Los visitantes ilustres de la Basílica de la Virgen de Candelaria (1959-2015)

Visitantes Basílica

     Una de las tareas más curiosas, de las muchas que desarrollan los religiosos dominicos de Candelaria, consiste en atender a los visitantes y peregrinos que acuden diariamente al Santuario de la Virgen y, precisamente, éstos no son pocos. Aparte de los isleños, no cabe ninguna duda de que la inmensa mayoría de los turistas o visitantes oficiales que vienen a la isla de Tenerife tienen a la Basílica de Candelaria entre los lugares que no pueden dejar de visitar. Ello se debe, sobre todo, a que alberga a la Patrona de Canarias, pero también influye en esta elección la belleza del edificio diseñado por Marrero Regalado, que fue inaugurado y consagrado en 1959, así como las valiosas pinturas que alberga en su interior y el inmediato museo de los dominicos, además de los indudables valores escénicos y patrimoniales de ese entorno candelariero, en el que podemos destacar el Convento anexo, la cercana Cueva de San Blas, la Casa de Apeo (antiguo Ayuntamiento), la iglesia parroquial de Santa Ana y las casas canarias del barrio que la rodea, el conjunto escultórico de los Menceyes, etc. Por ello, no es de extrañar que casi todos los visitantes ilustres (reyes -entre ellos los de España-, príncipes -como los de Asturias-, jefes de estado o de gobierno, así como los más destacados personajes de la Iglesia, la Milicia, la Política, el Deporte, el Arte, la Cultura, etc.) que en el último medio siglo han llegado a la isla, han visitado con devoción o por lo menos con respeto y admiración este emblemático edificio.

     Gracias a la prensa insular, así como a la revista Radar Isleño, órgano informativo de la Basílica de Ntra. Sra. de Candelaria, que vio la luz entre mayo de 1962 y noviembre de 1965, a los dos libros de visitas que se conservan en el archivo del Convento dominico, que abarcan desde 1973 hasta la actualidad, y al gabinete de prensa del Ayuntamiento, conocemos a muchos de los visitantes ilustres que han acudido a este venerado santuario para rendir culto a la Patrona de Canarias en los últimos 56 años, a los que vamos a dedicar este artículo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-VISITANTES ILUSTRES DE LA BASÍLICA-CANDELARIA

Arico: Don Antonio Martín Bautista (1809-1893), párroco de Chipude, cura servidor del Realejo Alto, párroco propio de Arico durante 39 años, capellán castrense y pintor de retablos

Antonio Martín Bautista     Este artículo está dedicado a un sacerdote realejero que hasta el presente ostenta el récord de permanencia al frente de la parroquia de San Juan Bautista de Arico. Estuvo adscrito a las parroquias de La Orotava; luego desarrolló su labor ministerial durante dos años como párroco propio de Chipude, donde cesó al obtener licencia para trasladarse a la Península; posteriormente se integró en la parroquia del Realejo Alto, a cuyo frente estuvo durante cinco años como beneficiado servidor. Finalmente, pasó como cura ecónomo a la parroquia de Arico, que luego obtuvo en propiedad y de la que también fue mayordomo de fábrica; en ella desarrolló una brillante labor pastoral durante casi cuatro décadas y hasta su muerte. En ese largo período dio rienda suelta a su vocación artística, pintando varios retablos de su iglesia parroquial, así como la urna del Cristo Difunto, y haciendo notables mejoras en dicho templo, en el que aumentó considerablemente los objetos de culto. Además, fue nombrado capellán de las Milicias de Arico y Fasnia, aunque solo permaneció en el cargo durante cuatro meses; y recibió el título de mayordomo de la Cofradía de Ntra. Sra. de Abona. Asimismo, fue propietario, elector contribuyente e interventor electoral.

