Arico – San Miguel de Abona: Don Miguel Alfonso y González (1851-1907), Bachiller en Artes, Licenciado en Derecho, juez municipal de San Miguel de Abona, jurado judicial y diputado provincial

Miguel Alfonso González     Miembro de una ilustre familia sureña, don Miguel Alfonso y González obtuvo los títulos de Bachiller en Artes y Licenciado en Derecho. Destacó como propietario y no tenemos constancia de que ejerciese como abogado. Fue nombrado juez municipal de San Miguel de Abona, en cuatro etapas. También actuó como elector y jurado judicial, en concepto de capacidad; resultó elegido diputado provincial e interventor electoral. Además, fue un reconocido bienhechor de su pueblo.

     Nació en el pago de El Río de Arico el 2 de enero de 1851, siendo hijo del coronel graduado de Infantería don Antonio Alfonso Feo y doña Cipriana González Torres. Días después fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista del Lomo por don Jerónimo Mora y Hernández, cura párroco de San Miguel de Abona, con licencia del cura párroco del lugar don Simón Díaz Curvelo; se le puso por nombre “Miguel Eleodoro María de los Dolores” y actuó como padrino su tío paterno don Miguel Alfonso Feo. Recién nacido se estableció con sus padres en San Miguel de Abona…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-MIGUEL ALFONSO GONZÁLEZ

La primera orquesta de Igueste de Candelaria (1932-1946)

Foto 2B-Vista Igueste (Fotograbado Cabrera Benítez 1939)     En la primera mitad del siglo XX fueron varios los grupos u orquestas de cuerda que surgieron en Igueste para alegrar el pueblo por las fiestas y amenizar bailes, tanto en esta localidad como en otros pueblos de la comarca. Actuaban en las plazas, así como en casinos y salones particulares, alegrando la vida de nuestros antepasados, que por entonces no era precisamente fácil. En ocasiones estaban constituidas por tan solo dos miembros e incluso, en más de una ocasión, un único músico llegó a animar un baile.

     La primera orquesta organizada que conocemos en Igueste surgió a comienzos de la II República y era inicialmente un sexteto de cuerdas. Actuó en los distintos pueblos del municipio, aunque sobre todo lo hizo en la Sociedad “Juventud Iguestera” y en algunos salones particulares de Igueste, tanto por las fiestas (San Juan, Santísima Trinidad y Purísima Concepción) como en otros días festivos y con motivo de las bodas de muchos iguesteros. También solían acompañar a los coros en las misas solemnes, así como amenizar las dianas anunciadoras de las fiestas locales y los pasacalles por el pueblo, a veces en solitario y en otras acompañando a las bandas u orquestas de fuera invitadas a dichos festejos. Su existencia la conocemos gracias a la prensa de la época, que en muchas ocasiones se hizo eco de sus actuaciones entre 1932 y 1936, destacando su intensa actividad en el año 1934.

     Su organizador y director fue don Manuel Cabrera Martín, quien nació en Igueste hacia 1908, siendo hijo de doña María Cabrera Martín. Además de fundador y director de esta orquesta, fue agricultor y vocal 1º de la Sociedad “Juventud Iguestera” (1933), así como presidente de la comisión organizadora y primer tesorero de la Sociedad Cultural Recreativa “Igueste de Candelaria” (1952)…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PRIMERA ORQUESTA DE IGUESTE

Arafo: Don Nicolás Pérez Hernández (1827-1888), labrador, sargento 1º de Milicias, comandante de armas de Arafo y Candelaria, tallador de quintos, recaudador municipal y hermano mayor del Santísimo Sacramento

Nicolás Pérez Hernández

     Nuestro biografiado inició la carrera militar desde simple soldado, para ir ascendiendo luego a cabo 2º, cabo 1º, sargento 2º y sargento 1º. Con los dos últimos empleos actuó como comandante de armas de Arafo y Candelaria, así como tallador de quintos en ambos municipios, al ser el suboficial de mayor graduación de ambos términos municipales. Al margen de su carrera militar, fue un destacado propietario agrícola, premiado por su producción de tabaco, y como tal elector contribuyente de su pueblo natal. Además, fue nombrado recaudador de contribuciones del Ayuntamiento y elegido hermano mayor de la Hermandad del Santísimo Sacramento de la parroquia de San Juan Degollado.

