Arona: Don Eugenio Domínguez Alfonso (1846-1898), capitán de Milicias, comandante de armas, concejal y rico propietario

     Además de ser uno de los propietarios más ricos de Arona, continuó la tradición militar de la familia y alcanzó el empleo de capitán de las Milicias Provinciales; como tal fue comandante de armas de Adeje y Arona,  ayudante y jefe del Detall interino de su Batallón. También fue capitán de la Milicia Nacional de Arona, miembro de la Junta Municipal y concejal de su Ayuntamiento.

     Este ilustre personaje nació en el pueblo de Arona el 28 de agosto de 1846, siendo hijo de don Antonio Francisco Domínguez Villarreal y de doña Josefa Alfonso y Feo, natural ésta de San Miguel. Dos días después recibió el bautismo en la iglesia de San Antonio Abad de manos del párroco don Miguel Rodríguez Guillama, quien le impuso los nombres “Eugenio Antonio de San Juan”, habiendo sido padrino el teniente don José Medina Domínguez, vecino de dicho lugar…

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-EUGENIO DOMÍNGUEZ ALFONSO

Un siglo de devoción a la Virgen María Auxiliadora en la Villa de Arafo (1907-2007)

    La bellísima imagen de la Virgen María Auxiliadora llegó a la Villa de Arafo en 1907, siendo recibida con entusiasmo por el pueblo y bendecida solemnemente el 27 de agosto por el cura párroco don Hildebrando Reboso, en el transcurso de las Fiestas Patronales de dicho año, actuando como padrinos el citado alcalde don Tomás de Mesa y su esposa doña Eloísa Ferrera; en dicho acto destacó la intervención del Padre Martel, de la Congregación Misionera, en su última actuación en Tenerife.

      Desde entonces, en Arafo se venera con fe a María Auxiliadora, pues no en vano ésta fue la primera localidad canaria que acogió tal advocación de la Virgen. Los araferos acogieron con cariño a esta imagen, que se colocó inicialmente en uno de los altares laterales del templo parroquial. Tras su adquisición, el citado Anselmo Núñez le quiso construir una capilla en la Cruz del Llano, pero no llegó a hacerse realidad. No obstante, el párroco Reboso Ayala dedicó su larga vida a inculcar el amor por esta Virgen, que dejó como herencia a su sucesor, don Vicente Jorge Dorta, quien también regentó durante 53 años la Parroquia de San Juan Degollado…

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PROGRAMA_ARAFO-2007_Centenario Auxiliadora

Arico: Don Francisco Peraza y Pérez (1874-1904), abogado y notario público de La Laguna

Francisco Peraza Pérez-2     Recordamos en este artículo a un destacado hijo de Arico, que obtuvo el título de Bachiller en el Instituto de La Laguna y el de Licenciado en Derecho en la Universidades de Sevilla y Granada. Abogado en ejercicio, obtuvo por oposición la Notaría de La Laguna, que sólo desempeñó durante cuatro años por haberle sorprendido la muerte cuando sólo contaba 29 años de edad. Fue, además, secretario del Casino de La Laguna, subdelegado en Tenerife del Colegio Notarial de Las Palmas de Gran Canaria, socio transeúnte del Gabinete Literario de Las Palmas, y socio de número de la Asamblea española de la Cruz Roja y de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife. Definido políticamente, fue atacado cruelmente por sus enemigos, lo que debilitó su quebrantada salud y aceleró su muerte.

      Nació en el pago de Arico el Nuevo el 24 de abril de 1874, a las tres y media de la tarde, siendo hijo del teniente coronel graduado don Francisco Peraza y Mejías y doña María del Pilar Pérez y Martín. El 4 de mayo inmediato fue bautizado en la iglesia de San Juan Bautista del Lomo de Arico, por don Antonio Martín Bautista, párroco propio de la misma; se le puso por nombre “Francisco Marcos del Sacramento” y actuó como madrina doña Joaquina Méndez, casada y propietaria, natural del Puerto de la Orotava y vecina de dicho lugar…

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-FRANCISCO PERAZA PÉREZ

Apuntes para la historia de Barranco Hondo (Candelaria)

     En el presente artículo queremos recordar los principales acontecimientos y personajes que han conformado la historia de este pueblo, cuyos principales aspectos pensamos desarrollar en trabajos posteriores.