     Nació en el pago de Tigaiga (Realejo Bajo) el 5 de diciembre de 1809, siendo hijo de don Domingo Martín (Bautista) de León y doña Narcisa López de Santiago y (Abreu) Bencomo, naturales y vecinos del mismo pueblo y ella oriunda del Realejo Alto. Seis días después fue bautizado en la iglesia de Ntra. Sra. de la Concepción por el beneficiado servidor don Cristóbal Pérez Pagés y Barrios; se le puso por nombre “Antonio Francisco de la Concepción” y actuó como padrino don Antonio Lercaro y Ponte, vecino de la Villa de La Orotava…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANTONIO MARTÍN BAUTISTA

Güímar: Don Aníbal Hernández Díaz (1908-1972), directivo fundador de la Sociedad Cultural “El Porvenir”, de la Agrupación Socialista Obrera y del “Casino Escobonal”, corresponsal de La Prensa, primer presidente del “C.L. Benchomo” y árbitro de lucha canaria

Aníbal Hernández Díaz     Este artículo está dedicado a un escobonalero inquieto y polifacético, quien después de emigrar a Cuba en dos ocasiones se estableció en su pueblo natal, en el que dio rienda suelta a sus inquietudes culturales, sociales y políticas. Por ello, fue socio fundador, tesorero, vicesecretario y secretario de la Sociedad Cultural “El Porvenir” de El Escobonal; figuró entre los fundadores de la Agrupación Socialista Obrera del Escobonal, de la que fue secretario de la mesa de discusión; y actuó como corresponsal de La Prensa en dicho pueblo. Tras el paréntesis de la Guerra Civil continuó dando rienda suelta a su compromiso social, pues fue secretario fundador del “Casino Escobonal”, así como primer presidente del equipo de lucha de dicho pueblo; también se colegió y actuó como árbitro de lucha canaria. Desde el punto de vista profesional, trabajó como agricultor, estando luego encargado de un empaquetado y de un almacén de papas, y posteriormente ejerció como corredor de fincas; estuvo empleado en Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife, donde murió.

     Nació en El Escobonal (Güímar) el 29 de marzo de 1908, a las diez de la noche, siendo hijo de don Juan Hernández Díaz, natural de Fasnia y oriundo por su padre de la Villa de La Orotava, y de doña Rosa Díaz Yanes, que lo era del citado pago. El 25 de abril inmediato fue bautizado en la iglesia de San Joaquín de Fasnia por el cura regente don José Batista y Cabrera, quien también era capellán de la ermita de San José de El Escobonal; se le puso por nombre “Aníbal Juan” y actuaron como padrinos don Telesforo Hernández Rodríguez, soltero, y su hermana doña María de la Candelaria Hernández Rodríguez, casada, naturales y vecinos del caserío de Aguerche (El Escobonal)…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANÍBAL HERNÁNDEZ DÍAZ

El Juzgado Municipal y el Registro Civil de Fasnia (1871-1946): jueces, fiscales y secretarios

Fasnia-Juzgado Municipal     En un artículo anterior ya nos ocupamos del primer Juzgado de Paz de Fasnia (1855-1870) y en éste vamos a recordar el Juzgado Municipal que sucedió al anterior y que se mantuvo durante 75 años, de 1871 a 1946, asumiendo la competencia del Registro Civil de la localidad, creado también en 1870, al igual que la nueva figura del fiscal municipal. En este período, existieron 20 jueces municipales titulares y 18 fiscales municipales, además de otros tantos suplentes, así como 9 secretarios (titulares o interinos), sin contar numerosos “acompañados”. Es normal que muchos de los jueces y fiscales que alcanzaron la titularidad fuesen con anterioridad suplentes, pero llama la atención que varios de ellos ostentasen dos de dichos cargos, pues fueron jueces y fiscales o jueces y secretarios del Juzgado. También resulta llamativo que ninguna mujer desempeñase esos cargos.