     Nació en Arafo el 14 de marzo de 1827, siendo hijo de don Juan Antonio Pérez Bencomo y Rodríguez Montano y doña Tomasa Hernández Rodríguez. Dos días después fue bautizado en la iglesia de San Juan Degollado por el párroco propio don Antonio Rodríguez Torres, su tío abuelo (conocido como el “Cura Viejo”); se le puso por nombre “Nicolás Antonio” y actuó como madrina doña Rosalía Rodríguez Torres y García, natural y vecina de Güímar, prima hermana de su madre. Fue el sexto de once hermanos…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-NICOLÁS PÉREZ HERNÁNDEZ

Güímar: Fray José Antonio de Castro (1788-1851), sacerdote, presentado y maestro dominico, lector, regente, provisor de estudios y prior convento de Estudios Generales de San Pedro Mártir de Las Palmas, y catedrático del Seminario Diocesano

Fray José Antonio de Castro     Hijo de un humilde artesano, fray José de Castro llegó a ser una figura de prestigio en la Orden de Predicadores, pues, tras profesar en el convento de Güímar y ordenarse de presbítero, se dedicó casi por entero a la docencia. Así, en el convento de Estudios Generales de San Pedro Mártir de Las Palmas desempeñó, sucesivamente, los cargos de lector de Artes y de Teología, maestro de Filosofía y de Teología, regente y provisor de estudios, prior, misionero del Santísimo Rosario, etc. Además, desempeñó la Cátedra de Teología en el Seminario de la Diócesis de Canaria. Sus méritos no pasaron desapercibidos a sus superiores, por lo que se le concedió el título de “Presentado”, se le nombró misionero apostólico para las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura y, finalmente, se le confirió el título de “Maestro” de su Orden.

     Nació en la calle Tafetana de Güímar el 28 de marzo de 1788, siendo hijo de don Tomás de Castro Perdomo y doña Josefa Petra Martín de Castro y Belllo. Tres días después fue bautizado en la iglesia parroquial matriz del Apóstol San Pedro por el presbítero don Agustín Antonio Núñez, con licencia del beneficiado don Pedro José de Acosta y Abad; se le puso por nombre “José Antonio” y actuó como padrino don Domingo Hernández Santiago…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRAY JOSÉ ANTONIO DE CASTRO

Los cementerios de Vilaflor de Chasna

Vilaflor-cementerios     La iglesia parroquial de San Pedro Apóstol de Vilaflor sería el primer recinto utilizado para dar sepultura a los vecinos de la amplia comarca de Chasna; ya existía como ermita en 1533 y en ella se estableció en 1560 el beneficio de Abona, por lo que en él fueron enterrados inicialmente todos los vecinos de la amplia jurisdicción, que incluía a los actuales términos de Vilaflor, Arona, San Miguel de Abona, Granadilla de Abona y Arico, reduciéndose al primero de ellos, tras la sucesiva segregación de los restantes. A dicho templo se unió luego el convento agustino de Vilaflor, fundado en 1613, cuya capilla mayor se construyó en 1624, momento en el que fue dedicado a San Juan Bautista; en él recibirían sepultura muchos vecinos de la comarca de Chasna, en su mayoría de las principales familias que así lo disponían en sus testamentos. Esporádicamente, algunos vecinos también fueron enterrados en las ermitas que se fueron construyendo en tan extensa jurisdicción, sobre todo con motivo de epidemias o cuando el estado de los cadáveres no permitía su traslado hasta la cabecera del término. En dichos recintos continuaron siendo enterrados los chasneros hasta el segundo tercio del siglo XIX.

     A pesar de la Real Orden dictada en 1787 por el Rey Carlos III, que prohibía el enterramiento en las iglesias por motivos de salubridad, en la mayoría de los pueblos del Sur las inhumaciones continuaron llevándose a cabo en los templos parroquiales. Luego, tras constituirse definitivamente los ayuntamientos constitucionales en 1835, fue creciendo la preocupación de las autoridades para que los enterramientos se efectuasen por motivos de salud pública en recintos situados en las afueras de las poblaciones, con el fin de evitar la propagación de epidemias.

