Vilaflor: Fray José García Correa (1764-1826), predicador general agustino, suprior y prior del Convento de Chasna, teniente de párroco de Vilaflor, visitador y sacerdote secularizado

Vilaflor-U.Ahlers-CRPB-3     Nuestro biografiado creció en el seno de una familia humilde, que luego llegó a tener cierto protagonismo en el pueblo de Vilaflor. Tras ingresar en la Orden de San Agustín, se ordenó de presbítero y obtuvo el título de predicador general. Desempeñó los cargos de suprior y prior del Convento de San Juan Bautista de Chasna, que simultaneó con el de teniente de párroco de San Pedro Apóstol de Vilaflor y con su actuación como visitador de la parroquia de San Miguel de Abona. Con motivo de la primera desamortización solicitó y obtuvo la secularización, permaneciendo hasta el final de su vida como sacerdote secularizado.

     Nació en Vilaflor el 29 de julio de 1764, siendo hijo de don José García Correa y Carrillo y doña María Sebastiana García de Morales. El 4 de agosto inmediato fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por el presbítero don Agustín Lorenzo Viera, con licencia del venerable beneficia­do don Jacinto Guzmán y Espinosa; se le puso por nombre “José Antonio” y actuaron como padrinos don Manuel de León y doña Bárbara de Frías…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRAY JOSÉ GARCÍA CORREA

La Sociedad “Unión Cultural 1º de Mayo” de La Zarza -Fasnia- (1932-1936)

lazarza-vistas-1     Como ya señalamos en un artículo anterior, durante la II República llegaron a coexistir en el municipio de Fasnia cinco casinos o sociedades de recreativas: la Sociedad Cultural “1º de Febrero” de Fasnia (1928-1936), que fue la más antigua y de mayor duración; la Sociedad “Unión Cultural 1º de Mayo” de La Zarza (1932-1936); las Sociedades “Unión Agrícola” (1932-1936) y “El Porvenir” (1934-1936), ambas de Sabina Alta; y la Sociedad “Unión Club” de La Sombrera (1935-1936), la de trayectoria más corta. Pero la Guerra Civil acabó con la existencia de todas ellas, siguiendo, como en tantas otras cosas, un vacío cultural de varias décadas.

     En este artículo nos vamos a centrar en la Sociedad “Unión Cultural 1º de Mayo” de La Zarza. Con fines fundamentalmente culturales, fue fundada a comienzos del año 1932 y el 10 de febrero inmediato quedó inscrita oficialmente en el libro de Registro de Asociaciones del Gobierno Civil de la provincia, con lo que quedaba legalizada. Desgraciadamente, poseemos poca información de la actividad desarrollada por este casino, el único que ha existido en este barrio, en sus cuatro años y medio de vida. No obstante, gracias a la prensa de la época poseemos algunos datos, que nos permiten tener una idea de su trayectoria cultural y recreativa…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-SOCIEDAD CULTURAL 1º DE MAYO

Güímar: Don Miguel Reyes Bethencourt (1931-2008), comerciante, subdirector de la Banda de Música de Güímar, voz solista de los “Amigos del Arte” y Medalla de Bronce de Güímar

migul_reyes_07     Conocido comerciante en su ciudad natal, fue propietario de una popular tienda de comestibles y luego de un supermercado. Pero, sobre todo, destacó en la faceta musical como trompetista y tenor. Perteneció a dos orquestas y a la Banda de Música de Güímar, a ésta durante 55 años, 24 de ellos como subdirector; también destacó como voz solista de la Agrupación vocal e instrumental “Amigos del Arte”, de la que formó parte durante más de medio siglo, y componente de “Los Fregolinos” durante dos años. Además, a lo largo de toda su vida fue un profundo devoto de la Virgen del Socorro, lo que mereció la concesión de dos Guanches de Plata y la Medalla de la Virgen. Al final de su vida fue distinguido con el primer Pentagrama de Honor del Coro “Miguel Castillo”, el Premio “Herold Domingo Díaz Martín” de la Agrupación “Amigos del Arte” y la Medalla de Bronce de Güímar, concedida por el Ayuntamiento de dicha ciudad.

       Don Miguel Reyes Bethencourt, “Miguelito” para sus amigos, nació en la casa familiar de la Plaza de San Pedro de Güímar el 29 de septiembre de 1931, a las cuatro de la madrugada, siendo hijo de don Andrés Reyes Ledesma y doña Carmen Bethencourt Pérez. El 20 de noviembre de ese mismo año fue bautizado en la iglesia de San Pedro Apóstol por don Domingo Pérez Cáceres, por entonces beneficiado propio de dicha parroquia y arcipreste del partido, y actuaron como padrinos don Miguel Cuesta y doña Carlota Martín.

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-MIGUEL REYES BETHENCOURT

Arico: Don Antonio Peraza y Mejías (1804-1887), comandante graduado de Milicias, comandante de armas de Arico y mayordomo de la ermita de Abona

Arico-casa Peraza     Este artículo está dedicado a un ilustre personaje sureño, cuya vida transcurrió íntegramente en su Arico natal. Al igual que sus antepasados fue un destacado militar que ascendió desde cadete hasta capitán de Milicias, empleo con el que desempeñó durante algún tiempo la Mayoría y la primera Comandancia del Regimiento Provincial de Abona, retirándose con el sobregrado de comandante. Heredó de su padre varias vinculaciones y la Mayordomía de la ermita de las Mercedes de Abona, que ostentaba cuando ésta sufrió el incendio que la destruyó en 1835. Además, desarrolló una incipiente actividad política como miembro del Comité Republicano de Arico.

     Nació en Arico el Nuevo el 5 de septiembre de 1804, siendo hijo del capitán graduado don Francisco Basilio Peraza y Ayala, natural de Granadilla de Abona, y de doña Bárbara Luisa Mejías y Torres, que lo era del mencionado Arico. Cinco días después recibió el bautismo en la iglesia de San Juan Bautista, de manos de fray Nicolás Peraza y Ayala, predicador jubilado y guardián del convento franciscano de Granadilla, con licencia del cura párroco propio don Francisco García y Castillo; se le puso por nombre “Antonio Esteban Francisco” y actuó como padrino su tío don Fernando Peraza y Ayala, vecino del citado pueblo de Granadilla de Abona. Fue el mayor de ocho hermanos…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-ANTONIO PERAZA MEJÍAS