     Los seis hombres que más tiempo estuvieron al frente del Juzgado fueron: don Antonio Cruz González (durante 9 años, en tres etapas distintas), don Genaro Esquivel Rodríguez (durante 8 años, en dos períodos diferentes), don Germán García Marrero (durante casi 8 años consecutivos), don Antonio Peña Marrero (que estuvo un año como suplente y casi 7 como titula), don José García Rodríguez (durante 6 años consecutivos, aunque parte de ellos fue sustituido por sus suplentes) y don Francisco Delgado y Díaz Flores, el primer juez municipal (durante más de cuatro años y medio). De los fiscales titulares, los que ejercieron durante más tiempo fueron: don Juan Fumero Rodríguez (por lo menos 8 años), don José Antonio García (por lo menos 5 años), don Juan Antonio Díaz Delgado (por lo menos 5 años) y don Martín Díaz Flores (4 años y medio, aunque luego continuó como fiscal de paz). Con respecto a los secretarios, el récord de permanencia lo ostentó don Jorge Esquivel Díaz, con 38 años, al que siguieron: don Genaro Esquivel Rodríguez (casi 10 años, en tres etapas), don Cleto Hernández García (más de 9 años y medio, en dos etapas) y don Antonio Expósito Bodria (3 años). Llama la atención que ninguna mujer ocupase dichos cargos.

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUZGADO MUNICIPAL DE FASNIA

El Rosario-Candelaria: Don Luis Francisco de Castro Núñez (1676-1750), capitán de Milicias, partidor de bienes y mayordomo de fábrica de la parroquia de Candelaria

Barranco Hondo-banda de allá-terrestre     Dedicado profesionalmente a la agricultura, nuestro biografiado también siguió la carrera militar, en la que ascendió desde alférez hasta capitán de Milicias, con lo que fue en su época el oficial de mayor graduación residente en el término de Candelaria. También actuó como partidor de tierras y bienes, siendo muy probable que desempeñase otros cargos, que de momento desconocemos. Además, como persona profundamente creyente, fue nombrado mayordomo de fábrica de la parroquia de Santa Ana de Candelaria, cargo que desempeñó durante casi cuatro años; fue cofundador de una capellanía, junto con su esposa y sus hermanos; y donó  un tributo a la parroquia de San Pedro Apóstol de Güímar.

     Nació en el pago de Barranco Hondo, probablemente en la “Banda de Allá”, el 19 de agosto de 1676, siendo hijo de don Manuel Francisco Núñez, natural de Arafo, y de doña María Pérez. Tres días después fue bautizado en la iglesia de Santa Ana de Candelaria por fray Alonso de Aguiar, de la Orden de Predicadores, con licencia del beneficiado de dicha parroquial y de la de San Pedro de Güímar don Bartolomé Pérez Sutil; se le puso por nombre “Luis” y actuaron como padrinos don Juan Lorenzo y doña Lorenza María, “vs. deste beneficio”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-LUIS FRANCISCO DE CASTRO NÚÑEZ

Vilaflor de Chasna-Arona: Don José Domínguez de la Sierra (1686-1759), colono fundador, regidor fiel ejecutor y depositario general del Cabildo de Montevideo, donde da nombre a una calle

Arona 1890-1895     Como ocurrió en todas las islas, un importante número de chasneros pasaron a América, donde algunos de ellos alcanzaron una privilegiada posición económica o social. Este fue el caso de don José Domínguez de la Sierra, quien figuró entre los colonos fundadores de Montevideo, ciudad en la que llegó a ser un rico propietario ganadero y desempeñó varios cargos de relieve: soldado de Caballos Corazas Españolas, regidor fiel ejecutor y depositario general del Cabildo de la capital uruguaya, donde hoy da nombre a una calle. De él se han ocupado varios investigadores canarios, entre otros, Elfidio Alonso, el investigador chasnero Nelson Díaz Frías y Alejandro Cioranescu.