     Pero por falta de fondos para construir un cementerio en las afueras del pueblo, el Ayuntamiento de Vilaflor solicitó al Estado la cesión de la capilla mayor o iglesia del extinguido convento agustino para su uso como cementerio provisional del municipio; atendiendo a dicha petición, el 20 de mayo de 1837 el antiguo templo comenzó a ser utilizado como recinto funerario y continuó en funcionamiento durante 64 años, a pesar de su mal estado y ubicación en el centro de la población. Finalmente, en 1898 se abrió el expediente definitivo para la construcción del actual cementerio municipal, obra tan necesaria para la salubridad pública, a iniciativa de don Arturo Ballester, con el apoyo decidido del alcalde y la mayoría del vecindario; fue bendecido el 7 de noviembre de 1901, el mismo día en que se clausuró el anterior, por el cura ecónomo don Juan Elías Hernández…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-CEMENTERIO DE VILAFLOR

Güímar: Don José Gómez Castro (1912-1995), sargento de Ingenieros y Automovilismo, gerente de COASTE, secretario de COPLACA, delegado-director de la sucursal de la Caja Rural y primer teniente de alcalde

José Gómez Castro     Cursó estudios en el Instituto de Enseñanza Media y en la Escuela Politécnica de La Laguna. Prestó su servicio militar en Ingenieros, donde destacó por su habilidad en el Tiro; por entonces también obtuvo un premio de motorismo. Tras dos años dedicados a la agricultura de exportación, con motivo del inicio de la Guerra Civil fue nombrado subjefe local de las Milicias de Acción Ciudadana y enseguida fue movilizado en el mismo Grupo Mixto de Ingenieros, incorporándose a la compañía de Trasmisiones, de la que fue escribiente y en la que ascendió hasta sargento interino. Luego pasó al Parque de Automóviles de la Comandancia General de Canarias, del que fue nombrado secretario y sargento provisional. Una vez licenciado, trabajó como administrador de una empresa, Gerente de COASTE, secretario del Grupo de Plátanos de UTECO, secretario de COPLACA, directivo de comunidades de aguas y delegado-director de la sucursal de la Caja Rural; fue reconocido como “Cooperativista Ejemplar”. En el aspecto religioso, fue vicepresidente de la Adoración Nocturna, hermano mayor de la Hermandad del Santísimo Sacramento, padrino de la imagen de Santo Tomás de Aquino, adquirida para la iglesia de Santo Domingo, y promotor de la nueva Capilla de San Pedro Abajo, para la que donó el solar junto a sus hermanos y en la que actuó como mayordomo, estando encargado de sus fiestas. Finalmente, en la actividad política y social, fue primer teniente de alcalde de Güímar, tesorero fundador del Colegio “San Pedro Apóstol” de Segunda Enseñanza y socio fundador de Radio Club Tenerife.

     Nació en La Medida (Güímar) el 11 de diciembre de 1912, siendo hijo de don Francisco José Gómez García, natural de la ciudad de La Laguna, y de doña María del Carmen Castro Díaz, que lo era de dicho pago. Pocos días después recibió el bautismo en la iglesia parroquial de Santo Domingo de la ciudad de los Adelantados; se le puso por nombre “José Martín” y actuó como padrino el ilustre político sureño don Martín Rodríguez y Díaz‑Llanos…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ GÓMEZ CASTRO

Candelaria: Doña Eufrasia Delgado (1842-1930), primera maestra titulada nacida en Candelaria, interina en la escuela de niñas y costurera de la parroquia de Santa Ana

Eufrasia Delgado     Nuestra biografiada creció en el seno de una familia muy humilde de Candelaria, lo que la obligó a trabajar desde muy joven como costurera de la parroquia de Santa Ana. De forma privada comenzó a estudiar y, gracias a ello, logró el nombramiento de maestra interina de la escuela de niñas de su pueblo natal. Mientras la regentaba, pudo obtener en la Escuela Normal de Maestras de La Laguna el título de Maestra Elemental de Primera Enseñanza, como alumna libre, lo que le permitió continuar al frente de dicha escuela durante 11 años, hasta que fue provista en propiedad. Fue la primera maestra titulada nacida en Candelaria. El resto de su larga vida continuó dedicada a las labores domésticas, tanto en su casa como en la citada parroquia.

    Nació en Candelaria el 13 de febrero de 1842, siendo hija de doña Leonor de los Dolores Delgado. Tres días después fue bautizada en la iglesia parroquial de Santa Ana por el párroco propio don Juan Núñez del Castillo; se le puso por nombre “Eufrasia María de Candelaria” y actuó como madrina doña Antonia Mallorquín Garza, de la misma vecindad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-EUFRASIA DELGADO

La Federación Obrera Comarcal de Fasnia durante la II República Española (1931-1936)