    En la toponimia de este lugar quedan vestigios de los guanches del menceyato de Goymar, de sus ritos y costumbres, como la “Cueva y Salto del Infierno” y “La Trojita”. Asimismo, entre los yacimientos aborígenes descubiertos destacan: el panteón dela Media Montaña, con restos de 160 personas que fueron a parar al Museo Municipal de Santa Cruz de Tenerife; y enla Cueva dela Arena (El Picacho) se encontró un sarcófago de tea, que permaneció durante años en el gabinete científico de la capital tinerfeña.

     Desde el siglo XVI comenzaron a establecerse en Barranco Hondo algunas familias aisladas, que a comienzos del siglo XVIII ya constituían un pequeño caserío, que fue creciendo en las proximidades del barranco que le da nombre, condicionado por la topografía y la pendiente. Sus habitantes se dedicaban por entonces, como en los dos siglos siguientes a la agricultura (alcanzando fama el pueblo por sus ricas frutas pasadas, tanto higos como porretas) y al pastoreo…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PROGRAMA_BARRANCO_HONDO-2008

Santiago del Teide: Don Bernardo Gorrín y Jiménez (1792-1876), párroco, arcipreste, juez eclesiástico y decano de los sacerdotes canarios

    En cinco siglos de historia, sólo una quincena de hijos del Valle de Santiago siguieron la carrera eclesiástica, ya fuese como clérigos seculares o como religiosos de distintas órdenes, e incluso algunos no perseveraron en ella. De todos ellos, destacan dos antiguos sacerdotes de la misma familia, nacidos en el pago de Tamaimo de dicha Villa, de uno de los cuales nos vamos a ocupar en el presente trabajo: don Bernardo Gorrín y Jiménez.

   Don Bernardo inició sus estudios eclesiásticos con los párrocos de su villa natal; luego cursó estudios en el Seminario Diocesano de Las Palmas de Gran Canaria y se ordenó de sacerdote gracias a un patronato vitalicio fundado por su padre. Después de ordenado ejerció como cura interino del Valle de Santiago, para establecerse luego en el convento y colegio agustino de San Julián de Garachico. En esta situación fue nombrado párroco propio y mayordomo de fábrica de la antigua parroquia de San Pedro de Daute, donde promovió un curioso intento de independencia de este núcleo; simultáneamente, recibió el nombramiento de arcipreste y juez eclesiástico del Partido de Garachico. Falleció siendo el decano de los sacerdotes canarios…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-BERNARDO GORRÍN JIMÉNEZ

Vilaflor: Don Juan Rodríguez Feo (1674-1770), capitán de Milicias, teniente coronel graduado de los Reales Ejércitos y caballero de la Orden de Santiago

     En este trabajo nos ocupamos de uno de los militares más destacados nacidos en el pueblo de Vilaflor, pues tras alcanzar el empleo de capitán de Milicias se le concedió la graduación de teniente coronel de los Reales Ejércitos y el título de caballero de la Orden de Santiago. Fue el fundador de la ilustre saga castrense de los Feo sureños, extendida luego por Los Realejos y San Miguel de Abona.

     Don Juan Rodríguez Feo nació en Vilaflor el 14 de agosto de 1674, siendo hijo de don Marcos Rodríguez Feo y de doña María Alonso, vecinos de dicho pueblo. El 26 de ese mismo mes recibió el bautismo en la iglesia parroquial matriz del Apóstol San Pedro, de manos del beneficiado Br. don Matías Ruiz Alfonso, y actuó como padrino don Juan de Lugo Navarrete, vecino de la Villa de La Orotava…

     En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-JUAN RODRÍGUEZ FEO

Antiguas familias de Agache (Güímar): Los Dorta

       A mediados del siglo XIX se estableció en Agache una familia que, al contrario de lo que sucedió con los Peraza, se multiplicó rápidamente, extendiéndose por toda la comarca e incluso saliéndose de ella; no obstante, el grueso de sus descendientes se mantiene todavía en los barrios de Lomo de Mena, La Medida y Pájara.