     Nació en el entonces pago de Arona el 12 de octubre de 1686, siendo hijo de don Pedro de la Sierra García y doña Feliciana Domínguez García. El 27 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia parroquial matriz de San Pedro Apóstol de Vilaflor, a cuya jurisdicción pertenecía por entonces dicho lugar, por el beneficiado don Matías Ruiz Alfonso; se le puso el nombre de “José” y actuó como padrino el capitán don Pedro Domínguez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JOSÉ DOMÍNGUEZ DE LA SIERRA

Los sucesivos quioscos que para uso musical han existido en la plaza de San Juan de la villa de Arafo

Arafo-Antiguas-015     En este artículo nos vamos a centrar en las reformas que ha sufrido la plaza de San Juan y, sobre todo, en los distintos quioscos o templetes construidos en ella para que tocasen las bandas de música y las orquestas de baile. Como adelanto, se debe destacar que, desde comienzos del siglo XX, en este recinto han existido cuatro quioscos sucesivos, inaugurados en 1903, 1926, 1958 y 1991, respectivamente. La utilización del segundo de ellos desató una agria polémica entre las dos bandas de Arafo, que duró seis años y se vino a resolver en 1931, al renunciar la Sociedad Filarmónica “Nivaria” a los derechos que tenía sobre el mismo.

     La primitiva plaza de San Juan fue una explanada de tierra situada delante del templo parroquial, que fue pavimentada con las mismas losas que se emplearon en el piso de la iglesia. Éste fue el escenario en el que se eligió el 3 de enero de 1798 al primer Ayuntamiento de la localidad, en el que don Felipe Marrero resultó proclamado alcalde real. Pero la primera noticia del acondicionamiento de este recinto data del año 1863, pues en un Pleno celebrado por el Ayuntamiento de Arafo el 3 de enero de 1864 se comentó que “queda por concluir parte de la plaza de este pueblo”. Luego se allanaron y condicionaron como plaza principal las huertas que en el pasado pertenecían a la parroquia, situadas en un lateral de ésta, espacio que fue conocido como la “alameda de la Plaza de San Juan”…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-QUIOSCOS DE LA PLAZA DE SAN JUAN-ARAFO

Güímar: Don Antonio Rafael Batista Cruz (1926-1956), alférez de complemento de Infantería, farmacéutico, analista, profesor de Matemáticas y concejal del Ayuntamiento de Güímar

Antonio Rafael Batista Cruz     Tras superar el primer año de Ingeniería Agrónoma en Madrid, en la misma capital cursó brillantemente la carrera de Farmacia y obtuvo el título de inspector farmacéutico. Simultáneamente prestó su servicio militar en la Milicia Universitaria (I.P.S.), en la que alcanzó el empleo de alférez de complemento de Infantería. Un año después de acabar su carrera abrió en Güímar la Farmacia Batista, en la que también hacía análisis y ejercía como inspector farmacéutico municipal, a la vez que atendía las cuantiosas propiedades agrícolas de la familia. Fue, además, profesor sustituto de Matemáticas en los Colegios “Santo Domingo” y “San Pedro” de Güímar,  así como concejal del Ayuntamiento de la entonces villa, en la que falleció cuando contaba tan solo 30 años de edad.

     Nació en Güímar el 27 de marzo de 1926, siendo hijo de don Andrés Batista y Batista y doña María Cruz García, naturales de Arafo. El 26 de abril inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el cura ecónomo don Rafael Cabrera y González, Lcdo. en Sagrada Teología; se le puso por nombre “Antonio Rafael” y actuó como madrina su abuela materna, doña Rafaela García Rodríguez…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANTONIO RAFAEL BATISTA CRUZ

Vilaflor de Chasna: Don Eduardo González y Sánchez (1814-1869), comandante graduado de Milicias, sargento mayor interino del Batallón de Lanzarote y caballero de San Hermenegildo

Eduardo González Sánchez     Después de establecido en Lanzarote y llevado por una larga tradición familiar, don Eduardo González Sánchez siguió la carrera militar, ascendiendo desde cadete hasta capitán de Milicias. Desempeñó en varias ocasiones las comisiones de depositario, sargento mayor y encargado de la oficina del Detall del Batallón Ligero Provincial de Lanzarote nº 6 de Canarias, en el que transcurrió toda su vida profesional, así como las de comandante jefe accidental del mismo y gobernador militar accidental de dicha isla, cargos que ostentaba su padre en propiedad. En reconocimiento a sus méritos y servicios se le concedió el grado de comandante de Milicias y se le nombró Caballero de la Orden de San Hermenegildo.