Fasnia-La Zarza-2     La proclamación de la II República supuso un revulsivo político, tanto en Fasnia como en todo el territorio nacional. Por ello, en 1931 se constituyó una Federación Obrera comarcal de ambos sexos, en La Zarza, así como el nuevo Comité local del Partido Republicano Tinerfeño y la Agrupación Socialista Obrera; en 1933 la Agrupación local del Partido Republicano Radical Socialista de Fasnia; y en 1934 el Comité local de Acción Popular Agraria. Además, se constituirían cinco casinos o sociedades recreativas progresistas, en los distintos núcleos de población del municipio: la Sociedad Cultural “1º de Febrero” de Fasnia (1928-1936), que fue la más antigua y de mayor duración; la Sociedad Unión Cultural “1º de Mayo” de La Zarza (1932-1936); la Sociedad “Unión Agrícola” (1932-1936) y la Sociedad “El Porvenir” (1934-1936) de Sabina Alta; y la Sociedad “Unión Club” de La Sombrera (1935-1936), la de trayectoria más corta. Pero la Guerra Civil acabó con la existencia de todas ellas, siguiendo, como en tantas otras cosas, un vacío cultural de varias décadas.

     El presente artículo está dedicado a la Federación Obrera comarcal de este municipio, que fue fundada en agosto de 1931, clausurada temporalmente a finales de 1934, reorganizada en marzo de 1936 y disuelta en julio de ese mismo año. Tuvo su sede en La Zarza, estuvo controlada por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y llegó a contar con 40 afiliados…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FEDERACIÓN OBRERA-FASNIA

Granadilla de Abona: Don Pablo Pícar y Reyes (1820-1887), tambor mayor, comandante graduado de Milicias, tabernero, elector contribuyente y propietario

Pablo Pícar Reyes     Como tantos otros canarios de su época, a pesar de su origen humilde don Pablo Pícar y Reyes supo abrirse camino en las Milicias Canarias, gracias a su tesón, honradez y cumplimiento en el servicio. Así, tras ingresar como tambor del Batallón de Abona, con tan solo 14 años, logró ascender a cabo de tambores y a tambor mayor, empleo este último que desempeñó durante 26 años; luego pasó a sargento 1º, empleo desde el que obtuvo distintos ascensos hasta llegar a capitán de Milicias. En recompensa a sus méritos fue agraciado con las Cruces de primera clase y sencilla del Mérito Militar, así como el grado de comandante de Milicias al obtener el retiro, habiendo estado movilizado en la plana mayor de los distintos batallones en los que sirvió durante la mayor parte de los 45 años de su vida militar. Además, regentó una taberna, fue elector contribuyente y destacado propietario.

     El Sr. Pícar vivió casi siempre en La Laguna, donde nacieron sus diez hijos, frutos de dos enlaces matrimoniales. Uno de ellos fue el célebre y polifacético don Manuel Pícar Morales, agrimensor y perito tasador de tierras, capitán de Infantería retirado con el empleo honorífico de comandante, además de notable artista, escultor, pintor, periodista y escritor; profesor de dibujo y pintura en Santa Cruz de Tenerife, secretario de la Sociedad Filatélica de dicha capital, autor de varios libros, cronista oficial de Teror, etc.

     Nuestro biografiado nació en Granadilla de Abona el 25 de enero de 1820, siendo hijo de don Felipe Hernández Pícar y doña María Reyes Afonso. Dos días después fue bautizado en la iglesia parroquial de San Antonio de Padua por el franciscano fray Pedro Linares, con licencia del Dr. don Isidoro Rivero Peraza y Ayala, párroco encargado y deán de la Catedral de La Laguna; se le puso el nombre “Pablo” y actuó como madrina doña María González, de dicha vecindad…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PABLO PÍCAR REYES

Santiago del Teide: Don Bartolomé García de Barrios (1719-?), medianero, cerero, tazmiero, escribiente, sacristán, notario público eclesiástico y alcalde mayor de la Villa de Santiago

Bartolomé García-Santiago     Nuestro biografiado se inició como labrador medianero del Señor del Valle, del que se ganó el afecto, hasta el punto de que lo nombró alcalde mayor de la Villa. Además, ejerció los prestigiosos oficios de cerero y tazmiero; se inició como escribiente y ocupó dos empleos en la parroquia de San Fernando Rey, el de sacristán y el de notario público eclesiástico, este último durante muchos años.

     Nació en el pago de Tamaimo el 1 de septiembre de 1719, siendo hijo de don Bartolomé García y doña Beatriz de Barrios. El 6 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia de San Fernando de la Villa de Santiago por el párroco don Juan de Belasco y Barrios Encinoso; se le puso por nombre de “Bartolomé” y actuó como padrino don Simón González…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-BARTOLOMÉ GARCIA DE BARRIOS