La tradición de la lucha canaria en Lomo de Mena (Güímar)

Lomo de Mena-lucha canaria     Hasta principios del siglo XX en los pueblos del Sur no existían equipos de lucha organizados, sino bandos, sin número limitado de luchadores, que se enfrentaban con los de otro pueblo, o se integraban en una selección de la vertiente meridional de la isla que competía con otra del Norte. La lucha era corrida y cada vez que un luchador derribaba a un contrario comenzaba a dar vueltas al terrero para que le saliera otro rival, pero si a la tercera vuelta no se le enfrentaba ninguno, el bando al que pertenecía el luchador vencedor se anotaba la victoria. Como curiosidad, los pantalones de brega se elaboraban con tela obtenida inicialmente a partir de sacos de pita, luego de azúcar.

     En el núcleo agachero de Lomo de Mena (Güímar) se formó un primer bando de lucha canaria en los años treinta del siglo pasado. Entre los luchadores que lo integraban destacó enseguida don Domingo Díaz Perdomo (“El de Bladimira) y los tres hermanos “Gatos Zorros”, Horacio, Odón y Raimundo, quienes junto con el anterior eran los puntales. Tras la disolución de este primer bando, a finales de los años cuarenta se volvió a formar un nuevo equipo en la comarca, con luchadores de Pájara, La Medida y Lomo de Mena, que recibió el nombre de “C.L. Aires de Agache”. Luego, hacia 1956 se fundó un equipo juvenil en Lomo de Mena, organizado por Julián Díaz y Díaz (“El Cartero”), que fue su auténtico animador; se le puso por nombre “C.L. Calvario” y estaba compuesto por luchadores de este barrio y de los vecinos de La Medida y Pájara, entre ellos: Mariano Díaz Hernández (“Marianito”) y su hermano Felipe; Benjamín Lugo Peraza (“Pollo de Pájara”); Sixto Izquierdo, de La Medida; Eliseo Rodríguez, de Amea; Esteban Gómez Díaz (“Casco Brezo”) y su hermano Hipólito (“Polo”); Luis Leandro Expósito (“Luisillo”); Domingo Rodríguez García (“El de Abelardo”); Tomás “Tomasito”; etc. Muchos de ellos pasaron al “C.L. Benchomo” de El Escobonal, al constituirse este club en 1960. Finalmente, recordando la estela dejada por este equipo aficionado, a comienzos de los años setenta se intentó formar otro equipo en el seno del Teleclub “Nuestro Pequeño Mundo” de Lomo de Mena, pero esa iniciativa se truncó antes de celebrar ningún encuentro…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-LUCHA CANARIA-LOMO DE MENA

Arafo: Don Rodolfo Encinoso y Encinoso (1923-1997), zapatero, relojero, canalero, músico, reparador de instrumentos y directivo de casinos

Rodolfo Encinoso Encinoso     El presente artículo está dedicado a un personaje polifacético y muy popular en su municipio natal. Como músico, fue clarinete de la Sociedad Filarmónica “Nivaria” y soldado educando de la Banda de Música del Regimiento de Infantería Tenerife nº 38; profesionalmente, fue zapatero, relojero, canalero y reparador de instrumentos musicales; también fue vocal del Casino “Unión y Progreso” y del Centro Cultural y de Recreo de Arafo. Pasé largos ratos hablando con este entrañable arafero, gran amante de la historia de su pueblo, a quien agradezco la copia de numerosas fotografías de su colección que me fueron de gran utilidad para mis artículos biográficos sobre personajes destacados de Arafo. Muchas gracias Rodolfo, donde quiera que estés.

     Nació en Arafo el 26 de noviembre de 1923, siendo hijo de don Claudio Encinoso Rodríguez y doña Inés Encinoso Ceijas. El 7 de junio de 1924 fue bautizado en la iglesia parroquial de San Juan Degollado por el cura párroco don Hildebrando Reboso Ayala y actuó como padrino don Rodofo García Díaz…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-RODOLFO ENCINOSO ENCINOSO

Granadilla de Abona: Don Antonio Rodríguez Bello (1715-1789), capitán de Milicias, alcalde real de Granadilla y síndico apostólico del Convento franciscano

Granadilla antigua-AndrésMonasterio-3B     Siguiendo la tradición familiar, don Antonio Rodríguez Bello ingresó como cadete en el Regimiento de Milicias Provinciales de Adeje-Abona, en el que luego ascendió a subteniente de una de las compañías de Granadilla y, posteriormente, a teniente y capitán de la compañía de Chiñama. Además, fue alcalde real de Granadilla y síndico apostólico del Convento franciscano de San Luis Obispo, y perteneció a varias hermandades.

     Nació en Granadilla de Abona hacia 1715, siendo hijo del capitán don Antonio Rodríguez Bello y doña María García del Castillo. Desconocemos con exactitud la fecha de su nacimiento y de su bautismo, por haber desaparecido el libro 3º de bautismos de la parroquia de San Antonio de Padua en el incendio ocurrido en 1805 en casa del presbítero don Francisco Miguel Rodríguez Bello, notario público de dicho pueblo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANTONIO RODRÍGUEZ BELLO