes nacieron en otras islas: La Gomera (don Domingo de Armas y Manrique), La Palma (don Antonio Pérez Hernández) y Gran Canaria (don Sergio Tadeo Santana); o en la Península: Cataluña (don José Serret y Sitjá, Don Bienvenido Cayetano Serra y Curriat y don José Pons y Comallonga) y Navarra (don Lorenzo Donazar Zamora). Además, uno nació en Venezuela (don Manuel Fernández García) y de otros no tenemos información, por el momento…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PÁRROCOS DE SANTIAGO DEL TEIDE

Güímar-Candelaria: Don Juan Hilario de Armas Torres (1781-1866), sargento 1º de Granaderos, teniente de Milicias Urbanas, regidor y alcalde real de Candelaria, perito repartidor y recaudador de contribuciones

Juan Hilario de Armas     Nuestro biografiado era natural de Güímar, pero vivió más de la mitad de su vida en Barranco Hondo de Candelaria, donde contrajo matrimonio. Ingresó como soldado en el Regimiento de Milicias Provinciales de Güímar, en el que alcanzó el empleo de cabo 1º de Granaderos. Luego fue teniente de las Milicias Urbanas (Milicia Nacional) de La Laguna, mientras vivió en el sector de Barranco Hondo que pertenecía por entonces a dicha ciudad. Además, fue regidor y alcalde real de Candelaria, perito repartidor y recaudador de contribuciones en el pago de su residencia; y, como propietario agrícola, también figuró en la relación de electores contribuyentes de dicho término. Al final de su vida, después de haber enviudado, regresó a su pueblo natal, en el que murió

     Nació en Güímar el 14 de enero de 1781, siendo hijo de don Miguel Felipe de Armas Castro, natural de la isla de La Palma, y doña Paula (Elías) de Torres Marrero y del Castillo, que lo era del pueblo sureño, aunque oriunda por su madre de Barranco Hondo (Candelaria). Cinco días después fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el sacerdote barrancohondero don Luis Ambrosio Fernández del Castillo, beneficiado propio de la misma y de la de Santa Ana de Candelaria; se le puso por nombre “Juan Hilario Leonardo Domingo de Jesús” y actuó como madrina doña Leonarda de Torres, natural y vecina del lugar de Candelaria en Barranco Hondo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN HILARIO DE ARMAS TORRES