       Hacia 1826 nacía en San Miguel de Abona Pedro Dorta Mena, hijo de José Dorta, natural de Guía de Isora, y de María Catalina Mena, que lo era de San Miguel; recibió el bautismo en la parroquia del Arcángel San Miguel de dicha localidad y se le puso por nombre “Pedro Celestino”. Permaneció en su pueblo natal durante toda su infancia y juventud, y también en él contrajo matrimonio en 1848 con María Feliciana Delgado González, hija de Miguel Delgado Garaboto y de Jacinta González Navajas, naciendo allí su hijo primogénito.

       Buscando la posibilidad de mejorar su fortuna y el bienestar de los suyos, hacia 1845 se traslada toda la familia a nuestro municipio, eligiendo como lugar de asentamiento el Pago de Anocheza, por entonces considerablemente poblado; en este lugar nacerían los dos hijos siguientes. Sin embargo, diez años más tarde, en 1855, los “Dorta-Delgado” se trasladan de nuevo, esta vez en búsqueda de un lugar definitivo donde establecerse, y lo encuentran en el Pago de Lomo de Mena, donde nacerán los restantes miembros de la familia…

        En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo:

Artículo-PROGRAMA_MEDIDA-1988_Dorta

La Hermandad del Rosario y el “Señor de la Corona de Espinas” (Güímar)

       El año 2009 se dieron los primeros pasos para refundar la antigua Hermandad del Rosario, una de las más antiguas de Güímar y la más numerosa, que estuvo vinculada al Convento de Santo Domingo en Soriano mientras éste existió y luego a la parroquia de San Pedro Apóstol. Por ello vamos a dedicar este trabajo a dicho colectivo, que también tuvo un significativo protagonismo en la Semana Santa güimarera. Asimismo, vamos a recordar los orígenes de una de las imágenes más antiguas de ésta, el “Señor de la Corona de Espinas”, hoy conocida como “Señor de las Tribulaciones”, que se venera en Güímar desde 1782, primero en el convento dominico y luego en la iglesia de San Pedro, donde continúa.

       A comienzos de 1649, los vecinos de Güímar, con el apoyo de su beneficiado Juan Díaz de Lugo, solicitaron licencia al obispo de Canarias Francisco Sánchez de Villanueva para la fundación de un convento dominico, pues, al hallarse amenazadas casi constantemente por los moros las costas y playas de Candelaria (lo que obligaba a los religiosos a ausentarse con la Santa Imagen de la Virgen), les parecía muy oportuno fabricar en Güímar un convento que, estando en paraje tan inmediato y tan seguro, pudiese servir de pronto y decente asilo a la imagen de Ntra. Sra. de Candelaria en caso de rebato. Y el 8 de julio de dicho año, dicho prelado, después de consultar al Cabildo Catedral, emitió un decreto favorable a la construcción. Tras lo cual, la Orden de Predicadores envió a la Sagrada Congregación de Religiosos el expediente para su estudio y aprobación, que finalmente fue concedida por el Papa Urbano VIII. Así surgió el “Convento del Señor Santo Domingo en Soriano de Güímar”, que fue construido en terrenos del capitán Feliciano de Gallegos Espínola…

        En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo, que en el programa en el que fue publicado se vio deslucido, al eliminarse las fotografías que lo ilustraban:

Artículo-PROGRAMA_SEMANA_SANTA_GÜÍMAR-2010_Hermandad_Rosario

La construcción de la pista entre El Escobonal y El Tablado: una intensa lucha vecinal