     Nuestro biografiado nació en Vilaflor el 2 de octubre de 1814, siendo hijo del entonces subteniente don Agustín González Feo, natural de dicho lugar, y de doña Francisca Sánchez del Castillo, que lo era de la villa, puerto y plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife. El 10 de ese mismo mes fue bautizado en la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol por fray José Correa, presbítero de San Agustín, con licencia del beneficiado don Antonio Esteban Peraza y Ayala; se le puso por nombre “Eduardo Bartolomé Agustín María del Rosario” y actuó como padrino el capitán de Milicias don Bartolomé de Llarena y Monteverde, quien el día 4 de ese mismo mes había conferido su poder al capitán don Francisco José Feo, vecino de Chasna, ante el escribano público de la Villa de La Orotava, don José Domingo Perdomo…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-EDUARDO GONZÁLEZ SÁNCHEZ

Relación de párrocos del Arcángel San Miguel de San Miguel de Abona (1796-2015)

Foto San Miguel de Abona-2-recortada     Desde el punto de vista religioso, los vecinos establecidos en el actual término de San Miguel de Abona dependieron inicialmente del Beneficio de Taoro (La Orotava), hasta que por Real cédula dada en Toledo a 10 de abril de 1560 se creó el Beneficio de Abona o de Vilaflor, con sede en la iglesia de San Pedro Apóstol de dicha localidad. De éste dependieron los sanmigueleros hasta que por auto de 30 de marzo de 1796 se creó la parroquia del Arcángel San Miguel, segregada de la parroquia matriz de Vilaflor de Chasna, con sede en la antigua ermita que ya existía desde 1665. La jurisdicción de esta parroquia del Arcángel San Miguel se ha visto reducida en el siglo XX, al sufrir las segregaciones de cuatro nuevas parroquias: Inmaculado Corazón de María, en Aldea Blanca; Ntra. Sra. del Carmen, en Guargacho; San Esteban Mártir, en Las Zocas; y San Roque, en El Roque.

     En estos 219 años han regido la parroquia del Arcángel San Miguel un total de 48 sacerdotes, algunos en varias ocasiones diferentes. De ellos, sólo ocho la han regentado en propiedad, sirviéndola los restantes como curas ecónomos, servidores o encargados. El récord de permanencia lo ostenta don Francisco Guzmán y Cáceres, quien permaneció a su frente durante 30 años consecutivos, seguido por don Gerónimo Mora y Hernández (14 años), don Pedro Machado y Texera (más de 12 años), don Agustín Pérez Camacho (casi 12 años), don José Siverio Díaz (más de 11 años), don Francisco Jesús Hernández Hernández (11 años), don Miguel González Díaz (casi 10 años), don Norberto Álvarez González (más de 9 años y medio), don Manuel Hernández Reyes (unos 9 años y medio, en tres etapas), don Miguel Castro Sánchez (más de 7 años), don Clemente Hernández Alfonso (más de 7 años, en cinco etapas), don José Afonso de Armas (más de 6 años), don José Flores Ghobber (más de 6 años) y don Roberto Darias Herrera (6 años). Con respecto al lugar de nacimiento, seis han nacido en el municipio de San Miguel de Abona: don Juan García Alfonso, don Clemente Hernández Alfonso, don Manuel Hernández Reyes, don Tomás Gómez Quintero, don Miguel González Díaz y don Antonio González León. Del resto, otros 7 proceden del Sur de Tenerife…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PÁRROCOS DE SAN MIGUEL DE ABONA