       En la primera década del siglo XVI se establecieron en Agache varios hornos para la destilación de pez (brea o resina de los pinos), que se mantuvieron en funcionamiento hasta finales del siglo XVII. Además, a la anterior actividad se unió en esta comarca, hacia 1511, la explotación maderera, que fue una de las principales fuentes de riqueza de la isla. Tanto la producción de pez como la madera obtenida en Agache eran destinadas a la exportación, lo cual, junto a un grave retroceso a la masa forestal local produjo un notable impulso para el Puerto de Agache (posteriormente conocido por El Tablado), como punto comercial para la salida de dicha madera y para la venta e intercambio de la pez por otras mercancías. Simultáneamente se construyeron varios caminos que permitieron la conducción de dichos  productos desde el monte hasta la costa, arrastrados por animales, siendo cuatro los trazados en Agache, conocidos todos ellos con el nombre de “arrastraderos”.

      El más importante de los Arrastraderos de esta Comarca es el que parte desde El Bailadero y desciende por Las Lajas y la Morra de la Magdalena, bordeando el Barranco de Herques; pasa por Los Candales (cerca de Aguerche) y continúa por La Tirada y Cano, hasta concluir en el citado caserío de El Tablado, principal puerto de Agache, que debe su nombre precisamente a la acumulación de madera que en él se producía con destino a la exportación. A pesar de que éste era un mero camino de herradura, utilizable solo por peatones y caballerías, fue la principal vía de comunicación con el exterior hasta finales del siglo XIX, pues mediante barcos de cabotaje, tanto con destino a la capital como a otros puntos de la isla y del archipiélago, por dicho puerto salía la producción agrícola y se importaban los artículos de consumo, a la vez que servía de entrada y salida de pasajeros.

      Desde 1930 los vecinos de El Escobonal comenzaron a luchar para que el Cabildo de Tenerife construyese una pista entre este pueblo y El Tablado, que pudiese ser utilizada por vehículos a motor, no sólo para tener un buen acceso a las playas de la comarca, donde un considerable número de vecinos ya se dedicaba a la pesca, sino para extender los cultivos de regadío a la franja costera…

       En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo, que en el programa de fiestas en que fue publicado quedó prácticamente ilegible, al maquetarse con un cuerpo de letra excesivamente pequeño:

Artículo-PROGRAMA_TABLADO-2011_Pista_Escobonal_Tablado

La historia y los personajes de Güímar a través de los aniversarios (2012)

      Al llegar las Fiestas Patronales en honor de San Pedro Apóstol, los vecinos de Güímar se preparan para olvidar durante varias semanas los problemas cotidianos y la grave crisis económica en la que estamos inmersos, aunque estas fechas también son idóneas para hacer balance del año transcurrido desde la anterior celebración, tanto a nivel personal como colectivo. Además, a este cronista le sirven para recordar, a través de las efemérides que se conmemoran cada año, algunos de los acontecimientos vividos por este municipio a lo largo de su historia y muchas de las personas destacadas que aquí han nacido o desarrollado su labor. En este año adquieren especial relieve, entre otros: los 200 años de las Cortes de Cádiz que permitieron a Güímar elegir su primer Ayuntamiento independiente del de La Laguna; los 175 años del traslado a septiembre de la festividad de la Virgen del Socorro; los 150 años de la bendición de la nueva iglesia de San José de El Escobonal, así como de la muerte del abogado y político Juan Díaz Núñez; los 100 años de la creación de la Cartería de El Escobonal, así como de la ampliación del cementerio de Güímar y reedificación de su capilla; los 75 años del establecimiento en Güímar de las Religiosas de Nazaret, de la creación de la Cofradía de Romanos y del nacimiento de Pedro Guerra Cabrera, Hijo Predilecto de Güímar; y los 25 años del fallecimiento de Juan Álvarez Delgado, otro Hijo Predilecto de Güímar, así como de la concesión al mismo del Premio Canarias…

      En el siguiente enlace se puede descargar el artículo completo, que en el programa de fiestas en que fue publicado se vio deslucido por los recortes, ya que por problemas de espacio se eliminaron los aniversarios correspondientes a los acontecimientos del año 1987:

Artículo-PROGRAMA_GÜÍMAR-2012_Efemérides_güimareras